5

Explicaba en un post que Grecia va a salir del euro; y que esto va a generar hiperinflación, controles de capitales, un enorme ruido, unas grandes calamidades a nivel económico y que además temo que la situación se convierta en Ucrania II.

¿Existe algo que puedan hacer los griegos?. A mi sólo se me ocurre una opción (manifiestamente improbable) y para entenderla voy a ir un poco atrás y exponer ciertos hechos que creo que no se han tenido en cuenta.

He colocado un post en el que explicaba que tenemos dos aspectos en Grecia (y en otros países); por un lado, tenemos la deuda y, por otro lado, las reformas que denominadas para el crecimiento pero que, en realidad, sirven para generar rentabilidades para el sector financiero.  Una conclusión que debemos tener en cuenta es que las negociaciones continuas usan la deuda para conseguir las reformas. Y otro punto que debemos tener en cuenta es que estas reformas están hundiendo los países.

En el fragor de la batalla dialéctica estamos asumiendo que el PSOE, el PP, Nueva Democracia, Merkel y todo el mundo son una especie de sádicos engañando a los ciudadanos para dar beneficios al sector financiero y esto no es exactamente así. Me gustaría recordar un post en el que explicaba las razones por las que todo el mundo se resistía a su propio rescate.

En mayo de 2010 se presionó a Zapatero para tomar unas medidas. Si se presionó es porque ZP consideraba que estas medidas llevaban al desastre. Se cedió y se vendieron como una solución definitiva. Al mismo tiempo se presionaba a Irlanda, Portugal… en todos casos con idéntico resultado.

En verano de 2011 se presionó a varios países para que tomasen unas cuantas medidas que también llevaban al desastre (obviamente también todo el mundo decía que eran beneficiosas). En definitiva, había que hacer unas cuantas reformas que nadie quería. Papandreu en Grecia volvió a ceder pero tuvo la ocurrencia de intentar pararlo mediante un referéndum. Berlusconi en Italia se resistió también y por muchos escándalos que tuviese en su haber fue fulminado por negarse a plegarse a la UE. Zapatero modificó la constitución y se salió de en medio convocando las elecciones generales porque lo que le pedían no podía aceptarlo.  Cuando Rajoy salió elegido estuvo desaparecido unos cuantos días mientras negociaba con la UE. Al final todos conocemos el resultado que no fue otro que olvidar por completo su plan electoral y tomar todas las medidas que, según sus propias declaraciones previas, nos iban a llevar al desastre.

De hecho, Grecia estaba negociando otra vez a finales de 2014 para otro desembolso cuando de repente Sámaras decide, mediante un subterfugio, quitarse de en medio, anticipando la renovación del presidente a sabiendas de que esto llevaría a las elecciones y, por tanto, paralizando la negociación que estaba en funcionamiento con la troika. El anticipar la votación paralizando la votación indica claramente que Samaras no pretendía tomar todas las medidas posibles antes de dejar el poder, sino que dejó el poder precisamente para no tomar unas medidas.

Entre todas las situaciones y en cada situación entre la posición de los distintos partidos existen diferencias y matices evidentes; pero me gustaría llamar la atención sobre un aspecto que normalmente pasa desapercibido: las similitudes que quedan ocultas tras toda la discusión y luchas.

En mi opinión está muy claro el hecho de que muchos líderes en muchos países han tomado decisiones que sabían que llevaban al desastre obligados por las circunstancias. Luego las han defendido porque se necesitaría generar confianza en el futuro y, sobre todo, porque una vez tomada una decisión eres rehén de un camino que tienes que defender cada vez con más fuerza.  A su vez, los opositores de turno asumen en todo momento que el partido de turno que toma la decisión lo hace en base a incompetencia, maldad o cualquier atributo. Ante el recorte el gobierno dirá que lo ha hecho por el bien de la economía y el antagonista que lo hace por beneficiar a una minoría.

¿Por qué han tomado estas decisiones? Pues parece evidente que para esto tendremos que tirar de Merkel y Sarkozy. El segundo se posicionaba claramente en 2008 contra el BCE y toda la lista de expertos que nos habían llevado al extremo para proponer refundar el capitalismo, mientras Merkel nos advertía de un sistema financiero gigantesco que tenía una capacidad extorsionadora que no era asumible. A veces convendría recordar ciertos discursos para incluir personajes inesperados en una larga lista de personajes que han tomado decisiones que van en contra de lo que ellos pensaban beneficioso para la sociedad. Ahí está Merkel con unas entidades financieras mucho más grandes y promoviendo concentraciones mientras que Sarkozy se ha ido defendiendo el modelo de capitalismo antes odiado que pretendía refundar. He elegido a estas dos personas porque han dado durante un tiempo el nombre de Merkozy a todas estas políticas de la UE.

Es difícil encontrar un líder que no haya advertido del chantaje y que no haya advertido de las medidas que luego ha tomado. Existen dos explicaciones para todas estas circunstancias; unos defienden que para llegar al poder se miente y luego se descubren los programas reales; en otros casos se defiende que se hacen propuestas para llegar al poder y luego se encuentran con la realidad. Otra vez todo el mundo se olvida de los chantajes.

Y llegamos a un punto clave; ¿Por qué se cede ante los chantajes?. ¿Por qué los gobiernos toman medidas para proteger un capitalismo a refundar, a unas entidades financieras con una capacidad extorsionadora increíble o a determinados grupos minoritarios según las distintas explicaciones? Pues sinceramente creo que absolutamente todos los aquí mencionados, y los que no menciono por no aburrir (Portugal, Chipre, Irlanda…), han creído tomar la decisión que implicaba menores daños. El problema es que han cometido un error gravísimo de apreciación.

Ante cualquiera de las decisiones han considerado las opciones que van entre: dejar caer a un sistema financiero de tal forma que suponga un desastre o bien causar un daño grave pero soportable a los ciudadanos. Dado que lo de refundar el capitalismo, la Unión Europea, el sistema monetario o el sistema financiero plantea unos riesgos salvajes, se ha considerado siempre que el coste es menor buscando la forma de cambiar lo menos posible. En el post del otro día ponía un enlace a un post de 2010 en el que decía que Grecia debería salir del euro en aquellos momentos. Papandreu en aquellos momentos entendió que la solución con menos costes para los ciudadanos griegos era la que representaba menos cambios o menos diferencias con la situación previa. El coste del “rescate” parecía menor que las implicaciones de salir del euro por lo que al final la negociación se limita al coste y  a las medidas. Si nos damos cuenta, esta es la razón última de las patadas para adelante que tanto  se estilan. Hoy está claro que fue un error y que además fue dramático. Sin embargo no parece existir forma de rectificarlo de tal forma que entramos en una loca carrera. Por ejemplo, hoy la salida de Grecia del euro va a ser mucho peor que antes del primer rescate, hasta el punto de que mucha gente que antes apoyaba que saliese del euro, ahora no lo apoya. Los costes, las dificultades y las victimas van a ser mucho mayores ahora por las decisiones pasadas. Estas son las consecuencias lógicas de las patadas hacía adelante.

Pero hay un aspecto positivo que encontramos ahora por primera vez. Como decía el otro día, ahora no creo que se esté chantajeando a Grecia. Es decir, no creo que esta vez se busque seguir con las renuncias. Esta vez se va a llevar a Grecia a una situación límite para dar una lección al resto, lo cual plantea una gran oportunidad en la que se deberían romper todas las dinámicas actuales.

Tras esta muy larga presentación pretendo pasar al momento actual en Grecia. Voy a asumir que el gobierno griego, las instituciones comunitarias y determinadas personas en determinados partidos políticos en otros países, (altas instancias del PP y PSOE, por ejemplo) son conscientes de que estamos en un juego que va a acabar en:

-          Grecia saldrá por propia voluntad del euro.

-          Los representantes del gobierno griego dirán que no ha sido posible mantenerse en la UE debido a que se han bloqueado todas las posibilidades y la famosa troika se ha mantenido inflexible, pidiendo unas concesiones completamente inasumibles.

-          Los representantes de la Unión Europea dirán que han hecho todo lo posible por Grecia, con una gran solidaridad, pero que no pueden seguir apoyando las decisiones de un gobierno que se encamina al desastre porque no ha aceptado unas reformas mínimas para que funcione el proyecto.

Voy a asumir que el gobierno griego esperará, por tanto, algún tipo de corralito, hiperinflación, controles de capitales y desde luego una gran contestación social con una posible situación que recuerde a Ucrania mediante un conflicto entre Antieuropeos y Proeuropeos, (aunque en Ucrania tenga una nomenclatura distinta). Y voy a asumir que el gobierno griego ahora mismo sólo tiene la posibilidad de gestionar este proceso para minorar los daños.

En este escenario, Syriza puede hacer dos cosas. La primera es tratar de maximizar el apoyo; presentar propuestas a la UE (a sabiendas de que no van a ser aceptadas) con la máxima publicidad posible (para quedar de victimas ante su población); pactar con la derecha para lograr maximizar el apoyo (creando algo que recuerda en la distancia al pacto entre CiU y Esquerra Republicana en Cataluña) y, desde luego, buscar todos los apoyos para desacreditar a lo que no sea nacionalismo.  Esta opción en definitiva es prepararse para la lucha en todos los ámbitos para que el proceso no desestabilice el país y no acabe la situación en una guerra civil.

Si, tal y como parece, Syriza sigue esta opción debe saber que encontrará siempre grupos enfrente tanto domésticos como extranjeros que tratarán de desestabilizar. Teniendo en cuenta que la desestabilización de Grecia interesa para enviar un mensaje y que es mucho más sencillo desestabilizar una situación de crisis y shock que estabilizarla, esta opción tiene unos riesgos ingentes, por mucho que haya conseguido que una encuesta le dé el apoyo del 70% de la población, de que haya sido votada estos días y de que controle todo. En una lucha puede ganar o puede perder; pero ha de tener en cuenta que ganar será siempre perder menos.

Y ante esto tenemos otra opción que plantea una oportunidad mucho mayor, aunque presente riesgos inmensos. ¿Por qué luchar contra la gente que apoya a Nueva Democracia? Los políticos griegos deberían todos cambiar las reglas del juego para romper la dinámica que lleva a una situación inasumible.

Si yo pudiese influir en el entorno político griego recomendaría sin dudar una reunión de Papandreu, Papademos, Samaras, Venizelos y Tsipras, con el fin de estar unidos  y de dar todas las explicaciones a la ciudadanía griega. Convocar una rueda de prensa en la que se explique a todos los ciudadanos la verdad; sólo esto. Explicar porque han tomado unas decisiones que han llevado a los ciudadanos al desastre, que lo sabían, que intentaban evitar un desastre mayor, que se han equivocado y que van a asumir toda la responsabilidad en la historia y ante los tribunales. Que expliquen con pelos y señales si han sido chantajeados y las razones por las que lo han sido. En definitiva, que sean completamente sinceros sin ahorrar las durezas y las miserias.

En un post de 2010 recordaba que la solución de bajar sueldos y precios para ganar competitividad no iba a ser la solución; en aquel post lo abordaba a partir de una experiencia histórica que ahora puede ser de gran utilidad. Decía:

bajar sueldos y precios fue una de las medidas que Winston Churchill adoptó cuando fue nombrado ministro de hacienda británico en 1924. Esa decisión fue un desastre que originó la gran huelga del país, que el político trató de desactivar creando “opinión pública”, lo cual era su especialidad. “O el país rompe la gran huelga o la gran huelga rompe el país”

Después de que medidas como esta fuesen un desastre y llevasen al país a una situación límite, esta persona reconoció sin problemas que había sido un gran error inducido por Montagu Norman (el gobernador del banco central). Este reconocimiento es fundamental y recordemos que ha provocado que los ciudadanos británicos confiasen en esta persona como primer ministro después de reconocer que había contribuido a la gran depresión.  Winston Churchill también tuvo el perdón de la historia. Todo el mundo entiende que fue una persona audaz, lo que se demuestra en aspectos como este.

Los riesgos de que los políticos griegos anteriores tomen una decisión similar son evidentes; el miedo que puede tener alguien al decir a sus ciudadanos que se ha equivocado, cediendo a chantajes y ocasionando unos daños tan brutales está justificado. Pero los beneficios pueden ser enormes uniendo a la población, desactivando luchas, imponiendo reconciliaciones y comprensión y sobre todo contribuyendo a recuperar la confianza de una sociedad.

Para esto me gustaría dejar claro que debería ser un mensaje conjunto y clarísimo. No sirven los “no ha sido todo perfecto” o “se han cometido errores” que se dejan caer de vez en cuando. Las explicaciones y la contrición han de ser similar al daño y error ocasionado y todo el mundo ha de entender que se trata de reparar grandes cosas, lo cual sólo se puede hacer con grandes gestos y nunca con pequeñas concesiones. De la misma forma, Syriza debería reconocer que lo tiene más fácil para cumplir su programa, porque no está siendo chantajeada, sino que se está viendo forzada a salir, lo que a buen seguro podría certificar Samaras.

La gran ventaja es que podría generar una onda expansiva de tal calibre que podría afectar a otros gobiernos de la Unión Europea, de tal forma que podría incluso salvarse la propia Unión. No debemos olvidar que o se cambia de rumbo o es insostenible.

Hoy es posible en Grecia, porque los actores griegos no se enfrentan a una situación en la que hacer unos sacrificios para seguir igual o cambiar drásticamente pasando por una situación dramática. Se enfrentan invariablemente a una situación dramática por lo que en realidad lo único que han de elegir es el mejor de los finales muy distintos a la situación actual. Forzar un cambio en la opinión pública para que la Unión Europea cambie radicalmente no sería un mal objetivo. Que en caso de fracaso se consiga afrontar una situación delicadísima con el máximo apoyo de sus ciudadanos y con la mínima guerra no sería un mal resultado.

 

  1. en respuesta a Yo mismo
    #5
    09/02/15 23:54

    Grecia será sitio para aparcar empleos, no desempleados, si lo que vislumbro es correcto.
    No creo que vaya a acabar con la Eurozona, pero los griegos serían la India de Europa.
    Al menos así lo veo yo.

  2. en respuesta a Comstar
    #4
    09/02/15 23:00

    Por tamaño nunca sería un problema. Además a la UE le vendría bien que hubiese un sitio en el que aparcar desempleados.

    En todo caso, los efectos sobre empleo tardarían mucho tiempo, que ahora no tiene la eurozona. Porque esto no va a acabar en Grecia.

  3. #3
    09/02/15 22:11

    Lo que imagino que va a pasar:

    Cuando se salga del Euro, el dracma será tirado por el suelo por los financieros, si se tratara de una salida normal. Claro, allí pueden pasar cosas muy interesantes para que ello no ocurra, pero no voy a decirlas porque creo que es mejor no gastarle de antemano los cartuchos a Grecia.

    Si le tiran al suelo el dracma, los empleos se irán de la UE hacia Grecia. Si, una vida dificil, pero con empleo. Y eso agregará un dolor de cabeza a la UE. Aunque traten de impedir que los empleos se vayan a Grecia, el efecto acumulativo de la curva de Phillips va a golpearles más duro si tratan de bloquear la salida de empleos. Y eso sin considerar otros factores.

    Sobre el tema de la deuda, Argentina ha reducido su porcentaje de deuda respecto de su PIB, señal de que los cepos cambiarios argentinos han ido funcionando.

  4. en respuesta a alpibardos
    #2
    09/02/15 16:12

    Pues por dos motivos fundamentales.

    El primero es que Syriza no ha cedido. Mirando en clave nacional: Lo normal es que ZP y Rajoy tendrán que explicar con todo lujo de detalles porque han hecho todo aquello que dijeron que no iban a hacer y explicar las presiones y chantajes y porque ha sido con toda la sinceridad del mundo. Eso no va con los que no hayan cedido.

    El segundo es que ahora existe la posibilidad porque estoy seguro que a Syriza no se le está pidiendo que ceda.

  5. #1
    09/02/15 14:05

    El mismo que maneja la marioneta que da los palos maneja la marioneta que los recibe.
    Si los otros si... ¿Por qué Syriza no?

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar