1
Este contenido tiene más de 7 años

Con mucha frecuencia leemos comentarios y análisis que afirman que a Alemania le vendría bien un euro débil al ser una potencia y una economía eminentemente basada en la exportación. Curiosamente es sencillo entender que muchos países del resto de Europa están teniendo problemas por la apreciación del euro y en general a todo el mundo le vendría bien una devaluación.

Esto es el ejemplo clásico de análisis que hoy ha perdido todo el sentido, y siendo compuesto de verdades es una gran mentira. Lo primero que debemos preguntarle a alguien que afirma que a Alemania le interesa un euro débil es ¿Y porque no para de recomendar medidas que lo aprecian?. Todas y cada una de las medidas que aprueban van en un sentido y de hecho es ahora cuando parece que “aflojan” un poco, lo cual es lo mismo que decir que desisten un tanto de políticas económicas y monetarias que aprecian el euro.

A buen seguro que alguien contestará que no puede mover el euro y devaluarlo; lo cual es absolutamente falso. Cuando Japón quiso devaluar el yen, lo consiguió. No consiguió gran cosa adicional, pero sí ha reducido el yen,. Lo mismo ha resultado en USA o en UK, o incluso en Suiza con una intervención salvaje poniéndose en plan duro para devaluar el franco.

Por tanto Europa puede devaluar perfectamente el euro y lo haría si no estuviese empeñada en hacer lo contrario. No hace falta más que unas declaraciones del Bundesbank afirmándolo y ya está.

Sí lo queremos ver de otra forma, a lo largo de principios de 2014 ha pasado una cosa curiosa en todo el mundo. Los países emergentes han empezado a tener problemas. Bajos crecimientos, burbujas, problemas de endeudamiento, (¿nos suena?). Pues en todos y cada uno de los casos, ante estas situaciones y aunque a todos los países les venga bien devaluar, la realidad es que hemos leído unos cuantos análisis: “a pesar de los problemas económicas se suben espectacularmente los tipos para defender las monedas”.

Todo esto tiene una explicación muy sencilla, y que por cierto contradice aquello de “no tenemos en mente el tipo de cambio” tantas veces repetido desde el Banco Central Europeo. Siendo cierto que las devaluaciones  abaratan las exportaciones y encarecen las importaciones, la realidad es que hace tiempo que los aspectos de la economía real no le importan absolutamente a nadie de tal forma que la clave no es otra que los intereses de los mercados financieros.

Y los intereses de los bancos y del sistema financiero no tienen por qué coincidir con los intereses de las distintas economías, ni tan siquiera con los de una Alemania supuestamente exportadora o de una Brasil, o economías periféricas de Europa con graves problemas.

Para entender esto me gustaría recordar una serie de post del pasado en el que explicaba porque a unos países les interesaba apreciar la moneda y a otros les interesaba devaluarla, y recordar que, por mucho que nos digan, Alemania y más concretamente la zona euro, estaba en el tramo de interesar apreciar su moneda. Otra cosa es que todo tenga un límite y se pueda.

  1. #1
    31/03/14 22:49

    Muy clarificador, Tomas.
    Gracias y un saludo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar