No más carbón para este año, por favor

2

Queridos Reyes Magos...

Aunque inocentemente pensaba que los españoles habíamos sido buenos en 2007, ahora entiendo que debimos de ser rematadamente malos, pues nos trajisteis toneladas de carbón en forma de una de las crisis financieras más graves desde los años 30. Probablemente, el golpetazo que nos hemos dado duele más, pues empezamos 2008 creyéndonos la octava potencia del mundo y lo terminamos con más de 3 millones de parados e inmersos en una recesión que tiene pinta de ser dura y duradera.

Por ello, y dado que sigo pensando que no somos mala gente y que podemos aprender de nuestros errores, me atrevo a pediros una serie de regalos para este 2009 que ahora comenzamos.

 

 

Primer deseo: un buen líder

En primer lugar, un líder político solvente y un asesor económico capaz. Me da igual el país en el que los queráis dejar. Si es en el 10 de Downing Street, en el Palacio del Elíseo o en la Casa Blanca me es indiferente, porque si ese equipo es capaz de hallar una solución a la crisis económica, el resto del mundo lo seguirá. No obstante, las únicas caras nuevas que vamos a ver en 2009 en una cancillería de peso van a ser la del nuevo presidente norteamericano, Barack Obama, y la de su nuevo equipo económico, liderado por Timothy Geithner, su nuevo Secretario del Tesoro y antiguo presidente de la Reserva Federal de Nueva York. Parecen hombres preparados y puede que sean ellos vuestro mejor regalo en 2009, pero el reto es inmenso.

De momento, me alegra ver que a Ben Bernanke, el presidente de la Reserva Federal Norteamericana, le habéis insuflado ánimos a final de diciembre porque su recorte de tipos desde el 1% hasta el intervalo entre el 0% y el 0,25%, ha sido histórico. De hecho, si se piensa que la inflación en EEUU está en un 1,1% nos encontramos con ¡¡¡tipos de interés reales negativos!!!!

Además, parece que Bernanke os ha pedido una nueva máquina para imprimir billetes y un helicóptero para lanzar desde las alturas dinero a una población necesitada. Yo también me uno a este deseo. La situación es muy complicada y hay que jugar fuerte cuando el fantasma de la deflación también merodea. La FED tiene una capacidad ilimitada para imprimir billetes y va a utilizarla comprando titulizaciones de activos de empresas privadas y de entidades financieras sobre activos hipotecarios. Mientras, por el lado del gobierno, Obama y su equipo parece que van a lanzar un paquete de medidas fiscales que puede elevar el déficit público otro 7 – 8%. Como dijo el presidente Roosevelt "es de sentido común adoptar un método y probar. Si falla, admítelo honestamente y prueba otro. Pero, sobre todo, intenta algo". Obama y Bernanke son consciente de que cuando despertemos de la pesadilla podemos encontrarnos con un mundo hiperinflacionado y saturado de déficits públicos, pero piensan que es mejor despertar a no hacerlo.

 

Segundo deseo: estabilidad para Europa


Para nosotros, los europeos, querría pediros que el mercado interbancario se estabilizara y que el euríbor se fuera hacia el nivel del 2 - 2,5% en la primavera del 2009. Esa sería una señal importante para las familias y empresas, para quienes todo han sido malas noticias en 2008. Sin previo aviso los bancos han pasado de ver a los ciudadanos como honrados y serios trabajadores, a percibirlos como potenciales insolventes, lo que ha bloqueado el crédito y, como consecuencia, estrangulado el consumo y la inversión empresarial. Para que la maquinaria vuelva funcionar sería preciso que el dinero volviera a fluir de los bancos hacia sus clientes. Sin embargo, como los bancos y cajas están asustados y saben que tienen por delante un panorama incierto, así como importantes vencimientos de titulizaciones que han de devolver y que difícilmente podrán renovar, se han centrado en los últimos meses en acumular liquidez.

Por ello, se me ocurre que podíais traerles una rebaja de tipos en la facilidad de depósito del BCE, el lugar donde guardan gran cantidad de esa liquidez. A través de esa ventanilla de depósito, pensada inicialmente para puntas de tesorería de bancos de la zona euro, el BCE remunera al tipo oficial menos medio punto. En esa facilidad, en la que en el año pasado se guardaban por estas fechas unas cuantas decenas de millones, se habían colocado a finales de diciembre más de 150.000 millones de euros. Por ello, si en lugar de remunerar al tipo oficial, 2,5%, menos medio punto, la facilidad remunerara a tipo oficial menos 2 puntos, creo que los bancos se verían un tanto impelidos a prestarse entre ellos otra vez, con lo que el dinero fluiría de nuevo. Para que no se quejen demasiado, también podríais traerles otro juguetito, una completa cámara de compensación y liquidación de depósitos del mercado interbancario, dirigida por el BCE. Con este mecanismo y con los avales gubernamentales creo que se acabaría con el miedo a los impagos en el mercado interbancario.

 

Tercer deseo: un supervisor para los supervisores

 

Me gustaría encargaros también una nueva colección de agencias de calificación de riesgo internacionales y una potente inyección de veracidad para cada uno de sus empleados. Fitch, Moody’s y Standard & Poor’s han fracasado miserablemente en su trabajo, pues calificaban la fruta podrida como extremadamente apetitosa y saludable. Nunca supieron valorar correctamente el riesgo de los activos “subprime” y mantuvieron la calificación de solvencia elevada de las entidades financieras hasta un ratito antes de que presentaran la bancarrota, como fue el caso de Lehman Brothers. Al menos la UE presentó a mitad de noviembre un Reglamento en el que se indica que estas agencias no podrán desempeñar funciones de asesoría para sus clientes y deberán de identificar a aquellos clientes de los que perciben más de un 5% de sus ingresos. También, habrán de publicar sus modelos y métodos de calificación e incluirán al menos a 3 expertos en sus comités de vigilancia cuya remuneración no dependerá de los resultados de la agencia. La sorpresa que uno tiene cuando lee esta propuesta es pensar, “Ah, ¿Pero, no era así ya?”

Para estas agencias, para los organismos de supervisión y para las firmas de auditoria de todo el mundo os pediría un ejército de buenos y honrados auditores. Especialmente para los EEUU. De una manera cándida imaginaba que tras el escándalo de la multinacional Enron y la desaparición de sus auditores, Arthur Andersen, el mensaje de que el trabajo bien hecho lo es todo habría calado en los miembros del sector y entre sus supervisores. Una bancarrota que también sacó los colores a la SEC, la Comisión Nacional de Valores estadounidense, ya que Enron pasó de ser una compañía eléctrica a ser un jugador de peso en los mercados internacionales de mercaderías superando sin problemas los controles establecidos.

No obstante, la asombrosa estafa de ahorro piramidal de Bernard Madoff que nos dejasteis por sorpresa en diciembre ha vuelto a dejar en entredicho la labor de la SEC. Desde 1999 se recibieron denuncias sobre el comportamiento sospechoso de la entidad, pero nunca fructificaron en una intervención.
La crisis financiera obligó a algunos clientes de Madoff a retirar sus depósitos, lo que precipitó su confesión y el descubrimiento del pastel. La firma que auditaba las cuentas del financiero neoyorquino, Friehling & Horowitz, también merece un comentario. Esta auditora tenía 3 empleados en nómina, uno de los cuales sobrepasaba los 70 años y vivía en Florida. Curiosamente, la compañía estaba inscrita en el registro de la AICPA, American Institute of Certified Public Accountants, una prestigiosa asociación que establece los estándares de auditoría en EEUU. El ser miembro de la asociación obliga a que las auditorías que se realicen por sus asociados sean revisadas externamente. El problema es que desde 1995 Friehling & Horowitz ha informado que no ha realizado ninguna auditoria, por lo que estaba exento. ¿Por qué no se detectó antes? Porque el estado de Nueva York es uno de los 6 estados norteamericanos que no obliga a que las firmas auditoras sean revisadas. Por ello, unos días después de que se hiciera público el fraude el Estado de Nueva York aprobaba una legislación en que se obligaba a hacerlo.

Por ultimo, un pequeño capricho. En 1987 el director de cine Oliver Stone escribió y dirigió “WALL STREET” una gran película sobre los intermediarios financieros de Nueva York que coincidía en el espíritu del mundo que Tom Wolfe describió en ese tiempo en “La hoguera de las Vanidades”. En la peli, un curtido broker llamado Gordon Gekko toma bajo su batuta a un ambicioso joven al que comienza a formar. Por ejemplo, en un momento dado le explica “¿Ves ese edificio? Lo compré hace 10 años. Mi primera operación inmobiliaria. Lo vendí 2 años después y conseguí 800.000$ de beneficios. Fue mejor que el sexo. En ese tiempo pensaba que éso era todo el dinero del mundo. Ahora es simplemente la paga de un día”. Por ello, ¿sería mucho pedir que Stone recuperara el personaje de Gordon Gekko, interpretado por Michael Douglas y lo actualizara en una nueva peli? ¿Tal vez como director adjunto de Lehman Brothers? En fin muchas, muchas gracias y prometo portarme muy bien.

 

Por cierto, y usted, ¿qué le ha pedido a los Reyes Magos?

 

 

 

 

  1. #2
    Anonimo
    13/03/09 21:01

    Muy buena su petición! y aunque soy Mexicana, creo que a más de uno de nosotros también nos gustaria un buen lider donde quiera que este se encuentre porque como bien dice, si estdos unidos encuentra esa estabilidad nos beneficia a todos.

  2. #1
    Anonimo
    13/01/09 09:30

    Buen resumen.

    Yo le he pedido sensatez a Angela Merkel y cia., ya que los equivalentes autóctonos parece imposible que entiendan el sentido del déficit público.

    - estilpón

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar