Lo que muestra la segunda sentencia de Navarra (3). Ejemplo de subprime

23

 

En agosto de 2007, todo el mundo descubrió un concepto nuevo: Las famosas hipotecas subprime, y de repente nos hemos encontrado con que había una cantidad ingente de hipotecas que los bancos habían empaquetado, mezclando hipotecas buenas, con hipotecas que probablemente iban a entrar en impago, de forma que estos paquetitos, fueron vendidos por todo el mundo, con el beneplácito de unas agencias de calificación de deuda que les dieron unas notas brillantes y lejos de la mirada de los reguladores.

 Se habló de que con esto, estos productos habían salido de los balances de los bancos y por eso los reguladores no se habían enterado. En realidad habían salido, porque los riesgos se habían traspasado a fondos, de forma que se repartieron las perdidas por todo el mundo en una espiral que no parecía parar. De hecho, durante mucho tiempo existía un problema que era que no se sabía exactamente quien estaba en una mala situación porque se habían vendido y revendido las hipotecas empaquetadas sin un mínimo control.

Respecto a la banca española, siempre se dijo que no se habían metido en estas historias, porque la banca española está más centrada en el aspecto minorista y gracias a las normas del Banco de España que impedían este sistema en España, ya que según parece no pueden tener “cosas fuera de balance”. El problema es que la expresión de “activos fuera de balance” no es demasiado afortunada.

Cuando un banco empaquetaba una hipoteca subprime, (o cualquier cosa), lo que hacía no era sacarla del balance, sino que la vendía. Es decir, si yo firmo una hipoteca con un banco y este la tituliza y la vende, lo que está haciendo es venderla de tal forma que yo le vendo a un tercero. Y el banco que me vendió la hipoteca queda fuera de la ecuación. De esta forma, las entidades que concedían estas hipotecas traspasaron sus riesgos a otras entidades o personas.

Lo curioso es que al colocarse todos entre ellos las hipotecas, ocurre una cosa curiosa: El banco A no sufre pérdidas por las hipotecas que concedió, por que las vendió al Banco B; pero como resulta que el Banco B hizo exactamente lo mismo, el Banco A acaba sufriendo los impagos de las hipotecas que el Banco B concedió. Si empezamos a meter bancos, tenemos el lío montado y curiosamente en este juego no se salvan los que concedieron buenas hipotecas, sino los que colocaron las malas hipotecas y no compraron las buenas. Los que caen son los que compran masivamente esta porquería que básicamente en Estados Unidos han sido dos agencias, (Fannie y Freddie), por no hablar de las compañías que aseguraron esto.

 Como sé que es un poco de lío, lo voy a intentar explicar con un ejemplo, que sale tirando del hilo que nos ha facilitado la “segunda sentencia de Navarra”, y ya de paso contestamos a esto de si han existido subprime en España.

Como he explicado en el segundo post, BBVA en 2007, creó BBVA RMBS, (llamémosle fondo a partir de ahora). Para esto, le vendió hipotecas 20.566 hipotecas al fondo, por valor de 3.000 millones de euros, que el fondo pagó a la entidad con dinero que obtuvo de la venta de obligaciones.

A partir de ese momento, las personas que se habían hipotecado, ya no le deben a BBVA, sino que le deben al fondo. Por supuesto, BBVA no corre el riesgo de impago, y ya no cobra los intereses que pagan estas personas. BBVA cobra por diversos servicios al fondo, que a su vez usa los cobros de las hipotecas para pagar a los que han invertido en estas obligaciones.

La entidad en el folleto de emisión nos da los datos de las hipotecas y las tasaciones de los pisos que han sido hipotecados y nos cuentan que el porcentaje de las hipotecas sobre la tasación del piso se mueve entre el 18,52% y el 100%; pero esta información deberíamos comprobar el reparto que es el siguiente, (el post continúa más abajo aúnque por alguna extraña razón informática sale un espacio en blanco):

O sea que de las 20.566 hipotecas, 51 son por un importe inferior al 75% sobre la tasación y 17.472, (un 84,96% de todas las hipotecas), suponen importes concedidos que superan el 80% del valor de la tasación. Por supuesto, estos datos, teniendo en cuenta las tasaciones que la entidad ha encargado para la firma de las hipotecas.
 

¿Qué riesgo se supone que asumen los que han invertido comprando este paquete de hipotecas?. Pues según las dos agencias de calificación que han estudiado el vehículo: (Moody`s y Fitch), relativamente poco, porque el 17 de julio de 2007, (apenas quince días antes de la implosión de las subprime),  asigna a la mayor parte de los tramos de la inversión tienen las triple A, (sólo las obligaciones subordinadas no la tienen).

Resumiendo, lo que ha ocurrido es que alguien ha invertido comprando deuda de un fondo, que se paga en función de los rendimientos de este, y que asume toda las pérdidas que ocasionen estas hipotecas, de forma que BBVA pasa a ser sólo un intermediario y cobrar sin asumir ningún tipo de riesgo; mientras que el inversor participa en una parte de 20.000 hipotecas con nombres y apellidos.

Claro que nos queda saber quien ha comprado estas hipotecas. Pues el caso es que eso habrá que preguntárselo a BBVA, ABN AMRO, Citigroup, HSBC, Bancaja, Barclays, IXIS CB y Royal Bank of Scotland, que son los que han actuado de entidades colocadoras, aunque supongo que han de mirar en sus planes de pensiones o fondos de inversión que seguro que algo encuentran.

Por supuesto es imposible entender quien es ahora el acreedor final de estas hipotecas y por supuesto, estas hipotecas no están en el balance de BBVA; de tal forma que estas hipotecas no están incluidas en lo que ahora se ha puesto de moda en todas las presentaciones de resultados de la banca: Exposición al sector inmobiliario. Debemos tener en cuenta que cuando nos facilitan los datos de las exposiciones al sector inmobiliario, acordémonos que una serie de entidades, simplemente han traspasado a otros su riesgo, de forma que la exposición no coincide con las hipotecas concedidas. Dicho de otra forma, si BBVA concede hipotecas por 100 y traspasa 30 mediante técnicas de este tipo; cuando se conteste al banco de España se dirá que la exposición a inmuebles es 70; por descontado, la deuda que originó esta sentencia, no es morosidad del BBVA.

 

 

 

Continúa

  1. en respuesta a Yo mismo
    -
    #23
    16/02/11 04:33

    "Es una pena que porque hayan tantas personas que piensen que lo que pueden hacer es tan poco, que no vale la pena, hayan tantas personas que no hagan nada".


    http://www.youtube.com/watch?v=kHyi6sQ3Oo4&NR=1&feature=fvwp

    http://www.youtube.com/watch?v=MJfm6ny76Jg&feature=related
    http://www.youtube.com/watch?v=6B2tRO4MU-Q&feature=related

    -------------
    Superamos la negación de la realidad, la realidad que quisierón esconder, sabemos el diagnostico, sabemos los riesgos, vemos la necesidad de cambios, sabemos la necesidad de reinventarse.

    "Si valoramos lo que ocurre como algo que no nos podemos enfrentar porque es demasiado complicado, si pensamos que son los demas los que lo tiene que resolver, no vamos a sacar ese potencial, se saldra de aqui siempre que tengamos un cambio en la actitud, una sensacion de responsabilidad, yo no lo puedo hacer todo, al menos si puedo hacer algo, me voy a dedicar aquello que puedo hacer, generar muchas mas conversaciones que crean valor, proponer que podemos hacer juntos, en vez de intentar cambiar cosas que estan tan alejadas de nosotros, que perdemos energías...... allí donde va nuestro foco va nuestra energia "

    Estamos concienciando, difundiendo la verdad, pero falta concienciar a mas gente.
    Falta una acción coordinada, pacifica y potente, para hacer ver a los politicos y a los banqueros que asi no podemos ni queremos seguir.

  2. en respuesta a Ramon13
    -
    #22
    15/02/11 22:51

    Las firmo toditas...

  3. en respuesta a Manu oquendo
    -

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar