Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
1 recomendaciones
4
Nassim Nicholas Taleb se está haciendo famoso por su teoría sobre los “cisnes negros”, que el define como un evento extremo y altamente inesperado. La verdad es que dicha teoría ha venido muy bien a todos los organismos, analistas, gobiernos y expertos en general para explicar lo que ha pasado desde septiembre de 2008 hasta ahora. El cisne negro ha sido el derrumbe de Lehman Brothers.

La verdad es que tras esta crisis, podemos dar unos cuantos ejemplos de eventos extremos que casi nadie preveía; desde el colapso subprime en 2007, la caída de bear stearns, el derrumbe inmobiliario….

Es más que evidente que casi nadie preveía la caída de la banca de inversión en pleno en septiembre de 2008, (Desde luego no las agencias de rating que son las encargadas de evaluar las compañías).

En consecuencia todo el mundo que tenía responsabilidades predictivas, (FMI, Banco Mundial, cada uno de los gobiernos, Bancos Centrales, Entidades Financieras, Analistas,…), se apunta hoy a la teoría de que lo que ha ocurrido era imprevisible, por que nadie podía preveer la caída de Lehman. Todo muy conveniente, demasiado. Lamentablemente no encaja del todo.

Una de las lecciones que aún no han aprendido los anteriores es que estamos confundiendo inesperado con impredecible. Y, se pongan como se pongan, las dos cosas no son lo mismo. Evidentemente cuando el año pasado en junio de 2008, Trichet anunció la subida de tipos de julio, nadie esperaba lo que vino después; pero ¿realmente era impredecible?.

La secuencia de acontecimientos a la que asistimos en esta crisis es totalmente lógica y coherente con la realidad, por lo que no podemos decir que lo que está pasando es impredecible. ¿Podemos demostrar que la situación era predecible?. Pues sí. Y con este link. Inmediatamente después de la subida de tipos de Trichet, se infló más la burbuja de petróleo hasta los 140, dado que esos dos efectos atentaban contra la renta disponible, era totalmente lógico que el petróleo y las commodities se derrumbasen, por tanto todo aquel que había comprado futuros de petróleo a 140, se derrumbarían si este bajaba; por supuesto no había posibilidad de mantener ese precio, por que al final todo sale de unas gasolineras en las que nosotros ya no podíamos pagar. Cuando se derrumbase el petróleo, la banca de inversión se iría al garete. La duda es cual de las entidades iba a caer primero. ¿Esto era esperado?. Pues parece que nadie se daba cuenta. Pero realmente; ¿Era tan difícil verlo analizando los mercados?. En una discusión a cuenta de la situación en una noticia en agosto de 2008, puse unas previsiones en los comentarios del 11 de agosto a partir de las 20.07. Es evidente que la situación era más que previsible, y por mucho que me tildasen de loco, (los más amables), el problema es que no fuese esperada.

Ayer he puesto un link sobre la valoración de Zinkia, (la promotora de Pocoyó), en síntesis Banesto Bolsa espera que la empresa valga 85 millones, y el mercado asume que la empresa valía el 1 de octubre 63 millones. ¿Se espera que Zinkia corrija su valor hasta un precio inferior a 10 millones?. La respuesta es claro que no. Pero sinceramente, ¿alguien puede defender seriamente que valga más que eso?.

Hoy en el coche he escuchado en la radio un Economista, (la verdad no recuerdo de que Universidad) dando una charla en una asociación de vecinos, (no es que sea muy glamouroso, pero me ha hecho gracia), en el que exponía las tesis imperantes: ¡lo peor ya ha pasado!; ¡tenemos un pequeño problema en el consumo, pero es un problema de confianza por que nada hace que el consumo se retraiga!, ¡el empleo es lo último que se recuperará!. Si nos damos cuenta, es el manual de la última temporada, y desde el FMI hasta todos los gobiernos se apuntan a esta tesis. ¿Es realista?.

Todo el mundo asume que los bancos se han recuperado, y por tanto ya hemos pasado el riesgo de colapso, también se asume que en caso de existir una corrección en las bolsas no se llegará a los mínimos de marzo. Realmente: ¿Esto es realista?.

Mire, no tiene ningún merito hoy analizar el porque se han recuperado los mercados y los bancos desde marzo de 2009. Básicamente, todo el mundo se ha puesto manos a la obra a montar la burbuja que se desmoronaba. Hoy ya estamos en la situación pre-lehman. Sin embargo, nadie parece darse cuenta que en septiembre de 2008, estábamos inmersos en una gran burbuja que nadie era capaz de ver. ¿Por qué hacemos tantos esfuerzos para no ver que si estamos en la misma situación, y además eso era una burbuja, hoy también lo estamos?.

Gracias a las inyecciones de dólares, los estudios, los brotes verdes, (siempre basados en expectativas de alguna forma en expectativas o en la evolución de mercados financieros), los cambios contables y normativos, los apoyos explícitos e implícitos, los mercados de commodities se han doblado de forma que el petróleo ha pasado de 30 dólares al entorno de los 70, el Ibex ha pasado a casi doblar… Pero ¿tan difícil es ver que todo eso ha sido solo financiero?.

Ahora se espera una corrección. Pero; ¿Es razonable esperar una corrección?. Todas y cada una de las mejorías han venido de incrementos continuos de precios en algún mercado financiero. En el momento en que no se produzcan esas revalorizaciones; ¿es previsible que se mantenga la reactivación?.

Se dice que creceremos a pesar de que el consumo, la inversión y el empleo sigan mal; ¿es coherente esto?. ¿Quién y qué va a comprar?.

¿Es razonable que los bancos sueñen con deshacerse del stock de pisos, cuando hay menos gente trabajando, con sueldos contenidos y pagando más impuestos?. ¿Creen en serio que en un país lleno de mileuristas con contrato temporal van a tener salida los pisos?.

¿Es viable analizar un sistema económico sin mirar la renta disponible y las condiciones de los consumidores?.

La caída que viene en breve es completamente inesperada, y dentro de tres meses nos encontraremos con que nos estábamos recuperando pero la caída de algún gran grupo arrastrará a todo el mundo y logrará que esta incipiente recuperación quede en nada, (como ha pasado con Bearn, como ha pasado con Lehman).

Pero lo cierto es que las hipotecas subprime, la caida de Bearn, la caída de la banca de inversión en el pasado y la que se viene encima eran fácilmente previsibles. El problema es ¿a quién le interesa verlo?.

Hace un mes, más o menos, Greenspan declaró que las burbujas no eran detectables; pero la triste realidad es otra: ¿Quién gana con las burbujas y quien las paga?. Eso a lo mejor explica el hecho de porque ningún analista la pueda detectar y cualquier persona de la calle, lleve años diciendo: “esto va a petar”.
  1. #4
    Yo mismo

    Cambio.

    Por supuesto que no tengo nada que perdonarte. Verás, estoy muy de acuerdo contigo, esa es la razón de ser de este blog. no pretendo revolucionar el mundo de la economia, ni conseguir una teoría de nobel. Lo triste del caso es que los fundamentos de economía van por un lado, (los tipicos), el sentido común va por el mismo lado, pero estamos asistiendo a un bombardeo que a mi me parece completamente intolerable de manipulaciones, demagogias y engaños. Este bombardeo ha producido que al final nadie sabe ni donde estamos, no nos podemos creer absolutamente nada.

    Lo que estoy intentando hacer en este blog es dar ese paso atras...

    Por que la realidad es que tras la debacle de los años 30, (precedida por los felices años 20), se aprendieron, a un coste muy alto, muchas lecciones que nos ha llevado 60 años olvidar.

    Comparto contigo la necesidad de parar, pensar y dar los pasos hacia atras que sean necesarios para encontrar otra vez el camino.

    No sé si esto es técnico, es económico o es social, pero es que de todo necesitamos y todos tenemos que contribuir en la medida que podamos.

    Esa es mi vision.

    saludo.

  2. #3
    Anonimo

    De esta crisis no podemos esperar que algo cambie... todo seguirá igual... o quizas peor.

    Siento ser pesimista en este momento sobre la posibilidad de que algo tan connatural con la especie humana como es el afan por el poder desaparezca o se transforma en otra cosa.

    En todas las especies mas avanzadas existe el afan de poder, de mandar en el grupo, de obtener privilegios sobre los demas.

    Pero el ser humano tiene ademas la capacidad de la inteligencia... para el bien y para el mal. Y vivimos en una estapa en la que tenemos la sensación de que el bien no se prodiga todo lo que sería deseable.

    El nunca satisfecho deseo de tener mas poder utiliza esa inteligencia para crear argumentos que justifiquen el derecho a crear diferencias, de obtener privilegios sobre los demas.

    Tenemos el poder... que dan las leyes, tenemos el dinero... para crear privilegios,tenemos la tecnología aplicada a los medios de comunicación... para convencer al pueblo de que el modelo aun con sus defectos es bueno y debe seguir así.

    ...Y cada vez será mas difícil discernir a cualquier persona si lo que se dice en prensa, televisión, es cierto o no,... cada vez será mayor el control sobre la población.

    Sólo hay que tener a las gentes medianamente entretenidas con acontecimientos deportivos, con programas "a ver quien grita mas sin saber de lo que habla" y creando nuevos pecados al pueblo creyente para que se sienta culpable por comprar productos contaminantes que fabrican los ricos y poderosos.

    Podrá haber todas las crisis que se sean, pero seguiran otras derivadas de la fiebre por el poder y la riqueza, por la exclusividad y los privilegios...

    ...pero el fondo no va a cambiar... hasta que haya un cambio evolutivo en la especie humana.

    Y mientras éste llega la pregunta es cómo vivir, qué se puede hacer dentro de este mundo de entretenimiento creado para nosotros, para llevar una vida digna de acuerdo con los principios en los que creemos.

    He expuesto esta argumentación porque creo que a veces para ver la solución a un problema hay que dar un paso atras y poder así abarcar un mayor campo de visión que permita cambiar las variables sobre las que se analiza ese problema.

    Perdón por esta visión que se aleja tanto de los aspectos técnicos de la economía.

  3. #2
    Yo mismo

    Pues tienes toda la razon del mundo.

    la gran esperanza que tengo es que esta crisis tarde o temprano va a hacer limpieza entre todos los vendehumos que tenemos por ahi.

    esperemos que en este crash, por fin cambien las cosas...

    En fin. Nos queda espabilar y poner a cada uno en su sitio.

  4. #1
    Anonimo

    Este artículo esta claramente en relación con el de la valoración de Zinkia y los hubieras podido titular "Quién controla al controlador? ", porque el título sirve para ambos. De nuevo pones el dedo en la llaga, como es posile que nadie de los llamados y pagados para ello, encargados de detectar la crisis lo hiciera cuando esa sensación ya estaba en la calle?, pues me remito al título con el que iniciaba el comentario a tu artículo, la confluencia de intereses entre los directivos de empresas y quiénes debian regularlos, vease Madoff, ha dado lugar a esta corrupción generalizada que visto lo sucedido hasta ahora, hasta que no haya una debacle de verdad y entonces se pidan de una vez investigaciones serias, rigurosas que además puedan presentar cargos contra los verdaderos responsables en cualquier país, poco se puede hacer, pero dada su mediocridad para solventar la crisis actual, a lo mejor estamos más cerca de ello de lo que algunos suponen y quedrían. Saludos.


Sitios que sigo
1 recomendaciones
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar