260

 

El viernes pasado estalló un conflicto que ha degenerado en la primera vez que se decreta el estado de alarma en el país. En ese momento, yo escribí un post, en el que exponía que tenía la impresión de que este conflicto ha sido fabricado por el gobierno, para servir de cortina de humo a las medidas aprobadas en ese consejo de ministros.  Ese post ha batido todos los records de comentarios  y ha habido algunas cosas interesantes que me gustaría comentar.

Sin embargo, antes de todo, me gustaría dejar constancia de que en toda esta historia hemos tenido sólo una visión, solo una versión y solo un relato de los hechos que ha llevado a España a lo más parecido a un linchamiento público que pueda imaginar. Todos, incluso los que están de acuerdo en que el gobierno miente con extremada fluidez, se han creído sin matices la historia que nos estaban contando. En todos los medios se habla del caos provocado por la actitud de los controladores, la huelga salvaje y demás. Además ahora mismo los controladores no pueden ni dar su versión, ni tan siquiera dejar el trabajo al estar militarizados.

Pero a día de hoy, yo tengo mis dudas sobre lo que ha pasado. ¿Se ha hecho una huelga?. En ningún momento los controladores han emitido ni un solo comunicado, reinvindicación o manifiesto. Si ha existido huelga, la realidad es que es un poco tonto parar un país para al final olvidarse de pedir lo que se quería.  Por supuesto, esto de que querían más dinero y menos horas es lo que ha dicho el gobierno.

En varios comentarios, he estado comentando que el problema parece ser que había muchos controladores que llegaban al límite de horas que estaba establecido en 1.650 horas ordinarias al año más 80 horas extras.

Este es el problema que ha existido en Galicia ya lo había puesto y está claro; los controladores designados habían cumplido las horas máximas establecidas y por tanto no podían trabajar.

El 5 de diciembre de 2010 se anuncia la apertura de 442 expedientes a controladores, (no se especifica si se refieren a los hechos del 3 de diciembre o incluye los fines de semana pasado), y en particular se hará contra los que “adujeron enfermedad para no incorporarse a su puesto de trabajo sin que fueran presentados los justificantes oportunos, así como también a aquellos, entre otros, que no fueron a trabajar porque defendían que ya habían cumplido las horas que dicta la ley”.

Respecto al tema de la enfermedad, hay una cosa que realmente me está asustando y mucho, (vivo cerca de un aeropuerto), y es algo que se desprende también de las propias declaraciones del ministro; En referencia a las acusaciones de que determinados controladores han sido amenazados a punta de pistola, dice textualmente: “Yo comprendo que el estado de ansiedad y de shock de algunos les haya llevado a hacer afirmaciones que en todo caso tendrán que probar”.  O sea que el ministro, puede que para desacreditar las declaraciones de una serie de personas, nos dice que hay personas que están en un estado de ansiedad y shock que les lleva a declarar que han sido amenazados. ¿De verdad estas personas en estas condiciones están dirigiendo el tráfico aéreo?. Se está hablando de que se han de esforzar más, y por supuesto bajo ningún concepto dejar en un aeropuerto colgados a todo el mundo, pero el más puro sentido común nos lleva a deducir que si están en estado de ansiedad y shock, lo siento pero lo que no puede ser es que estén dirigiendo el tráfico aéreo.

De hecho es lo único que está trascendiendo mediante entrevistas a controladores, (que se están jugando una buena, porque los militares no pueden hacer declaraciones), en los que el escenario parece ser apocalíptico. En el diario de Ibiza, entrevistan a dos controladores que llorando, nos cuentan que han movilizado a controladores que habían tomado ansiolíticos.

Si la situación es esta, y no es en absoluto difícil entender que así es, está claro que las bajas no son algo inventado y por tanto no tiene sentido hablar de huelga. Lo que es una irresponsabilidad increíble es que estén trabajando.

Por otra parte nos queda lo del límite de horas, problema que ya se había dado en Galicia, (situación que se ha descrito como el inicio de la huelga salvaje), en el fin de semana pasado. Esto es lo que define Pepe Blanco como “los casos en los que los controladores decian que habían cumplido las horas que marcaba la ley”.

Respecto a lo del límite de las horas, me ha tocado mirar unas cuantas normas en lo que va de año de forma que eso explica cierta presión sobre el colectivo. Lo primero que ha salido es el real decreto-ley 1/2010, que es el conocido como DECRETAZO de Pepe Blanco. Y entender lo que pone:

Con la finalidad igualmente de asegurar la sostenibilidad y la continuidad en la prestación de los referidos servicios, se establece que todos los empleados públicos que desempeñan funciones de control de tránsito aéreo al servicio de AENA deben realizar de manera inexcusable la jornada necesaria para garantizar dicha continuidad y sostenibilidad. A estos efectos, se dispone que la jornada máxima necesaria es la media de la efectivamente realizada por los controladores de tránsito aéreo al servicio de AENA durante el año 2009, que, como se ha indicado, ascendió, incluido el tiempo de descanso durante la jornada y las guardias localizadas, a 1.750 horas

Y en base a esta justificación se aprueba mediante la disposición transitoria primera que dice:

“Para garantizar la seguridad, eficacia, continuidad y sostenibilidad económica de la prestación de los servicios de tránsito aéreo y en tanto se produce la apertura del mercado a nuevos proveedores de servicios, además de las restantes previsiones de este Real Decreto-ley, resultarán aplicables al régimen de los controladores civiles de tránsito aéreo al servicio de AENA las siguientes disposiciones:

  1. Hasta que transcurran tres años desde la entrada en vigor del presente Real Decreto-ley:
    1. Queda suspendido el derecho a obtener la licencia especial retribuida, sin que pueda producirse ninguna nueva incorporación, haya sido o no solicitada, a dicha situación.
    2. En tanto que no se lleve a efecto lo señalado en la disposición final tercera, todos los empleados públicos que desempeñen funciones de control de tránsito aéreo al servicio de AENA deberán realizar de manera inexcusable la jornada necesaria para garantizar la continuidad y sostenibilidad de dichos servicios.

A estos efectos, dicha jornada no podrá superar la media de la efectivamente realizada por los controladores de tránsito aéreo al servicio de AENA durante el año 2009, que fue de 1.750 horas, incluidos los periodos de descanso durante la jornada, las guardias localizadas y los tiempos requeridos para cubrir posibles incidencias.”

Por tanto está bastante claro que en febrero en el decretazo, consta que la jornada laboral  MAXIMA efectivamente realizada ha de ser de 1.750 horas, incluidos períodos de descanso durante la jornada, guardias localizadas y los tiempos requeridos para cubrir posibles incidencias.

Está misma redacción se llevó a la ley 9/2010 en abril donde se aprobó tal circunstancia.

En Agosto, se ha publicado el real decreto 1001/2010, en el que aparece una clarificación de los conceptos en los que se clarifica lo que son los distintos tipos de actividades, donde nos encontramos el artículo 4 en el que nos dice que:

“b. Actividad aeronáutica: tiempo en el que el controlador de tránsito aéreo realiza una actividad operacional, incluyendo además los descansos parciales, el periodo de imaginaria computable a estos efectos según lo dispuesto en el artículo 13 y el tiempo dedicado a la formación de unidad gestionando tráfico aéreo real.”

Y así llegamos hasta el boe del 3 de diciembre de 2010, que fue publicado con posterioridad al inicio de los problemas que nos dice que:

“Los controladores al servicio de la entidad pública empresarial AENA, así como al servicio del resto de proveedores de servicio de tránsito aéreo, deberán ajustar su tiempo de actividad aeronáutica, descansos y turnos a lo establecido en el Real Decreto 1001/2010, de 5 de agosto. De acuerdo con lo establecido en el artículo 5 del citado Real Decreto 1001/2010, la actividad aeronáutica anual no excederá de 1.670 horas, sin perjuicio de la posibilidad de ser incrementada con horas extraordinarias hasta un máximo de 80 horas anuales. En el cómputo de este límite anual de actividad aeronáutica no se tendrán en cuenta otras actividades laborales de carácter no aeronáutico, tales como imaginarias y periodos de formación no computables como actividad aeronáutica, permisos sindicales, licencias y ausencias por incapacidad laboral. Estas actividades, al no afectar a los límites de seguridad aeronáutica, se tomarán en consideración exclusivamente a afectos laborales de conformidad con lo establecido en la disposición adicional única del Real Decreto 1001/2010.”

En consecuencia, se ha cambiado y mucho la definición y realmente se han ampliado las horas de trabajo, pero la clave está en que el 3 de diciembre el real decreto-ley 13/2010 no estaba publicado y por tanto no podía operar.  Además creo que no afecta, porque realmente está hablando de la actividad aeronáutica anual no ha de superar las 1.670 horas, pero por otra parte tenemos el de febrero en donde se habla de jornada laboral en sentido amplio.

Por supuesto, cabe destacar que de esta norma, nos encontramos con un acoso y derribo increíble a este colectivo, debido a que en este año, se han modificado sus condiciones laborales de tal forma, que es imposible reconocerlas. Cobren lo que cobren, lo que no es normal es esta sucesión de cambios en las reglas del juego, por parte de aquellos que se niegan a cambiar las reglas del juego con otros colectivos, que además no están precisamente mal pagados, (y todo el mundo sabe cuáles son).

No tiene por otra parte ningún sentido que los controladores, (y cualquier otro trabajador), tenga que recuperar conceptos que en el ordenamiento laboral no son recuperables, como son las licencias, vacaciones, bajas y demás. Es decir, cualquier trabajador, si tiene que hacer unas horas al cabo del año, pero tiene la mala suerte de sufrir una baja, hace menos horas ese año. O sea que creo que tienen motivos para la huelga.

Se ha defendido desde todos lados que hemos asistido a una huelga injustificada, salvaje, a un chantaje intolerable y demás cosas, pero cada vez tengo más claro que esta situación ha sido una mezcla de determinados trabajadores llevados al límite con una presión desde los medios de comunicación, sociedad y gobiernos completamente disparatada, amenazas de todo tipo y por supuesto, la programación de AENA que probablemente haya convocado a varios trabajadores pasados del límite máximo (que tenían aprobado por ley), para que la situación estallase.

¿Qué no le venía bien al gobierno?. Pues no hace falta más que ver la reacción de todos los medios y la sociedad ante todo este engaño. Creo que es algo que le ha venido muy bien, y solo el tiempo dirá si se ponen las cosas en su sitio, porque espero o confío que todo este despropósito vuelva como un boomerang cuando todo el mundo vaya reflexionando. En caso contrario, estaríamos apañados,  porque a todos los demás nos queda esperar las mismas tácticas.

Y por Dios, reitero la petición de que aquellos controladores que no estén en condiciones perfectas, (y no creo que haya muchos que aguanten tranquilamente que les estemos llamando de todo en todos los periódicos, televisiones e internet), no deben trabajar. Mejor dejar a la gente en los aeropuertos que tener que lamentar una desgracia mucho mayor.

  1. en respuesta a Pedroluisfer
    #263
    06/04/11 20:04

    Pues si no existiera encausados, la causa no seria tan evidente ...un saludo

  2. en respuesta a Alvarom
    #262
    06/04/11 19:50

    al final no se ha echado del trabajo a ningun controlador, ? ni carcel ni nada. manda huevos

  3. en respuesta a Edux69
    #261
    13/12/10 11:17

    La respuesta sería no. ..... no les gustaría. Pero hasta entonces sigamos juntos en el rebaño, no vaya a ser que alguien se mueva y el perro se enfade.
    Ya no son noticia. Ya volamos. Están declarando en la Audiencia...... ahora toca sacar la Operación Galgo (o podenco).... pero seguimos en un Estado de Alarma. Los militares siguen en las torres. Existe una situación de presión sobre un colectivo clave y todavía no está resuelto el problema.
    ¿Y qué pasará cuando se levante el Estado de Alarma?.... ¿y si los controladores se declaran su intención de ir a la huelga?.... solución: Estado de Excepción. Es "más mejor" que el de Alarma y, total, los españoles ya se han acostumbrado a este tipo de "estados".

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar