33

 

La noticia de hoy ha sido sin duda alguna el terremoto y el tsunami de Japón. Lamentablemente no ha sido la primera, ni será la última tragedia que vayamos a conocer, pero el caso es que en este caso ha existido un par de diferencias claras.

La primera es que es la primera vez que tenemos la retransmisión en directo de la tragedia. Esto ha conseguido hasta que los gobiernos reaccionen inmediatamente. Cuando la tragedia se desarrolla en Haití, o bien cuando (aunque no sea natural) se desarrolla en Libia, no tenemos todo el pack multimedia, de tal forma que no somos capaces de sentirla con la misma sensación. Algo también influye que las catástrofes en “países ricos” duelen más en la prensa.

No hace falta más que recordar el tsunami de Indonesia en las navidades de 2004; que a pesar de tener unas magnitudes que difícilmente van a ser superadas jamás, no tiene el impacto actual.

Pero ya en el terreno económico el desastre de Japón y también la crisis de Libia van a tener efectos muy perversos en la economía. La primera idea que me gustaría dejar clara es que cuando me refiero a la economía, quiero referirme a la economía y no a los mercados financieros.

Esta distinción es muy importante, porque de repente nos vamos a encontrar con unos cuantos análisis de cómo va a afectar esto a la bolsa, (de todos tipos y colores), pero lo que está claro es que ya tenemos excusas para lo que queramos. Tal y como la guerra de Libia ha sido usada para explicar un rally del petróleo que llegó a 110, cuando nadie se imaginaba que un dictador como Gadafi podría perder su poltrona, De 110 pasó a 120, (curiosamente inversamente a la velocidad máxima), y al final resulta que los precios del petróleo eran por culpa de Gadafi.

Pues ahora con el terrible suceso, ya tenemos una razón para la caída de las bolsas. De esta forma ya tenemos el cisne negro, o un suceso inesperado que logre cambiar las cosas. Claro que lo que deberíamos explicar es que las cosas ya no estaban muy bien antes de esto, y por supuesto que nadie dirá; ¿se hubiese derrumbado esto sin el terremoto?.

Pero de hecho, si tomamos esta razón como la caída de las bolsas, es muy conveniente para todo el mundo, porque los reguladores y gobiernos alegarán que la culpa no es suya. Los gestores igual, y los ciudadanos tendremos que aceptar nuevos recortes a causa de este deterioro que “frustraría la recuperación”; sobre todo con todos los análisis que van a surgir de la presión de la deuda japonesa, (van a demandar muchos fondos para la recuperación en un entorno muy endeudado).

Esto va a venir muy bien para el Q3, y va a servir para tomar unas cuantas “decisiones díficiles”, que lamentablemente van a tener efectos en todo el mundo.

Lo curioso es que al final en bolsa, el impacto dependerá de las noticias, de la valoración de las noticias y sobre todo de los “esfuerzos” que se dediquen a esto; exactamente igual que a la economía pero en sentido exactamente inverso. Es decir, cuanto mayor sea el esfuerzo para la bolsa, mejor le irá a esta, a costa de la economía hasta la siguiente.

Y luego sin darnos cuenta, nos encontraremos discutiendo si este drama ha sido una  conspiración, debido a que los Estados Unidos han sacado el arma este capaz de provocar terremotos, (HAARP), con el fin de tumbar las bolsas, (nadie puede aclarar porque).

En fin, este acontecimiento ha sido un drama con las personas, es un drama económico, (como todas y cada una de las destrucciones), y puede acabar siendo una tragicomedia cuando sirva para justificar desde las intervenciones más absurdas para salvar a los de siempre hasta las teorías conspiranoicas más extremas.

¿Y la bolsa?. Pues ¡adivinen!.

  1. en respuesta a Dalamar
    #33
    16/03/11 21:47

    Nada....

    a disfrutar de las vacaciones...

    y me alegro de que por lo menos para ti haya salido bien.

  2. en respuesta a Yo mismo
    #32
    16/03/11 10:53

    Mi nivel de radiacion tolerable ha sido sobrepasado, osea mas que 0, como la radiacion ha llegado a Tokio y la cosa esta descontrolada, he pillado el primer avion a cualquier sitio y he salido, acabo de pasar la noche en un aeropuerto de micronesia y he volado esta manana a Manila.... me tomo un descanso de emociones fuertes! Gracias por todo!

  3. en respuesta a Dalamar
    #31
    15/03/11 23:25

    Las noticias no son buenas, pero entiendo que existe bastante exageración y bastantes miedos en la sociedad. Espero y supongo que no corres ningún tipo de riesgo grave, aunque entiendo que no estés demasiado tranquilo.

    No sé si has pensado volverte a España unos días, (aunque ya te aviso que aquí tenemos a ZP y Rajoy...., je).

    Por supuesto, si podemos ayudar en algo, no dudes en pedirlo, lo malo es que poco podemos hacer.

    Espero que todo salga perfecto y que la situación no empeore.

  4. en respuesta a Yo mismo
    #30
    15/03/11 06:09

    Ya hay radiactividad en Tokio! Fue mala idea el quedarme....

  5. en respuesta a Dalamar
    #29
    15/03/11 00:54

    Pues confío en que así sea.

    Pero me vas a permitir que te diga que yo en particular estaría más tranquilo si no estuvieses por la zona, porque las noticias no son muy halagüeñas.

    En fin, curioso, no te conozco de nada, y de hecho no coincidimos demasiado en nuestros puntos de vista, pero vamos...¡que me tranquilizaría que hoy volvieses a Abu Dabi!.

    suerte y saludos.

  6. en respuesta a Yo mismo
    #28
    14/03/11 23:32

    Muchas gracias! Yo creo que todo ha pasado, no creo que en Tokio tengamos mas problemas aparte de los cortes de luz, que afortunadamente no afectan a donde vivo ni donde trabajo, pero si al resto de la ciudad.

  7. en respuesta a Dalamar
    #27
    14/03/11 18:14

    Pues me alegro y mucho que estés bien y espero que todos los problemas que tengas tanto tú como los tuyos sean los temores.

    Espero que todo vaya lo mejor posible. animo.

  8. #26
    14/03/11 13:04

    Yo si que lo he sentido de forma diferente, debajo de la mesa escondido! ;-)

  9. en respuesta a Josephine
    #25
    13/03/11 18:57

    Totalmente de acuerdo. El gran problema es como cambiar esa miserable situación.
    "Hay humanos que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles" Bertolt Brecht

  10. en respuesta a Josephine
    #24
    13/03/11 14:19

    Gracias Josephine, ocurrente y muy apropiado....y que los corazones sigan en pie...???
    Saludos cordiales

  11. en respuesta a Josephine
    #23
    13/03/11 10:38

    http://dfc-economiahistoria.blogspot.com/

    josephine...este blog es de un amigo al que leo ...escribo poco en el...le conocí hace años es un tipo serio educado y formado...DFC... pero no es el blog a lo que te referencio...aunque podria haber elegido la foto de otras fuentes he elegido la de su blog como sincero homenaje...lee la foto josephine...bajo esta estancia los papas de roma han dormido...Un saludo...de un "planeta"...

    P.S. la perspectiva no es la original( no esta de frente) ...aunque no por ello sea la perspectiva "real impuesta"...

  12. #22
    13/03/11 01:50

    Sobre Diógenes, con anécdotas para divertimento de Tomás y de todos.
    --------------------------------------------------------------------

    Diógenes de Sínope.

    Diogenes de Sínope fue un filósofo griego perteneciente a la escuela cínica. Nació en Sinope, en 412 a. C. y murió en Corinto en 323 a. C. No legó a la posteridad ningún escrito; la fuente más completa de la que se dispone acerca de su vida es la extensa sección que su tocayo Diógenes Laercio le dedicó en su Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres.
    Diógenes de Sínope fue exiliado de su ciudad natal y trasladado a Atenas, donde se convirtió en un discípulo de Antístenes, el más antiguo pupilo de Sócrates. Diógenes vivió como un vagabundo en las calles de Atenas, convirtiendo la pobreza extrema en una virtud. Se dice que vivía en una tinaja, en lugar de una casa, y que de día caminaba por las calles con una linterna encendida diciendo que “buscaba hombres” (honestos). Sus únicas pertenencias eran: un manto, un zurrón, un báculo y un cuenco (hasta que un día vio que un niño bebía el agua que recogía con sus manos y se desprendió de él). Ocasionalmente estuvo en Corinto donde continuó con la idea cínica de autosuficiencia: una vida natural e independiente a los lujos de la sociedad. Según él, la virtud es el soberano bien. La ciencia, los honores y las riquezas son falsos bienes que hay que despreciar. El principio de su filosofía consiste en denunciar por todas partes lo convencional y oponer a ello su naturaleza. El sabio debe tender a liberarse de sus deseos y reducir al máximo sus necesidades.
    Una de sus más famosas anécdotas, junto con la de Alejandro, (que nos ilustran acerca del perfil del filósofo) es aquella en la que estaba Diógenes cenando lentejas cuando le vio el filósofo Aristipo, que vivía confortablemente a base de adular al rey.

    Aristipo le dijo:
    — "Si aprendieras a ser sumiso al rey, no tendrías que comer esa basura de lentejas."
    A lo que replicó Diógenes:
    — "Si hubieras tú aprendido a comer lentejas, no tendrías que adular al rey."

    Por cuestiones económicas fue desterrado de su ciudad natal, hecho que tomó con cierta ironía: «Ellos me condenan a irme y yo los condeno a quedarse.»

    Deambuló por Esparta, Corinto y Atenas, en esta ciudad frecuentó el cinosarges y se hizo discípulo de Antístenes que predicaba el no respetar las convenciones sociales y evitar los placeres. Considerado como uno de los más destacados filósofos de la escuela cínica.

    Los cínicos tomaron como modelos a la naturaleza y los animales, los adoptaron como ejemplos de autosuficiencia y basándose en ello propusieron un modelo de comportamiento ético que consideraban fundamental para alcanzar la felicidad. Llevó una vida de austeridad y mortificación.

    Rechazó también el politeísmo con todos los cultos religiosos, por considerarlos instituciones puramente humanas y superfluas.

    Diógenes criticaba las diferencias de clase, predicaba el ascetismo.

    La tradición le ha atribuido osadía e independencia ante los poderosos, desdén por las normas de conducta social.

    Fue respetado por los atenienses, admiradores de su desprecio de las comodidades. La virtud es la base de su filosofía. Despreciaba a los hombres de letras por leer los sufrimientos de Odiseo mientras desatendían los suyos propios y a los oradores que, a su parecer, estudiaban cómo hacer valer la verdad pero no cómo practicarla.

    Anécdotas de Diógenes de Sínope

    Además de la mencionada con Aristipo, se le atribuyen otras muchas anécdotas:

    Según la tradición popular Diógenes caminaba por Atenas a la luz del día llevando una lámpara encendida y cuando se le preguntaba que por qué hacía esto contestaba: "busco un hombre honesto sobre la faz de la tierra".

    Cuando Diógenes llegó a Atenas quiso ser discípulo de Antístenes pero fue rechazado, ya que éste no admitía discípulos. Ante su insistencia, Antístenes le amenazó con su bastón, pero Diógenes le dijo: “no hay un bastón lo bastante duro para que me aparte de ti, mientras piense que tengas algo que decir”.

    Cuando viajaba a Aegina fue secuestrado por piratas y llevado a Creta donde fue vendido como esclavo.
    Cuando fue puesto a la venta como esclavo, le preguntaron qué era lo que sabía hacer, Diógenes contestó: “Mandar. Comprueba si alguien quiere comprar un amo”.
    Fue comprado por un tal Xeniades de Corinto, quien le devolvió la libertad y le hizo tutor de sus hijos.

    En cierta ocasión le invitaron a una lujosa mansión advirtiéndole de no escupir en el suelo, acto seguido le escupió al dueño, diciendo que no había encontrado otro sitio más sucio donde hacerlo.

    En otra ocasión le preguntaron por qué la gente daba limosna a los pobres y no a los filósofos, a lo que respondió: "porque piensan que pueden llegar a ser pobres, pero nunca a ser filósofos".

    Pero sin duda la más célebre fue aquella en que se encontró con Alejandro Magno mientras el filósofo tomaba el sol plácidamente.

    Fue Alejandro quien empezó la conversación así:

    — "Yo soy Alejandro Magno"
    a lo que el filósofo contestó:
    — "Y yo, Diógenes el cínico"
    Alejandro entonces le preguntó de qué modo podía servirle. El filósofo replicó:
    — "¿Puedes apartarte para no quitarme la luz del sol? No necesito nada más".

    Se cuenta que Alejandro se quedó tan impresionado con el dominio de sí mismo del cínico que se marchó diciendo: "si yo no fuera Alejandro, querría ser Diógenes".

    Según la tradición, murió en Corinto el mismo día que Alejandro.
    Se preocupó por la sabiduría práctica y no estableció ningún sistema de filosofía.

  13. en respuesta a Karl baden
    #21
    13/03/11 01:42

    Gracias Karl, Yomismo, Alejperez, Cambioyev, 5.....s, y todos.

    En el fondo creo que entiendo la raíz del problema.
    Quizás es que algo en mi interior se rebela contra ese estado de cosas.

    Pues parece que a pesar de haber pasado miles de años,
    seguimos siendo y comportándonos igual que hace miles de años, ciemtos de miles.
    Eso sí, de forma algo más refinada en las formas, pero con el mismo fondo.
    La misma esencia (que se dice en filosofía) pero con cambiantes accidentes.
    "The times are changing".
    Lástima que sólo sean los tiempos, los accidentes,
    y que todo lo demás, lo esencial, siga igual.
    Nos vestimos con ropas elegantes, nos lavamos y perfumamos,
    comemos en elegantes platos y con elegantes formas,
    pero nuestro corazón sigue latiendo con los mismos efectos, afectos y ambiciones.

    Y la ley que parece que sigue siendo la más importante,
    desde hace cientos de miles de años, millones,
    sigue siendo la ley del más fuerte.
    Es propia de la naturaleza, y quizás por ello sea de "ley natural".

    Y aunque el hombre ha conquistado una pequeñísima parte de raciocinio,
    parece que aún es demasiado temprano (en términos evolutivos)
    como para que pueda deshacerse de ese aparente estigma de la ley natural.

    Así fue, y así parece seguir siendo la ley del más fuerte,
    por más que jurídicamente se le de un matiz y un barniz de refinamiento.
    La ley, la lavamos y la perfumamos,
    y la servimos en elegantes platos y con elegantes formas.
    Nos creemos más civilizados que hace miles de años,
    pero quizás realmente nuestra alma y/o corazón se haya ennegrecido algo más.
    The times are changing, ¿también para nuestras almas, corazones, afectos?.

    Y creeré lo contrario cuando seamos capaces de ponernos de acuerdo
    para eliminar todas las lacras que afligen al ser humano,
    cuando el hambre, la esclavitud (de niños, de adultos...), las guerras...
    sean erradicadas de la faz de la tierra.
    Cuando en vez de predicar que todo el género humano somos iguales,
    que somos hermanos,
    realmente nos comportemos como tales.

    Cuando lo primero que exijamos a nuestros gobernantes sea
    que se pongan de acuerdo con los otros gobernantes del resto de países
    y tomen las medidas adecuadas para eliminar esas grandes lacras que afligen a nuestros hermanos.
    Es posible conseguirlo, y en un no demasiado margen de tiempo.
    Antes de exigirles leyes sobre niveles impositivos, seguridad vial, ahorro energético....
    ó cualesquiera otras leyes convenientes, ...que también, pero después.
    Yo salvo una vida, incluso varias,
    pero entre todos podremos salvar todas las demás,
    todas aquellas donde ahora nadie llega,
    incluso las que no son portada ni letra pequeña de los medios de comunicación
    y parecen no existir para el mundo entero.

    Es admisible que un loco, un degenerado, un ser humano singular e individualmente,
    pueda causar daño a otra persona, incluso hasta arrancarle la vida.
    Admisible por lo de inevitable.
    Quizás locos y/o asesinos singulares, individuales, siempre haya entre nosotros.
    A ese delincuente se le encarcela para poner a salvo de sus maldades al resto de la sociedad.

    Pero... ¿qué hacer si es la misma sociedad, el conjunto de todos los seres humanos
    que nos llamamos racionales y nos consideramos con principios humanos y/o morales
    los que miramos hacia otra parte ante el sufrimiento y muerte evitables de nuestros semejantes?.
    ¿Es admisible que el conjunto social parezca haberse vuelto loco, haya degenerado,
    hasta el punto de actuar de forma análoga a como lo hace aquel asesino al que encarcelamos?.
    Supongo que sí. Una vez más viene a cuento una de mis frases favoritas.
    "Cualquiera, como individuo, es aceptablemente sensible y razonable;
    como parte de la multitud, de inmediato se convierte en un estúpido".

    Siguen mandando y ejerciendo el poder los más fuertes,
    en el aspecto físico ó en el económico.
    Como hace miles y cientos de miles de años.

    Los más fuertes siguen imponiendo sus leyes,
    dejando un margen de confianza como para no asfixiar a los débiles inferiores.
    Los más fuertes dictan las leyes, ponen y quitan gobernantes y gobiernos,
    y hasta les debemos besar la mano agradecidos por dejarnos con vida
    y permitirnos mascar el mendrugo de pan que por su gracia nos regalan.

    Da igual tu forma de vida.
    Ya puedes llevar una vida sencilla y sin deudas
    u otra sobresaturada con excesos que puedes permitirte gracias a deudas contraídas.

    Yo no debo dinero a nadie, pero no por ello me veré exenta de pagar la deuda,
    ó llamándolo de otra forma,
    de pagar la factura que los más fuertes quieran pasarme
    y me pasarán de forma ineludible.

    Porque a los más fuertes eso les da igual.
    Si hay quién no pueda pagar las deudas que adquirió
    seremos los demás débiles los que paguemos su parte. Con intereses, claro.

    Es lo que hacen los fuertes, ¿no?.
    Amedrentar a los débiles, manteniéndoles bajo su mandato,
    sea por el yugo de la fuerza, del miedo, ó de la necesidad.

    De la necesidad en caso de querer seguir llevando una vida "occidentalizada".
    Lo demás sería tirarse al campo a pastar ovejas.
    Y creo que ni aún así,
    que ni los pastores pueden hoy día llevar una vida normal lejos del mundanal ruido,
    debido a las tasas, normativas, reglamentos e impuestos
    que el Poder les impone cumplir y les obliga a pagar.

    Hoy día ni el mismísimo Diógenes podría vivir dentro de su tonel.
    O bien una grúa vendría para demolérselo,
    ó bien lo encarcelarían por incumplidor de las leyes impositivas, inmobiliarias ó ciudadanas,
    por no pagar los impuestos debidos al simple hecho de respirar.

    Eso ya le pasó a él hace 25 siglos, y aún hoy en día sigue pasando.

    Y es lo que a veces digo.

    Si la tierra tiene dueño, y se compra y se vende,
    y hay quien no tienen ni un palmo de tierra para caerse muerto,
    ¿porqué no hacerlo también con el agua, y después con el aire?.

    ¿Será cuestión de tiempo?.
    ¿Se darán cuenta del grandísimo poder que les otorgará controlar agua y aire?.

    ¿O ya se han dado cuenta,
    y por eso, sin darnos cuenta nosotros mismos,
    nos "obligan" a contaminar cielo, mar y tierra,
    para después arrebatarnoslas con la excusa de protegerlas de nosotros mismos,
    por nuestro propio bien?.

    ¡¡Mientras no nos contaminen los corazones!!.
    Besos.
    Gracias, y os deseo a todos que os vaya muy bien en vuestras vidas, lo mejor.
    Gracias Tomás por este rinconcito.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar