3

Ayer hablaba de ciertos límites en la medida de la recuperación y de ciertas curiosidades en el número del PIB. Pero nos queda recordar otra explicación y que por cierto tiene cierto efecto en el consumo.

En un post antiguo explicaba que en las cuentas nacionales de 2005 tenemos un cambio en la forma de calcular el PIB. Lo que se hacía era introducir el sector financiero, estimando el PIB que genera. Hasta ese momento, el sector financiero no era más que el sector que se ocupaba de financiar la economía y por tanto un sector intermedio. Pero con este cambio metodológico, se conseguía, según el ine subir el PIB entre un 1% y un 1,5% en toda Europa.

 Es decir, de repente no es que estemos mejor, sino que como la forma de medir cambia, parece que estamos mejor.  En realidad, el problema no está en el cambio del PIB, sino en que parece que mucha gente no se entera de esto, y sigue con lo de siempre: EL PIB es lo que se genera en un país y no su estimación.

Pero ¿como afecta esto?.. Pues el INE nos explica perfectamente, (y sin secretismos)  como se definen los Servicios de intermediación financiera medidos indirectamente, (SIFMI para los amigos), que es lo que va al numerito este que todo el mundo espera como agua de mayo.

Para medirlo se usan los depósitos y los préstamos a los hogares, administraciones públicas e instituciones sin ánimo de lucro, (no a los sectores productivos); en ambos casos se establecen tipos de interés de referencia en los mercados y en ambos casos existen luego intereses efectivamente cobrados, (por los depositantes) y pagados, (por los deudores).

En el caso de los depósitos, se calculará la diferencia entre el importe pagado a los depositantes y lo que se debería haber pagado al tipo de referencia. Es decir; si los bancos pagan al 1% y el tipo de referencia es el 3%, resulta que tendremos una aportación al PIB correspondiente al 2% del total de depósitos de de la economía. En consecuencia, cuando se sacan normativas, o se busca que se bajen los tipos de interés de los depósitos, tendremos automáticamente una subida del PIB.  ¿A que es mágico?.

Para el caso de los préstamos es exactamente igual pero al revés. Es decir; si ponemos el tipo de referencia de los préstamos en el 5% y los préstamos se pagan a un 7% de media, pues tendremos que sumar al dato del PIB un 2% del total de préstamos de la economía. De la misma forma, cuando se incrementen los costes de los préstamos, pues tendremos una subida del PIB también.

Pero ayer explicábamos que el PIB es una fórmula (consumo más inversión más gasto público más el saldo exterior), alterando uno de los lados, tendremos que alterar el segundo, y esto se consigue considerando este número obtenido indirectamente como consumo.

Por tanto y concluyendo; si de unas condiciones financieras desastrosas, (pongamos que por una situación de crisis), los bancos cobran mayores tipos de interés por los préstamos, tendremos una subida del PIB y de alguna forma una subida del consumo; o si lo queremos ver de otra forma, si nos encontramos con un repunte del consumo y del PIB, ¿Por qué no nos preguntamos a ver si va a resultar que se están pagando menos depósitos, dado que lo que dejamos de cobrar es consumo según el ine, eurostat y todo el mundo?.

Quizás fuese importante pararse a mirar estas cositas antes de sacar conclusiones sobre el PIB, pero me parece que no hay demasiada gente que se lo tome en serio. 

  1. en respuesta a alpibardos
    #3
    17/09/14 00:39

    Mira cómo funciona el maquillaje de cifras con las actividades ilegales en Econolandia. Juan se gana 6 Euros trabajando en una fábrica. Carlos es un inversionista que se ha ganado 8 Euros.

    + Juan 2 Euros
    + Carlos 8 Euros
    = Ingreso promedio 5 Euros

    Melchor es un ladrón que no trabaja, sino que roba. Le roba 1 Euros a Juan y 6 Euros a Carlos.

    + Juan 2 Euros
    + Carlos 8 Euros
    + Melchor 7 Euros
    = Ingreso promedio 5.6 Euros

    Es decir, los numeros dicen que gracias al ladrón, los ingresos de todos aumentaron.
    Algo similar sucede a nivel de país con los distintos sectores que componen la economía.
    Luego vendrán a decirte que 1 + 1 = 5, por una deformación del espacio financiero cartesiano que alarga las distancias por la anomalía del relativismo moral (teoría de la relatividad financiera) que estira y curvea las 3 dimensiones de la cuadratura del círculo.

  2. #2
    17/09/14 00:27

    La chapuza financiera no tiene límites.
    Tú lo sabes, pero para los lectores voy a decir por qué siento eso.

    Si los bancos cobran más no quiere decir que haya crecimiento.
    El crecimiento viene de hacer crecer la riqueza, es decir, la producción, donde un insumo inútil y barato se transforma físicamente para producir un producto útil y de esa diferencia de valor se obtiene la rentabilidad.
    El inventario de los bancos es dinero, y el dinero no se puede agregar valor a sí mismo.
    Mientras la economía real produce riqueza, los bancos (que no producen nada) producen deuda.
    No es lo mismo riqueza que deuda.

    No es lo mismo tener millones en riqueza producida como potencia industrial, que tener una deuda de tamaño industrial y sin producción. Eres amo de lo que posees y esclavo de lo que debes.

    Cambiar el PIB para decir "estamos mejor" se parece mucho a lo que hizo Enron.
    Y te llamaría mucho la atención saber cuál empresa era dueña de Enron, y también te gustaría saber también que un expresidente de una potencia mundial y el hermano de su supuesto enemigo más acérrimo, eran socios de esa compañía. La geopolítica es una payasada.

  3. #1
    15/09/14 22:30

    Y todavía falta la estimación de la droga y la prostitución. El PIB parece un indice muy estimado

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar