La pobreza en el mundo (1970-2006)

19 respuestas
La pobreza en el mundo (1970-2006)
La pobreza en el mundo (1970-2006)
Página
3 / 3
#17

Re: La pobreza en el mundo (1970-2006)

Será al que señalo que las mujeres administran mejor. Eso es machista?. Creí que sería lo contrario. Pero, en fin, inteligencias superiores hay por ahí sueltas.

#18

Si, es machista decir que, solo las amas de casa...la pobreza esta tambien y sobretodo en el cerebro hasta con alzheimer

Brave Girls

---------------------------

Rita Hayworth- Gilda "Put The Blame On Mame"(subtitulos en español)

-----------------------------

Un enlace del ABC, para que la libido conservadora siga tan rancia y caducada como siempre:

La tragedia de Rita Hayworth, el mito erótico al que borraron su pasado español

En el centenario del nacimiento de Rita Hayworth, se publican varios libros que reivindican su figura y bucean en sus orígenes andaluces (vaya no todo es tan malo)

https://www.abc.es/play/cine/noticias/abci-rita-hayworth-aniversario-201810152335_noticia.html#ns_campaign=rot-ed&ns_mchannel=r17-msuizo-play-abc&ns_source=noticia-opinion&ns_linkname=1-la-tragedia-de-rita-hayworth-el-mito-erotico-al-que-borraron-su-pasado-espanol&ns_fee=21

--------------------------------

La censura también agudizó el ingenio, el claro ejemplo estaba en Berlanga que serpenteante lograba transmitir mensajes en sus películas esquivando con habilidad el tijeretazo. Otro caso en la línea, este es casi viral cuando lo viral no había sido todavía apelado, es el de 'Gilda'. La audiencia del momento era perfectamente consciente de que muchas de las películas que podían ver en cines estaban recortadas y adaptadas, y eso dejaba volar la imaginación de los espectadores. En 'Gilda' de nuevo la sensual Rita Hayworth se quita su elegante guante en una actuación. La escena en España no fue censurada, era exactamente la misma que en la versión original, pero entre el imaginario español comenzó a correr la voz de que la escena estaba censurada y en realidad Rita acababa por desnudarse al completo. De esa manera la película se convirtió en un mito del momento en nuestro país.

Un saludo

#19

Si, es machista decir que, solo las amas de casa...la pobreza esta tambien y sobretodo en el cerebro hasta con alzheimer

Por último veremos el planteamiento de Silvia Federici en su obra Calibán y la bruja.

Mujeres, cuerpo y acumulación originaria una autora que consideramos imprescindible para comprender la prehistoria del capitalismo, pues aporta una visión del proceso de acumulación capitalista desde el punto de vista de las mujeres.

La autora explica el genocidio contra las mujeres que tuvo lugar en los siglos XVI y XVII en forma de caza de brujas como parte de la guerra social que se estaba viviendo en el periodo de disolución del orden feudal: la guerra contra las mujeres fue un ataque contra el poder organizado del movimiento campesino.

Este periodo de violencia resulta crucial para entender el orden patriarcal que existe en las sociedades capitalistas actuales. 

---------------------

AKELARRE (1984)

--------------------------

Una historia de vasconia | 9.- La hora de las brujas

Un saludo

#20

Si, es machista decir que, solo las amas de casa...la pobreza esta tambien y sobretodo en el cerebro hasta con alzheimer

Prueba de la demagogia del hilo es que hablamos de paises emergentes donde NO existe una sociedad de mercado como en los paises occidentales.

Decir que la formación de la clase media es por el capitalismo es falso,manipulador e interesado, es a pesar de ello como se produce en la sociedades occidentales más desarrolladas.

-------------------------------------

Otra definición de «capitalismo de Estado» es sostenida por corrientes económicas no marxistas. La revista británica  The Economist en el número de enero de 2012 íntegramente dedicado al capitalismo de Estado analizó este sistema mediante varios artículos dedicados a tratar los casos de países como  ChinaBrasilRusiaArgeliaEgipto y  Sudáfrica.

Según estas visiones «el capitalismo dirigido por el Estado no es una idea nueva» sino que ya existía en el  siglo xvii como lo atestigua la  Compañía Británica de las Indias Orientales, pero que ha tenido un «dramático renacer» a partir de la  década de 2000, evidenciado por el hecho del avance mundial de las empresas estatales.​

https://es.wikipedia.org/wiki/Capitalismo_de_Estado

-------------------------

Si Inglaterra soportó sin graves daños la calamidad de las enclosures, se debió a que los Tudor y los primeros Estuardo utilizaron el poder de la Corona para modular el proceso de desarrollo económico hasta que éste fuese socialmente soportable, y ello sirviéndose a la vez del poder del gobierno central para socorrer a las víctimas de la transformación e intentando canalizar dicho proceso de forma que sus efectos fuesen menos devastadores.

Hemos dicho anteriormente que Polanyi presenta los primeros siglos de los cercamientos con la intención de establecer un paralelismo con la Revolución industrial. El paralelismo reside en que en ambos momentos críticos la sociedad inglesa estuvo expuesta al peligro de efectos devastadores. La diferencia consiste en que si bien en la época de los primeros cercamientos la sociedad contaba con instituciones que a fuerza de lograr frenar el ritmo del cambio lograron la adaptación de la sociedad, durante el periodo de la Revolución industrial, como veremos con mayor profundidad más adelante, lo que ocurrió fue que todo el tejido institucional que obstaculizaba la tendencia a la mercantilización fue destruido, y la población inglesa se vio sometida a un tremendo shock cuyos efectos catastróficos desde el punto de vista social eran reconocidos de manera unánime. En todo caso, la perspectiva económica desde la cual los historiadores leían la historia como el avance imparable del progreso económico que había desembocado en el inevitable triunfo de la economía de mercado. 

De este modo, los historiadores económicos supuestamente discípulos de Smith, dice Polanyi, tomaron una extraña actitud ante los acontecimientos del pasado: dejaron de prestar atención a las sociedades pasadas para centrarse tan sólo en la época histórica más reciente, en la que fuera posible encontrar la práctica del intercambio a una escala significativa. Las economías en las que no existían tales prácticas fueron consideradas “primitivas” y preeconómicas, es decir, en un estado anterior a la aparición de organización económica alguna, y reducidas a fenómenos prehistóricos. En cuanto sociedades pre-económicas carecían de interés científico, y en consecuencia fueron olvidadas por la historia económica, cuyos especialistas, ateniéndose a los axiomas de la economía neoclásica y su visión reduccionista de lo económico a fenómenos de mercado, terminaron por reducir su campo de estudio únicamente a las sociedades en las que pudieran encontrarse los rasgos característicos de las economías de mercado, al menos en un estado embrionario. Así pues, la historia económica borraba de un plumazo la mayor parte de las sociedades humanas: allí donde no pudiera encontrarse al “hombre económico”, movido en su comportamiento por una desnuda motivación.

1.3.2. La crítica al análisis económico y el desvelamiento de la “falacia económica” 

En definitiva, la mentalidad de mercado consiste en la “ilusión general de una época” dominada por la fe en un progreso económico espontáneo y el mercado como elemento constituyente de la libertad.

En suma, la mentalidad hace perder de vista el carácter altamente artificial de una economía de mercado.

La naturalización de las nuevas condiciones de vida suponía considerar la sociedad de mercado como resultado de un desarrollo general de la historia, cayendo en el olvido los traumáticos procesos históricos que crearon las condiciones para que el capitalismo industrial se abriera paso. 

El origen de la sociedad de mercado fue atribuido a una suerte de evolución social, como si la economía capitalista hubiera brotado de manera espontánea y natural. Se obvió completamente el hecho de que para que en una sociedad pudiera funcionar una economía de mercado previamente había que someterla a una serie de transformaciones que en ningún caso son producto de una evolución espontánea, sino que se necesitaba poner en marcha un intenso intervencionismo, la mayor parte de las veces empleando la fuerza y la violencia. 

En el siglo XX los resultados de las investigaciones llevadas a cabo por etnólogos e historiadores venían a poner en cuestión los postulados de la economía clásica y neoclásica sobre la naturaleza humana y la sociedad. Desde una pluralidad de perspectivas ofrecidas por las distintas ciencias humanas –la antropología social y económica, la historia arcaica y la historia económica– se llegaba a la misma conclusión: las hipótesis sostenidas por el liberalismo económico y que servían de fundamento para defender el orden social capitalista por estar basado en características inmutables de la naturaleza humana eran sencillamente falsas. En realidad, dice Polanyi, no hubo ni una sola de las hipótesis de la filosofía del liberalismo económico, sobre la naturaleza humana o sobre la sociedad, formuladas explícitamente o presentes de manera implícita, que no fuese completamente refutada.

“La antropología cultural reveló un buen número de motivaciones sin ánimo de lucro que llevaban al hombre a tomar parte en la producción; la sociología refutó el mito de la expansión de la tendencia utilitaria; y la historia de la antigüedad habló de grandes culturas con enormes riquezas que no tenían un sistema de mercado.

http://eprints.ucm.es/47358/1/T39858.pdf

---------------

http://www.comision-economia.com.ar/2013/06/23/capitalismo-de-estado-el-caso-chino/

Un saludo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar