Qué sigue luego de la baja de calificación de S&P a EEUU

Este contenido tiene alrededor de 10 años

Por Paola Pecora

Hoy fue un día absolutamente esperado, el mercado se derrumbó luego de la baja en la calificación de S&P de la nota de crédito de Estados Unidos desde AAA a AA+ el viernes pasado luego del cierre de Wall Street.  El Dow perdió 634 puntos (menor nivel desde octubre pasado, mayor baja porcentual desde diciembre de 2008 y sexta mayor baja en puntos), el índice S&P 6,7% y el Nasdaq Composite 6,9%. Oro a nuevo máximo en 1.748 en el mercado electrónico durante el inicio de la operatoria asiática del martes 9, con los índices accionarios bajando un promedio de 5%.  Petróleo bajó quedando por encima de $81. Suba del dólar,  vuelo a la calidad: suba del yen, del franco suizo,  Treasuries en alza.  Muy vendedores los bancos, especialmente golpeado el Bank of America (BAC -21,3%) y Citi (C-16,4%).  En el after market el mercado siguió cayendo un 1%. Previo a la apertura del lunes, el secretario del Tesoro de EEUU Timothy Geithner reuniéndose de urgencia con el Consejo de Observación de Estabilidad Financiera, grupo de reguladores de EEUU para discutir la volatilidad de mercado y cómo afrontar el día que se venía, según el Wall Street Journal.  Intentaron calmar los ánimos, tanto locales como internacionales, pero con nada de éxito, las 500 acciones del S&P500 bajaron, y las 30 del Dow Industrials.
Luego de intentar un tímido rally, las acciones bajaron  y a inicios de la tarde el mercado bajaba un 4%, todo negativo menos las mineras. Luego retomó la baja perdiendo casi un 6% una hora y media antes del cierre. Nuevamente intentó un rebote, pero los vendedores se encargaron de negarlo, cerrando en los mínimos con pérdidas mayores, cercanas al 7%. Y el volumen altísimo: fue el cuarto mayor volumen de la historia. El “indicador de temor”, el VIX, subió a 48, su mayor cierre desde marzo de 2009, cuando finalizaba el mercado bajista.

Quienes estaban invertidos en los ETFs apalancados a la baja fueron hoy los ganadores, es así que FAZ, el fondo bajista apalancado x3 subió  28,06%, el EPV apalancado a la baja europeo subió 17,8% y el DUG de gas y petróleo un 16,6%.

Luego de que se subiera el techo de la deuda estadounidense hace unos días, llegaría lo peor: la baja en un escalón de la nota de la deuda de EEUU. EEUU ha gozado de la mayor nota de todas las agencias crediticias por décadas, mismo en tiempos de guerras y depresiones.
Muchos, mismo Washington, se encargaron de matar al mensajero, desacreditar a S&P. La calificadora se encargó de reforzar la idea de que EEUU ha subido el techo de la deuda para seguir gastando. ¿Es que ha bajado el desempleo? Permanece muy alto, en 9,1%. ¿Se ha reactivado la economía?  Apenas +1,3% en el segundo trimestre del año (y primer trimestre revisado a la baja en 0,4% contra 1,9% de crecimiento previo a la revisión).

Wall Street ya lleva una baja del 17% en menos de 12 ruedas, y mañana es el turno de Ben Bernanke, reunión de la Reserva Federal, y está acorralada. Los inversores especulan con que deberá de intervenir de algún modo. Pero haga lo que haga no tiene salida. Si inyecta más liquidez, será culpable, y si no lo hace también.

Bill Gross dijo: “S&P la acertó. Están forzando algo de disciplina. Me saco el sombrero”.
Pero hay cosas que debemos recordar: por un lado la deuda de Estados Unidos es AA+, no es categoría “basura” (junk) y EEUU no va a defaultear mañana. Pero ha sido un baldazo en la cara de los estadounidenses que aún siguen negando el problema de deuda y que quieren seguir viviendo bajo el techo de la tarjeta de crédito. Si EEUU piensa cambiar el rumbo del dinero accesible y gasto-presente-pago-a-futuro,  pues esta advertencia de S&P es un buen punto donde empezar.

SIGUE...

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar