Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Si tienes un coche de renting, es posible que se de la situación en la que quieras cancelar antes de tiempo al contrato pero, ¿se puede? A continuación vamos a ver si se puede cancelar el contrato de renting antes de que finalice el plazo y cuáles son las opciones en ese caso.

Cancelar contrato renting

 

 

Cancelar anticipadamente un contrato de renting, ¿se puede? 

La respuesta es sí, pero el hacerlo te conllevará un coste. En vista de que el renting es un acuerdo a un plazo establecido si, por el motivo que sea, quisieras cancelar el contrato de renting podrías hacerlo, pero deberás pagar una penalización debido a que no has cumplido el plazo pactado.

Por lo general, la cantidad de esta penalización suele ser la mitad de las cuotas pendientes, y en algunos casos tendrá que ser del total de cuotas restantes. Además, si el vehículo tiene algún defecto o daño que haya sido ocasionado por el usuario, la empresa podrá exigir el pago de dicha reparación. 

Por qué se debe pagar una penalización por cancelar el contrato de renting

Los coche ofrecidos en renting son nuevos y son estrenados por el cliente, por lo que una vez usados pierden su valor comercial. A esto hay que sumarle que la inversión que conlleva la compra del vehículo es alta y es asumida por la compañía, por lo que cancelar el contrato antes del plazo representaría una pérdida para la empresa. 

Los contratos de renting se fijan al plazo que solicite el cliente, y suelen ir desde 1 hasta 10 años, aunque por lo general el rango se sitúa de 2 a 5 años. Sin embargo, puede que una circunstancia personal o en la empresa te ponga en la situación de tener que cancelar el contrato de renting antes de que finalice el plazo, es decir, hacer una cancelación anticipada.

En este caso, lo más usual es que la compañía te cobre una penalización, como ya hemos mencionado. Pero actualmente la situación irregular ocasionada por la pandemia ha causado que muchas personas no puedan seguir pagado su contrato, y mucho menos una penalización por cancelación anticipada. ¿Cómo han respondido las compañías de renting?

Soluciones para cancelar o reducir la cuota del contrato de renting

Ante los estragos económicos ocasionados por la pandemia y el poco uso de los vehículos durante los meses de Estado de Alarma, muchas compañías de renting han ofrecido soluciones a sus clientes, entre las que se encuentran moratorias en los pagos de las cuotas, que al mismo tiempo incluye una ampliación del plazo del contrato, con la misma cuota y kilometraje contratado.

Otro ejemplo de soluciones que ofrecen las compañías de renting ante la imposibilidad de cancelar las cuotas del contrato es ofrecer prórrogas del contrato con descuentos a través de una novación. Claro que cada necesidad es diferente por lo que las compañías posibilitan la negociación de soluciones que ayuden al cliente a permanecer con el contrato, ya sea aplazando el pago, alargando el plazo para reducir la cuota, realizar abonos, suspendiendo temporalmente el contrato, etc.

¿Qué hacer si la compañía no ofrece una solución?

Puede darse el caso de que la compañía no ofrezca una negociación para evitar que el cliente cancele el contrato de renting y por ende le exija el pago de la penalización aplicable. En este caso, el solicitante puede dirigirse a la jurisprudencia y presentar la reclamación bajo la cláusula “Rebus Sic Stantibus”, la cual establece que si las circunstancias que sirvieron de base para el contrato han cambiado de forma extraordinaria y sin previo aviso durante el plazo (en este caso una pandemia que ha limitado el uso de los vehículos y/o la pérdida del empleo como consecuencia directa de la misma), de manera que dicha situación haya hecho el pago una carga onerosa o se haya frustrado el contrato, la parte afectada puede solicitar su resolución.

Otras formas de cancelar el contrato de renting

Existen otras formas para terminar con tu contrato de renting de coches:

  • Transferencia de contrato: Implica hacer un traspaso del arrendatario original a otra persona o empresa. Esta decisión debe ser aprobada por la compañía.
  • Compra del vehículo: Si lo permiten las cláusulas del contrato, el arrendador puede vender el vehículo por su valor comercial actual, más las cuotas faltantes y los impuestos aplicables.
  • Cambiar el contrato: Una forma de evitar la cancelación anticipada es cambiando las condiciones del contrato, como vimos en el punto anterior.

 

Como vemos, sí es posible cancelar el contrato de renting pero deberás entregar el vehículo, pagar la penalización establecida en el contrato y los gastos de reparación del vehículo en caso de presentar daños o defectos. Recuerda que tienes la opción de negociar con la compañía en vista de que la situación irregular y crítica que ha ocasionado la pandemia ha hecho necesaria la aplicación de soluciones para que los clientes no tengan que cancelar de manera anticipada su contrato.

En todo caso, lo que nunca debes hacer es devolver el vehículo y simplemente dejar de pagar las cuotas, ya que esto afectaría gravemente tu crédito y en el futuro te será muy difícil encontrar una compañía que acepte una solicitud de renting.

 

¡Sé el primero en comentar!
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar