Algunas consideraciones para la valoración del impacto en Japón (II)

29

 

En el anterior post he tratado de exponer que las consecuencias de una catástrofe varían y mucho en función de la situación y de lo destruido, mucho más allá de valoraciones y de PIB.

Lo primero que debemos hacer para entender los efectos de esta catástrofe sobre Japón es contextualizar, tan siquiera mínimamente de que estamos hablando. Y lo que estamos hablando es de un país que es una Isla, muy densamente poblada, y no demasiado grande, sin recursos naturales, a la vanguardia tecnológica. Estamos hablando de un país que lleva décadas luchando contra la deflación, que obtiene una gran parte de su renta de las exportaciones, y que además es una potencia financiera.

Recordemos que antes de este suceso, ya estaba en duda su recuperación; y que tiene un nivel de deuda que se acerca al 200% de su PIB.

Esta es la situación de partida; y es la situación en la que golpea el terremoto, el tsunami y el problema nuclear. A día de hoy es cierto que poco se sabe de los daños que tiene el país, pero únicamente con las imágenes que existen nos podemos hacer una idea de los efectos que tenemos que encontrarnos.

En primer lugar, lo que está claro es que el mero hecho de que sea una Isla; y además una potencia exportadora, sin demasiado Espacio, lo que provoca es que la mayor parte de la población e infraestructuras se concentren en la costa. Por razones más que obvias la importancia de la costa en este país es mucho mayor que en la mayoría de los lugares donde puede ocurrir este suceso.

En  muchas de las fotografías nos hemos encontrado con barcos en medio de lo que antes eran ciudades, por lo que añadiendo el hecho de la destrucción de las viviendas de estos pueblos costeros y las víctimas, tenemos un primer impacto en el sector pesquero. Además de la pérdida de las casas, muchas personas han perdido su medio de vida. Por descontado una parte importante de la actividad de las ciudades costeras depende de alguna forma del sector de la pesca; y lo peor es aquella parte que no depende de la pesca.

La principal ventaja de Japón es la capacidad industrial y tecnológica. De todos es sabido que es una gran potencia industrial en varios sectores, que genera una gran actividad. Desde el sector automovilístico, hasta la electrónica la industria japonesa genera una actividad exportadora que sostiene el país.

Afortunadamente parece que la mayor parte de las plantas productivas del país no han sido afectadas; lo cual pudiera parecer un alivio. En todo caso, deberíamos tener en cuenta, que la capacidad exportadora de Japón se reduciría, porque tendrían que producir toda la cantidad de elementos destruidos; es decir. Antes de comenzar a realizar exportaciones nuevas, habrá que volver  a hacer los coches, (entre otras cosas) que estaban listos para salir en los puertos afectados y además los coches destruidos de los japoneses. La necesidad de usar la capacidad para reconstruir, reducirá la capacidad exportadora de Japón, (o incrementará las importaciones), de tal forma que limitará la capacidad de generar ingresos en un momento en que los gastos se van a disparar.

Pero en todo caso, el mayor problema no es el uso de la capacidad productiva, sino el concepto de la cadena productiva. Y es en este punto donde tenemos que tener en cuenta la situación real.

¿Qué ha de ocurrir para que Japón pueda usar sus plantas industriales?. Imaginemos que todas las plantas están bien;  el proceso es sencillo, Japón recibe las materias primas, las traslada a las plantas, en estas, se  necesita una gran cantidad de energía, para producir lo que quiera que hagan, que  luego se ha de trasladar hasta el extranjero.

Por lo tanto el impacto de este drama, da de lleno en casi todas las fases de una cadena que rompe por el eslabón más débil.  No hay más que ver una fotografía del puerto de Sendai para analizar el principal problema:

 

Los puertos dañados, y no parecen pequeños, unidos a los grandes barcos que han aparecido en medio de las ciudades, van a limitar tanto la recepción de materias primas, como la posibilidad de exportación. Desde luego no va a ser fácil reasignar este tránsito en otros puertos que además tienen que asumir el incremento del tráfico para la reconstrucción.

Este problema no es menor, pero además nos encontramos con que después de llegar al puerto se necesitan las carreteras o vías ferroviarias para trasladar estos containers. En la medida que las vías de Japón estén dañadas, y por lo menos parece que en una parte importante del país los daños son importantes, el impacto se multiplica.

Por tanto, el principal problema de las infraestructuras destruidas no son su coste, sino que el verdadero perjuicio es que el hecho de que hayan sido destruidas afecta muy gravemente a las posibilidades de recuperación del país. El problema no es el pib de la zona afectada, sino que es el impacto sobre el resto de la economía.

Mientras no se recuperen las infraestructuras la capacidad productiva de las plantas de Japón van a estar muy limitadas, y llegamos a otro tema importante, que es la energía para que funcionen. Todas y cada una de las plantas productivas no son absolutamente nada sin energía que las haga funcionar.

No hay muchos datos sobre la situación de las plantas e instalaciones de energía y su situación más allá de la situación de la planta nuclear de Fukushima. Lo único que sabemos es que hay restricciones en la ciudad de Tokio con apagones rotativos de tres horas, transportes suspendidos y una expectativa de unos seis meses para recuperar la normalidad. Tenemos que tener en cuenta que además ahora mismo todas las plantas están paradas, de tal forma que no debería ser descabellado suponer que más allá de la situación de la energía nuclear, existen problemas energéticos muy graves, bien sea por daños en las distintas plantas de generaciones, (que no sean noticias al no ser nucleares), o en la distribución.

En medio se ha colado la crisis nuclear que aunque se solucione y no empeore más la situación va a originar un debate sobre la energía de forma que actuará sobre los reactores perdidos y sobre el resto. Sin energía no hay posibilidad de hacer funcionar las máquinas. ¡es así de simple!.

Los incendios en varias refinerías que se han originado después del tsunami es previsible que hayan dañado la capacidad de refino del país, lo cual generará nuevos impactos para la economía productiva.

El problema no es el valor de lo destruido, ni tan siquiera el porcentaje del PIB que ha sido afectado, sino que se han destruido gran parte de las infraestructuras necesarias para que la industria funcione. Por lo tanto, la reparación de estos elementos será elemento necesario para que la economía comience a recuperarse, y estas instalaciones no son sencillas.

Pero es que además esta situación ha coincidido con una situación de crisis mundial, que tiene como rasgos fundamentales unos precios de las materias primas disparados, acompañado de una crisis de deuda. Y si preguntamos por las dos cosas que va a necesitar Japón tanto para la reconstrucción como para generar luego la actividad, tenemos que mencionar precisamente estas dos cosas en cantidades industriales.

Con la actividad parada o por lo menos muy dañada, la única posibilidad de asumir la reconstrucción no es otra que acudir a la financiación, para pagar unas materias primas de las que es muy dependiente la economía japonesa con un precio record. Esta financiación ha de servir también para pagar los beneficios que esperan las empresas constructoras de medio mundo que están hoy haciendo funcionar las calculadoras a todo trapo. Estas infraestructuras en teoría se tendrían que pagar con los impuestos de los japoneses, pero se antoja difícil sobre todo teniendo en cuenta que mientras no se recuperen la actividad difícilmente podrá generar ingresos para generar las posibilidades de pagar estos impuestos.

¿Queda algo para completar el escenario?. Pues queda el tipo de cambio, que por lo menos inicialmente puede compensar un poco el escenario del coste de las materias primas; (al pagar con una moneda fuerte, sirve para que salgan un poco más baratos los costes), pero se puede convertir en un gran problema para Japón, que recordemos tiene un sector exportador muy importante.

Y todo esto, sin tener en cuenta el problema de la central nuclear de Fukushima, que desde luego va a empeorar este esquema y por supuesto la pérdida de vidas humanas que va a ser muy relevante.

Para entender los efectos, necesitamos por tanto saber exactamente la situación de las infraestructuras, (tanto de comunicaciones, como de energía), que son aspectos claves en cualquier economía, pero en una isla adquiere una especial relevancia. Por supuesto, quedan también por sumar en las facturas las casas destruidas, los equipamientos de todo tipo, los aeropuertos, aviones, los heridos, hospitales…

En función de que y como se haya destruido podemos hablar de poner precios y costes a la situación y sobre todo el plazo, que desde luego no va a ser breve, (y por supuesto ni de lejos a lo largo de 2011); siempre claro que no empeore la situación nuclear.

Podemos discutir si Japón está en una situación de tormenta perfecta o no, pero creo que si alguien deliberadamente pretendiese provocar el mayor daño posible a este país, lo que buscaría destruir es la infraestructura de comunicaciones y energía, porque de esta forma se logra bloquear completamente el país. Lo complementaría con una situación financiera, que cuando menos es delicada. No se entienda que estoy hablando de que esto ha sido provocado, sino que a veces el azar es muy cruel.

  1. #29
    20/03/11 22:30

    Las centrales estas, parece que van a quedar inutilizadas porque no es una central son seis todas juntas , con el agua de mar que estan usando para refriguerar se estropean y quedan fuera de uso ,esa electricidad no sera facil conseguirla de otro sitio a corto plazo y tiene que tener un alto coste .
    Sobre la cuestion del sitio que causara mas daño , Tomas me ha hecho darme cuenta que Garoña seria el sitio cortaria el corredor a Europa no solo de España sino de Portugal y el del cantabrico a barcelona y levante , todo mirandolo desde la perspectiva de un juego de estrategia.
    Estan insistiendo mucho en que el PIB de esa zona es menor que el de Kobe y sin conseguir controlar las centrales ya me empieza a mosquear , cuando se insiste tanto en algo al final siempre pienso que es para desviar la atencion .

  2. en respuesta a Deferrer
    -
    #28
    19/03/11 20:50

    es que no estoy muy de acuerdo en que nunca llega.

    Yo creo que estamos hablando de cosas distintas; es decir... Estamos en un país con un 20% de paro, con más del 60% de familias que no llega al fin de mes, caídas de dos dígitos en muchisimos indicadores, caídas de negocios brutales... ¡Pero que es lo que esperabamos!

    Lo que ocurre es algo así como lo de la central de japon...

    la gente temía lo peor, y lo peor era un escape radiactivo... pero el problema es que ahora parece que esto no es para tanto...

    Pues esto es lo que la gente temía....

  3. en respuesta a Caminante
    -
    #27
    19/03/11 19:48

    al revés, lo que veo es que el 99% de la gente dice lo mismo: apocalipsis, fin del sistema, etc...pero nunca llega

    sin embargo yo cada vez que ocurre compro y me suele salir bien. Te pareceré raro, pero el día que el Nikkei se despeñaba y con el caia el sp500 40 puntos me sentía bien...siempre me ocurre cuando el mercado entra en pánico.

  4. en respuesta a Yo mismo
    -
    #26
    19/03/11 09:40

    Vamos, te doy la razón que con el sistema actual se ha incrementado enormemente el bienestar social. Fictivamente, claro. Y por supuesto que en la revolución industrial ha sido posible debido a la enorme cantidad de clase media, que no sólo trabajaba para ello sino que también consumía en ello.

    Así mismo, en egipto, las pirámides también se hicieron gracias a sus trabajadores y no al faraón que las desearon o a los ingenieros que las planearon.

    Pero nada más. Cómo dijo Lenin, los "idiotas útiles" son los más necesarios para mantener el corrupto poder.

    Lo siento, la mayoría de la gente vive y quiere vivir en ignorancia. Y por ello es utilizada, y pierde. Quejarse es gratis, claro. No hay remedio al respecto, salvo educación. El estado “social” que tenemos no es más que el medio adecuado para mantener a esos idiotas útiles contentos, con una llave de un piso o de una nueva Vespa, a crédito claro, mientras que los listos aumentan su posición de poder. Eso es lo que nunca ha cambiado en la historia ni cambiará. Hay que intentar entenderlo y jugar lo mejor posible en el juego.

  5. en respuesta a Deferrer
    -
    #25
    19/03/11 09:25

    "Sentido común". Como nada de lo que sucede es lineal, ese sentido común o intuición es lo que hay que entrenar para invertir a corto playo. Yo suelo invertir más bien a largo plazo y para ello tengo que leer, escuchar y tratar de entender todos los análisis y medios posibles y formarme la opinión. Y de hecho me va bien.

    Yo creo que tus dudas existenciales han venido de la semana dura que hemos tenido. Me da la impresión, en estos post y algunos de tus artículos, que has estado buscando leer lo que querías que fuese verdad en vez de intentar encontrar la veracidad de lo que has leído.

    El batacazo del 2008 lo han previsto algunos. Y las señales las ha habido en el mercado. Lo mismo, algunos están previendo el próximo. Ya he mencionado mi opinión: estamos en período de eliminar el extremo endeudamiento acumulado en los últimos 20 años. Son ciclos y el ser "sólo" trader funciona mientras el juego se mantenga. Si no estás alerta, puede que te vuelva a pillar un "2008" y te sea difícil recuperarte.

    Por cierto, me ha gustado mucho tu post filosófico. Tratemos de vivir nuestro minuto la más intensamente posible.

    Saludos.

  6. en respuesta a Yo mismo
    -
    #24
    19/03/11 03:10

    tienes razón, no es filosofía.

    es lo que pasa con los operadores de corto plazo: como realmente la informacion economica no tiene importancia a ese plazo, metemos todo esa información en una especie de nebulosa y solo nos aferramos a unas pocas reglas para especular. Y como bien haces en distinguir con frecuencia, vivimos enganchados a las noticias financieras que no economicas.

    lo que tu hablas estoy seguro que tienes razón, ya que las "leyes" economicas son las que son, y si se quita de un lado falta del otro. Lo que pasa, a la hora de especular a corto y medio plazo es que hay tantos factores en el mundo que uno puede tener una idea economica correcta pero no tomar lugar hasta mucho tiempo despues (los bancos centrales pueden diferir un resultado en el tiempo por ejemplo)

    hay una fuerte divergencia entre teoría economica y práctica especulativa.

    pero es que tampoco tenía que haber "convergencia" ya que no tienen casi nada que ver.

    p.d. me gusta cuando hablas de los bancos centrales (es lo que mas me interesa)

  7. en respuesta a Caminante
    -
    #23
    19/03/11 03:01

    A mi, como trader, me encanta el mercado manipulado. Lo digo en serio. Se que en los momentos de mayor stress financiero va a salir alguien a dar una ayudita y como intento detectar oportunidades tempranas me suele beneficiar.

    La intervención del yen me lo dijo el sentido común y la reunión del G7 (no habia leido el articulo de Yomismo sobre el tema pero se ve que era algo lógico). Así vendí yenes antes de la noticia, la pena que muy poco % de la cartera.

    Ahora bien, te digo que sobre todo fue porque vi un patrón del precion contratendencial.

  8. en respuesta a Deferrer
    -
    #22
    19/03/11 02:10

    Gracias.

  9. en respuesta a Deferrer
    -
    #21
    19/03/11 01:34

    imagina pues que hemos relativizado y alcanzamos a comprender que la velocidad de la luz al cuadrado es la máxima velocidad conocida, y no es asi el big ban...fue millones y millones de veces mas rápido de lo que alcanzamos a pragmatizar y comprender... es ese proceso de creación el qe algunos han confundido con ecuaciones exponenciales e infinitos dentro de una esfera...un saludo... el otro dia le dije a mi crío de 12 con una servilleta en un bar como funcionaba la distancia curva los universos paralelos y con un boli atraves la servilleta y entendio perfectamente los pasillos entre universos...es un crio...estan abiertos a conocer...rejuvenezcamos...

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar