13

A lo largo de este blog, he tratado de condenar ciertas medidas y proponer otras; y debo decir, que trato de extraerme un poco de mi situación específica personal para realizarlo. Es decir; cuando digo que es una soberana tontería rescatar a las concesionarias de autopistas y que tal medida va a ir en contra de todos, lo digo teniendo en cuenta que el resultado sería el mismo tanto si soy usuario de una carretera, como si soy accionista de una concesionaria.

 Recordemos que una de las propuestas que he hecho es aquella de:

“Hace tiempo que he propuesto que debemos dejar de inyectar y rescatar a todo el que va cayendo, y en lugar de eso, debemos inyectar directamente el dinero en las empresas, en el importe que las empresas se comprometan a subir sus nominas en los próximos tres años.

Dicho de otra forma, el estado invierte el dinero salvando empresas, de tal forma que estas empresas devuelvan el dinero a sus trabajadores. Incrementando los sueldos. Es la forma de que las empresas tengan hoy liquidez para aguantar y clientes mañana.

Los trabajadores, tendrán que asumir el coste, (Coste que por otra parte asumirán de todas formas), pero mejoran sus salarios y los más apurados podrían refinanciar con perspectivas y sueldos mejores. Por supuesto, incrementa su confianza debido a que esperarían algo más que lo actual que no es otra cosa que bajadas de sueldos y subidas de impuestos para los optimistas, (y desempleo para los más pesimistas). Por supuesto, debe tenerse en cuenta que podrán asumir el coste si sus salarios suben. ¿Cómo vamos a pagar estos déficits con ingresos congelados en el mejor de los casos?.

Los bancos, podrían cobrar de unos y otros, a la vez que tendrían una economía que financiar.

Lo que está claro es que necesitamos soluciones globales, soluciones distintas y soluciones que solucionen el problema a todo el sistema económico. Sin embargo para ello, el estado debe dejar de asumir el papel de reyes magos. Debe dejar de hacer rescates a la carta a todo el que caiga. Debe gobernar, y tomarse las cartas a los reyes que desde todos lados le llegan como lo que son. Intentos de cada sector de salir beneficiados de esta. Y tiene que aprender a decir que no. A pedir esfuerzos a los bancos, a las empresas y a las personas. Pero a ofrecer un plan que de esperanzas a cada uno de estos”.

Creo sinceramente que son medidas de este estilo, con sus costes para todo el mundo y sus beneficios para todo el mundo, las que nos van a sacar de la crisis. Por supuesto, defenderé este tipo de medidas sea cual sea mi situación particular.

Sin embargo, lo que nos encontramos en el gobierno, son casos curiosos de personas que entran con aquella frase de Marx, (Groucho, no Karl) de “Tengo unos principios, si no le gustan, tengo otros”.

Pasó inicialmente con Campa, que pasó de firmar en el manifiesto de los cien economistas, a rechazarlo, (o matizarlo que es lo mismo, pero más fino), cuando fue nombrado secretario de estado a volver a dar un bandazo cuando los mercados se impusieron en la primavera de 2010.

Y por supuesto, paso con Valeriano Gómez, que una semana estaba en una manifestación contra la reforma laboral y la semana siguiente lo encontramos defendiendo la contención salarial, la reforma laboral para flexibilizar el trabajo y reformando la seguridad social al dictado de los mercados.

Por supuesto, el resto del gobierno ha cambiado también varias veces de discurso en los últimos tiempos, (aunque desde luego las medidas siempre han ido en la misma dirección).

No es muy difícil entender las consecuencias para todos los actores implicados que no son otros que el gobierno, los personajes implicados y el público en general que asistimos a espectáculos bochornosos.

En referencia a los personajes, (en este caso Campa y Valeriano), las conclusiones son claras; para entendernos, es exactamente la misma situación que si yo defiendo ahora unas cosas, y mañana tengo la suerte de que me toque el euromillón y digo exactamente lo contrario, porque me interesa otra cosa distinta. Puedo ser listo, puedo ser inteligente, o puedo ser pillo, lo que no tendría discusión es que al menos en uno de los dos discursos, (y probablemente en los dos), cuando me refiero a “lo mejor para España”, estaría en realidad diciendo “lo mejor para mis intereses”, y justificándolo con argumentos que pueden ser más o menos coherentes, (la coherencia es un extra).

Por tanto, en el caso de Campa, como en el de Valeriano, lo que está claro es que su integridad y sus discursos se acaban de ir a tomar viento. A lo mejor no les importa, pero creo que es importante este tema.

Lo del gobierno, también es de traca, porque demuestra una capacidad de hacer trucos inagotable. Está claro que cuando se nombró a Campa se hizo para contentar a los mercados y cuando se nombró a Valeriano se buscaba contentar a los sindicatos. Curiosamente ahora tenemos al del grupo de los cien economistas abjurando del contrato único, mientras el sindicalista abraza exageradamente un discurso que ha criticado.

La sensación que da es que en ambos casos, se ha buscado la persona dócil del grupo que había que contentar en cada momento, para “convencerla” de que diga que lo idóneo es lo contrario al grupo a contentar. Esto tiene un nombre y es engañar. Claro que esto tampoco es decir demasiado, comparado con lo que se podía decir.

¿Y nosotros?. Pues a asistir a estos espectáculos, con la bochornosa sensación de que los que ahora mismo mandan siempre tendrán personas que se venden y venden al país, renunciando a sus discursos, a sus ideas y sus creencias, por sus carguitos y cuatro duros, (o algo más de cuatro duros). Y si alguien encuentra decencia, dignidad y unos cuantos valores más que llenan discursos todos los días, agradecería me lo hiciese saber.

  1. en respuesta a Ramon13
    #13
    27/11/10 02:16

    Respecto al aumento de la productividad, coincido contigo y aún afinaría más. Creo que es debido a la explosión de la burbuja inmobiliaria, que atrajo a tanta mano de obra no cualificada y convirtió a España en un modelo de alto crecimiento con baja productividad.

    Naturalmente, despedir a un millon de trabajadores de baja productividad tiene que incrementar la productividad.

    Pero todo esto es un análisis respecto de la evolución. Respecto de los valores absolutos, el gráfico muestra que la baja productividad española es otra mentira mas que nos quieren endosar los medios de comunicación, y sus amos a través de ellos.

    Pero es como tantas mentiras que nos quieren vender, como lo de la insostenibilidad del sistema de seguridad social español. Vease:
    http://www.espanaeconomiaynoticias.com/2010/09/efectos-redistributivos-de-la-reforma.htmlhttp://www.espanaeconomiaynoticias.com/2010/09/efectos-redistributivos-de-la-reforma.html

  2. en respuesta a Feinmann
    #12
    27/11/10 00:20

    Gracias por el enlace, Feinmann

    en las graficas que tengo la productividad en España del 1996 al 2006, no habia casi crecido.

    Creo que ahora ha crecido porque el ajuste se ha llevado por delante a las empresa menos productivas y la media ha subido, por otro lado tal nos indica "La crisis ha servido para que las empresas españolas hayan despedido trabajadores que claramente les sobraban y a los que no despedían debido al alto costo"

    sobre la flexibilidad hay opiniones para todos los gustos, creo que hay flexibilidad pero a un coste muy alto, que descapitaliza a las empresas haciendo que se tarde mas en volver a emplear

    defiendo el modelo aleman que es mas rigido pero cuando es necesario es mas flexible, no es un Ere = cierre, es una sitaución temporal donde el trabajador recupera el trabajo cuando la crisis escampa.

    Dentro de 5 años volvemos a repasar la grafica y veremos como andan los datos de productividad

  3. #11
    26/11/10 21:35

    Sólo como curiosidad, echad un vistazo a esto...

    En fedea estan dando saltos hacia la realidad:
    http://www.fedeablogs.net/economia/?p=7803
    http://www.fedeablogs.net/economia/?p=7798
    http://www.fedeablogs.net/economia/?p=7819

    y en otros foros ver este enlaces:

    ¿Quiénes son los responsables de lo que ha pasado en Irlanda?
    http://www.cotizalia.com/perlas-kike-vazquez/quienes-responsables-pasado-irlanda-20101125-4457.html

  4. en respuesta a Comstar
    #10
    25/11/10 09:05

    Y de presidentes de patronales. O de alcaldes y concejales de urbanismo (en este caso, seria destructividad). :-)

  5. en respuesta a Feinmann
    #9
    25/11/10 04:40

    Habrá que ver la productividad de los políticos y banqueros españoles...

  6. en respuesta a Ramon13
    #8
    25/11/10 04:02
  7. en respuesta a Ramon13
    #7
    24/11/10 20:31

    Lo más serio no es la falta de productividad y competitividad, sino precisamente que el gobierno español subsidia el aumento de la falta de productividad y competitividad. Es decir, si España tocó fondo, vendrá el gobierno con una pala para empezar a cavar.

    Vieras lo difícil que me resulta a mi, que hablo español pero que vivo al otro lado del charco, tratar de conseguir libros y material audiovisual de España. Vieras lo que me cuesta encontrar cosas que digan "hecho en España".

    En Latinoamérica hay unos 300 millones de personas que hablamos castellano, que es como la población de EUA, y aunque apuntaras al 5% más adinerado siempre tendrías una cantidad considerable de clientes. Clientes sobran, lo que falta son ganas de cruzar el charco para vender al otro lado, como hace China.

    Es más fácil encontrar productos hechos en China, que productos hechos en España. de nada sirve quejarse de China, si en realidad lo que se ocupa es poner manos a la obra.

  8. #6
    24/11/10 20:19

    Veamos...

    A una empresa le va mal porque no tiene clientes, o no tiene proveedores, o no tiene dinero para arrancar/iniciar el negocio. Rescatar o subsidiar empresas es "dar dinero", ante o cual tenemos un problema y es que el dinero es para arrancar, pero las empresas ya arrancaron hace rato, lo cual señala que en realidad las empresas que caen tienen problemas de clientes o de proveedores.

    Como los proveedores más bien agradecen tener a un cliente, el problema evidentemente no es de proveedores, sino de clientes. Entonces parece que el gobierno pretende compensar con dinero la falta de clientes. Los clientes cambian dinero por bienes, pero si el gobierno da dinero seguramente no buscará bienes a cambio porque el gobierno no es un cliente, sino un ente que subsidia.

    Por lo tanto al recibir la empresa diner sin necesidad de producir bienes, eso significa que sobran los empleados que hubiesen sido requeridos para obtener el dinero. Y como los empleados también son clientes de otras empresas, entonces las otras empresas tendrán menos clientes.

    Esto significa que con cada subsidio, el gobierno subsidia el despido, y no la contratación.

  9. en respuesta a Picopaco
    #5
    24/11/10 12:10

    España tiene un grave problema de productividad y competitividad y, el crecimiento económico de estos últimos años se ha basado en demanda interior, financiada con déficit exterior. Pero actualmente nuestra deuda ...exterior neta es del 90% de nuestro PIB y sólo financiarla, suponiendo un tipo de interés del 5%, nos cuesta el 4,5% de nuestro PIB....

    Como se puede penalizar y si se debe de penalizar "el déficit comercial y la deuda exterior"
    Esta penalización debía ser como la que se propuso en B.W. (sin llegar a realizarse) donde los países con superávit estructural...es se les debía de cargar unos intereses por los saldos excedentarios que tuviesen por encima de determinado valor ? Porque en la cumbre de Seul no han aceptado, lo que los norteamericanos no aceptaron entonces, obligar a los países a tomar medidas si su superávit o déficit de cuenta corriente excediera 4% de su Producto Interno Bruto (PIB).

    Resulta que si tan problemático es el superávit estructural como el déficit estructural, los países con superávit por si solos sin ser penalizados deberían ser capaces de actuar, o bien es por....
    ¿el exceso de ahorro es porque los asiáticos salieron escaldados de la crisis de 1987 ?

    "Quizás la más grande lección de la historia es que nadie aprendió las lecciones de la historia." - Aldous Huxley

  10. en respuesta a Ramon13
    #4
    24/11/10 12:07

    Expongo mi reflexión:

    Acciones positivas vs Acciones pendulares.
    Si los medios de comunicación, si los políticos y los banqueros fuesen el ejemplo a seguir se crearía confianza.

    Unos han ocultado la verdad siendo cómplices, otros no han sabido pactar poniendo las prioridades del país por encima de las particulares de partido, los otros se han excedido. Estas malas acciones pasan factura, porque la ciudadanía tiende hacia las acciones pendulares, porque en su momento no han podido o no han sabido pedir responsabilidades, las acciones pendulares son pasar de gastar mucho al crearse un escenario eufórico artificial al otro extremo de ahorrar mucho y paralizar el consumo y la actividad comercial e industrial. Unos pasan de votar sin reflexionar a no votar.

    Ahora se comentan acciones duras que solo consiguen aumentar la tensión y no solucionar los problemas. Para los que esten descontentos hay acciones intermedias no pendulares como la banca ética, como el voto en blanco computable, hay accionés que equilibrarían Europa, siendo aconsejable a la locomotora alemana montar fabricas en España o bien acciones solidarias de buenos europeos, como ir de vacaciones a Irlanda. Porque igual algún dia necesitamos que los irlandeses vengan a España de vacaciones.

  11. #3
    24/11/10 04:16

    Creo que las medidas que propones no tendrían mucho efecto si antes no arreglamos el verdadero problema de fondo de las economías más castigadas por la crisis: la balanza comercial. Si te fijas, los más castigados hemos sido/estamos siendo aquellos con una balanza comercial más desequilibrada.

    Porque ¿de qué sirve darle dinero a los trabajadores si acto seguido ese dinero se va a China, o a cualquier otro país? En cuanto un euro sale de España, su efecto multiplicador se va al carajo. Y lo contrario ocurre con los euros que entran en España. Por eso las exportaciones, aunque nunca sean un porcentaje espectacular del pib tienen un peso brutal en el funcionamiento de la economía gracias al efecto multiplicador.

    La crisis de la demanda agregada que siempre comentas ha tenido su origen en una creación de dinero via deuda brutal que suplía y enmascaraba el efecto pernicioso de nuestra miserable balanza comercial. Cuando ha dejado de entrar todo ese dinero (tarde o temprano tenía que dejar de hacerlo), la demanda ha desaparecido, pero la situación estructural de nuestra economía, incluyendo su balanza comercial, ahí sigue. O hacemos algo para equilibrarla, o no servirán de mucho las medidas para aumentar el poder adquisitivo: todas perderán gran parte de su efecto precisamente por eso.

  12. en respuesta a Angelito7454
    #2
    24/11/10 04:11

    A mi no me convence esta propuesta. Me parece que esta mal planeada. Solo perjudica a las personas mayores, a los jubilados que tendran miedo por sus ahorros y miedo por ocultarlos en casa, no creo que tengan caja fuerte.
    Como toque de aviso tiene un pase pero ir mas alla es una irresponsabilidad.
    El dinero es un apunte electronico que esta invertido en otro lugar del mundo, que mas da sacar una parte en liquido...

    Ni soluciona el problema ni evita males mayores crea tension unos dias.Y si dura mas creara mucha incertidumbre y miedo paralizante

    Ademas los bancos son una parte del sistema, tienen una parte de responsabilidad, pero menor que quien hace las leyes que son los gobernantes. Si esta situación de excesos en dar riesgos y de sobreapalancamiento no paso en 1940-1990 es porque habian otras leyes.

  13. #1
    24/11/10 02:10

    La situación me parece muy compleja y probablemente se puede llegar a conclusiones diferentes con razonamientos totalmente racionales. Probablemente habría que haber parado toda esta situación hace dos años cuando se decidió poner dinero de los ciudadanos para salvar el sistema financiero, pero como tú dices en tus posts hay paises interesados en que todo esto siga adelante y otros que no. No se hasta que punto una decisión unilateral de un país puede tener resultados positivos. Lo dudo. Estoy deseando ver si la propuesta de Cantona de retirar el dinero de los bancos tiene éxito. Podría ser el detonante pues en mi opinión (y es curioso) la única forma de evitar males mayores, es que se DERRUMBE todo el sistema financiero mundial lo antes posible. Solo obligando a la banca de inversión a asumir su propia bancarrota y poniendo las bases de un nuevo sistema financiero con un gran consenso y controles reales, podremos volver a una situación viable para toda la población mundial en un corto espacio de tiempo. Lo malo es que creo que hay pocas personas que piensen como yo o como tú, Tomás, porque entiendo que lo que propones de dejar caer a los bancos y empresas que no puedan sostenerse nos lleva practicamente a lo mismo.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar