José María O'Kean advierte de que China está iniciando su segunda 'invasión mundial'

0 respuestas
José María O'Kean advierte de que China está iniciando su segunda 'invasión mundial'
José María O'Kean advierte de que China está iniciando su segunda 'invasión mundial'
#1

José María O'Kean advierte de que China está iniciando su segunda 'invasión mundial'

José María O'Kean, catedrático de Economía Aplicada y alma máter de la Universidad de Sevilla, cree que China está iniciando lo que podría llamarse como una "invasión financiera". Esta etapa llega tras el proceso de "invasión del mundo occidental de productos chinos". La tercera y última etapa, que aún no se sabe cuando va a llegar, es la invasión cultural, asegura el economista español.

Así lo explica O'Kean en su blog personal. La primera etapa era 'invadir' el mundo con sus bienes y servicios: "La estrategia era aprovechar su mano de obra abundante y barata para invadir al mundo occidental de productos chinos. Para ello tenían que superar una prueba: entrar en la Organización Mundial del Comercio (OMC, 2001) para que los demás países no respondieran a su avalancha con medidas proteccionistas".

"Esperaron más de diez años, tras los sucesos de Tiananmén (1989) y las lógicas reacciones posteriores, pero se aseguraron así el éxito de una estrategia basada en las exportaciones y en aprovechar los elevados niveles de rentas de los países occidentales. Una estrategia que dejó obsoleta la industria manufacturera occidental y mandó al desempleo a millones de personas", China había ganado la primera batalla, se había convertido en la gran fábrica del mundo, exportaba más bienes y servicios que ningún otro país e iba aprovechando ese superávit comercial para acumular una gran cantidad de reservas internacionales de divisas.

China gana la primera batalla

"El éxito de esta política es conocido. Unas elevadas tasas de crecimiento continuadas, mejoras en el nivel de vida de su población y haberse equiparado a EEUU como primera potencia económica mundial. Los requisitos para este impresionante crecimiento eran dos: unas exportaciones mundiales en crecimiento y una tasa de ahorro interna muy elevada que financiara una inversión anual de casi la mitad del PIB anual", explica el catedrático de la Universidad de Sevilla.

Pero la crisis financiera de 2007 cambió los planes de China, que vio como un modelo basado únicamente en las exportaciones hacía que el país fuera excesivamente dependiente del mundo, señala O'Kean: "Además, los costes de producción empezaban a subir en China y les hacía perder competitividad, así como las subidas internas de precios y la apreciación de su moneda. El modelo debía cambiar también por la propia presión social interna que demandaba mejoras generales del nivel de vida". +

De modo que los dirigentes chinos "optaron, entonces, por fomentar el consumo interno, bajaron tipos de interés, aumentaron los préstamos esperando que el Consumo diera el tirón que antes daban las exportaciones. Pero un mayor consumo sólo se realiza a costa de un menor ahorro y, con menos ahorro, cuesta más financiar el elevado volumen de inversión que la economía china necesita para seguir creciendo a su tasa natural: el 7%". China necesita crecer con fuerza para mantener a una cada vez mayor población activa empleada.

Pero este cambio de modelo entraña algunos problemas que obligan a China a cambiar ciertas cosas en su economía. Para seguir creciendo a un ritmo que permita mantener los bajos niveles de desempleo se necesitan mantener los niveles de inversión, que ahora ya no se pueden cubrir con el ahorro nacional (que es mucho menor porque el consumo cobra fuerza).

"¿Cómo financiar esta impresionante inversión?"

O'Kean asegura que nos encontramos ahora mismo resolviendo esta cuestión: "Y aquí viene el momento que estamos viviendo. Con un segundo asalto: la invasión financiera. Analizar la depreciación del yuan con una visión cortoplacista no permite apreciar la trascendencia de lo que se está iniciando. La explicación a corto plazo es que han depreciado su moneda para fomentar las exportaciones y garantizar así la senda de crecimiento", pero esta versión quizá no explique del todo el movimiento real que busca realizar China.

"Creo, sin embargo, que el análisis hay que mirarlo más a largo plazo, atendiendo a que China está pasando de tener una moneda con un tipo de cambio fijo a otro flexible como le viene demandando el FMI para que el yuán (RMB) entre el cesta de los Derechos Especiales de Giro (SDR). De esta forma China empezaría a pagar en yuanes sus importaciones y la compra de todo tipo de activos internacionales y permitiría una entrada de capitales que pudiera financiar unas inversiones que los ahorros chino ya no pueden financiar. Podría así, como hace EEUU, utilizar el señoriaje para financiar sus déficits públicos, emitiendo moneda nacional que los demás países acaparan como divisa estratégica y seguir manteniendo, en lo posible, un sueño del que tiene que despertarse ya: una gran economía no es capaz de crecer tanto tiempo al 7%", sostiene el catedrático de la Universidad de Sevilla.

Mientras que se produce esta transición los mercados sufren el cambio y la incertidumbre: "El desconcierto se apodera de nosotros en otro agosto para el recuerdo, las bolsas se hunden y miramos con desconfianza al futuro... No es para menos, la segunda oleada del peligro amarillo está ya en el horizonte. El gigante económico va a ser también un gran gigante financiero. ¿La tercera invasión?... esa será cultural, pero aún es pronto", sentencia el economista español.

Leer más: José María O'Kean advierte de que China está iniciando su segunda 'invasión mundial' - elEconomista.es http://www.eleconomista.es/economia/noticias/6938692/08/15/Jose-Maria-OKean-advierte-de-que-China-estan-iniciando-su-segunda-invasion-mundial.html#Kku8eIPfYuF66JAq

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar