8

Parece que algunos se han sorprendido de que las sucesivas reformas laborales no hayan contribuido a generar empleo estable. Sin embargo tenemos que tener en cuenta que era sencillamente imposible que tal cosa ocurriese y lo podemos hacer tanto por el lado de los contratos indefinidos como de los temporales, cuyos números son los que definen en definitiva la situación de precariedad final.

Las sucesivas reformas laborales, lo que han hecho es introducir facilidades a la hora de despedir, siempre entendiendo que despedir siempre fue tan sencillo como hacer una carta y lo que se ha hecho es abaratar el despido de todas las formas posibles.  Por supuesto, cuando se habla de clarificar el despido o abaratarlo, nos estamos refiriendo tan sólo a los despidos de los contratados indefinidos, de forma que lo que se ha hecho es buscar eliminar a aquellas personas que tenían contratos estables. Por este lado, es obvia la precarización, aunque no se contratase a ningún trabajador temporal.

Pero por otro lado, tenemos que la inmensa mayoría de las contrataciones laborales tienen carácter temporal, que es el punto donde algunos parecen sorprenderse. El hecho de facilitar el coste de despido de los fijos, no supone incrementos de contratados fijos. ¿por qué?.

Pues porque las empresas pueden realizar los contratos que les dé la gana con carácter temporal, y los trabajos con carácter temporal no tienen derechos de casi ningún tipo, (o mejor dicho, no los pueden ejercer porque al día siguiente desaparecerán las circunstancias de la producción que motivaron su contratación o bien acabará la obra o servicio determinado). Esta falta de derecho y la falta de indemnizaciones de despido, llevan a que las condiciones sean mucho más económicas para la empresa y más cómodas ya que podrá hacer lo que le venga literalmente en gana.

¿Por qué una empresa va a contratar a alguien indefinido?. Por mucho que se reduzca la indemnización, o por mucho que se facilite el despido, siempre se harán los contratos temporales, o por lo menos hasta el punto (no demasiado lejano), en el que el trabajador indefinido sea un temporal sin fecha de fin de contrato, (muy similar a los de obra o servicio determinado).

Si miramos las dos cosas; abaratamiento de despido y facilidad máxima para contratación de temporales, ¿Qué esperábamos?. Pues lo lógico, razonable y lo único que podríamos esperar es lo que ha ocurrido, ya que en realidad lo que estamos planteando en las reformas laborales es dotar de medios a las empresas para que puedan imponer sus condiciones a las empresas y despedir a aquellas personas que tienen unas condiciones con una mínima estabilidad para luego, en caso de ser necesario, contratar con mayor precariedad.

Así de simple.

  1. #8
    03/10/13 16:49

    Un artículo muy certero... Lo cierto es que con los niveles de paro e inflación lo preciso sería estimular el crecimiento. La inoperancia de la política monetaria para tal fin y el encorsetamiento de la política fiscal, nos ha llevado a un debate de reforma laboral fútil salvo para determinados intereses espúreos. Mezclar churras con merinas, aguardar a que escampe y cuando la cosa repunte ser más competitivos vía coste en lugar de vía productividad.

  2. #7
    10/09/13 00:33

    Entendemos que lo valioso de una empresa es la capacidad de transformar FISICAMENTE insumos inutiles en productos útiles. Y a eso le llamamos valor agregado, que no es lo mismo que PIB que es apenas una medida de transacciones, que pueden no tener valor agregado. Del valor agregado es que viene la rentabilidad.

    Se disminuye el valor del gobierno, por razones de oportunismo económico, pero su valor es la capacidad de producir contribuyentes, y de esa capacidad es que viene la rentabilidad de un gobierno, la inclusión social, el combate a la pobreza y otros similares. Creo que te va a interesar esto.

    ¿Puede un gobierno ser rentable?
    https://www.rankia.com/blog/comstar/1942709-puede-gobierno-ser-rentable

  3. en respuesta a Cambioyev
    -
    #6
    09/09/13 18:27

    Lo primero que advierte Víctor Ruz es que asume que el fracaso «fue mío y solo mío». «No echo balones fuera ni le echo la culpa a otros de haber tenido que cerrar mi empresa, pero creo que hay que contar la verdad y no pintarle a la gente el mundo de color de rosa, como me lo pintaron a mí», argumenta este ex emprendedor malagueño.

    Su empresa, Indiestudio, dedicada al diseño industrial, nació en 2008 ungida para el éxito: ganó el premio Spin Off de la Universidad, recibió un préstamo participativo de 100.000 euros de la Junta y estuvo alojada en la incubadora de empresas del CADE en el PTA.

    Hace dos años, Ruz y su socio decidieron tirar la toalla. ¿Qué falló? «Nos sobrevaloramos y subestimamos lo que suponía gestionar una empresa. Nos falló la venta y la gestión de cobros; el negocio no se sostenía. Para que una empresa funcione necesita cinco o seis personas muy buenas en lo suyo: ventas, administración, finanzas, personal... No lo puede hacer todo el emprendedor. Pero nos creímos un mensaje falso», explica.

    Ruz asegura que su vocación sigue siendo emprender, pero que no lo volverá a intentar en España «mientras no cambie esta cultura de la chapuza».

    Aún arrastra deudas de su etapa de emprendedor, de la que «me ha costado dos años recuperarme», asegura. Ahora se prepara para mudarse a California a finales de año con la idea de «buscar trabajo o conseguir financiación para montar algo allí». Asegura que no quiere lanzar un mensaje negativo, sólo «insistir en que es una gran irresponsabilidad animar a la gente a que emprenda sin estar preparada, porque montar una empresa puede ser lo más bonito del mundo pero también puede ser un infierno».

    Del artículo «Recuperarme de mi etapa de emprendedor me ha costado dos años y aún tengo deudas»

    http://www.diariosur.es/20130909/local/malaga/recuperarme-etapa-emprendedor-costado-201309091013.html

  4. en respuesta a Sasha
    -
    #5
    09/09/13 18:25

    >esas empresas que precarizan empleos es fácil que se vean afectadas porque sus propios empleados no gasten >lo suficiente

    Eso es verdad, pero en el mismo sentido que lo sería decir "la nueva ley de costas facilita la construcción del litoral, pero no te preocupes que ya el calentamiento global y la subida del nivel del mar destruirán lo construído". O sea que sí, que es verdad que se cargan el consumo interno, pero para cuando eso sea palpable... todos calvos y el país hecho unos zorros.

  5. en respuesta a Cambioyev
    -
    #4
    09/09/13 18:25

    «Emprender es un juego». «Anímate a emprender». «Crea tu propio negocio y sé libre». El bombardeo de eslóganes como éstos se ha vuelto constante.

    Sin embargo, por cada diez personas que arrancan un negocio, otras siete echan el cierre. No existen estadísticas oficiales de cuál es la ‘esperanza de vida’ de una iniciativa empresarial hoy en España. Pero los expertos coinciden en que es cada vez más corta. «Un 60% no supera el primer año y a los cinco, han desaparecido un 80%. Son tasas de fracaso muy altas», indica Javier Megías, consultor y docente especializado en asesorar a emprendedores.

    De ahí que expertos como Megías estén alertando de la «irresponsabilidad» que supone «animar a la gente a capitalizar su desempleo y quemar su último cartucho montando un negocio a la desesperada». «Puede que los políticos piensen que así se saca a gente de la lista del paro, pero la bomba de relojería para dentro de dos años es muy peligrosa», concluye.

    Extracto del artículo “La fiebre por emprender como salida laboral apenas crea empleo al dispararse los fracasos “

    http://www.diariosur.es/20130909/local/malaga/fiebre-emprender-como-salida-201309091009.html

  6. #3
    09/09/13 18:24

    Se suele decir que en España falta mentalidad emprendedora... que hay pocos que quieran emprender y demasiados que esperan a ver si lo llaman para un empleo... y que de esta forma, en época de crisis es difícil encontrar salida al desempleo... y lo del ya manido “así nos va”.

    Pero aparte de construir frases pegadizas que vienen muy bien para que el azafato indique a los asistentes en el plató que ya pueden aplaudir la intervención del colaborador en el show económico televisivo... nunca viene mal conocer un poco mejor la realidad.

    Puede ser que una salida al desempleo sea la creación de empresas por los parados... pero también puede ser la trampa en la que caer aún más hondo...

  7. en respuesta a Sasha
    -
    #2
    09/09/13 13:10

    Hola Sasha.
    En este pais, ¿ha habido alguna vez una base de "empresarios con luces"?.
    En todo caso, espero que florezcan y fructifiquen algunos emprendedores.
    He dicho "espero"...no que "confio".
    "la cosa está muy mala"

  8. #1
    09/09/13 11:49

    Mayor precariedad implica también menor capacidad de gasto. Ergo todas esas empresas que precarizan empleos es fácil que se vean afectadas porque sus propios empleados no gasten lo suficiente... bueno, sus propios empleados ni los otros de otros sectores precarizados. He pensado en la industria textil porque llevo una temporada (y veo más temporadas) sin comprar nada de ropa, sólamente alternando ropas según lo que vea. Pero hay más industrias precarizadoras que se verán afectadas.

    Ya volverán los tiempos de empresarios con luces, por desgracia ahora está todo lleno de Lasquettys.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar