Informe Wertefinder Marzo 2021

1 Preliminares  

La evolución de los mercados bursátiles está cada vez menos influenciada por el curso de la  crisis de Corona, pero en mayor medida por la rotación de los sectores tecnológicos y cíclicos,  así como por la evolución de los tipos de interés. Aunque en Europa la recuperación de la  economía nacional sólo se pone en marcha lentamente debido al lento proceso de vacunación,  en Estados Unidos y Asia se registran de nuevo tasas de crecimiento acentuadas. En este  contexto, los mercados se centran más en una evaluación sobre los costes de la crisis que en un  seguimiento meticuloso de los últimos indicadores económicos. En particular, las amortizaciones  asociados al alto nivel de deuda durante los próximos años resultarán un factor de carga, ya que  limitarán el margen de maniobra para una política económica más expansiva. 

Sin embargo, más allá de la evolución económica, la actividad económica también se verá  condicionada por la evolución política en un futuro próximo, como el renovado conflicto entre  EE.UU. y China por cuestiones de derechos humanos y las nuevas tensiones entre la UE y China.  La nueva escasez de semiconductores también es un lastre para la economía mundial, que en  algunos casos ha provocado incluso pérdidas de producción en la industria del automóvil.  

Más allá de la crisis de Corona, el medio ambiente y la tecnología volverán a ser protagonistas.  Europa tiene una clara desventaja de ubicación en lo que respecta a ambas cuestiones: aunque  el nuevo Presidente de EE.UU., Biden, ha otorgado al medio ambiente un papel central, EE.UU.  tiene una ventaja estratégica a la hora de aplicarlo, porque tiene unos costes energéticos mucho  más bajos que los de Europa y, por tanto, más oportunidades para realizar cambios dirigidos a la  transformación energética.  

Desde el punto de vista tecnológico, Europa está cada vez más atrasada con respecto a Estados  Unidos y China. Las razones son complejas, pero las siguientes explicaciones ilustran el  problema: 

  • Poca integración entre ciencia, investigación e industria. 
  •  Una preparación poco desarrollada para la financiación con capital riesgo • Falta de un gran mercado interior con normas culturales, reglamentarias y financieras  uniformes 
  • Sistema de remuneración rígido que no atrae a los mejores investigadores 

La debilidad tecnológica de Europa es particularmente evidente en el lento desarrollo de la  inteligencia artificial (IA). En el Libro Blanco de la Comisión Europea de febrero de 2020, por  ejemplo, la Comisión hace mucho hincapié en los aspectos normativos y éticos. La cuestión de  cómo, por ejemplo, se puede transmitir las habilidades para el uso de la IA a una mayor parte de  la población queda completamente relegada a un segundo plano. Aunque la IA está penetrando  cada vez más en todos los ámbitos de la vida y es indispensable como tecnología clave para  muchas ramas de la industria, el tema de la IA se ve a menudo incluso con recelo. Esto también  es visible en los recursos comparativamente muy modestos que se ponen a disposición en el  país industrializado de Alemania. Aunque el llamado Consejo Digital del gobierno alemán fue  creado por el canciller en 2018 para promover la IA, la composición de este organismo plantea  grandes interrogantes sobre su seriedad: El consejo está formado, entre otros, por los ministros  Heil, Scholz, Altmaier, el ex ministro Barley y el secretario de Estado Suder, que apenas tienen los  conocimientos científicos y empresariales necesarios para evaluar el desarrollo futuro, los límites  y los posibles usos de la IA. Uno de los miembros más destacados del consejo, el científico jefe  de Amazon, ya ha abandonado el consejo mientras tanto. Finlandia, Suecia y los Países Bajos  están adoptando un enfoque mucho más ambicioso, con el objetivo explícito de educar a más  del 1% de la población en los fundamentos de la IA (más del 1% ha realizado ya los cursos  disponibles públicamente para cualquier ciudadano de la UE).  
 

2 Desarrollo económico en EE.UU.  

El programa de estímulo económico de EE.UU. suscita dudas sobre si un recalentamiento de la  economía podría provocar un aumento prolongado de la tasa de inflación. Aunque muchos  observadores siguen asumiendo que un aumento de la inflación es sólo temporal, hay voces de  peso que temen un aumento que no sea sólo temporal. El peligro de la inflación se expresa 

directamente en el aumento de los precios de los productos básicos. La subida se ha calmado un  poco últimamente, pero sigue existiendo el peligro de que el aumento de los precios de las  materias primas se traslade, al menos en parte, a los productos de consumo y provoque  entonces una espiral de precios salariales. Como muestra el gráfico siguiente, que compara los  precios de varias materias primas, la evolución de los precios de las materias primas importantes  no fue uniforme: los precios de los metales subieron con especial fuerza, mientras que los precios  de los materiales y los productos forestales se movieron más o menos en línea con el índice  general de materias primas (GSCI). Los precios de los productos forestales son de especial  importancia para la construcción de viviendas, ya que muchas casas en EE.UU. se siguen  construyendo con madera y este sector es clave.  


Evolución de materias primas selectas (indices)

 

Sin embargo, la subida de los precios de las materias primas es sólo un síntoma del problema  subyacente de la sobreexplotación de los recursos de la economía. Los economistas siguen la  brecha de producción como indicador de un posible recalentamiento. Ya nos referimos a los  detalles en nuestro último informe mensual.  

La mayoría de los indicadores económicos de EE.UU. confirman la recuperación económica, que  también está siendo impulsada por los programas de estímulo del gobierno. Además de la  recuperación económica, la economía estadounidense se está beneficiando de un impulso  estructural adicional gracias al aumento de la construcción residencial. Este sector clave está  experimentando un impulso sostenido debido a varios factores, entre ellos el crecimiento de la  población, la tendencia a la vivienda de alquiler y la necesidad de sustituir las viviendas que  necesitan ser renovadas.  

El fuerte aumento previsto del crecimiento económico en EE.UU. se extenderá también a otras  regiones del mundo. La repercusión de este estímulo en Europa dependerá también en gran  medida de como se enfrente Europa a la crisis de Corona y de la rapidez con que lo haga.  

 

3 Cartera  

El fondo Renta 4 Wertefinder acumuló en el marzo una subida del 3,37%. En la cartera no  hicimos cambios ni en cuanto a la exposición a la renta variable ni en cuanto a valores  individuales en el mes de marzo.  

Entre los valores que más aportaron se encuentran los valores tecnológicos, liderado por  Brainchip, One Stop Systems, Plugpower y IP Group que en el conjunto aportaron más de un  2%. En el caso de Plugpower se trata de una recuperación después de caídas el mes anterior  mientras en el caso de IP Group se trata del anuncio que una empresa que forma parte de la cartera de IP Group (Oxford Nano Pore) lanzará este año una IPO. Entre los valores que acusaron  una rentabilidad negativa se encuentran Biogaia y Palantir.  
 

4 Resumen  

La estabilidad de las subidas en EE.UU. y en gran parte de Asia constituye una buena base para  la continuación de la tendencia positiva en los mercados bursátiles. Dado que los paquetes de  estímulo económico están impulsando principalmente la "vieja" economía, es probable que la  rotación de sectores continúe durante un tiempo. El siguiente gráfico ilustra de forma  impresionante el mejor comportamiento de los índices de „valor“ en los últimos dos meses,  comparado con los índices de crecimiento del S&P 500.  

Desde el punto de vista de los tipos de interés, hay un cierto alivio a corto plazo, ya que la subida  de los precios de las materias primas se ha detenido. Sin embargo, el aumento de las  expectativas implícitas de inflación a largo plazo sugiere que los mercados esperan que la  inflación aumente de forma más acusada. Por lo tanto, en este entorno, seguimos esperando que  los tipos de interés estadounidenses tiendan a subir. Sin embargo, los mercados deberían ser  capaces de absorber esta subida de los tipos de interés, al menos mientras vaya acompañada de  unos datos económicos significativamente mejores.  


Comparación entre los índices valor y crecimiento en el S&P 500

 

El mayor riesgo para los mercados financieros y la economía dependerá probablemente de si las  mutaciones actuales del virus evolucionan hacia los llamados mutantes de escape, contra los que  las vacunas actuales son en gran medida ineficaces. Que este peligro es muy real queda ilustrado  por los acontecimientos en Manaos. En este caso, la llamada mutación de escape P.1 (se hace  pocos días se detectó ya en Mallorca) se está extendiendo rápidamente, aunque muchos en la  población ya han contraído el coronavirus una vez. Por tanto, existe el riesgo de que se produzca  una carrera entre la propagación de nuevas cepas de virus y el desarrollo de nuevas vacunas  eficaces. En un escenario optimista, sin embargo, deberíamos asumir que la ciencia y la  investigación serán capaces de suministrar a la población vacunas eficaces mucho más  rápidamente en el futuro y también organizar la logística de su distribución más eficiente que  ahora.  
 

Bad Homburg, el 15 de abril de 2021 
 

Jürgen Brückner 

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar