¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

¿Becarios? ¿Contratos Basura? ¡Todo puede ser superado!

 

Uno de los graves problemas del mercado laboral es la situación de la generación más formada de toda la historia de España, (recordemos que es una frase del no tan formado ministro de fomento). En este campo estamos ante un problema que afecta a esta generación principalmente pero que a su vez impacta sobre el resto de las generaciones.

Con frecuencia asumimos que los contratos formativos, de prácticas, los contratos basura, las empresas de trabajo temporal, los contratos temporales de forma masiva y toda suerte de contratos de trabajo que suponen unos derechos apenas existentes para los trabajadores, y a su vez una retribución completamente desproporcionada, (por debajo, consecuencia de las condiciones de negociación que las personas que acaban en esta formulas de contrato tienen), son algo que ha estado a lo largo de toda la historia y que resulta que no se puede crecer de otra forma que tirando de estos mecanismos.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que hasta bien entrados los años 90 todos estos conceptos eran algo propio de la ciencia ficción. Es curioso comprobar que cuando Felipe González, (PSOE) y luego José María Aznar, (PP), comenzaron a reventar el mercado laboral imponiendo unas condiciones totalmente absurdas, las protestas fueron mucho mayores que cuando nuestro insigne presidente y nuestra casta empresarial y política actual llevan la destrucción del entorno a límites insostenibles.

El argumento para todos estos tipos de contratos, con estas condiciones, e incluso para todos aquellos puestos de trabajo que están sin contratos y con condiciones aún peores son simples y las hemos oído unas cuantas veces. Un parado, (antes se decía un joven, pero ahora la situación empieza a ser generalizada), prefiere estar trabajando aunque sea cobrando poco y con unas condiciones algo discutibles, que seguir en el paro.

Ya en mi generación, (recuerdo que nací en 1972 y por tanto licenciado en 1995), empezaba a ser generalizada la idea de que teníamos que entrar de temporales o becarios, para meter la pata en la empresa y conseguir un poco de experiencia para intentar abrir puertas. El problema era (y hoy es mayor) muy simple. Generalizando el uso de becas, contratos de prácticos y contratos basura para entrar en el mercado laboral, lo que se hacía era entrar, pero no entrabas al mercado laboral, sino que se entraba en una dinámica en la que se creía que entrar con una beca era como entrar en el recibidor del mercado. De ahí podríamos pasar a la zona noble, sin embargo, una vez acabadas las becas o una vez acabado el contrato de obra o de circunstancias de la producción teníamos una situación curiosa. Resulta que como las empresas cubrían sus necesidades de mano de obra con estos tipos de contrato, la realidad es que no había los puestos a los que se pretendía acceder.

Esto significa que se acepta un puesto de becario para acceder a un mercado laboral, y un buen día nos encontramos todos con que el mercado laboral ha desaparecido por este subproducto que todo el mundo aceptó. Los trabajadores con contratos decentes firmados en los 80 o principios de los 90, porque no iban con ellos; los jóvenes porque teníamos ganas de empezar a trabajar, ganar nuestro dinerito y por tanto aceptábamos lo que fuese y desde luego los empresarios que vieron un acceso a una cantidad impresionante de mano de obra con costes ridículos que en un modelo de especulación salvaje y protecciones a la oferta, proporcionaba unos beneficios ingentes.

Hoy la situación ha degenerado tanto que en el diario Expansión nos encontramos con un artículo en el que lo que se defienden son las ventajas de trabajar gratis. Los argumentos son básicamente los mismos que se usaban para defender la existencia de becas, o contratos basura. ¡Cada vez más gente está dispuesta a asumir los costes de trabajar gratis para conseguir demostrar algo y conseguir hueco en una empresa!; lo malo es que a medida que nos encontramos con gente dispuesta a trabajar gratis, nos encontramos con que las empresas tienen a su disposición personas que (según nos cuenta el artículo), “tienen más ambición, más hambre que aquellos que perciben un salario. Y además son más creativos”, y sobre todo, (que es lo que se han olvidado en el artículo: ¡Más baratos!.

Esto nos lleva a una espiral, que es conocida; como las condiciones se deterioran, más gente está dispuesta a hacer más por menos, y esto nos lleva a que las condiciones se deterioren más en una espiral que sólo se detendrá cuando  se llegue a una situación de colapso total (en la que estamos ya), por el pequeño detalle, de que no se puede destrozar las condiciones de la renta de una parte significativa de la sociedad y esperar que esto se aguante.

En definitiva, hemos olvidado que toda la normativa laboral que se ha ido desarrollando a partir de la gran depresión y de la segunda guerra mundial, no fue sino una respuesta a una situación de crisis, en la que además existía el riesgo de un bloque de comunismo. Como en tantas y tantas medidas que se han tomado en la segunda mitad del siglo XX, existía toda una suerte de medidas que iban destinadas a equilibrar mercados.

En particular, es imperativo equilibrar las relaciones de poder entre empresarios y trabajadores, para que el mercado funcione; (el libre mercado exige el equilibrio de poder). La estructura del mercado es lo que determinará los precios de los bienes y servicios intercambiados, (en este caso sueldos), lo que a su vez determinará la cantidad demandada de estos servicios, (asignación de factores), lo que a su vez implicará las relaciones sobre la productividad.

Por otra parte, la estructura de este mercado afectará también a los ingresos de los clientes lo que acabará determinando también lo que se produce.

Por tanto, los desequilibrios en el mercado laboral, que a corto plazo generan unos grandes beneficios son una clave importante para explicar toda la situación que se ha generado y desde luego será una utopía pensar que se puede solucionar la situación sin equilibrar esta situación.

Esto es lo que nos ha enseñado la historia, que nos muestra que las intervenciones para equilibrar este mercado no fue una dadiva, sino que fue algo necesario, y que  en el momento en que se revierte siempre acaba en tragedia. Lo que está claro es que condenando a una generación a la precariedad, tendremos consecuencias tan extrañas como la falta de la natalidad; (recordemos que es una consecuencia) y tendremos que diseñar un modelo económico en el que se producirá intensivamente con mano de obra, (porque es barata), y por supuesto elementos de bajo valor añadido, (consecuencia de bajos sueldos de los clientes), y que se basará en la especulación pura y dura, (los beneficios o vienen de la innovación y la inversión o vienen de la especulación). ¿Alguien esperaba otro modelo económico?. 

  1. #1

    Cachilipox

    Bueno, no es más que la transmutación de la famosa (otrora) Ley de Hierro de los salarios de Ricardo. Claro que como ahora las familias proletarias ya no tienen hijos a espuertas, algo hay que inventarse para seguir machacando a la baja los salarios. Es lo que los señores del Weltgeist han decidido. Creo que era de Charlot la frase "gracias por dejarme trabajar sin cobrar".

  2. #2

    Josehga

    ¿Llegaremos al día en que haya gente dispuesta a pagar para trabajar? En cierto modo ya sucede así, porque en sitios como infojobs ya te hacen pagar para, según ellos, tener más éxito en la búsqueda del empleo. Y los masters privados obligatorios...
    La desaparición del miedo al comunismo nos está haciendo un gran daño a la clase trabajadora. Va a ser necesario asustar a los políticos de alguna otra forma: no votándoles (a ninguno de ellos, abstención del 90 %), violencia en las calles...

  3. #3

    Raspaspás

    Muy cierto, los contratos "basura" de prácticas y para la formación se previeron como un pórtico de entrada al mercado laboral. El problema ha sido que en las empresas lo que se ha hecho con estos trabajadores una vez finalizado su periodo de "aprendizaje" es echarlos a la calle en vez de ascender a puestos mejores en la empresa, siendo reemplazados por nueva mano de obra a formar. Con lo cual este tipo de contratación se ha generalizado de tal modo que el mercado laboral prácticamente ha desaparecido, en favor de este tipo de negocios jurídicos precarios, temporales y mal pagados. Es un caso más de huésped que devora al anfitrión.

    Por cierto hasta septiembre del 2010 los contratos para la formación ( que no formativos puesto que estos se dividen en prácticas y formación ) no cubrían la contingencia de desempleo.

  4. #4

    Emiliojornet

    Para los asalariados pintan bastos.La sociedad se ha polarizado de forma extrema entre ricos y pobres, los que ofrecen su trabajo ya no tienen ningún poder.
    La lucha de clases clásica está muerta, los que mandan en el mundo han desviado esa lucha, como? pues dopando el mercado de trabajo desarrollando paises como china, india, etc., ahí está la fuerza laboral del planeta y encima a muchos paises, entre ellos el nuestro, los han jodido bien con el endeudamiento a base de crédito y sobrevaloración de bienes, entre ellos los inmuebles, que nos hipoteca durante muchos años y está por ver si podremos salir de esta situación. Todo este proceso ha sido una involución comandada por quien manda en el mundo, lo han sabido hacer muy bien.
    A las nuevas generaciones se les presenta un panorama muy deprimente y a los que ya están se les van a exiguir grandes recortes.
    Todo esto del crecimiento desmesurado, crediticio y consumista ha sido una manera muy sutil de transferir riqueza de las capas pobres (crédito) a los más ricos. Una mierda todo, un engaño. A mis 55 años soy muy pesimista

  5. #5

    Bizkaitarra

    totalmente de acuerdo.
    Hace muchos años que existen los becarios, ¡quien no ha sido becario alguna vez! dejabas de ser becario y entraba otro becario a sustituirte, y así años tras año.
    Lo que nunca he entendido es que con tanto trabajo basura (basura de sueldo, se entiende, ¿no?) la gente se empeñaba en comprar viviendas por un riñon (o dos!), esos sí que estan bien jodidos 40 años para pagar la hipoteca: trabajar para pagar la casa es otra forma de esclavismo

  6. #6

    Miguelc

    Tengo la teoría que este fenómeno que estamos comentando no es sino la punta del iceberg de algo mucho mayor, una consecuencia del comienzo de la migración de una economía de escasez a otra de abundancia, o distributiva.

    Los avances tecnológicos nos permiten producir más y más cada día, con menos y menos mano de obra (¿alguien recuerda las predicciones de los años 60 de hambrunas mundiales por falta de capacidad de producción de alimentos?).

    Para hacerlo más claro exagerémoslo hasta el extremo. Supongamos que toda la producción mundial se robotizara de forma que no fuera necesaria la intervención humana. Es evidente que no existiría el trabajo, al menos en su forma actual.

    Es hora de que empecemos a pensar en serio en cómo vamos a pasar de una economía de la escasez, en la que todo el mundo debía trabajar para producir lo suficiente para todos, a una economía de la abundancia, donde no va a haber trabajo para todos ... al menos para 8 horas, cinco días a la semana.

  7. #7

    Raspaspás

    en respuesta a Bizkaitarra
    Ver mensaje de Bizkaitarra

    ¿y que vas a hacer, vivir bajo un puente? la gente necesita una vivienda, más grande o más pequeña, es una necesidad básica. Lo lamentable es que se haya producido una especulación tan brutal con un bien de primera necesidad. Otra cosa es que haya habido quien se ha "calentado" adquiriendo viviendas no proprorcionadas a sus posibilidades aprovechando la mano abierta de los bancos a la hora de conceder préstamos.


  8. #8

    Bizkaitarra

    en respuesta a Raspaspás
    Ver mensaje de Raspaspás

    pero comprar una vivienda por 60 millones (en ptas) en un pueblo, no me dirás que no parece un robo!
    existen alternatibas, por ejemplo el alquiler (ya se que no gusta nada y que tiene mala fama......)
    Aunque sea una necesidad, todo tiene un precio maximo o deberia de tener

  9. #9

    Zalacain

    en respuesta a Miguelc
    Ver mensaje de Miguelc

    Perdona, pero sí hay hambrunas, sí hay escasez. Estamos llegando al final de la globalización.Lo que se está acabando es el reparto entre 600-700 millones y aparecen otros 2000-3000 millones a la fiesta, (y todavia falta medio mundo).

  10. #10

    Sermara70

    en respuesta a Miguelc
    Ver mensaje de Miguelc

    Bajo mi punto de vista, este argumento no se sostiene por dos motivos:

    El primero es que estamos en un planeta finito, y salvo que el nivel tecnológico llegue a un nivel de evolución donde sea capaz de crear cosas a partir de nada o casi nada, toda esta abundancia está alcanzando su punto máximo si este no se ha alcanzado ya (mientras algunos países emergen otros van entrando en decadencia, hablamos del mismo juego, pero hay un reparto de cartas distinto).

    Segundo, que yo sepa y reconozco que no es mucho, los ricos son ricos en gran medida porque disponen de medios o cosas que son escasas y se aprovechan de esa escasez para imponer su ventaja. Sinceramente, no veo en que puede convenir a quienes ostentan la riqueza hoy, que gracias a los avances tecnológicos se pudiera llegar a un momento en que por ejemplo la energía fuera infinita. Y si llega el caso, ¿ Pensáis que compartirían ese conocimiento con todos?. ¿Como saldrían beneficiados?.

    El único avance que podría interesar al club de los ricos de verdad sería llegar a ser inmortal y estar libre de enfermedades que pudieran erosionar sus años de vida... y poco mas la verdad.

    Un saludo

  11. #11

    Rainstopper

    El artículo de Expansión es tan patético como este país -y está politizado como casi todo en los medios. Aquí la gente traga con todo. Hay que tener la autoestima por los suelos o estar forrado para siquiera plantearse trabajar gratis, independientemente de la experiencia profesional de cada uno. Eso sí, seguro que no vamos a ser pioneros en inventar productos surrealistas como, por ejemplo, "La hipoteca que no se obliga a pagar".

  12. #12

    Pagano

    Estimado Tomas:

    Para cuando una renta basica, que permita liberar los ingresos del trabajo.

    Todo el mundo quiere trabajar aunque sea gratis, lo que las personas no pueden es subsisitr sin ingresos.

    Aqui hay una pequeña differencia, pero hay que llegar a ella. El tener empleo significa reconocimiento social, en muchso casos más importante que el salario. Y el ser humano es un ser social.

    Un saludo

    www.rentabasica.blogspot.com

  13. #13

    Pocholo r.

    en respuesta a Sermara70
    Ver mensaje de Sermara70

    Están en ello, en lo de intentar llegar a ser inmortales y estar libres de enfermedades degenerativas. No hay más que ver el esfuerzo que dedican para solucionar enfermedades degenerativas como el Alzheimer o el Parkinson y el que dedican para solucionar enfermedades como la malaria, el mal de Chagas o la fiebre amarilla.

    Fiebre amarilla - 30.000 muertes al año

    Malaria - 2-3 millones de muertes al año

    Mal de Chagas - 50.000 muertes al año

    Para el Parkinson los datos no son fáciles de encontrar

    Alzheimer - EEUU en 2007 casi 78.000 muertes

    ¿Quien se jubila a los 53 con una buena pensión o sigue trabajando por gusto y con un sueldazo?¿A quien le interesa que se encuentre una cura para las enfermedades degenerativas y si puede ser pagada con dinero público?

  14. #14

    Miguelc

    en respuesta a Zalacain
    Ver mensaje de Zalacain

    Zalacain, ya sé que sigue habiendo hambrunas, pero si lo investigas un poco la estadística dice que el nivel de alimentación del ser humano medio ha mejorado muy notablemente desde los años 60, y no sólo del humano medio, además, el número absoluto de personas subalimentadas ha disminuído radicalmente (28% en los últimos 10 años, 40% en los últimos 20, etc.).

    Depende de las fuentes, pero haciendo el término medio se obtiene que el número de personas que no tienen cubiertas sus necesidades calóricas en el mundo ronda hoy en día el 10-15%. Una cifra totalmente inaceptable e inmoral, no cabe duda, pero muy inferior a las predicciones, y muy inferior al 20-30% de hace 50-60 años.

    Busca predicciones de esas fechas sobre población y alimentación. Lo que encontrarás es que había una gran cantidad de expertos que avisaban que, de seguir las tendencias aparentes en aquellos momentos (cosa que NO ha ocurrido), la situación de subalimentación afectaría, a día de hoy, a más del 50% de la población mundial.

    Te invito a que eches un vistazo a unas estadísticas tan poco sospechosas de manipulación como las de la F.A.O., y ya me dirás: http://www.fao.org/corp/statistics/es/

    O si lo prefieres las del World Food Programme: http://www.wfp.org/hunger/stats

    Un dato más. A finales del siglo XIX era necesario el esfuerzo del 70-80% de la población de EEUU para producir los alimentos que consumían sus 70-75 millones de habitantes. Hoy, con menos del 3% dedicados a esa labor se alimenta a 300, y aún les queda para exportar. Las cifras en Europa no son muy distintas, y otros países menos favorecidos están poniéndose rápidamente al día (especialmente los dos gigantes, China e India).

  15. #15

    Miguelc

    en respuesta a Sermara70
    Ver mensaje de Sermara70

    Perdona Sermara, pero estás comparando pepinos con astronautas... ;-) Me parece que estás hablando de un problema distinto.

    Sea o no finito el planeta lo cierto es que cada vez estamos necesitando menos mano de obra para producir lo que necesitamos para cubrir nuestras necesidades básicas, e incluso las no básicas.

    Hasta el sector servicios ha visto reducidos radicalmente sus necesidades de personal en más de un caso. ¿Alguien recuerda la cantidad de personal que había en las sucursales bancarias en los años 70-80? ¿Cuantos empleados tenía una gasolinera media en los años 60? ¿Cuanta gente trabaja hoy en el transporte de mercancías (especialmente por carretera, tren y barco) en comparación con 50 años atrás? ¿Y en puertos y almacenes? Etc.

    Y si hablamos de economía "productiva" (las comillas van con intención), todo el que tenga unos años se habrá dado cuenta cómo ha disminuído el número de obreros necesarios para construir un edificio, o para tender una carretera, o para construir un coche, etc.

  16. #16

    Yo mismo

    en respuesta a Bizkaitarra
    Ver mensaje de Bizkaitarra

    el problema es que el precio de la vivienda supone un problema tambien para el precio del alquiler que han subido también en consonancia.

    Además debemos tener en cuenta que el alquiler tiene que ser más caro que comprar por definición.

    Verás cuando necesitamos un techo, podemos afrontar el pago de los concejales, de los ayuntamientos, de las distintas administraciones, de los fondos inmobiliarios, del dueño del terreno, de las promotoras, de las constructoras y de los bancos. Todo el que ha ganado con este proceso vamos...

    pero cuando alquilas, lo que estas es pagando los beneficios de todo esta gente, más del que compra el piso para alquilarlo, (que supone que quiere hacer un negocio).

  17. #17

    Fernan2

    Pues yo lo de becario no lo veo mal (si se hace como es debido)... yo empecé de becario, y sinceramente, me pagaban poco... pero lo que hacía aún valía menos, y me sirvió para aprender, y luego me hicieron fijo. Si me hubiesen tenido que pagar un sueldo normal, probablemente no me habrían cogido, o me habrían tirado porque no me lo ganaba.

    s2

  18. #18

    Yo mismo

    en respuesta a Fernan2
    Ver mensaje de Fernan2

    ¿Hacemos lo mismo con todo lo demás?...

    es decir, cuando tenemos un programa informático novedoso al principio siempre falla y hay que ajustarlo... hasta el punto que el 2.0 siempre es mucho mejor... y más barato...

    lo mismo con las máquinas. Curiosamente los nuevos son más caros.

    En realidad lo que se trata es de pensar en los empleados como una inversión... ¿coges a alguien que no tiene experiencia?. Pues se trata de invertir y apostar. Se trata de que al principio pierdas y luego le saques un gran rendimiento.

    Pero claro.. ¿vas a apostar por alguien si puedes ir probando en el mejor de los casos de forma barata?.... Por no hablar de que los becarios y todos estos contratos basura lo que hacen es una competencia brutal con el resto de los trabajadores.

    ¿que ocurre cuando una empresa china con normas chinas mete sus productos a competir con una empresa europea?... ¿Que la China no entraría de otra forma?.. Pues tendría que mejorar más, pero desde luego claro que entraría.

  19. #19

    Sermara70

    en respuesta a Miguelc
    Ver mensaje de Miguelc

    Problema distinto, quizás..., o no tanto. Si nadie trabaja, ¿de que van a vivir?. ¿Ves a las grandes empresas ofreciendo sus productos gratis?. Algunas empresas tipo Google quizás si, pero eso es solo porque quien parece ser su cliente no lo es realmente. Ellos viven de la publicidad que si se paga.

    ¿Que ocurriría si todas las empresas fueran como Google?. Todo sería muy optimo y eficiente pero mucha gente, hablando claro, sobraría y eso es lo que está empezando a pasar, que sobra gente.

    Respecto al sector servicios, que por cierto, se inventó para generar empleos si también nos lo cargamos llegamos a lo mismo. Menos empleos globalmente unido a que hay mas personas..., o los ricos se hacen mas generosos o comienzan a mantener a todos los pobres que existes y están por llegar o, de alguna manera, habrá que reducir el numero de pobres. ¿Como?. A mi no me gustan demasiado las ideas que me vienen a la cabeza

    Un saludo

  20. #20

    Miguelc

    en respuesta a Sermara70
    Ver mensaje de Sermara70

    Exactamente Sermara, ahora sí que has puesto el dedo en la llaga: ¿Como pasamos de una economía donde la gente se "gana" su sustento intercambiando su tiempo por dinero, y este por bienes y servicios, a otro donde tienes tus necesidades básicas cubiertas por el simple hecho de haber nacido?

    Sospecho que va a ser una transición difícil, y las posibilidades de que el proceso incluya disturbios, guerras incluso, y una elevada cantidad de miseria y sufrimiento para los seres humanos, me parecen bastante altas ... pero me temo que, salvo medidas draconianas en contra, el proceso es inevitable. En realidad ya ha comenzado; de ahí, en mi opinión, el cada vez más convulso mercado laboral de los últimos 20-30 años.

    ¿De verdad alguien se ha tragado que la progresiva tecnificación, robotización en más de un caso, de las tareas productivas, sólo tendría como consecuencia el desplazamiento de los trabajadores al sector servicios? ... Sin ánimo de ofender a nadie, esto me parece de una inocencia rayana en la estupidez (lo siento, pero no se me ocurre un adjetivo más suave).

Autor del blog

  • Yo mismo

    Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.

Envía tu consulta


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar