2
Este contenido tiene alrededor de 11 años

Dios existe, esa afirmación fue siempre objeto de debate entre físicos y teólogos de todo el mundo. Está claro que para que tenga sentido la vida, tiene que haber fuerzas superiores que marquen una sintonía, que esté reglada por una partitura.

Si nos trasladamos al origen de la galaxia, nos tenemos que ir unos cuantos añitos hacia atrás y profundizar en el origen de la creación, está claro que la creación se produjo por una enorme explosión, denominada big-bang. Entonces resulta que la energía creó el universo, parece que es lo mismo pero con diferente nombre.

¿La energía es Dios?, parece que están entre todos nosotros, que son lo que nos impulsan, dependemos de ellos, los tenemos que respetar, son los creadores, omnipresentes, incombustibles.

Está claro que sin la energía no podríamos vivir, no existiría a priori vida, parece que los términos se van pareciendo, pero a fin de cuentas, tal vez Dios sea la misma representación de la energía.

Está claro que la iglesia, haciendo que siguieras a la energía no vendería ni un clavel, por lo que hizo un fiel seguidor, humano, le dio la posibilidad que fuera mortal, para luego si era necesario resucitarlo de entre los muertos.

El cerebro, se mueve por energía, millones de reacciones químicas se mueven en nuestro cerebro para poder tener sentimientos, pensar, y sobre todo para poder comunicarnos.

Es importante que sigas a la energía, ella nos llenará de cosas buenas, el cerebro a la hora de tener pensamientos positivos, irradiará tu propio cerebro con fenómenos químicos positivos,  lo más importante es pensar y si se piensa que sea en positivo, tu vida se transformará. Mejor volvernos adictos a los sentimientos positivos que los negativos que resta efectividad al cerebro y somos menos felices.

Los orígenes del universo están claros, pero ahora tendrías que protagonizar un cambio dentro de ti, para poder avanzar hacia el estado de felicidad. Porque si puedes ser feliz, puedes trasmitir a los tuyos más de lo mismo.

Todo se puede cambiar, hace falta voluntad, y sobre todo aferrarte a la vida y vivir cada uno de los segundos que tengas por delante como si fueran los últimos. Mucha gente tiene que pasar por una mala experiencia para darse cuenta, tu eres un privilegiado y no tienes que pasar por este trago, no hagas el tonto y se feliz.

Si necesitas algún cambio, te podemos ayudar, todo tiene solución menos la falta de energía.

Saludos.

[email protected]

www.economiareal.com

  1. #2
    16/07/10 05:17

    "Está claro que para que tenga sentido la vida, tiene que haber fuerzas superiores que marquen una sintonía, que esté reglada por una partitura."

    Segun los físicos, solo hay cuatro fuerzas, la gravitatoria, electromagnetica, nuclear fuerte y nuclear debil. La vida no necesita que tu le encuentres sentido.

    Ya Santo Tomas llegó a la conclusión de que Dios no era discernible de forma racíonal, solo por medio de la fe. La demostración es muy simple:
    Por definicion es todopoderoso, omniscciente y todo bondad.
    Si es todo bondad, es ilógico que haya gente que pase necesidades y no mueva su bondad.Tal ves sea que no lo sabe, pero entonces no seria omnisciente. Sabiendolo, tal vez no sea todopoderoso.
    Uno de los tres principios no puede ser cierto, luego esto quiebra la definición.

    Claro, puedes cambiar la definición: podrias decir que es el orden, pero entonces diriamos que Dios está muriendo, pues el universo se diluye en su expansión. Podrias decir que es el desorden, con lo que cada vez hay mas Dios, pero en su origen no lo hubo. Pero el problema con la palabra es que algo debe significar, pero no parece que el significado deba depender de lo que nosotros queramos, sino de lo que es, pues nos podriamos encontrar con que dios solo sea eso: una palabra.

  2. #1
    26/06/10 23:06

    Se despertó de madrugada y su mujer no estaba a su lado. Ni se le pasó por la cabeza que su mujer ya no soportaba las dificultades económicas por las que pasaban y había decidido abandonarle en la noche. A pesar de los cajones medio vacíos, se levantó de todos modosa buscarla; podría ser solamente insomnio al que sacaba provecho haciendo una colada (ella también había asistido a los cursos de PNL). Olía mal ¿la nevera de nuevo estropeada?. No, espera, parece incienso. Definitivamente era insomnio; ella solía encender barritas de aromas relajantes en la cocina cuando estaba nerviosa. Notó un ligero mareo y dolor de cabeza. "No te preocupes" se dijo, no será nada "ya te ha dolido en otras ocasiones cuando duermes mal".
    Fue lo último que se dijo, aún nadie comprende por qué no huyó del incendio.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar