Rankia España
Acceder
blog M&G Investments

A la hora de diversificar, «posicionarse y olvidarse» podría no bastar

Consulte nuestro glosario para una explicación de los términos de inversión empleados en este artículo.

Cuando un inversor tiene un solo tipo de activo en cartera, las rentabilidades que obtiene podrían fluctuar más de lo que está dispuesto a aceptar. De este modo, invertir en distintas clases de activos suele considerarse como un buen modo de diversificar para minimizar tales fluctuaciones. Este enfoque puede reducir el impacto de posibles pérdidas en posiciones individuales en la cartera, al compensarlas con ganancias en otras.

Dicha diversificación se basa en la expectativa de que distintas clases de activos responderán de forma diferente a noticias en el mercado. Con el tiempo, no obstante, la manera en que los precios de los activos reaccionan a los acontecimientos tiende a cambiar, y con ello también cambian las relaciones entre distintos activos. Por este motivo, repartir las inversiones entre clases de activos empleando un enfoque de «posicionarse y olvidarse» podría ser insuficiente, especialmente en el entorno de inversión de hoy en día.

No olvide que el valor de las inversiones fluctuará, por lo que el precio de los fondos subirá o bajará y podría usted no recuperar su inversión inicial.

Gráfico 1. Relación incierta entre renta variable y renta fija

M&G

Fuente: Datastream, 2 de agosto de 2018. * Ajustado a nueva base 100 el 29 de mayo de 2015. ** Ajustado a nueva base 100 el 1 de junio de 2016.

Las rentabilidades pasadas no son un indicativo de rentabilidades futuras.

Los datos sugieren que la dinámica vista durante gran parte de los últimos veinte años, según la cual los precios de la renta variable y de la renta fija han solido responder a grandes acontecimientos moviéndose en dirección opuesta, podría estar cambiando. Ello quedó claro en el primer trimestre de 2018, cuando un retroceso significativo de las acciones se vio acompañado de caída de la deuda soberana estadounidense.

Esta dinámica se ve influida en gran medida por el trasfondo de tipos de interés, que ya lleva un tiempo cambiando. Los grandes bancos centrales están poniendo fin a sus programas extraordinarios de compras de activos, y algunos están subiendo el precio del dinero. Este entorno Relación incierta desde junio de 2016 Relación positiva cambiante podría propiciar giros significativos en las relaciones entre clases de activos, un elemento clave para diversificar con éxito. A comienzos de 2018, por ejemplo, los precios de la renta variable estadounidense y de los treasuries mostraban debilidad, pues las subidas de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal y las TIR crecientes de dichos bonos soberanos contribuían a la debilidad y los altibajos de las cotizaciones de las acciones. Previamente, era más habitual que las subidas de tipos acompañaran un crecimiento económico favorable para la renta variable, al interpretarse como una señal de que los beneficios empresariales iban a aumentar.

Este cambio de régimen en las relaciones entre los precios de los activos significa que los inversores podrían verse obligados a buscar diversificación a través de medios menos tradicionales, requiriendo quizá estrategias multi-activos más sofisticadas. Un ejemplo son las estrategias de valor relativo, que consisten en comprar activos que han perdido el valor de los inversores y vender aquellos que parecen caros dentro de las mismas clases de activos, con el objetivo de aprovechar sus diferencias de precio. Otros enfoques más dinámicos son la gestión activa de divisas, la gestión del riesgo de tipos de interés y las exposiciones concentradas en activos menos sensibles al precio del dinero.

El ajuste táctico de exposiciones como respuesta a la volatilidad del mercado podría proporcionar otra fuente clave de diversificación. En el equipo Multi-Activos de M&G pensamos que los precios de los activos pueden verse determinados temporalmente por factores conductuales en lugar de consideraciones fundamentales. Hemos observado que cuando las fuerzas conductuales pierden fuerza a medio plazo, los fundamentales suelen imponerse nuevamente, con lo que los precios vuelven a su «valor justo». Creemos que intentar aprovechar estos desequilibrios transitorios en los precios puede mejorar las rentabilidades y aportar diversificación a las carteras multi-activos.

Hoy en día, parece que las autoridades monetarias están abandonando las políticas de tipos de interés ultrabajos implementadas y mantenidas durante largo tiempo como respuesta a la crisis financiera. No obstante, es imposible pronosticar cómo se moverá el precio del dinero a lo largo del tiempo, y la respuesta de los mercados de renta fija y de renta variable podría ser igualmente impredecible. En lugar de ello, lo importante será prestar atención a sus valoraciones relativas a medida que cambia el sentimiento del mercado.

En nuestra opinión, las valoraciones iniciales de los activos serán cruciales para sus rentabilidades a largo plazo. Muchos activos de todo el mundo aún ofrecen un margen de valoración significativo contra la presión de unos tipos de interés crecientes en los mercados desarrollados. Por ejemplo, ciertos mercados emergentes no han sido beneficiarios del entorno de tipos bajos, con lo que podrían ser menos vulnerables a subidas del coste de financiación.

A medida que los inversores abordan el impacto de los tipos crecientes sobre otros activos, cabe esperar nuevos periodos de fluctuaciones en las distintas regiones y segmentos. En este contexto, las estrategias dinámicas de inversión multi-activos, capaces de responder a las oportunidades que presentan tales fases, podrían tener ventaja a la hora de identificar nuevas fuentes de diversificación cuando las relaciones previas entre activos se desintegran.

Equipo Multi-Activos de M&G

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G International Investments S.A. Domicilio social: 16, Boulevard Royal, L-2449, Luxembourg. 

¿Te ha gustado el artículo?

Si quieres mantenerte informado y conocer las mejores novedades sobre M&G, suscríbete a esta gestora en Rankia.

Autor del blog
  • M&G Investments

    M&G es una gestora de activos internacional, conocida por su enfoque de inversión basado en el largo plazo y la convicción. Llevamos más de 85 años gestionando inversiones de manera activa. Actualmente gestionamos activos por un valor de 323.100 millones de euros (a 30.06.18) en renta variable, multi-activos, renta fija, bienes inmuebles y efectivo para clientes de Europa, Latinoamérica y Asia.

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar