Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
Conceptos financieros necesarios para empezar a invertir

Conceptos financieros necesarios para empezar a invertir

Somos plenamente conscientes de que la inversión es un tema que tira para atrás a muchas personas. El hecho de que exista un riesgo real de perder dinero hace que la mayoría de la gente tenga miedo y no se atreva a dar el paso. Por suerte, es un problema que se puede abordar fácilmente si se dispone de la cultura financiera adecuada.

Si aún no has empezado a invertir, este artículo es ideal para ti. Te explicaremos los 8 conceptos financieros que debes conocer antes de confiar tu dinero a los mercados financieros. Y si ya tienes cierta experiencia invirtiendo, mejor aún. Podrás refrescar tus conocimientos y reforzar tus convicciones.

Conceptos financieros básicos que todo inversor debe conocer:

  • Inflación

La inflación es la subida generalizada y continua del nivel de precios de una economía durante un periodo de tiempo, normalmente un año. En España se mide a través del Índice de Precios al Consumo (IPC), un indicador que cada mes publica el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La consecuencia directa de la inflación es que el dinero pierde valor y, por tanto, los ahorradores pierden poder adquisitivo: como todo es más caro, podrán comprar menos cosas con el dinero que tienen ahorrado. La única forma de combatir la inflación es a través del interés compuesto.

  • Interés compuesto 

Como te decimos, el interés compuesto es el arma que tienen los ahorradores para vencer a la inflación. Pero no solo eso, también es el instrumento matemático perfecto (una progresión geométrica) para generar un gran patrimonio con el paso de los años.

La magia del interés compuesto radica en que los intereses generados por una inversión no se retiran de la misma, sino que se reembolsan en el capital y pasan a generar intereses. Esto provoca un efecto bola de nieve sobre el capital: a más capital, más intereses, y más intereses, más capital.

  • Fondo de emergencia

El fondo de emergencia es el colchón de seguridad que todo ahorrador debe constituir antes de empezar a invertir. Ese dinero tiene que estar disponible en un producto financiero de gran liquidez, como una cuenta corriente o de ahorros, para hacer uso de él cuando sea necesario.

El objetivo de este fondo es hacer frente a los imprevistos que puedan surgir (como una avería del coche o la sustitución de un frigorífico) sin necesidad de rescatar el dinero invertido. Los expertos recomiendan que su importe permita cubrir entre 3 y 12 meses de gastos, aunque esto dependerá de las circunstancias personales de cada persona.

  • Diversificación

Si invirtieras todos tus ahorros en una sola empresa y ésta tuviese problemas financieros, podrías perder tu dinero. Es el riesgo de jugárselo todo a una sola carta o de poner todos los huevos en la misma cesta.

Sin embargo, si repartes tu inversión entre diez empresas, la probabilidad de que las diez tengan problemas financieros a la vez es bastante remota, sobre todo si pertenecen a sectores diferentes y a zonas geográficas distintas. Eso es diversificar.

La diversificación consiste en repartir tus inversiones entre diferentes activos de distinta naturaleza con el objetivo de reducir los riesgos de la inversión. Cuánto mayor sea la diversificación, menores serán los riesgos.

  • Renta fija y renta variable

Aunque se trata de dos conceptos diferentes, los veremos como uno solo porque son los dos activos financieros más importantes en los que se invierte en bolsa. La renta variable (RV) son acciones de empresas que cotizan en bolsa, mientras que la renta fija (RF) son principalmente bonos de Estados y de empresas. 

La inversión en RV nos puede proporcionar grandes beneficios, pero también nos exponemos a sufrir pérdidas. La RF, mientras tanto, es un activo muy seguro y de poco riesgo, pero que ofrece una escasa rentabilidad. Lo ideal es combinar ambos activos en una cartera de inversión que se adapte a nuestra situación actual, a nuestra aversión al riesgo y a nuestros objetivos financieros. 

  • Fondo de inversión

Los fondos de inversión son instrumentos de ahorro que permiten invertir de forma conjunta a sus partícipes. Sin duda, son la forma más sencilla y eficaz de acercarse a los mercados financieros e invertir en activos de renta variable y de renta fija.

Los hay de gestión activa (en los que un gestor profesional selecciona los activos en los que invertir) y de gestión pasiva (en los que la selección de activos no existe porque el fondo replica la composición de un determinado índice bursátil).

  • Comisiones

Las comisiones son los costes que debe asumir el ahorrador para poder invertir (por custodia, de suscripción, de reembolso…). El impacto de estos costes sobre la rentabilidad final de una inversión puede llegar a ser enorme. Por eso lo ideal es elegir productos de inversión con las mínimas comisiones posibles.

En comparación con la banca tradicional, un robo advisor como Finanbest te permite ahorrar hasta un 80% en comisiones y otros costes, lo que te permitirá obtener mayor rentabilidad con tu inversión. Y esto nos lleva al último concepto de nuestra lista.

  • Robo Advisor

Los avances tecnológicos de la última década han puesto todo patas arriba en el mundo que nos rodea, y el sector financiero no ha sido una excepción. Prueba de ello es el nacimiento de los roboadvisors.

Un robo advisor es un gestor automatizado de inversiones, es decir, un servicio de asesoramiento financiero y de gestión de patrimonio basado en algoritmos y modelos matemáticos. Aunque suena a algo complejo y difícil de entender, en realidad es bastante sencillo.

Si no eres experto en bolsa o no tienes el tiempo necesario para estar pendiente de tus inversiones, un robo advisor como Finanbest puede ser la solución a tus problemas. Podrás invertir en carteras de fondos de inversión diversificadas globalmente con unos costes y comisiones radicalmente bajos.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar