¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

Los créditos fiscales, beneficios e impuestos de los principales bancos españoles

Hoy tocan dos post a cuento de la medida anunciada por  el gobierno para dar validez y avalar los créditos fiscales. Esta medida supone en la práctica avalar el curioso hecho de que mientras todo el mundo paga impuestos, la banca los cobra.

Para que entendamos el problema me he ido a mirar las cuentas de Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Bankinter, Banco Sabadell, Banco Popular  y por supuesto, nuestra Bankia correspondientes a 2012, para tratar de cuantificar la situación de la que estamos hablando y tratar de exponer unos datos que seguramente sorprenderán. La individualización de los datos es el otro post, que si bien es un poco más largo, tengo que recomendar fervientemente.

Una primera conclusión está en que el total de impuestos a los beneficios pagados por los grupos que forman las citadas entidades asciende a 39,75 millones de euros.  Pero si esta conclusión parece sorprendente;  la segunda conclusión es que este coste en impuestos corresponde íntegramente a una entidad. El grupo de Bankinter es el único que recoge en su cuenta de resultados un gasto en impuesto de beneficios, (que obviamente asciende a 39,75 millones de euros).

El resto de las entidades presenta en su contabilidad ingresos en el concepto de impuesto sobre sociedades. Si un gasto en un impuesto significa que una empresa debe pagar el importe que aparezca, podemos entender, (aunque desde luego, con muchos matices), que un ingreso supone al final que es el estado el que paga a las entidades. De los beneficios de estas entidades, la friolera de 6.396 millones corresponden a los impuestos negativos contabilizados en 2012.

Los activos fiscales que tienen estas entidades en su balance y que significarían que reducirían sus facturas fiscales en dicho concepto, siempre y cuando se diesen unas condiciones, (por ejemplo la existencia de cuotas a pagar por importes iguales o superiores),ascienden a 31 de diciembre de 2012 a 30.266 millones de euros. Si eliminamos a Bankinter, (que con 260 millones de crédito fiscal destaca), a las cuotas a pagar de impuestos en el futuro de estas entidades les deberemos restar 30.006 millones de euros. Para que nos entendamos, esto que debemos en concepto de beneficios  la recaudación total del impuesto de sociedades de todas las empresas del paíscasi 2 años atendiendo al último dato publicado (2010) por la agencia tributaria que asciende a 15.419 millones de euros.

Lo que va a hacer el gobierno al respecto de los activos fiscales, supondrá validar estas cosas y avalar ante terceros los créditos fiscales por importe de 30.000 millones. Por mucho que nos digan, la realidad es que la gente paga impuestos y cuando se aplaza el pago, se presenta un aval. Exactamente lo mismo en este caso, salvo que curiosamente el Banco y el Estado han intercambiado los papeles. O sea que en la práctica el estado reconoce la deuda con las entidades de crédito por cuestiones impositivas por 30.000 millones y se avala.

A pesar de que tan sólo dos entidades, (Banco Popular y Bankia), han presentado pérdidas, si nos atenemos al resultado antes de impuestos, deberían incluirse también CaixaBank y Banco Sabadell, que pasan a tener beneficios gracias a que “cobran” el impuesto. Banco Popular y Bankia reducen de forma salvaje las pérdidas gracias a esto; mientras que el impuesto representa el 52 % y el 28% de los beneficios de BBVA y Santander respectivamente.

A lo largo de enero y febrero de 2013, todas las entidades han presentado sus cuentas, de tal forma que todos los medios de comunicación han cogido tales datos y los han publicado manifestando que son los resultados de las entidades mediante la fórmula: “ganó o perdió tanto”. El resultado final anunciado una vez publicados los informes auditados se desvió más de un 10% del que consta en todos los medios del comunicación en todos y cada uno de los casos, salvo en Sabadell, (en que coincide). Los beneficios finales han sido un 62% del anunciado en el caso de Santander y de un 84% en el caso de BBVA.

Sólo me queda remitir al segundo post publicado en el que básicamente individualizo y contextualizo un poco estas informaciones. Evidentemente son un poco densos, pero creo que merece la pena conocer algunos datos que estoy seguro que sorprenderán.

Autor del blog

  • Yo mismo

    Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.

Envía tu consulta


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar