1 recomendaciones
3

El año del mono lleno de osos.

 

Esta semana comenzaba el nuevo año lunar en China, el año del Mono rojo de fuego, y de rojo se han impregnado los mercados en esta semana saliendo los osos de sus cavernas.

Y todo esto estando los mercados chinos cerrados durante toda la semana, veremos cuando abran el lunes, estando entonces el mercado estadounidense cerrado por la festividad del día del Presidente.

 

 

¿Qué está pasando en los mercados?

 

Se podía resumir en que se han perdido los fundamentales, y con ello la confianza que lleva a que se pondere la parte negativa de los datos que se van conociendo, ya sean empresariales, ya sean macroeconómicos, y no se tenga en cuenta, o si se tiene, en menor medida la parte positiva de ellos.

 

Las justificaciones de las caídas si se es bajista, pesimista con el mercado, si estamos en el peor de los mundos, se podría decir que se piensa del siguiente modo:

 

No se ha salido de la crisis, no hay crecimiento. Mira China, creciendo sólo al 6,8% en 2015, pero lo peor está por llegar (según diversos informes de analistas) con caídas de crecimiento al 3% y con ello la repercusión que tiene para los países emergentes que se nutren del crecimiento chino. Se creía que la actuación de los Bancos Centrales iba a solucionar el problema y mira las políticas expansivas de los bancos centrales no han servido nada más que para acrecentar el problema.

¿Y qué me dices del petróleo cayendo? las petroleras quiebran y con ello los bancos que las han prestado, ¿Y los bancos? Que están que no levantan cabeza, de que ha servido rescatarles y darles dinero si han vuelto a cometer los mismos errores, mira Deutsche Bank…así que vende, vende, vende

 

Me viene a la memoria esta viñeta de hace ya bastantes años….

 

Lo cierto es que el sentimiento inversor se ha vuelto negativo como muestra el indicador elaborado por Exane BNP Paribas sobre riesgo global.

El escenario de incertidumbre era reflejado por el índice de volatilidad, con el VIX estadounidense repuntando hasta los 28,14% lo que muestra el aumento de las tensiones en mercado.

 

¿Cómo recuperar el optimismo, la confianza en el mercado? Difícil misión.

 

Veamos, los argumentos negativos, crecimiento en China y la caída del precio del crudo ya se tornan algo cansinos.

Sí, China no va a crecer a las tasas de años anteriores, pero tampoco es para exagerar y alarmar llevando las expectativas a crecimientos de un 3%, y con ello la derivada negativa de recesión global, por el efecto negativo del menor crecimiento chino tanto en los emergentes como en Estados Unidos y Europa.

Sí, el precio del crudo está cayendo, lo que en otros tiempos sería considerado como una buena noticia, abaratamiento energético en la mayoría de los países occidentales que son importadores netos de energía, mayor poder adquisitivo para los consumidores, resulta que ahora es un caos, porque por un lado afecta a los países emergentes y por otro porque afecta a las petroleras que reducirán su beneficio y lo mismo no todas sobrevivirán. Pero, se saca una segunda derivada y es que los bancos que prestaron a las petroleras tienen también un problema por el posible impago de los préstamos concedidos. De nuevo no creo que la sangre llegue al río, ya que los bancos actualmente han mejorado sus ratios y la situación no es la misma que la que tenían en 2008.

 

Para devolver la confianza a los mercados se deberían confirmar datos positivos de crecimiento global y sobretodo en Estados Unidos. En estos momentos los niveles de mercado estarían descontando una probabilidad de recesión de entre 50%-70%,lo que se correspondería con crecimientos negativos de PIB, lo cual no es consistente con los datos que se están publicando con crecimientos de PIB tanto en Estados Unidos, como en Europa como en China….

 

Por otro lado hay que tener en cuenta la publicación de la temporada de resultados empresariales del cuarto trimestre 2015. Sí son datos pasados, y se están revisando a la baja los del 2016, pero no en todos los sectores, sino que la revisión a la baja viene de la mano de los sectores bancario y energético.

En Europa el sector tecnológico publica buenos resultados, al igual que el sector de construcción, mientras que el bancario continúa defraudando.

No obstante las noticias positivas sirven para recoger beneficios.

 

Veremos esta semana que tal salen los datos de ZEW en Alemania, que es dato de Febrero, o el Empire de Nueva York, índice manufacturero, también de febrero, que pueden ser indicativos de cómo va la actividad en este año.

 

Cierto que hay incertidumbre y efectos negativos de las políticas monetarias expansivas mantenidas durante, quizá, demasiado tiempo. Cierto que hay que coordinar la política monetaria con otras políticas económicas para impulsar el crecimiento y la subida de precios y no caer en la deflación, lo que no ayuda nada la caída del precio del crudo. Pero no hay que minusvalorar los efectos positivos en determinados sectores y el crecimiento, aunque sea moderado de las economías a nivel mundial. Mientras las empresas den beneficios los mercados crecerán.

 

Esperemos que poco a poco el mercado recupere la confianza perdida.

 

 

 

 

  1. #3
    Scoralstom

    Y que el mercado suba hasta el cielo, esas mentirijillas son necesarias para seguir vendiendo la moto a los que no conocen el mercado y depositan el producto de su sudor en manos de otros.
    s2

  2. #2
    Doctorbromo

    Wishful thoughts...

  3. #1
    Txuska

    Buenos Días
    Para considerar recesión con un pib mundial por debajo del 2.5% se podría considerar recesión percapita..
    Usar los parámetros de España que pierde población no me vale
    No estamos acercando a esa linea nada mas

    Un abrazo

    1 recomendaciones
1 recomendaciones
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar