Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
3 recomendaciones

Los mercados principales de IBERDROLA son España, Reino Unido, Estados Unidos, México y Brasil y sus principales segmentos de actividad son los siguientes:

Negocio de Redes: incluye las actividades de transmisión y distribución de energía, así como cualquier otra de naturaleza regulada.

Negocio Liberalizado: incluye los negocios de generación y comercialización de energía.

Negocio de Renovables: incluye las actividades relacionadas con las energías renovables (principalmente eólica, solar e hidroeléctrica).

Las cifras de ventas y de resultado de explotación por segmentos de los dos últimos ejercicios han sido las siguientes:

 

 

Donde podemos observar que el segmento de “liberalizado” aporta el 57% al total de las ventas, pero tan sólo el 25% al total de su resultado de explotación. En cambio, el segmento de “redes” aporta el 39% de las ventas y el 56% del resultado de explotación. Además, es el segmento que más crece tanto en ventas como en resultado de explotación.

España aporta el 40% de los ingresos de Iberdrola, Brasil el 19%, Reino Unido el 16%, Estados Unidos el 15% y México el 7%.

A continuación, detallamos la evolución de sus cifras de ventas:

Las ventas del año 2.019 aumentan el 4% respecto del año anterior debido al buen comportamiento del segmento de redes y a los incrementos de tarifas de Brasil.

Las previsiones son bastante estables y positivas, con un crecimiento promedio esperado de los ingresos para los próximos cinco años del 4,8%.

Sin embargo, en el primer semestre de este año su cifra de ingresos se ha reducido el 10% por la caída de la demanda y por el aumento de la morosidad provocada por la pandemia del COVID-19.

La evolución de sus cifras de beneficios ha sido la siguiente:

En el año 2.019 Iberdrola consigue aumentar su cifra de beneficios, gracias a las grandes inversiones realizadas por la compañía principalmente en sus segmentos de “renovables” y “redes”.

Para los próximos años se prevé una ligera mejora del porcentaje de beneficio neto sobre ventas hasta situarse en el 9,8% en el año 2.022.

Hasta el año 2.015 la rentabilidad de los fondos propios presentó una tendencia claramente descendente que han logrado revertir en los últimos años, aunque todavía se sitúa muy lejos de los máximos conseguidos por la empresa:

Iberdrola consigue generar flujos de caja importantes con sus operaciones. No obstante, las fuertes inversiones realizadas hacen que de media de cada 100 euros de beneficios tan solo 62 se conviertan en flujo de caja libre.

En la estructura del balance de la empresa destacan las fuertes inversiones en inmovilizado. La insuficiencia de los fondos propios para financiar las mismas hace que la empresa tenga que apelar a la financiación externa, lo que hace que su deuda financiera neta represente 4,5 años de Ebitda.

La rentabilidad por dividendo prevista para este año es del 3,64%.

A destacar que, durante los últimos años, el aumento de la cotización de la acción de Iberdrola se ha visto ayudada por la expansión de múltiplos (PER):

Tomando como base 100 los datos del 2.014 tenemos el siguiente gráfico:

Donde podemos ver que la acción de Iberdrola no está infravalorada, lo cual se confirma si comparamos sus múltiplos con los de otras empresas del sector de la energía.

La rentabilidad anual esperada, en caso de mantenerse la inversión hasta el año 2.024, en base a las previsiones de beneficios y de ebitda de los analistas es la siguiente:

Donde podemos ver que para obtener rentabilidades atractivas, además de cumplirse con las previsiones de los analistas, será necesario que Iberdrola continúe cotizando con múltiplos que se sitúen muy por encima de su media histórica.

No obstante, hay que tener presente que a los porcentajes anteriores hay que añadirle la rentabilidad esperada por dividendo que se sitúa entre el 3,6% en el año 2.020 y el 4,7% en el año 2.024.

Así pues, nos encontramos ante una buena empresa que cotiza con múltiplos muy elevados, por lo que la rentabilidad esperada no es elevada.

 

 

 

 

Nota: La mayor parte de los datos utilizados han sido obtenidos de Refinitiv y de la página web de la propia empresa.

Fecha Informe: 26 de julio de 2.020

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
3 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar