Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

5 consejos para tus inversiones inmobiliarias

Las inversiones inmobiliarias están fuertemente arraigadas en la cultura española, y no nos extraña. La idea de obtener una renta mensual cien por cien pasiva alquilando una casa es tan atractiva que es difícil verle la cara negativa. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce.

Anteriormente ya analizamos si la inversión inmobiliaria merece la pena. Por eso, en este artículo te ofrecemos 5 consejos para tus inversiones inmobiliarias.

Inversiones inmobiliarias con sentido común

1. Haz bien los números

Lo primero que debes tener claro es que una inversión inmobiliaria conlleva muchos riesgos económicos y, por tanto, no es válida para todo tipo de inversores. 

La liquidez de una vivienda es muy reducida, por lo que, si te decides a comprar una, haz antes bien tus números y asegúrate de que no vas a poner en peligro tu estabilidad financiera.

Lo ideal es que cuentes con un colchón de ahorros importante y que además tengas unos ingresos estables. De esta forma podrás afrontar el pago de la hipoteca y de todos los gastos que le cuelgan a una casa si, en el peor de los escenarios posibles, no encuentras inquilinos.

2. Estudia detenidamente la vivienda en la que inviertes

Una vivienda no es precisamente barata, por lo que, si tu intención es comprarla como inversión, hay determinados factores que no puedes dejar pasar por alto. 

El principal es su ubicación. Hay barrios residenciales, barrios de lujo, barrios en el extrarradio… y cada uno de ellos tiene unas particularidades. Debes valorar también si es una zona ruidosa, si hay parques, hospitales y colegios cerca, etc. 

Fíjate también en la antigüedad del edificio, en la orientación del piso, su luminosidad, su estado de conservación… Y, por supuesto, en el precio. Es el factor más importante de todos y el que en última instancia determinará si se trata o no de una buena inversión.

3. Analiza la hipoteca

Un error muy habitual de muchos inversores del ladrillo es no dar importancia a la hipoteca. Creen que cualquiera les vale, y se equivocan. 

La oferta hipotecaria actual es muy grande y es posible encontrar préstamos de todo tipo. Para diferenciar entre buenas y malas hipotecas debes analizar el tipo de interés a pagar (fijo, variable o mixto), el diferencial sobre el euríbor en el caso de las hipotecas a tipo variable, las comisiones, los productos vinculados…

Si quieres reducir el importe total de los intereses, te recomendamos que acortes el plazo de amortización de la hipoteca. La diferencia entre un préstamo a devolver en 20 años y otro en 30 es que por el segundo tal vez pagues el doble de intereses.

4. Comprueba que cumple todos los requisitos legales

Si quieres evitar quebraderos de cabeza en el futuro, debes estudiar todos los aspectos legales de la compra. Por ejemplo:

  • A nombre de quién está la escritura.
  • Su certificado catastral.
  • El número de metros.
  • Si está libre de cargas
  • Si tiene algún contrato de alquiler vigente.
  • Si está al corriente de los impuestos y de los pagos de comunidad y suministros.
  • Si cuenta con cédula de habitabilidad, actualizada y en vigor.
  • etc.

En inversiones de este tipo, más vale pecar de precavido que de ingenuo. Nunca des por sentado nada en un sector tan polémico como el inmobiliario.

5. No te precipites e invierte solo si no tienes dudas

Este tipo de inversiones requieren su tiempo. No puedes tener un arrebato, creer que tienes una ganga entre manos y querer cerrar el trato en 24 horas. La inversión inmobiliaria no funciona así.

Mentalidad slow: no hay por qué tener prisa. Deberías ver un montón de pisos y en diferentes zonas de la ciudad antes de decidirte por uno. Puedes consultar webs como la de Idealista que además permiten hacerle el seguimiento a los inmuebles que te gustan.

Estudia cada piso que veas, habla con los vecinos, conoce el barrio, consulta cómo están los alquileres de la zona… y, en definitiva, invierte solo cuando no tengas ninguna duda de que tienes ante ti una buena operación.

En conclusión, si teniendo en cuenta todos estos consejos, aún sigues con dudas sobre tus inversiones inmobiliarias, siempre puedes optar a una inversión en fondos indexados, ETFs o en tu propia jubilación para obtener un rendimiento de tus ahorros a largo plazo.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
inbestMe, Gestor automatizado con más personalización en España. Carteras de Fondos Indexados, ETFs, estilos ISR, Value, Dynamic y Planes de Pensiones | CNMV-n°272 💼 Tu gestor de inversiones automatizado altamente personalizado e independiente de carteras (Robo Advisors). 🏆 Nuestra doble misión es ayudar a la gente a invertir mejor, aplicando tecnología avanzada al proceso de inversión y mejorar la cultura financiera generando constantemente contenido y eventos de divulgación financiera. Te puedes registrar en pocos minutos a través de nuestra página. Al final del proceso te recomendaremos cuál es el mejor plan para ti. Para ello puedes personalizar al máximo y escoger entre diferentes planes de carteras, perfiles de riesgo y múltiples objetivos vitales. Hemos diseñado carteras altamente diversificadas sea en Fondos Indexados, ETFs o Planes de Pensiones, activos muy eficientes y de bajo coste, para poder maximizar tu rentabilidad real, la que te queda a ti. ¡Tus ahorros se merecen más! 📈 Te crearemos tu cuenta totalmente personalizada. Podrás consultar en tu área de cliente diariamente o casi mejor olvidarte de ella. Nosotros lo hacemos todo por ti. Toma el control de tus finanzas y regístrate en pocos minutos en ➡️ www.inbestme.com
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar