En la última semana del año, la empresa informática Apple, productora de las populares iPods e iMacs, concluyó una investigación interna relativa a acusaciones de "pácticas non sanctas" por parte de sus directivos en las gratificaciones con `stock options`, y anunció a la opinión publica que no hubo irregularidades al respecto. No obstante, el informe reconoce que Steve Jobs, creador de Apple y actual consejero delegado, estaba al tanto de la selección de las fechas más propicias para lograr la mejor rentabilidad de estas opciones. Tal nimio detalle le trajo problemas a la empresa y las autoridades bursátiles estadounidenses se ocupan con el tema..

La compañía retrasó la publicación de sus resultados contables de este ejercico a la espera de las conclusiones de la investigación. Según sus cálculos, los costes de compensación relacionados con las gratificaciones con acciones alcanzará los 84 millones de dólares (64 millones de euros). Esta restitución se aplicará a partidas de "stock options"emitidas entre 1997 y 2002, ya que a partir de diciembre de este último año no se detectaron irregularidades que requieran ajustes contables.

El grupo especial de investigación que se abocó a aclarar las supuestas iregularidades estuvo presidido por el ex vicepresidente estadounidense Al Gore, quien trabaja para Apple desde hace años y por el presidente del comité de auditoría de Apple, Jerome York. Dichos señores calificaron el trabajo de exhaustivo y confían en Steve Jobs y en el equipo directivo de Apple. La misma Apple asegura que Jobs no obtuvo ningún beneficio económico de esta selección de fechas y afirma que su consejo de administración tiene "plena confianza" en el consejero delegado.

Tras realizar los ajustes pertinentes, Apple adelanta que sus resultados financieros del 2006 quedarán reducidos en 4 millones de dólares y que esta incidencia será de 7 millones de dólares en los resultados del 2005 y de 10 millones de dólares en los del 2004.

La documentación con los resultados de la investigación se presentó a las autoridades bursátiles estadounidenses (SEC) quienes centrarán su atención en analizar la información presentada por Apple. Los sabuesos de la Secutity Exchange Comission se encuentran actualmente abocados a incontables casos similares. Los managers de las empresas involucradas están bajo sospecha de haber realizado manipulaciones en programas con opciones para beneficiar a sus empleados.

La última firma en haber sido "invitada" a presentar documentos al respecto es Digital River, empresa especializada en mercadeo en Internet, a la cuál se le exigió presentar documentos sobre las opciones de acciones que le dio a sus ejecutivos durante los últimos ocho años. Digital River, con sede en Eden Prairie, ha sido acusada en dos demandas de posfechar sus opciones de acciones. Tales prácticas no son vistas con buenos ojos por las autoridades bursátiles de Wall Street y son un grave delito.

Los funcionarios de la (SEC) Security Exchange Commision, son los perros guardianes que se encargan de que en Wall Street la operatoria sea transparente y cuando descubren que algún empresario utiliza información insider para obtener beneficios propios, son implacables.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar