10

 

En el entorno político, tenemos toda una casta de personas que parece están empeñadas en un absurdo concurso de quien es el peor. De esta forma, tras los nefastos resultados y decisiones tomadas por el  PSOE, tenemos a un Partido Popular empeñado en demostrar que son lo mismo, tanto en declaraciones, como en donde gobiernan.

En los fregados del PP, una que no suele fallar es Esperanza Aguirre, a la que está claro que no le gusta que le den lecciones de democracia, y descalifica a todos los que exigen la democracia “con adjetivos”. Dice sin razón, que cuando se le ponen apellidos como orgánica, del pueblo o similares, se acaba en situaciones poco democráticas; pero olvida que cuando el adjetivo es “real”, la cosa varia un poco.

Creo que no es muy difícil entender que  la sociedad está un poco cansada de los desmanes y de la situación actual; y por supuesto parece indiscutible que nos queda bastante campo en el que mejorar si pensamos en que el poder radica en el pueblo, y desde luego mal vamos cuando pedir soberanía popular, (y nacional), sea algo casi revolucionario. ¡yo creo que se lo tenían que mirar, y por lo menos callar!.

A medida que la situación se deteriora, la realidad es que comienzan a surgir determinados movimientos, que cada uno es de su padre y de su madre. Pero tal y como está claro que la deriva de bastantes grupos sociales es manifiestamente mejorable, tenemos que tener claro que es lo más positivo de una sociedad que parece que empieza a despertar de tanto golpe y sacrificio.

En todo caso, parece que los políticos han logrado de repente lo imposible, que es enfadar a todo el mundo, lo cual evidentemente nos lleva a una situación en la que cada cual enfoca el problema hacía un sitio distinto y busca soluciones distintas. Entre las muy distintas ideologías, las muy distintas situaciones y cierto caos tras años de mentiras y manipulaciones, el caos es algo completamente lógico.

Pero lo que no tiene sentido, son ciertos mensajes comparando situaciones que no son comparables; por supuesto a menos que se pretenda mentir a sabiendas para quedar bien con unos tertulianos de casa que andan justos de luces. Y esto es lo que ha hecho Esperanza Aguirre cuando compara la situación que vive España con el golpe de estado de los jacobinos en la revolución francesa en 1793.

Evidentemente hay similitudes y hay diferencias. La primera y más obvia diferencia, es que en España, no han rodado cabezas. De hecho es curioso, pero ante la situación económica y social en la que estamos, resulta que ni tan siquiera nos encontramos con la definición coloquial de “rodar cabezas” referida a dimisiones. (¿a que no adivina de donde viene la frase?).

Evidentemente la diferencia de la “no existencia de violencia” es algo que supera en mucho lo que viene a ser un “matiz”. Y por supuesto es clave. Supongo que no habrá que explicar que la ausencia de violencia es algo que marca completamente lo que sea.

Pero ya que estamos con las diferencias respecto a la época, tendremos que hablar de las similitudes; Porque hemos de reconocer a la presidenta que si existen ciertas similitudes. Para esto me he ido a la wikipedia, y la verdad es que me encantaría “copiar y pegar”, algunas cositas de la revolución Francesa y comprobaremos que realmente si quieren buscar similitudes, lo tiene realmente sencillo.

¿Qué nos dice de las causas?.

En términos generales fueron varios los factores que influyeron en la Revolución: un régimen monárquico que sucumbiría ante su propia rigidez en el contexto de un mundo cambiante; el surgimiento de una clase burguesa que nació siglos atrás y que había alcanzado un gran poder en el terreno económico y que ahora empezaba a propugnar el político; el descontento de las clases populares; la expansión de las nuevas ideas ilustradas; la crisis económica que imperó en Francia tras las malas cosechas agrícolas y los graves problemas hacendísticos causados por el apoyo militar a la Guerra de Independencia de los Estados Unidos…

Desde el punto de vista político, fueron fundamentales ideas tales como las expuestas por Voltaire, Rousseau o Montesquieu (como por ejemplo, los conceptos de libertad política, de  fraternidad y de igualdad, o de rechazo a una sociedad dividida, o las nuevas teorías políticas sobre la separación de poderes del Estado). Todo ello fue rompiendo el prestigio de las instituciones del Antiguo Régimen, ayudando a su desplome.

Desde el punto de vista económico, la inmanejable deuda del Estado fue exacerbada por un sistema de extrema desigualdad social y de altos impuestos que los estamentos privilegiados, nobleza y clero no tenían obligación de pagar, pero que sí oprimía al resto de la sociedad. Hubo un aumento de los gastos del Estado simultáneo a un descenso de la producción agraria de terratenientes y campesinos, lo que produjo una grave escasez de alimentos en los meses precedentes a la Revolución. Las tensiones, tanto sociales como políticas, mucho tiempo contenidas, se desataron en una gran crisis económica a consecuencia de los dos hechos puntuales señalados: la colaboración interesada de Francia con la causa de la independencia estadounidense (que ocasionó un gigantesco déficit fiscal) y el aumento de los precios agrícolas.

Y ¿lo que se consiguió en el primer momento?

“La noche del 4 de agosto de 1789, la Asamblea Constituyente, actuando detrás de los nuevos acontecimientos, suprimió el 4 de agosto de 1789 por ley las servidumbres personales (abolición del feudalismo), los diezmos y las justicias señoriales, instaurando la igualdad ante el impuesto, ante penas y en el acceso a cargos públicos. En cuestión de horas, los nobles y el clero perdieron sus privilegios. El curso de los acontecimientos estaba ya marcado, si bien la implantación del nuevo modelo no se hizo efectiva hasta 1793. El rey, junto con sus seguidores militares, retrocedió al menos por el momento. Lafayette tomó el mando de la Guardia Nacional de París y Jean-Sylvain Bailly, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, fue nombrado nuevo alcalde de París. El rey visitó París el 27 de julio y aceptó la escarapela tricolor.

Sin embargo, después de estos actos de violencia, los nobles, no muy seguros del rumbo que tomaría la reconciliación temporal entre el rey y el pueblo, comenzaron a salir del país, algunos con la intención de fomentar una guerra civil en Francia y de llevar a las naciones europeas a respaldar al rey. Éstos fueron conocidos como los emigrados.”

En definitiva, lo que significa la revolución francesa ha sido:

“La revolución marcó el final definitivo del absolutismo y dio a luz a un nuevo régimen donde la burguesía, y en algunas ocasiones las masas populares, se convirtieron en la fuerza política dominante en el país. La revolución socavó las bases del sistema monárquico como tal, más allá de sus estertores, en la medida en que lo derrocó con un discurso capaz de volverlo ilegítimo.

Es cierto que la revolución francesa, trajo enormes sufrimientos, barbaridades y derramamientos de sangre, como los que menciona Esperanza Aguirre; pero supongo que también será cierto que lo que debemos todos es buscar alguna forma de lograr los beneficios que ha traído la revolución Francesa, ¡evitando los males!.

Las cosas han cambiado desde el siglo XVIII, sólo creo que además de ver las diferencias, debemos esperar que hayan cambiado las tácticas también. 

  1. en respuesta a Margrave
    -
    #10
    08/06/16 18:21

    Yo creo que si contribuyó significativamente. Cuando empobreces al consumidor, la capacidad de compra se reduce. Se crea descontento que favorece la insurrección, y al ser el estafador un ministro de gobierno, se crea indisposición contra el gobierno.

    Además, la quiebra de las finanzas estatales empuja a la deuda, y si sumas deuda (que empuja inflación) y descontento y pobreza, al final lo que obtienes es la receta perfecta para la revolución francesa.

  2. en respuesta a Yo mismo
    -
    #10
    30/09/11 00:42

    El problema siempre es ese. Decia Greenspan, que la misión de la Fed era controlar la inflación de los productos de consumo, pero no la INFLACION DE ACTIVOS. Cuando el Banco Central se atreve a pinchar la burbuja (Japón fué el único que tuvo valor), el resultado puden ser 10 años seguidos de estanflación. Ese es el dilema de la economia de mercado, la raiz (yo a lo mejor tampoco me atreveria, es peliaguda la cosa). Las revoluciones y fenómenos sociales, cuando el pueblo se enfada son solo los resultados. Un cordial saludo.

  3. en respuesta a Margrave
    -
    #9
    29/09/11 22:34

    Pues mira, una similitud más, (la de las burbujas).

    Y desde luego el pueblo francés, era lo que era. Solo espero que hayamos evolucionado algo, tanto el pueblo como los despotas...

  4. #8
    29/09/11 22:04

    Que no haya violencia es cuestión de tiempo... el que le queda al PP en llegar a la Moncloa.

    Saludos

  5. #7
    29/09/11 20:53

    No están tratando de ver quién es peor. Están hundiendo a España de manera sistemática, porque sólo hundiendo el barco se puede vender sus partes como chatarra. Si el barco estuviera a flote se vería muy mal vender a la patria en pedazos.

    Es mejor empezar a planear para el escenario en que el barco siga hundiéndose por varios años.

    2016 y el ciudadano español extraviado en la jungla
    https://www.rankia.com/blog/comstar/938963-2016-ciudadano-espanol-extraviado-jungla

  6. en respuesta a 7.......s
    -
    #6
    29/09/11 17:08

    Ya... Lo que pasa es que hace años, después de leer a los clásicos, empecé a comentar que la aristocracia (gobierno de los mejores) era un buen sistema y noté que la gente se mantenía a una distancia prudencial de mí. Entonces asumí el nuevo significado. Saludos

  7. en respuesta a aa123
    -
    #5
    29/09/11 16:14

    mas bien su marido...pero y ya que margrave ha introducido que es la democracia y como surgio en grecia...la aristocracia empezo siendo el gobierno de los mejores......dito neolenguaje...un sañudo.

  8. #4
    29/09/11 15:47

    Decía W. Churchill aquello de que “la democracia es la menos mala de las formas de Gobierno”. Yo estaría de acuerdo, si se sustituyese democracia por plutocracia (así la denominaron los romanos, a esta forma corrupta de Gobierno, porque Pluto era el Dios de la riqueza). La democracia surgió en Atenas, con una población reducida (y conocida) que permitía el sufragio directo. Desde el momento en que la población de un país es tan grande que no permite el sufragio directo, y hay que recurrir al mecanismo de la “representación”, la democracia ha muerto, y estamos en algo llamado parlamentarismo (nadie puede representar a alguien en algo tan básico como sus derechos o intereses). Pero aun se da un tercer paso imprescindible. El “parlamentario” debe ser elegido por la población. Su campaña electoral cuesta dinero, y como no lo tiene, ha de pedirlo al banco. Va el, con el sombrero en la mano, a pedir al banquero (exactamente como un mendigo), en época de elecciones. Así, más adelante el amigo banquero, quizás le pida su comprensión, para el reparto del dinero de los impuestos, que salve a su banco, claro. Concluyo.- La población debería saber que esto, NO es una democracia (no hay ni separación de poderes, que para Montesquieu era la base: el órgano de Gobierno de los jueces es elegido por los políticos). Pero, a la población solo le preocupa el futbol (el opio del pueblo actual), y no pensar, que es una cosa que estresa mucho. Y mucho menos “organizarse”, pues la única forma de poder del pueblo son las organizaciones (desde antes de los gremios, eso que no le gusta a Aguirre), que ya se encargan los plutócratas de desmontar, fomentando el individualismo (o consumismo, que es su nombre moderno). Todo ello se basa, claro en la ignorancia y debilidad del pueblo (La única y quizás imposible revolución verdadera, seria el elevar la cultura financiera de una población, pero ya se encargan ellos de no enseñarlo en la escuela. Enseñan “literatura”…). Napoleón decía en un comentario al Príncipe de Maquiavelo, que el pueblo es arena (quien genera indirectamente toda tiranía, es el pueblo). Napoleón, un emperador sucedió a esa Revolución de que hablas, igual que en la URSS, los comisarios políticos sustituyeron a la nobleza del Zar en la posesión de la riqueza. Para el pueblo nunca hay nada. No recuerdo el pensador que dijo que “… lo único que queda después de una revolución, es el limo de una nueva burocracia”. Y así es, así que dejad que hagan ellos su revolución, pues nada os van a dar.
    Dicho esto, discrepo contigo en la causa de la Revolución francesa. El populacho francés de la época, era de una vileza y miseria, que asustaría incluso hoy en día (hay que desterrar la falsa idea romántica de que el pueblo siempre es lo bueno). Incapaz de nada, que no fuese malvivir. La Monarquía absoluta tenía en su mano todos los hilos del poder (TODOS), incluyendo los mejores cerebros de la elite francesa administrativa, a su servicio. Nunca hubiera existido la Revolución francesa, de no ser por el asesino convicto escoces John Law. Jugador compulsivo, mentiroso, mujeriego, y genio financiero deficiente. A esta persona se deben los supuestos “beneficios” del la Revolución Francesa (ninguno, digo yo). Con su estafa piramidal en la Compañía del Mississippi de su invención, creó la primera burbuja de activos financieros, que malogró de manera absoluta la mejor oportunidad que tenia la brillante monarquia del ancien régimen para reformar sus finanzas. La administración financiera real cayó ingenuamente en las redes de este aventurero, que llegó a dominar las finanzas reales en Francia. Ese fue el error (crimen, como diría Dostoyewsky) de la aristocracia francesa. El estallido de la burbuja, perdida de valor de billetes de banco, la huida de la gente hacia el oro (que Law intentó prohibir tiránicamente), la quiebra de la Hacienda real, y la inflación y miseria de la población, trajo como consecuencia DIRECTA , la Revolución Francesa (ese fue el castigo). La Monarquía eligió mal al socio de su empresa, y esta quebró. Sostengo que la Revolución Francesa, no es más que una quiebra. Si a alguien le interesa el tema, esta excelentemente tratado en la obra “El triunfo del dinero. De como las finanzas mueven el mundo” de Niall Ferguson. Saludos.
    PD.- Este comentario solo refleja una opinión (la mía), y no está destinado a herir la sensibilidad de nadie (para mi todas las opiniones son respetables, y las contrarias a la mías más), ni a crear polémicas, sino a enriquecer el debate. Como dijo el Arciprestes de Hita, “No hay palabra mal dicha sino mal interpretada”. Así que me disculpo de antemano.

  9. #3
    29/09/11 14:28

    En vez de tanto jugar al corro de la patata en las plazas podrían ir a la puerta de la directora hdp del la CAM que quería vivir como multimillonaria de nuestrso impuestos el resto de su vida. Y así con unos cuantos más como el otro hdo de la CCM, Moltó.

    No esta mal un poco de jacobismo directo de vez en cuando.

    A ver si les aplican la justicia esa de delitos que causan alarma social.

    Lo que no vale es que los que van a jugar al corro de la patata a la plaza intenten tomar decisiones a mano alzada en nombre de todos.

  10. #2
    29/09/11 12:47

    Esperanza Aguirre ya sabemos que es una de las más dignas representantes de la aristocracia política de este país y que cualquier referencia a "revolución", aunque sea pacífica, le pone los pelos de punta. El problema es que los del otro bando (psoe) no dan para mucho.
    Para mi, ahora mismo, la única diferencia entre estos dos bandos es que a unos les veo felices, relajados y bronceados y a los otros les veo pálidos. Y todo ello me preocupa.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar