Continuan los rescates, pero ¿Quien rescatara a los rescatadores?

Nueva "MegaSalvación de Bank of America", con 128.000 millones de dólares sobre la mesa, 118.000 en avales para activos tóxicos y 20.000 en liquided vía compra de acciones preferentes, para ir tirando.... Y de nuevo se produce un intento de rebote originado en los mercados norteamericanos, que se propaga rápidamente al resto de grandes plazas mundiales. ¿ Dejá vu ?

Pues la verdad es que si. En el caso de Bank of America, es el segundo rescate en poco tiempo, pero ya hemos visto la misma película que comenzó con el Northen Rock británico, luego recuerden las producciones de Citigroup, Fannie, General Motors, etc... hoy mismo conocimos la nacionalización del AIB Irlandés....... Por lo que podemos refrendarnos en nuestras anteriores conclusiones, de que las empresas de cierto tamaño, especialmente si pertenecen la sector financiero, por muy mala que sea su situación, en principio no van a quebrar.

Eso ya parece estar descontado en el mercado, pero lo que podría traer cola en el futuro próximo son los problema de liquided de los Gobiernos que están rescatando a estas grandes empresas. No parece ser este el caso inmediato de la economía norteamericana, quien ostenta claramente y así lo ha hecho saber, el poder de la política monetaria, estando dispuesta a llevar sus métodos más allá de los considerados como estríctamente ortodoxos ( política monetaria de quantitative easing, o incremento, by the face de la masa monetaria ). Sin embargo, para el caso de las economías Europeas, la situación es radicalmente distinta, al tener que dar cuenta los Gobiernos, del dinero que emplean en sus rescates, vía incremento de su déficit presupuestario (por lo que se ven castigados por los mercados)

Los defaults de economías de segundo órden ya han estado ocurriendo a lo largo de los úlitmos meses, pero la extensión de este riesgo a economías de primer nivel, constituye una situación totalmente nueva, no descontada todavía por los mercados. Esto ya está ocurriendo, a lo largo de la presente semana hemos conocido que los credit-default swaps vinculados a la deuda de España han subido desde los 59 puntos básicos en septiembre a 109 puntos básicos, mientras que los de Portugal han subido de 72 puntos básicos a 112 puntos y los de Grecia de 154 a 232 puntos, según CMA Datavision en Londres.

Por si fuera poco, a lo largo de esta semana también han habido rumores en el mercado de que Irlanda estaba pensando pedir ayuda al FMI si las cosas empeoraban. Esto fue desmentido por el Gobierno irlandes, pero en cualquier caso sigue el peligroso proceso de subida constante de los diferenciales de la deuda de los países de la UE en comparación con la alemana. También han corrido rumores de que Grecia podría abandonar el euro, luego desmentidos.... La agencia de calificación S&P ha aunciado un posible downgrade para la calificación de las deudas públicas irlandesa y española, lo que también iría en la línea de la hipótesis de problemas de liquided cancerando en los propios estados.

Como comenté anteriormente, esta situación es nueva y será foco de nuevas incertidumbres en los mercados financieros a mi humilde entender. La solución sigue siendo la misma, esto es, la emisión de más dinero por parte de los bancos centrales, si bien esta solución no será fácil tan fácil de implementar en algunas economías economías como en otras, y requerirá de un consenso mundial para llevarla a cabo de forma equilibrada. Esto consumirá bastante tiempo.

En fin, que nos están tocando vivir tiempos históricos, y todos estamos en fase de aprendizaje de las nueva situaciones.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar