6

Lo más absurdo que nos podía pasar en España es encontrarnos con gastar una cantidad de dinero indeterminada, pero absurda en una fábrica de terremotos. Pues esto es lo que ha ocurrido con el proyecto del Almacén de Gas Castor, que recordemos era una inversión inicial de 500 millones de euros para construir unas infraestructuras para albergar una cantidad de gas natural suficiente para una demanda estimada que nunca se ha llegado a consumar.

Posteriormente el gasto se ha disparado hasta el punto de que hoy no sabemos cual será el coste final, ya que primero se hablaba de 1.400 millones, luego se rebajó a 1.200 y parece ser que ahora el coste ya va por los 1.700 millones que deberemos pagar todos los consumidores de gas, ya que se impone que tengamos que pagar todos los costes del sistema por absurdos que sean.

Independientemente del hecho de que nos digan que todo se hizo respetando las normas, a pesar de que evidentemente los análisis de impacto medioambiental no han sido demasiado certeros tampoco, o incluso del tremendo resultado en forma de terremotos o coste, e independientemente de los sobrecostes o de que nadie sea capaz de decir el coste definitivo de la instalación, ni la responsabilidad de todo esto ni como se ha disparado tenemos que tener en cuenta un punto que es completamente básico y que ha de tenerse en cuenta en muchas otras tonterías y obras bien públicas, bien semi-públicas, (como puede ser este el caso).

Podemos hablar de muchas cosas y matices, como por ejemplo las ineficiencias de mercado, la corrupción, la asimetría en la información, los distintos grados de poder, pero en este y muchos casos, el problema es muy básico y se centra en los incentivos finales.

Es completamente básico que al que toma decisiones sobre pagos, le interesa siempre que sean lo menor posibles, mientras que al que  toma decisiones sobre cobros le interesa que  sean lo mayor posibles. Esta perogrullada es la que permite que una negociación, (en las condiciones del liberalismo estas que cada vez más cuesta encontrar), es la que permite llegar a una situación más o menos eficiente.

Pero si analizamos en este caso la situación, comprobamos que a la empresa concesionaria de tal proyecto, que en teoría es privada porque ofrece una mejor gestión y asume el riesgo, directamente le interesa facturar más. ¿Cómo no se va a disparar el gasto de unas determinadas instalaciones, si resulta que cuanto más gaste más gana?. Es sencillo ver que si la fábrica de terremotos costase 500 millones, nos encontraríamos con un pelotazo de esta entidad por importe de 500 millones. Como al final son 1.700 millones, ¡pues mejor!. Por tanto a la hora de tomar cualquier decisión, tenemos el incentivo para la empresa de gastar más.

¿Cuántas infraestructuras inútiles se han creado, disparando su coste de forma espectacular, en base a informes absurdos que indicaban una gran demanda y que ahora no sirven absolutamente para nada más que para pegar pelotazos?. Pues lo curioso es que resulta que nadie se ha planteado absolutamente nada.

¿No nos suena otro sector en el que se regula para cubrir todos los costes reconocidos por el sistema de forma que al final tenemos un producto básico muy caro, que está sangrándonos, mientras que no hay forma de bajar los costes y se genera un déficit desde mil puntos de vista?.

  1. #6
    15/10/13 01:07

    A saber lo que estarían haciendo en el Delta.
    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/01/24/catalunya/1359058361_328471.html
    Llama la atención que coincidiendo con la visita de la Guardia Civil empezaron a disminuir sensiblemente los terremotos.
    Lo de enterrar gas me recuerda el caso del aceite de Redondela

  2. en respuesta a Balta16
    #5
    15/10/13 00:59

    Lo de tirar era antes... poner el dinero donde caiga en el bolsillo.
    Ahora es poner un apunte en un papel elctronico y el gobierno que lo pague con los impuestos

  3. en respuesta a Alejperez
    #4
    14/10/13 13:42

    Y me pregunto yo,... no es más fácil que entre las empresas gasistas, las petroleras (refinerías e instalaciones de almacenaje), CLH, CORES y la portuguesa REN (lo que viene a ser Red Eléctrica, pero en Protugal) se almacene ese Gas Natural y nos dejemos de historias?

    No, aquí el asunto es tirar el dinero. Tomás, de nuevo no me queda otra que felicitarle, ojalá no tuviera que leerle tan a menudo y pillarme unos rebotes con las verdades que nos cuenta, pero, tristemente es lo que tenemos.

    Sobre los concursos públicos,... SIN COMENTARIOS

  4. en respuesta a Alejperez
    #3
    14/10/13 13:10

    irs • hace 36 minutos

    la foto es la siguiente:
    - don Emilio financia a Floren, y don Emilio se cobra sus buenas comisiones de apertura, estudio, estructuración, disponibilidad, etc.
    - Floren construye y gana un buen margen de construcción (30% s/ 1.700M€ = 510M€)
    - finalizada la construcción, don Emilio y Floren emiten project bonds que compran ahorradores alemanes, ingleses, etc. Con los project bonds se repaga la deuda a don Emilio.
    - el gobierno impugna la clausula de RPA.

    El marrón ya está transferido y a vivir que son 2 días!! (spain is diferent....)

  5. en respuesta a Alejperez
    #2
    14/10/13 10:31

    Los de gurusblog parece que me han leído el pensamiento, acabo de leer lo siguiente:

    Inaudito y difícil de explicar. El almacenamiento subterráneo de Castor tiene garantizado por parte del Estado la “recuperación de la inversión” en caso de que se produzca su “caducidad o extinción”, y es además la única de las tres grandes infraestructuras de este tipo, entre las que también figuran las de Yela y Gaviota, que sería compensada en caso de cese por dolo o negligencia de la empresa.!!!

    http://www.gurusblog.com/archives/firma-contrato-proyecto-castor/14/10/2013/

    Hay que reactivar el sector de la construcción en España, ¡hacen falta al menos 10 prisiones más para políticos y asociados!!!

  6. #1
    13/10/13 22:16

    ¿¿Pero qué clase de concursos públicos se han hecho en este país?? En cualquier proyecto serio se presentan una condiciones, unos objetivos a conseguir en un plazo determinado a un precio concreto.

    Si la empresa que gana el concurso lo hace todo en tiempo se le paga lo acordado, sino, pues hay penalizaciones hasta el punto de no pagar nada, por retrasos o por no lograr los fines del proyecto. Hasta aquí un concurso por obra normal, vamos, los que me tocan a mí.

    En estos casos no, hay desviaciones de tiempo y dinero que hace que cueste cada vez más y que yo, como contribuyente, pague más.., ¿quién es el responsable? ¿qué ineptos hacen estos concursos o me representan como administradores? ¿cuántos están ya en la cárcel? Y quien habla de Castor, habla de todo lo demás, incluyendo las autopistas radiales madrileñas.

    Saludos

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar