¿Cuánto se pagó en 2010 por los sueldos en España? (edición de 2011)

2

 

 

Al igual que en lo referente a la presión fiscal sobre las actividades económicas también reciclo el post para tratar de determinar la imposición a las rentas de trabajo. Tan sólo voy a rectificar los enlaces y los datos; avanzando que los resultados habían sido un 11,96% en el ejercicio 2008, para obtener un 11,82% en 2009. El resultado que avanzó es que aunque las rentas del trabajo han caído con fuerza a lo largo de 2010, la imposición a las rentas del trabajo también ha subido con fuerza en importe. En consecuencia es fácil deducir que vamos a encontrar una subida en la presión al trabajo importante.

El post actualizado dice así:

Es realmente importante entender cual es la presión fiscal sobre las rentas del trabajo. En este sentido, al final las discusiones se acaban centrando sobre los tipos marginal, (supongo que debido a la presión que sobre los formadores de opinión tienen los perceptores de las rentas más altas). Sin embargo, desgraciadamente, para determinar el importe pagado en concepto de impuestos al trabajo, el tipo marginal de irpf no es una variable relevante, ya que menos del 3% de los declarantes alcanzan dicho limite.

Al igual que en los demás impuestos, para analizar el sistema de tributación del trabajo no es conveniente analizar únicamente los tipos impositivos, sino que hemos de tener en cuenta una amplia casuística que afecta a las variaciones. Al respecto tenemos que tener en cuenta que la subida de  2010 va a ser el cuarto movimiento en tres años que afecta al importe pagado en la declaración de la renta, sin que hayan cambiado los tipos de tal forma que el gobierno pueda decir que no ha subido los impuestos.

Para la declaración de la renta del ejercicio 2007, (liquidada en primavera de 2008), se ha cambiado el sistema de computo del mínimo vital, de tal forma, que pasó de ser una deducción en la base imponible previa en los cálculos, a una deducción en la cuota por el importe equivalente al del ejercicio anterior multiplicado por el tipo medio resultante. ¿En que afecta el cambio?. Pues sencillamente al ser un tipo progresivo, el hecho de no reducir la base imponible previamente, provoca que los mismos ingresos alcancen un tipo marginal mayor, de forma que al final a pesar de hacer la deducción por el concepto del mínimo vital y que pueda parecer compensado el efecto, la realidad es que la tributación por la parte de la renta no exenta es mayor.

En el ejercicio 2008, surgen los famosos 400 euros, (en realidad hasta 400 euros), y en el ejercicio 2009, la variación está en la no deflactación de las tablas de irpf, de forma, que la mera subida del ipc en los sueldos, implica que se alcancen tipos marginales mayores y un pago mayor en porcentaje sin que implicase incremento de poder adquisitivo.

Para el ejercicio 2010, la subida fue la retirada de los  400 euros y la no deflactación, de forma que al final tendremos otra subida no reconocida del IRPF.

Por tanto, y creo que explicado que es relativamente sencillo, modificar el importe a contribuir en el irpf sin tocar los tipos, (y sin tocar deducciones que también afectarán); deberíamos saber exactamente cuál es la presión fiscal al trabajo.

Tal y como he hecho en el capitulo de las actividades empresariales, aplico el mismo sistema, y así sabemos cuánto paga el conjunto de trabajadores. Por supuesto, el cálculo de cada persona es sencillo. Sólo hay que coger la declaración de la renta y dividir la cuota líquida entre los ingresos totales de la persona y tenemos el resultado.

En este caso llegamos a la conclusión de que el importe asciende al 12,73 %

¿Cómo se llega a esta cifra?.

En la página de ine, encontramos la información de forma que en 2010, las remuneraciones de los asalariados ascendieron a 506.738 millones de euros.

Para determinar el pago derivado de trabajo en IRPF, debemos ir al informe sobre dicho impuesto, que en su página 7 nos da el dato de los ingresos de Hacienda por el trabajo que ascienden a 64.525. millones.

En consecuencia es fácil determinar que la imposición fiscal de las actividades del trabajo asciende a 64.525 millones de euros, sobre un total de 506.738 millones generados, lo que representa un 12,73 %.

Evidentemente, este valor es sustancialmente superior al importe de la presión fiscal sobre las rentas empresariales determinado en el post anterior.

  1. #3
    16/11/11 17:16

    La dedigualdad fiscal entre trabajadores y empresarios por un lado y entre ricos y clase media por otro es sangrante.

    Esta desigualdad en realidad son dos: la desigualdad fiscal fijada por los gobiernos y la desigualdad retributiva fijada por los mercados (¿libres, eficientes, competivos, oferta y demanda?)

    Pero aparte de quejarnos de esta desigualdad, discriminación y abuso de poder... ¿qué posibles soluciones o medidas pueden adoptar los millones de personas víctimas de este despropósito?:

    Opción A). Lo importante es no nadar contra la corriente, sino dejarse llevar a la espera que cambie la situación y podamos tambien aprovecharnos nosotros en cuanto podamos.

    Opción B). Protestar, quejarse, enfadarse y seguir haciendo lo mismo sin cambiar nada esperando a que llegue un Robin Hood salvador que nos haga el trabajo.

    Opción C). Buscar soluciones, medidas, acciones desde la individualidad de cada uno y desde cada grupo o colectivo de personas que puedan de alguna forma organizarse... Algo, lo que sea, moverse, cualquier cosa, todo... menos quedarse sentado en la mecedora del porche observando si el viento cambia de dirección.

    Opción D). Abierta a cualquier idea o consideración.

  2. #2
    16/11/11 04:36

    Estimado Tomas:

    Adjunto te dejo con un articulo interesante, sobre la base del IRPF.

    El titulo del articulo dice, En España no hay Ricos, el IRPF, lo pagan solo los tontos, y lo qu no les queda más remedio porque son asalariados.

    http://www.elblogsalmon.com/economia/en-espana-no-hay-ricos-el-irpf-lo-pagamos-solo-los-tontos

    Independientemente, de todo esto, a mi siempre me surge un problema al racionalizar, todos estos comentarios, porque los medios siempre nos dan un enfoque y obviamos otros enfoques igua lde validos.

    Al final siempre nos fijamos en una parte del problema y obviamos la segúnda, que paguen los ricos, y no nos preocupamos en saber porque hay tantos pobres porque ser mil eurista es ser pobre.

    De ahi la necesidad de redistribuir la riqueza a través de una renta basica.

    Sucede siempre, nos andan siempre rondando con el coopago para la sanidad, y nunca se preguntan por el coopago del AVE. Que cosas más curiosas tiene la politica y los medios.

    Cuando se grava el trabajo, y en este caso si hablaramos con propiedad seria cuando se grava el empleo, nos enfrentamos a que estamos gravando a quienes trabajan para los demás. Cuando gravamos el consumo, se grava según el uso de la infraestructura.

    Como vemos por todos estos articulos la realidad es que quienes sustentan el estado de bienestar son siempre los mismos.

    Una de las cosas que más sorprende del IRPF, es que la retencion no se cobra, la sensacion de que los sueldos son mucho menores.

    Por ultimo como hay muchos que no llegan al minimo no tienen que realizar la declaración lo que da la sensacion de que no pagan impuestos cuando la realidad es que los asalariados esatn pagando más que los empresarios.

    Un saludo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar