Aseguradoras, compañías de pensiones y clientes hacen frente al resultado de la resolución sobre igualdad de género

El principal efecto a corto plazo de la resolución de hoy del Tribunal Europeo de Justicia será, probablemente, el incremento significativo en las tarifas de los seguros tanto para los hombres como para las mujeres en diferentes seguros del mercado, según Towers Watson.

Las aseguradoras tendrán que ajustar las tarifas de hombres y mujeres, para evitar el riesgo de “selección” por el que atraigan asegurados propensos a generar los pagos o indemnizaciones mayores; por ejemplo, hombres en seguros de automóviles y mujeres en pensiones.

Towers Watson espera que, como consecuencia de esta sentencia, los hombres se interesen más por sus opciones para la jubilación. Esta resolución debería constituir un estímulo para la innovación en el sector asegurador: las compañías aseguradoras que puedan encontrar e implementar otras formas de valorar las causas subyacentes del comportamiento y el riesgo, y utilizar esta información para llegar a segmentos rentables del mercado, probablemente, tendrán más éxito a largo plazo.

El impacto en el Seguro de No Vida

 

Los principales efectos de implementar la resolución serán, probablemente, un mayor incremento de las tarifas de seguros para las conductoras más jóvenes. Si las aseguradoras igualasen las tasas para los conductores jóvenes, las mujeres de edades entre 17-20 podrían experimentar aumentos de primas de alrededor del 40%, aunque podrían ser mucho más altos si las aseguradoras inicialmente dan más peso a las tarifas masculinas.

Duncan Anderson, líder global de tarificación de No Vida y gestión de productos de Towers Watson, ha dicho: “Puesto que hay tiempo hasta 2012, existen una serie de estrategias que las aseguradoras pueden explorar para diferenciar tarifas sin hacer referencia al sexo. Sin embargo, existe un interrogante sobre si todas las aseguradoras de No Vida tienen la dimensión o los recursos necesarios para analizarlas. Aquí es donde los cambios competitivos podrían empezar a verse.”

Towers Watson cree que las aseguradoras tendrán que considerar nuevas estrategias, como:

  • Ampliación de la información a analizar y modelizar para establecer las primas. Duncan Anderson ha comentado: “En los últimos años, se dispone de una gama mucho más amplia de información pública que, si se aplica en los modelos de tarificación, puede mejorar el rendimiento de dicha tarificación. Para las aseguradoras de automóviles, mejorar el enfoque de la clasificación de vehículos probablemente servirá para contribuir a conocer mejor las causas de los siniestros en ausencia del sexo como factor de tarificación.”

 

  • En cualquier negocio, obtener un mejor entendimiento de las interacciones entre factores de riesgo ayudará a mejorar la rentabilidad.
  • Si, como resultado de la resolución, ciertos grupos sienten que están subvencionando los costes de otras aseguradoras, se abre la oportunidad para la telemática o coberturas basadas en comportamientos reales.

El impacto en pensiones

 

Las diferencias entre las tasas de mortalidad masculina y femenina son profundas. Actualmente se espera que las mujeres 65 años sobrevivan a los hombres de la misma edad en 185 de los 193 países de la Organización Mundial de la Salud.

Adam Stevenson, Consultor Senior de Towers Watson, comentó: “Se espera que la esperanza de vida de los hombres incremente un poco más rápido que la de las mujeres en las próximas décadas, pero parece poco probable que el cambio social cierre la brecha. Los primeros indicios del mercado son que los proveedores de rentas vitalicias probablemente recortarán las tarifas para los hombres solteros, aumentando ligeramente las tarifas para las mujeres solteras. Cuando los hombres compran rentas vitalicias, que otorgarán pensiones a sus esposas después de su fallecimiento, ya están pagando por la mayor esperanza de vida femenina, por lo que esperamos que las rentas vitalicias conjuntas con un varón como “primera vida” sean sólo un poco más caras.”

Towers Watson ha sugerido que los efectos de la resolución podrían incluir que:

  • El paso a la tarificación unisex podría dar como resultado la reducción en más de un 5% de las tarifas de las rentas masculinas y en una ligera mejora de las tarifas de las rentas femeninas.
  • Las personas con pequeñas pensiones de aportación definida actualmente tienen pocas alternativas para comprar una renta vitalicia cuando se jubilan. Si este siguiera siendo el caso, el ahorro para pensiones, en sí mismo, podría llegar a ser menos atractivo para los hombres solteros con ingresos modestos. La sentencia podría alentar a los proveedores a diseñar productos más sencillos de reducción de ingresos que funcionen con ahorros para pensiones inferiores. Sin embargo, las rentas vitalicias protegen a la gente contra el riesgo de sobrevivir a su dinero, y que probablemente se mantendrá una vía mejor para que los hombres conviertan sus ahorros para pensiones en un ingreso por jubilación.
  • La sentencia por sí misma parece tener un efecto directo sólo en la provisión de bienes y servicios. Esto incluye la provisión privada individual, pero no necesariamente las pensiones concedidas en el ámbito del empleo. Sin embargo, los proveedores de rentas vitalicias podrían tratar de aplicar tasas unisex en todos los ámbitos al convertir las pensiones de aportación definida en los ingresos por jubilación.
  • Es probable que los planes de pensiones finales quieran revisar el uso de cualquier factor actuarial específico del sexo y tener asesoramiento jurídico. Actualmente, algunos planes ofrecen a las mujeres mayores valores de transferencia que a los hombres de la misma edad porque asumen que las mujeres vivirán más. Sin embargo, esto puede ser contrarrestado o incluso tener más peso si un plan que proporcione pensiones a los cónyuges asume que es más probable que los varones estén casados y que sus parejas serán más jóvenes que ellos. Algunos planes también utilizan factores específicos del sexo para determinar la suma global que está disponible para un miembro jubilado si se conmuta parte de su pensión.

Otras cuestiones para las aseguradoras y sus clientes

 

Aunque la atención se ha centrado en los seguros de automóviles y las pensiones, otras tarifas de seguros también se verán afectadas. Por ejemplo, las coberturas de vida y enfermedades graves tienden a ser más caras para los hombres, mientras que la cobertura de invalidez tiende a ser más cara para las mujeres. El riesgo de selección es particularmente fuerte para las aseguradoras que compiten en precio mediante páginas web de comparación de precios ya sea directamente al público o a través de Asesores Financieros Independientes (IFAs). Si las aseguradoras no se protegen a sí mismas, las diferencias en las primas de, quizá, un 5% en las rentas vitalicias y de un 10% a un 20% en productos de enfermedades graves erosionarían considerablemente los márgenes de beneficio de las aseguradoras.

En los mercados de Rentas Vitalicias al por mayor y Transferencia del Riesgo de Longevidad, las aseguradoras ya están utilizando diferentes factores de valoración; por ejemplo, el código postal o la cantidad de pensión, además del género para calcular la longevidad de los diferentes planes de pensiones. Las aseguradoras buscarán refinar aún más estos modelos de predicción para reducir la incertidumbre a la que se enfrentan, que debería beneficiar de manera general a los consumidores si los precios pueden volver a los niveles actuales.

Muchos contratos de vida y de pensiones están suscritos sobre una base a largo plazo con primas y beneficios fijos y revisables. Lo que todavía no está claro de la sentencia es hasta qué punto los contratos suscritos en el pasado pueden verse afectados, o si las primas revisables o ciertos beneficios, como los valores de transferencia o las opciones de conversión de las rentas vitalicias, necesitarán cambiar por las pólizas existentes así como los nuevos contratos. Las aseguradoras se preocuparán por cómo satisfacer las necesidades potencialmente conflictivas de tratar a los clientes de manera diferenciada mientras se igualan los beneficios.

Mike Hawes, Consultor Senior de Towers Watson, dijo: “A pesar del aparente respiro hasta el año 2012, todas estas áreas de incertidumbre provocan a las aseguradoras de vida una preocupación inmediata, ya que tendrán que considerar implicaciones de capital para el riesgo que puedan requerir a la hora de ofrecer mejoras en los términos de algunos contratos, pero no podrán reducir los beneficios para los demás.”

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar