El caso de Afinsa - La antología del disparate: de estafa piramidal financiera a Ventas en Pirámide

21 respuestas
El caso de Afinsa - La antología del disparate: de estafa piramidal financiera a Ventas en Pirámide
1
suscriptores
El caso de Afinsa - La antología del disparate: de estafa piramidal financiera a Ventas en Pirámide
Página
2 / 2
#16

Re: El caso de Afinsa - La antología del disparate: de estafa piramidal financiera a Ventas en Pirámide

Un negocio sin sentido económico

El ponente de la sentencia, Ramón Sáez, argumenta cómo Afinsa era un negocio inviable, puesto que carecía de sentido económico. La falta de valor de los lotes de sellos en el mercado exterior, “único donde el bien puede ganar liquidez, hacía ilusoria la idea de que soportaban económicamente la inversión del cliente”. La filatelia de Afinsa, según concluye el Tribunal, tenía un ínfimo valor en el mercado, muy inferior al precio de venta y recompra que figuraba en los contratos. Las estampillas no volvían al mercado.

En muchos casos eran de muy baja calidad y bajo precio, eran falsos o estaban manipulados, o tenían un ínfimo valor porque eran productos sin demanda (pruebas de imprenta, bocetos o propaganda)

El negocio era inviable teniendo en cuenta que ya en el primer tramo de la operación se sobrevaloraba de manera impresionante el bien por lo que a partir del vencimiento del plazo, todo contrato generaba pérdidas. Además, Afinsa generaba gastos que aumentaban el déficit patrimonial. A fecha de la intervención, el pasivo registrado era de 2.574.343.530 euros. “La compañía colapsó en el momento de la intervención judicial- explican los jueces en su sentencia- porque no se podía seguir una actividad sin sentido económico, que generaba pérdidas. El negocio de Afinsa llevaba plazo de caducidad. Cualquier crisis de confianza derribaría la pirámide”.

Estafa piramidal

Cuanto más crecía la actividad de Afinsa, mayores eran las pérdidas. El negocio se mantenía porque la estrategia de ventas funcionaba, gracias a una red comercial altamente retribuida y distribuida en 716 delegaciones que debía acreditar una producción mínima. Estos agentes comerciales conseguían reproducir la operativa, atrayendo a nuevos clientes que se incorporaban a los ya vinculados con Afinsa y cuyas aportaciones respondían a las deudas contraídas, como en una estructura piramidal. La financiación multiplicaba las deudas porque incrementaba los compromisos de futuro con los clientes y los gastos de funcionamiento, con base en la ficticia sobre-valoración de los sellos. A la fecha de la intervención judicial Afinsa tenía 190.022 clientes que habían aportado 2.220,66 millones de euros.

Además de los inversores perjudicados otras 2.438 personas físicas figuraban como acreedores de la compañía. En sus almacenes se acumularon 150 millones de sellos. Se compraban de modo indeterminado, sin especificar la calidad ni el estado de conservación porque precisaban de bienes para seguir operando con sus clientes. Necesitaban “una ingente cantidad de filatelia” que recogían de los almacenes de los comerciantes y que por su escaso valor no habían sido ni catalogados: pruebas de imprenta, pruebas de color progresivas, desechos, bocetos, propaganda, sellos fiscales “especímenes y otras rarezas a las que adjudicaron precios elevados”, constata el tribunal, que ha analizado las últimas 10 sentencias del Tribunal Supremo sobre esta materia.

La práctica engañosa de la pirámide se acredita cuando el consumidor o usuario realiza una contraprestación a cambio de una compensación económica derivada fundamentalmente de la entrada de otros consumidores o usuarios en el plan, y no de la venta o suministro de bienes o servicios. El tribunal recuerda que en ese sistema piramidal, según la teoría económica, para cumplir con las obligaciones de los acreedores es preciso que otras personas aporten dinero por un producto que vale menos. Al final, todo sistema piramidal se viene abajo y fracasa porque el negocio lleva en su lógica interna su propio colapso.

Sobrevaloración constante de los sellos, clave del engaño

El tribunal en su sentencia destaca que la esencia de la estrategia del engaño radica en un negocio ficticio, en donde Afinsa garantizaba la revalorización constante de los sellos, en una suerte de “relato imaginado, que solo inversores no informados y crédulos podían aceptar sin reserva”. El cliente invertía en la medida que se le prometía la devolución del capital incrementado, con un interés sin competencia. Pero el ponente, Ramón Saéz, en su sentencia entra en el concepto de “valor” para concluir que el sello solo adquiere valor económico en el proceso de intercambio, porque la producción y el cambio son creadores de valor, por lo que no se puede predicar del sello “un valor intrínseco”, sino que ese valor económico lo adquiere cuando acude al mercado, en la filatelia, en la subasta y en especial, cuando encuentra un comprador, algo que no ocurría en el negocio de Afinsa en tanto que era interno, cerrado y ficticio, donde los sellos se retiraban dela circulación.

El ponente recuerda otras especulaciones financieras de la historia europea para concluir que en el caso de los sellos no hay valor intrínseco al margen del intercambio y que el precio de adjudicación fijado por Afinsa a sus clientes “suponía una intolerable sobrevaloración del bien sobre su precio de mercado”, en un negocio “ajeno a las miradas de terceros” puesto que Afinsa adquiría sellos postales y otros efectos similares y luego los vendía a sus clientes a un precio sobredimensionado, en relación con el de mercado, y se lo recompraba posteriormente a un precio mayor. Una vez dentro de su “mercado clausurado”, la filatelia era vendida y comprada una y otra vez por Afinsa y los clientes, “clientes fieles que renovaban su contrato o nuevos inversores que era incorporados al circuito”.

Falseamiento contable

La sentencia argumenta que la contabilidad de Afinsa distorsionaba la realidad económica de la compañía, donde se ocultaban con artificios técnicos su situación patrimonial y la producción de pérdidas constantes, “ofreciendo una saneada situación económica de solvencia que era una mera apariencia sustentada en la inmensa liquidez que proporcionaban los contratos de inversión” Las cuentas, según describe el tribunal, arrojaban un activo descompensado, porque anotaban beneficios de explotación que no eran tales (la primera venta del lote al cliente) sin hacer constar los compromisos irrevocables asumidos por Afinsa con el cliente, al vencimiento del contrato, que obligaba el reembolso de la inversión y la retribución del interés pactado y que no se computaban en el pasivo contable. La filatelia se valoraba no a precio de mercado, el de adquisición, sino al de adjudicación al cliente, que llevaba consigo un aumento de valor injustificado. Así, se anotaban beneficios ficticios, omitiendo que se trataba de negocios que concluían siempre con la recompra de la filatelia por el capital recibido más el interés pactado, lo que generaba pérdidas constantes.

HECHOS QUE HAN SUPUESTO TANTA DESGRACIA A TANTOS AFECTADOS.   REPITO:  ¡¡HECHOS!!

LOS VERDADEROS AFECTADOS SE HAN ABURRIDO DE OÍR/LEER TANTA FALSEDAD INTERESADA.

JUSTICIA PARA LOS CONDENADOS Y RESPONSABILIDAD PATRIMONIAL DEL ESTADO.

#17

Re: El caso de Afinsa - La antología del disparate: de estafa piramidal financiera a Ventas en Pirámide

Una sentencia dolosa, vergonzosa y plagada de falsedades, incoherencias y contradicciones absurdas. Argumentos irracionales y burdos que ya los desmontara el perito contable D. Adolfo P. Estebaranz, en otro juicio sobre Fórum.

Una sentencia que también vulnera la ley e ignora la jurisprudencia vigente.

Una sentencia prefabricada "ad hoc", por unos jueces prevaricadores, corruptos hasta la médula y vendidos al sistema.

Una sentencia llena de mentiras infames que no se sostienen, en tanto que no se demuestran al no poder aportar ni una sola prueba.

Un juicio, además, plagado de irregularidades y en el que se coartó, ignoró e impidió declarar a los peritos presentados por la defensa.

Un espectáculo vomitivo y deplorable, pretendiendo dar validez a razonamientos "infumables" y despreciando cualquier mínimo sentido, lógico.

En definitiva, una parodia jurídica nauseabunda, sonrojante e impropia de cualquier país civilizado.

#18

Re: El caso de Afinsa - La antología del disparate: de estafa piramidal financiera a Ventas en Pirámide

¡Ahhhhh . . . .!

#19

Re: El caso de Afinsa - La antología del disparate: de estafa piramidal financiera a Ventas en Pirámide

Conviene añadir algunas consideraciones muy importantes, a ese ridículo intento de tratar de justificar (casi con desesperación) lo injustificable, en ese patético "ladrillo" de sentencia que elaboraron los jueces. Y, es que al final se reduce todo a unos pocos “fundamentos” que carecen de contenido real y objetivo.

Cualquier economista rebatiría de inmediato, ese hilarante supuesto de que la empresa operaba en un mercado “cerrado”, como si los clientes no tuviesen libertad para entrar o salir cuando lo prefiriesen. Igual de mezquina es la idea punitiva de un producto sobre – valorado, en una economía de libre – mercado. Resulta significativo, por lo mismo, el hecho de que se les impidiera declarar a otros testigos y expertos, sobre todo a peritos imparciales, extranjeros.

Otra repulsa es la que pretende incidir sobre el vituperado pacto de re – compra que había suscrito la empresa con sus clientes. Muy notorio, es el esforzado interés por hacer ver que este compromiso, si no es ilegal es cuando menos, ilegítimo. Como si hubiese algo truculento en una estrategia comercial que en última instancia, tenía que estar avalada o respaldada por la solvencia de la empresa. Esto lo conocían o debían saberlo los clientes. De igual modo, el que decidiera comprar un piso hace 12 años, tenía la responsabilidad de ver si había una burbuja o no y si las inmobiliarias o los Bancos, eran solventes.

Curioso y no menos importante, también, el hecho de que a mucha gente le choque la falta de mención en esa sentencia, a una responsabilidad del Estado. La paradoja está en que son los mismos que aplauden esa sentencia condenatoria, sobre los directivos culpabilizados, quienes critican a su vez que no se haga responsable al Estado. Exigen al Estado y por ende, a los jueces, la reparación del daño que les infligieron otros (según la sentencia que aplauden).

Un daño sobre el que abren la opción, al avalar esa sentencia, para que ellos mismos sean (junto con los estafadores) los únicos responsables. No niegan que fueron estafados (según ellos), pero no quieren reconocer el hecho de que fueran unos “pardillos”, “listillos”, “codiciosos”, …, etc. etc. Quienes se arruinaron cuando compraron un piso en plena burbuja, admiten que fueron “tontos” y no culpan al Estado, por no vigilar a los promotores que les estafaron, al venderles pisos "sobre - valorados".

#20

Re: El caso de Afinsa - La antología del disparate: de estafa piramidal financiera a Ventas en Pirámide

Yo en la argumentacion nada mas que veo teoria y parloteo , no aporta datos concretos salvo la cifra de 2.500 millones de deuda ,  , todo eso sin tener en cuenta que tubo que hacerse una segunda valoracion de  la filatelia despues del informe pericial de Gravalos para que al señor juez B.Garzon le cuadrase un pasivo con balance negativo.Si hubo mas de 2500 millones de perdida a cuanto  ascendio el desffase por años . 25000/27 = 92,59 millones por año de media  , dividelo por el numero de clientes que realizo un contrato al año y veras que estan engordando las cifras.

por otro lado 2500000000 de deuda / 150.000.000 =16,6666666666666 

con que cada sello valiera 16,6 euros cada uno superia  la deuda , deuda con los clientes por que el gobierno socialista no es nadie para intervenir como  tampoco lo hizo con la empresa construcora Martinsa Fadesa con 7.200 millones declarandose insolvente el grupo en el 2011 .Con lo bien  que escudriñan en los papeles de Barcenas  con la caja B y el correspondiente lapiz fluorescente verde , donde estan las auditorias de cuenta anuales conectadas directamente con la agencia tributaria

Yo se que nunca vamos a recuperar el dinero por que han hecho un pacto de Estado  como el pacto de Toledo en el mantenimiento de las pensiones o en la lucha terrorista y se ademas que el Estado español esta moviendo hilos para que no se litigie en Europa pero la verdad  no me la va quitar nadie por mucho que suene el himno de la seleccion española

#21

Unas NOTAS sobre La Sentencia de la Sala de lo Penal, sobre Fórum Filatélico, S.A.

En julio del pasado año, publicaron la sentencia que absolvía de los delitos por cargos, a la Junta Directiva de la Compañía.

¿Y, nosotros qué? 

¿Quién nos compensa por nuestras vidas rotas tras la intervención?

¿Quién nos devuelve nuestro dinero por una intervención que nunca debió darse? 

Sin entrar en profundidad en aquél instante, la asociación ANVIFA dejó unas notas de lo que les pareció "esto" que llamaron sentencia:

¡¡¡'NUESTRAS FELICITACIONES!!! para la Junta Directiva, evidentemente eran inocentes y ya han pagado una condena de 12 años, sin sentencia. 

- Un "bodrio" de sentencia, hecha a modo de relato, de explicación para tontos de lo que creen que ha pasado, construido a base de adjetivos calificativos, "descalifiativos", para suplir la argumentación legal que la sostuviera. Una sentencia redactada sin rigor y sin rubor.

- Por otro lado, sigue manteniendo como único argumento para sostener los delitos que eran empresas financieras y sus operaciones, préstamos, lo que es contrario a la ley y a todas las sentencias anteriores. Pero que coincide con la tesis del Fiscal y los jueces instructores: Pedraz y Marlaska.

 ¿Se imaginan que les hubiera llevado la contraria?

¿Se podrían imaginar que hubiera dejado como culpables del expolio y ruina de las 500.000 familias afectadas, al actual fiscal anti - corrupción y al flamante ministro de Interior, al poderoso ex - juez Garzón y al juez estrella, Pedraz? ("Progresistas" todos ellos).

 - Penas de "roba - gallinas" para el abogado, el director general, los auditores y el presidente, por 3.300 millones de euros de los que "decían" acusarles.

 No nos entiendan mal, no pensamos que sean pequeñas, la pregunta es: ¿Por qué penas tan ínfimas, en comparación con el daño?

¿Acaso alguien puede creer que después de 13 años, los jueces se han vuelto blanditos?

No señores, no, han ido a por ellos como hienas, les han metido el máximo y quizás en exceso, eso ya se verá, porque aquí no va a acabar esto. El tema llegará a la "JUSTICIA" (hasta a la mismísima ONU si es preciso).

Para nosotros, el tema está claro, si no le han metido más es porque en realidad NO HAY NADA. Se trata de dar una sentencia para la prensa, por eso lo del relato que venga a ratificar la sentencia mediática que la propia prensa dictó desde el minuto uno de la intervención. Una sentencia que no se mantiene con argumentación legal, porque no existe. Una sentencia mediática interesada, dictada por alguien con oscuros intereses y con mucho poder y a la que estos jueces "progresistas", solo ponen el sello.

Nadie se puede creer esta sentencia, en la que se condena a una sola persona que fue acusada de robar, 3.300 millones de euros, engañando a 269.203 clientes (nada menos). Pero, también tendrían que condenar al BdE, a la CNMV, al Ministerio de Economía y Consumo, al de Justicia, al ICAC (Instituto de Contabilidad y Auditorias de Cuentas), a la Abogacía del Estado, al Congreso y a la sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo. Sí y todo ello, durante 27 años en los que gobernaron, tanto el PP como el PSOE.

Ahí lo tienen,  Francisco Briones.  ¿Un ladrón o un genio? 

(O el chivo expiatorio que purgará las culpas de otros).

Te puede interesar...

- No hay entradas a destacar -

- No hay entradas a destacar -

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar