23

Cuando hablé de los cisnes negros, afirmaba que es una teoría muy conveniente para todos los analistas, gobiernos y en general personas de este submundo, ya que al final provocaba una coartada para unos efectos que no se habían anticipado.

El problema es que los efectos inesperados, pueden venir de dos lados.  Se puede producir algún hecho que sea completamente impredecible, (por ejemplo terremotos y similares), o podemos estar ante el caso de que el hecho de que ocurra sea totalmente previsible, pero todos hayamos decidido mirar hacia otro lado.

Un ejemplo actual podría ser el caso del impago de Grecia. A pesar de que realmente existen muy pocos argumentos para defender que Grecia pueda seguir cumpliendo los pagos de la deuda pública, nos encontramos con que todos los análisis y decisiones se comportan como si tal suceso fuese imposible.

Por ejemplo, cuando se realizaron los test de estrés de la banca, se asumió que los países no podían quebrar, y a fecha de hoy nos encontramos que las entidades financieras contabilizan estas deudas asumiendo que no pueden quebrar. Recordemos que la banca puede caer en pérdidas derivadas de la deuda pública a través de dos vías; la primera es que por necesidades de liquidez tengan que venderla a un precio inferior al coste, y la segunda es que el estado en cuestión entre en suspensión de pagos. Hoy parece que nadie se plantea la segunda y muy pocas entidades la primera.

En definitiva, la situación que nos encontraremos de repente es con una sorpresa, pero no desde luego por ser imprevisible, sino porque hemos cerrado los ojos. Por un lado los hemos cerrado porque por esta santa mania de generar confianza, hemos decidido cargarnos todas las reglas de valoración y criticar al que se le ocurra manifestar algo negativo, (sólo hace falta comprobar lo que ha ocurrido cuando el FMI anuncia la ¡posibilidad! de una recesión inminente).

Pero por otro lado, nos encontramos con un fenómeno curioso; y es aquel de desestimar escenarios adversos porque son muy malos. ¿Subiría en un avión en el que eliminan la probabilidad de caída porque sería grave?.

Este fenómeno, en definitiva nos impide ver los riesgos a futuro, ya que ni la bolsa va a caer, ni los bancos van a caer, ni los pisos van a caer, ni el oro va a caer… ; porque sería tan grave que se hará lo que se pueda por evitarlo!. Por supuesto, nadie parece recordar que una tras otra vez, todas estas frases tan categóricas se han derrumbado estrepitosamente con gran sorpresa para todo el mundo.

Y aquí estamos otra vez, con la negación de dos aspectos fundamentales; a todos nos cuesta reconocer la posibilidad de que exista una suspensión de pagos, y por otra parte a todos nos cuesta que se vaya a cumplir el punto 135.3. Pero es que los argumentos para descartar tanto una como la otra son más derivados de la necesidad y de la gravedad de la situación, que de un análisis realista de la situación.

Aún asumiendo que no va a pasar nada, la realidad es que esto es meter una bomba en una sala y simplemente no discutir sobre ella, porque resulta que si estalla, ¡es malo!. Lo malo es que si meter una bomba en una habitación no suele ser buena idea, pasar de ella es peor.

Pero más allá de esto, tenemos que pensar que las suspensiones de pagos de los países existen, y en todos y cada uno de los países, se pensaba que no iban a entrar en suspensiones de pagos. Es igual que aquello de que los bancos se desmoronan. Normalmente nadie lo espera pero ocurre.

Por tanto, no podemos obviar jamás la posibilidad de una suspensión de pagos, sobre todo porque es algo de por sí muy grave.

Por supuesto, alguien dirá que ¡nos rescatarán!, pero tenemos que recordar que aún siendo posible, lo que se está haciendo es vender rescates, pero en realidad se toman toda una serie de decisiones que están dejando a los países en peor situación. Dicho de otra forma, y aún asumiendo que aquello de que éramos demasiado grandes no era correcto, los rescates ¿son buena noticia o no?. Porque a día de hoy todos deberíamos tener claro como han acabado.

Asumiendo que no nos rescaten, que llegamos a la suspensión de pagos y que en definitiva entramos en una situación en la que no podríamos pagar ni pensiones, ni nominas, ni facturas, ni prestaciones, todo el mundo está asumiendo que los gobiernos serán responsables y “pasarán de la constitución”. Lo curioso es que en esta situación entramos en una paradoja inmediata; y también estamos olvidando que la cosa no será tan sencilla.

¿Por qué?. Pues porque es cierto que de la constitución se pasa con cierta frecuencia, pero tampoco debemos olvidar que se pasa con cierta frecuencia porque le interesa a determinados grupos de presión. En realidad hace tiempo que los derechos no se tienen en base a una legislación, sino que se tienen en base a la capacidad de poder.

Desde luego la presión para cumplir este punto va a ser brutal desde la banca, y esto no es lo mismo que pedir que todo el mundo contribuya de acuerdo a sus posibilidades, que no se especule con la vivienda y cosas similares. Puede ser que al final, (de hecho es probable), que se declarase el estado de emergencia o se cambiase la constitución, pero sería tras un proceso que se daría en un entorno en el que cada día se deterioraría todo.

La realidad es que a mi también me cuesta pensar en que este escenario puede ocurrir, por que entiendo que es de una locura extrema. Sin embargo, curiosamente tampoco era capaz de entender que esta normativa se colase en la constitución.

El caso es que reiteradamente he sido optimista y he rebajado expectativas sobre los que deciden, y reiteradamente he sido sorprendido, por lo que “el puede pasar”, es algo a lo que nos tenemos que acostumbrar, y más en una situación en la que los indicios de que puedan existir problemas se amontonan.

  1. en respuesta a Elcisnenegro
    -
    #24
    11/09/11 21:16

    Grecia tras el plan de julio acaba pagando un importe un poco inferior por su deuda, (porque realmente lo que se hace es sustituir unos titulos que tributan al 5 normalmente), por otros,,.. pero por una deuda mucho mayor, dejando al país sin patrimonio y aún por encima obligandola a tomar unas medidas que la llevan al desastre...

    Es completamente imposible que salga de esta, pero es que por culpa de los eurobonos, está completamente atrapada y sin poder salir. Sólo espero que no lleguemos a esta situación.

    Es cierto que ha retrasado la suspensión de pagos, pero a costa de hacerla mayor y en una situación mucho peor.

    respecto al partido político... ¡ni de coñas!

  2. en respuesta a Yo mismo
    -
    #23
    11/09/11 20:58

    El plan de Julio para Grecia es un buen plan, le ofrece a Grecia la posibilidad de recomprar su deuda y financiarse a un interes que va del 3,5 al 4%, eso es equivalente para un pais con una deuda del 120% del PIB a un pais que tenga una deuda del 60% del PIB y pague unis intereses del 7 al 8%.
    No es una panacea pero suspender pagos implicaria el colapso total del sistema al no disponer los bancos Griegos de la asistencia del BCE, y una recapitalizacion de sus bancos en moneda propia Griega tendria unas consecuencias inflacionistas mucho peores que los planes de austeridad casi con total seguridad, y pondria a Grecia en bandeja para quien quisiese comprarla por cuatro euros, o como dice Papandreu, por un plato de lentejas.
    Amigo Tomas te suelo seguir en el blog y coincido contigo en muchos de tus planteamientos, pero para progresar hay que arriesgar, apostar por una idea implica eso. Los Eurobonos significan asumir riesgos porque europa funcione, pero es que todos queremos que lo haga. Lo unico que hace falta ahora es que europa se construya con sus ciudadanos y no de espaldas a ellos. En las proximas elecciones europeas ya podremos ver partidos politicos transnacionales, seria buena idea que se aproveche eso para que salga algun partido con garra que tire para alante europa. Dado que existe tanta gente sesuda por estos lares estaria bien una iniciatiba que partiese de Rankia ;). Saludos.

  3. en respuesta a Elcisnenegro
    -
    #22
    10/09/11 00:23

    lo de los eurobonos puede ser el mayor desastre para españa... y si no preguntale a Grecia que ahora está atrapada...

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar