Deuda pública con peor nota

Este contenido tiene casi 12 años
Tras las numerosas noticias que han sugerido en los últimos días, entre ellas, la rebaja del rating de la deuda de Grecia, y la amenaza de S&P de bajar el rating de la deuda española de AA+ a AA, las agencias de calificación están en boca de todo el mundo.

Estas entidades se dedican, entre otras cosas, a ponerle nota a los títulos de deuda pública emitidos por los gobiernos, basándose en la supuesta solvencia de los mismos. Un país que tenga el máximo rating tendrá que pagar un bajo tipo de interés a quienes le compren la deuda, y a medida que el país tenga menos nota, la prima de riesgo que deben pagar los gobiernos será cada vez mayor.

A estas agencias de rating( Moody's, Fitch y Standards & Poor) se les ha culpado muchas veces de la crisis de las hipotecas subprime, ya que otorgaban altas valoraciones a títulos y valores hipotecarios que más tarde resultaron de enorme riesgo. Por tanto, resulta ahora irónico que vengan a darnos lecciones sobre qué debe hacer un gobierno en cuanto a reducción del déficit, pero así son las cosas en economía.

Si esto fuese así sin más, y los inversores no les hiciesen caso por no considerar a estas agencias fiables, no habría ningún problema. La gracia del asunto es que, cuando se revisa a la baja la calificación de la deuda pública de un país, las bolsas se desploman y le cuesta más trabajo y dinero a los gobiernos colocar dichos títulos. Estas agencias tienen una enorme influencia sobre los inversores.

En macroeconomía hay un fenómeno conocido como efecto expulsión o "crowding out". Si el sector público tiene importantes necesidades de financiación, captará el ahorro que iría destinado a la inversión privada, a través de un aumento de los tipos de interés de sus títulos de deuda (bonos, obligaciones, etc.) Esto no sólo se produce por una falta de disciplina presupuestaria, sino también por una redución del rating de la deuda de ese país. A veces esta reducción de la calificación está fundamentada, y otras, no tanto.

Una opinión mía es que, si a un país que controle poco el gasto (endeudándose en exceso) se le suman reducciones en las calificaciones de su deuda, este país puede llegar a la quiebra ( que no pueda devolver los títulos de deuda en su vencimiento, por ejemplo).

Cabe preguntarse por tanto, ¿es bueno este sistema? ¿Las capacidades de financiación de un país pueden estar en manos de una empresa privada? A mi me parece que no.

No hay que olvidar la definición de "rating", tal y como indica S&P en su web:
"Una calificación crediticia es la opinión de Standard & Poor's sobre la solvencia general de un deudor, o la solvencia de un deudor con respecto a un título de deuda en particular u otra obligación financiera."
Exactamente, una opinión, y solamente eso.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar