4

Parafraseando a las frases antiguas de “no vamos a poner un euro en los bancos”, nos encontramos otra vez con el mantra, una y otra vez repetido por Fomento para justificar el rescate de las concesionarias de autopistas en aras a salvar lo que también se dice en uno y otro lado como un modelo “de éxito”. Luego algunos se extrañarán de la “desafección” y de que no nos creamos absolutamente nada.

En principio, lo que tenemos que tener claro es que todas estas consignas tenemos que entenderlas en el concepto de un rescate a las concesionarias de autopistas, lo cual como poco tendría que hacer dudar de la frase: “modelo de éxito”, a menos que estemos hablando del robo perfecto.

Tenemos que entender que estamos hablando de que el estado asuma el control, (y las obligaciones de pago) de unas empresas privadas, (o eso eran cuando se planteaba un sistema de gestión privada, unos riesgos y unos potenciales beneficios), que tienen unos activos por importe de unos 600 millones de euros y unas deudas por importe de 3.500 millones, a los que habría que sumar otros 1.200 millones.

La combinación del resultado de unas empresas en pérdidas, un estado que no puede asumir más y un montón de infraestructuras vacías, mientras los ciudadanos nos vemos obligados a transitar por un montón de carreteras que presentan un deterioro alarmante, en las que además se imponen todo tipo de penalidades para que usemos los peajes, (desde eliminar dobles carriles hasta cambiar los límites de velocidad), difícilmente puede ser considerado un modelo de éxito, y mucho menos cuando resulta que cuando escogemos ir dando botes por una carretera hasta los topes, en medio de todos los problemas para no pagar el peaje, tengamos claro que en realidad lo acabaremos pagando de otra forma.

Pero el colmo de la sinvergüenza viene cuando nos cuentan que el estado no va a poner un euro. Porque puede ser que el literal pueda ser cierto, siempre y cuando se acabe la frase. Es decir, el estado no va a poner ni un solo euro en el primer momento, sino que lo que va a hacer es asumir la deuda de otros, para pagarla en caso de que los ciudadanos no podamos o no queramos pagarla vía su uso.

Esto va así; a fecha de hoy hay unas empresas privadas que tienen unas inversiones que tienen un valor patrimonial negativo. Es decir, tienen menos que cero. Y hay bancos,  fondos de inversión y fondos de pensiones privados que han prestado más dinero del que podrían obtener por la venta de los activos. Pues para que todos estos ganen, alguien tendrá que pagar, y ese alguien somos nosotros, poniendo ahora, poniendo después o imponiendo unas condiciones para que entre todos tengamos que asumir este coste. Y todo ello, sin ninguna contraprestación, salvo el dudoso honor de hacer regalos a unos curiosos defensores del libremercado, que de despacho en despacho, logran llevarse siempre activos y dinero al contado, que el estado paga siempre a crédito.

Pero por si fuera poco, resulta que ahora el problema parece ser que las actuales concesionarias no se conforman con el 20% que se les ofrece de la nueva sociedad saneada y avalada con recursos públicos, sino que piden el 49%, porque pretenden recuperar las inversiones, cuando en realidad sus inversiones ahora tienen un valor negativo, que es la definición de empresa en quiebra.

Y esta definición de quiebra supone que las concesionarias han de reconocer que no tienen nada, y que los acreedores de estas han de entender que han perdido. Rescatando a todo el mundo, estamos ante otro salvaje caso de socialización de las pérdidas y privatización de los beneficios.

  1. #5
    17/07/13 23:29

    Gracias por atraer la atención sobre esto. Hay que tener claro que esto es la contrapartida de los importes que tiene Bàrcenas en "sus" cuentas.

    El negocio era hacer las autopistas y ahí ganaron el dinero las constructoras. Luego les endosaron el invento a los bancos y salieron por patas. Ahora los bancos se presentan ante Rajoy mostrando los jugos tóxicos que van a liberar si quiebran llevando a sus balances el valor real de esos activos.

    Y como aquí nadie tiene pelotas -que es lo principal para trabajar en el mercado financiero- para negociar con esos bancos, les dan nuestro dinero que para eso se lo quitan a los abuelos: para no tener que discutir con según quien.

  2. #4
    16/07/13 10:26

    Hola tomas,
    sigo tu blog desde hace tiempo y me gusto cuando analizaste los papeles de Barcenas para ver si podía ser una contabilidad B o no. Pues bien te escribo por si te gustaría hacer algo parecido con la contabilidad completa del P que se ha filtrado de 1990-2011. Los grandes medios no se han hecho eco del asunto, no se bien porqué, será una filtración real y se les parte la hoja de ruta...
    Desde luego parece que es cierta si el PP lo ha denunciado, aunque tampoco haya salido en los grandes medios
    Lo que da para un trabajo de investigación es usar eso para cotejarlo con los papeles de barcenas...
    Te sugiero esto, porque de la blogsfera conocida eres una persona muy capacitada para esto y de quien seguimos hace tiempo la trayectoria.

    gracias
    un saludo

  3. #3
    15/07/13 12:41

    Buen artículo. Un caso más de socializar pérdidas.
    Gracias por tu blog, siempre esclarecedor
    un saludo

  4. #1
    04/07/13 17:33

    hola tomas:
    como se podria interpretar la noticia del bce?
    expectativas de bajar tipos ,entonces se acabaria el carry trade y las bolsas deberian de bajar en vez de subir?
    gracias y un saludo.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar