Las bolsas del supermercado, impuestos y punto verde

Desde hace ya unos cuantos meses las cadenas de distribución, están trabajando en la reducción de la cantidad de bolsas de plástico que se emplean para llevar las compras realizadas en los comercios. Estas actuaciones no vienen marcadas por una concienciación frente al medio ambiente de dichas cadenas de distribución, si no que en gran medida se debe a la aplicación del Plan Nacional Integrado de Residuos (PNIR), el cual se aprobó en diciembre de 2008. El Plan indica que las compañías de distribución deben reducir un 50% la utilización de las bolsas de plástico de un sólo uso, aquellas con un gramaje tan bajo que no permiten su reutilización, entre 2010 y 2014.
 
Muchos de vosotros pensareis que en vuestro supermercado habitual no se ha cambiado nada y se siguen utilizando las mismas bolsas de antes, si no se ha producido ningún cambio, se debe a que  las bolsas tradicionales fabricadas con plástico están permitidas debido a que son reciclables y no causan contaminación siempre y cuando estas bolsas se reciclen, depositándolas en el contenedor amarillo, acción que no se suele realizar en la gran mayoría de hogares Españoles.
 
A raíz de este Plan las cadenas de distribución empezaron a tomar cartas en el asunto:
 
 

 

La primera en tomar una actitud proactiva respecto a la reducción del número de bolsas fue Carrefour, que como ya os comenté en posts anteriores, procedió a eliminar todas las bolsas de un sólo uso y a regalar en un principio bolsas biodegradables de rafia, de algodón , de fécula,... que luego comenzó a cobrar a 0,05 céntimos , subiendo más tarde a 0,10 céntimos. A los meses de esta importante campaña, Carrefour de dio cuenta, aunque lo niegue, que sus clientes estaban descontentos y que algunos de ellos habían optado por ir a otros establecimientos, debido al pago de las bolsas de la compra, situación que originó el descenso del precio de las bolsas al 1 céntimo y en algunos casos incluso se regalan.
 
En estos momentos el problema que en mi opinión se está encontrando Carrefour es que con esta campaña está perdiendo  entorno a 2 y 4 céntimos por bolsa debido a que las bolas tradicionales tenían un coste de 1 céntimo y las biodegradables se cree que está entorno a los 3 céntimos, por lo que la actuación de Carrefour para apostarse como el supermercado verde no ha tenido todo el éxito que se esperaba.
 
Mercadona, ha procedido a mantener las bolsas de plástico de toda la vida de forma gratuita. aunque en Barcelona se ha procedido a realizar una experiencia piloto: bolsa de plástico reutilizable con un mínimo de 10 usos y que a su vez puede ser utilizada como bolsas de basura por 10 céntimos, y una cesta de rafia con un mínimo de 50 usos por 60 céntimos y la bolsa tradicional de plástico que se cobra a 2 céntimos.
 
Alcampo, continúa regalando las bolsas de plástico, pero a su vez permite comprar bolsas de plástico reciclado a 1 céntimo, biodegradables de patata de quince usos a 35 céntimos y reutilizables de rafia a 49 céntimos.
 
Eroski ha eliminado las bolsas tradicionales de todas sus tiendas y ha puesto a la venta bolsas oxodegradables, de plástico con un componente químico que facilitan su degradación. A comienzos de la iniciativa se vendían a 2 céntimos y ahora a 1 céntimo, además de esta opción,  han apostado por bolsas de plástico para usar hasta 15 veces por 5 céntimos y de rafia a 50 céntimos, aunque si estas últimas se estropean se renuevan gratuitamente en caja con la entrega de la vieja.

Ahora mismo el sector de la distribución se ha encontrado con el problema de que está realizando una importante inversión en desarrollar bolsas biodegradables y a su vez ECOEMBES, sistema integrado de gestión encargado de reciclar los envases, reclama la tasa punto verde también, por lo que se puede dar el caso de que  haya compañías que paguen tanto por tener unas bolsas que se biodegraden y porque sean recicladas, situación que no tiene mucho sentido y que se está tratando por ambas partes.
 
Por otro lado y dado el elevado número de bolsas, algunas comunidades autónomas como la Andaluza han decidido poner un impuesto, que según el gobierno andaluz es disuasorio, de 5 céntimos por bolsa en 2011 y 10 céntimos por bolsas en 2012, algo que choca con la inversión llevada acabo por muchos supermercados y que puede afectar atodas aquellas compañías que han realizado una gran inversión como Carrefour.
 
Otros posts relacionados:


Carrefour se replantea su estrategia ecológica de las bolsas.
Carrefour se monta en el carro verde.
Las bolsas una forma válida de publicidad.
Formplasts, las bolsas de las multinacionales.


Un saludo, Phoenix.

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar