11
Este contenido tiene casi 8 años

Parece que ya está bastante avanzado el rescate a las concesionarias de autopistas, en lo que se sigue definiendo, (¡manda huevos!), como un modelo concesional de éxito. Pero sin embargo, parece que existe un escollo que pone el ministerio de hacienda. Resulta que el estado va a asumir la deuda de las concesionarias privadas, pero como no se quiere que esta deuda compute a efectos de deuda y (¿deficit?), se está buscando la forma. La primera lección es que a pesar de que es habitual la asunción de deudas de otros por el estado, también lo es la búsqueda de fórmulas para que no compute, y luego es generalizada la sorpresa cuando la deuda real es mayor que la que aparece. Curioso, ¿no?.

La segunda lección es que habitualmente se hablaba de computo a efectos de deuda, pero ahora se habla a efectos de déficit; pero…¿no habíamos quedado en que no íbamos a poner un euro?. Si nos atenemos a las declaraciones de Fomento, no habría problema alguno con el déficit público, ya que si no tienen coste para el contribuyente. En fin, o están inventándose un problema que no existe o han mentido.

Pero lo más curioso es que el problema del criterio viene derivado de la necesidad de que más del 51% de los ingresos de las concesionarias vengan de los peajes. Pero, ¿Cómo va a ser este el problema de las concesionarias si resulta que otra vez nos encontramos con el cuento de fomento de que el estado no va a introducir ni un euro en las concesionarias?.  Es sencillo; si resulta que las compañías cobran de peajes una cantidad, y no cobran importe alguno adicional, (porque resulta que no pagamos), ¿Cómo nos vamos a encontrar con este problema?. O sea que incluso en las planificaciones estamos contemplando pagos y lo que es más importante; dado que se espera que el  hecho de que los peajes no puedan superar el 51% es un problema, se espera que los ingresos que no vengan de peajes sean mayor que lo que cobran de su servicio.

Por supuesto que tiene todo el sentido esto, ya que resulta que el problema que tienen las concesionarias de autopistas es que no cubren los gastos con los peajes; por tanto, sea quien sea el dueño de una empresa de este estilo, estas entidades estarán quebradas a menos que incrementen los ingresos. Por tanto, es totalmente obvio que habrá que “obligarnos” a pagar los peajes, (imponiendo pagos en autovías, reducciones de límites de velocidad en carreteras, reducción del mantenimiento de estas, …), y si este tipo de “obligaciones” que no chirrían ante los defensores del libremercado, (nótese la ironía entre obligaciones y libertad), pues habrá que acudir a otras obligaciones más tangibles, como se estudia en Galicia, donde la Xunta va a pagar directamente un peaje en la sombra más alto que el inicial para pagar las autovías.

Y ya que estamos en lecciones sobre libremercado, a ver como se explica la tontería esta de que las pérdidas las pague el estado rompiendo el esquema básico de riesgos-beneficios; y por supuesto otra lección que podemos comprobar ahora mismo; la opción más barata y más eficiente, sea cual sea, es darle el dinero a unos cuantos y cuando hay que pagar, lo que ha ocurrido, absolutamente siempre, es que ha ocurrido algo impredecible, (que no debe ser lo definido ni como riesgo ni como incertidumbre), ajeno a todo el mundo que provoca que el estado tenga que pagar una burrada.

Y luego, aún por encima se confirma todo este diagnóstico porque es evidente que el que cobra obtiene beneficios, mientras que el paga se queda arruinado, ergo habrá que cargarse la sanidad y las pensiones….

  1. en respuesta a PNeoliberales
    -
    #11
    28/11/13 13:50

    Pienso que en cierta manera estamos hablando de diferentes ideas/respuestas a problemas sociales, pero tampoco pasa nada si nos mantenemos dentro de argumentos y no pasamos a las descalificaciones personales e insultos, cosa que de momento no está pasando en este hilo, tampoco vale mucho la pena insultarnos, no va a ningún lado. Principalmente, porqué nos vamos a quedar los dos igual y no vamos a convencer a nadie, que no esté previamente convencido, de la bondad de lo que defendemos.

    Te doy las gracias por aportar tu punto de vista, tus respuestas y el tono.

    Un saludo.

  2. en respuesta a Pocholo r.
    -
    #10
    28/11/13 09:47

    Muchas gracias por tu respuesta y el tono Pocholo.

    Sólo unos apuntes:

    1) En un sistema "Neoliberal" verdadero, el Estado está para regular el mercado, no para intervenir en el. Si estuviéramos en un sistema Neoliberal, los bancos, constructoras, etc, etc hubieran quebrado (no voy a juzgar si lo que se ha hecho es bueno o es malo, ya eso es harina de otro costal). La diferencia entre el liberalismo de Adam Smith de principios del 20 y finales del siglo 19 y el Neoliberalismo es precisamente esa, que el liberalismo puro dice que el Estado "no debe regular", ya que la "mano invisible" se encarga de hacerlo (cosa con la que no estoy de acuerdo, por eso me defino como "Neoliberal", a pesar del sambenito con el término, muy mal entendido y explicado en el colectivo).
    2) Cierto que lo de "socialismo elitista", desde un punto de vista netamente teórico, es agua y aceite. Pero no hay más que ver los casos prácticos de Estados donde "los medios de producción están en manos del colectivo" (URSS, Cuba, Venezuela, Corea del Norte, etc). En ellos, se puede ver claramente la diferencia en el modo de vida entre los miembros del partido gobernante y los del resto de la población.

    No quiero convertir esto en un debate ideológico, pero al igual que tu apuntas que rescatar constructoras no es una política socialista, yo debo decir que tampoco es una política neoliberal (que es el apellido que tu le pusiste). Ya cada uno que le ponga el adjetivo que quiera...

    Un saludo

  3. en respuesta a Cambioyev
    -
    #9
    28/11/13 09:34

    Estoy casi totalmente de acuerdo contigo Cambioyev, te diría que tu comentario está cargado de razón.

  4. en respuesta a PNeoliberales
    -
    #8
    28/11/13 09:20

    Verás hay cosas que no se pueden mezclar: por ejemplo el agua y el aceite.

    Creo que hay una tendencia en este país entre medios de comunicación de extrema derecha que intenta estigmatizar la palabra "socialismo". Según esta corriente de académicos, periodistas y políticos el gobierno de Rajoy sería un gobierno socialista, como lo habría sido el gobierno de Zapatero. Y en estos momentos estaríamos viviendo en un sistema socialista y no capitalista. En un intento de conseguir que la persona de la calle identifique las políticas de Rajoy como políticas socialistas, y así tenga una impresión negativa de lo que es el socialismo y siga votando a partidos de derecha o de extrema derecha.

    "El socialismo es una ideología política basada en el principio de que una sociedad debe existir de tal manera que el colectivo popular tenga el control de los medios de producción y, por lo tanto, del poder político."

    http://es.wikipedia.org/wiki/Portal:Socialismo

    ¿Tenemos nosotros el control de los medios de producción y del poder político? No. Por tanto, ¿Vivimos en un sistema socialista? No.

    Antes decía que no se puede mezclar agua y aceite, bueno pues bien no puedes mezclar socialismo con elitismo. Porqué el elitismo es un sistema social que favorece a unas élites dentro de él. Si hablamos de que en el socialismo el colectivo popular tiene que tener el control de todo, entenderemos que en el socialismo teórico no puede existir una élite. Un sistema socialista con una élite no seria socialista por mucho que se llamara socialista. Como el PSOE que dice que es un partido obrero y donde en su estructura sobran funcionarios y titulados universitarios, pero donde apenas encontrarías un obrero.

    El sistema neoliberal es el que tenemos, no al mismo grado todavía que México, pero están en ello. Y aquí entramos en discusión con Tomás, porqué creo que a Tomás le parece casi insultante mezclar al liberalismo con el neoliberalismo. Zanjaría la disputa con Tomás diciendo que la hegemonia cultural la tiene quien la tiene y yo no he inventado la palabra neoliberalismo, que para mi es puramente descriptiva. Pero volviendo al tema; en un sistema liberal "teórico" tendría que ser como tú has dicho: "se dejaría quebrar a todas las concesionarias y que sus accionistas (las constructoras) pierdan su dinero, como debe ser." En un sistema neoliberal, como en el que estamos viviendo se hace justo lo contrario. Y una élite, el gobierno, defiende los intereses de otra élite (A veces los inversionistas pueden ser los mismos políticos vía puertas giratorias o acciones) a cambio de dinero. Es decir, este Estado en el que estamos viviendo será puramente el Estado niñera de los ricos, cuando hayan acabado con los restos del E.del Bienestar (Pensiones, sanidad y educación pública)

    Te lo digo sin acritud. Sin pretender molestarte pero precisando.

  5. en respuesta a Pocholo r.
    -
    #7
    27/11/13 19:57

    Muchas de las decisiones del Gobierno (de éste y de los anteriores) sobre la Política Económica se basa en una visión errónea de la economía. Todos quieren generar actividad, crecimiento y riqueza, pero la pregunta es... ¿quiénes son los sujetos a los que se priman para conseguir esos objetivos?

    Se habla de productividad, de competitividad, de eficiencia... pero los medios para alcanzarlas suelen proceder de una Teoría Económica Única que sirve para todo y que establece que la productividad se consigue trabajando el empleado más horas, la competitividad se alcanza reduciendo el salario del trabajador o despidiéndolo y la eficiencia se logra destinando los recortes del sector público a generar grandes negocios a las grandes empresas y rescatándolas cuando se hayan equivocado en sus previsiones.

    Tienen el punto de mira bastante desviado. Lo que sustenta la economía no son los grandes empresarios, sino una base de población con el suficiente poder adquisitivo y con la capacidad para trabajar, producir, crear y consumir.

    Por eso, cuando se habla de rentabilidad económica y de eficiencia en la asignación de los recursos... ¿para quién? Cuando se habla de que gracias a una concesión administrativa o una privatización de una empresa pública, o de la liberación de un sector estratégico... el Estado se ha ahorrado nosecuantos millones... ¿y qué? ¿Qué tiene que ver?

    Si lo que cuenta es lo que le cuesta al ciudadano, ya sea pagándolo todo a través de sus impuestos, o a través de los precios marcados por las empresas. Si el Estado se ahorra tanto, pero al ciudadano le sale más caro pagarlo a una empresa privada... ¿para qué sirva la eficiencia en el sector público?

    Y con estas concesionarias de autopistas... pues doble pago: primero el precio privado de los peajes y después mediante los impuestos a través de las ayudas y rescates a las empresas que gestionan las autopistas.

    La cuentas públicas y los estudios de viabilidad y de rentabilidad del destino de los fondos del presupuesto público pagado por todos los españoles a las concesionarias, necesitan una profunda revisión.

  6. en respuesta a Pocholo r.
    -
    #6
    27/11/13 13:13

    Creo que te refieres a un estado "socialista elitistas" que reparte las pérdidas de unos privilegiados entre todos los ciudadanos, en un Estado realmente "neoliberal", se dejaría quebrar a todas las concesionarias y que sus accionistas (las constructoras) pierdan su dinero, como debe ser.

  7. #5
    27/11/13 12:40

    ¿Qué ganamos los ciudadanos? ¿Para esto nos revientan a impuestos?

    Hasta las narices de la Timocracia que tenemos en este país. Estas empresas privadas SOBRAN. Si no pueden sobrevivir, pues mala suerte. Hay que asumir los riesgos, antes, durante y después, no sólo sobre el papel.

    Y pensando. ¿Por qué hay familias a las que sacan de sus HOGARES a la fuerza y no se les rescata?

    O a todos o a nadie. De nuevo nos vuelven a engañar. Y todavía habrá quién vote a PP / PSOE / IU / Nacionalistos,... así nos va

  8. en respuesta a Cambioyev
    -
    #4
    27/11/13 10:32

    El Estado neoliberal viene a ser como el "Estado niñera" para los más ricos. Un Estado cuya función sería garantizar la rentabilidad de sus inversiones ya sean en la economía real ya sean en el sistema financiero. Desde esta perspectiva, sería lógico el rescate a las inmobiliarias, a la banca y a las concesionarias de autopista.

  9. #3
    27/11/13 10:28

    En Cataluña creo que en algún momento ya se usó esa fórmula. Es decir, que el Estado pagaba a las concesionarias dinero para que no subieran el precio de los peajes o algo así (La excusa era esa... Como que las concesionarias recibiendo nuestro dinero nos hacían como que un favor, algo surrealista, cosas de CiU, PP y PSC). Creo..., ojo, y no voy a buscarlo porqué hoy no tengo ganas de deprimirme.

  10. en respuesta a Cambioyev
    -
    #2
    26/11/13 23:48

    El problema es que Abertis, Ferrovial, Sacyr, ACS, Acciona o Globalvía, aspiraban a una rentabilidad del 10%. Ese ratio suponía que en cinco años declararían beneficios, en 11 años empezarían a pagar impuestos -tras compensar las bases negativas-, y en el vigésimo año de vida concesional estarían con el casillero de deuda a cero.

    Pero la falta de previsión en el coste de la inversión y en los ingresos, produjo una gran desviación sobre los presupuestos de construcción. Y los accionistas de las concesionarias ni estaban ni están dispuestos a aportar nuevos fondos propios.

    No pueden pagar el préstamo concedido por los bancos sobre el 90% de la inversión y negocian la refinanciación de la deuda con los bancos, pero éstos se enrocan y no quieren prorrogarla si no hay viabilidad en los ingresos.

    Ante este mismo problema, ya en 2011 el Santander lideró a un sector financiero compuesto principalmente por Santander, BBVA, La Caixa, Caja Madrid, Deutsche Bank, Popular y Sabadell, para pedir ayudas públicas. La banca logró un acuerdo para que el Gobierno valorase garantizar unos ingresos mínimos a las concesionarias durante 15 años.

    Esta situación se va repitiendo una y otra vez a lo largo del tiempo con un objetivo claro por parte de la banca: evitar a toda costa la entrada en concurso de acredeores de las concesionarias.

    http://cincodias.com/cincodias/2011/08/26/empresas/1314365979_850215.html

  11. #1
    26/11/13 23:15

    Con la creación de la sociedad pública de autopistas (una nueva "Autopista mala") se rescatan concesionarias, pero también algo más...

    En este sentido, creo que también es importante el acuerdo del Ministerio de Fomento con los bancos acreedores de las autopistas, que alcanzan una deuda aproximada de 3.500 millones de euros.

    http://www.europapress.es/economia/noticia-economia-empresas-fomento-ultima-sociedad-publica-autopistas-evitara-quiebra-diez-vias-problemas-20131124124835.html

    http://www.rtve.es/noticias/20131125/autopista-peaje-eje-aeropuerto-solicita-concurso-acreedores/802060.shtml

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar