12
Este contenido tiene alrededor de 8 años

El otro día trataba de explicar mi hipótesis sobre cómo se ha producido el error de Hacienda con las ventas (que parece que no existieron) de tierras atribuidas a la infanta Cristina. En aquel post dejaba caer los dos aspectos que me parecían más graves en toda esta historia, en la que sigo asumiendo que es un error. Me parece importante dejarlos claro, porque creo que la opinión de los medios está tirando hacía otro sitio, y se pierde lo importante en medio de teorías de la conspiración.

El primer de los puntos, es que con error o sin él,  e independientemente de sea cual sea el error, lo que se acaba de demostrar es que la declaración de la renta de la infanta Cristina no es tratada de la misma forma que la de todos y cada uno de nosotros.  Los errores existen, y vienen de muchos sitios. Con mejores procedimientos, se pueden reducir, pero desde luego nunca eliminar y desde luego cualquiera puede entender que hay muchos casos en España, en los que las declaraciones de las personas no coinciden con los datos fiscales de esta persona.

Cuando ocurre esta circunstancia, y los datos fiscales no coinciden con lo reflejado en una declaración de la renta, lo que ocurre no es lo absolutamente normal; se comprueban las declaraciones y en caso de que hubiese algún tipo de error se corrige; en caso de que el error no fuese tal, simplemente se inicia todo el sistema de sanciones, paralelas y demás.

Pero la primera clave es precisamente esta. Los datos que tenía Hacienda no coincidían con los de las declaraciones de IRPF de la infanta, y eso no ha tenido la mínima consecuencia, (aunque en este caso en particular hubiese sido subsanar el error). Por tanto, lo que está claro es que existe una diferencia de trato y que esta consiste en no revisar lo que una persona en particular declara. Montoro ha pedido perdón a la infanta Cristina por el error, (lo cual además es otra diferencia, porque nadie ha pedido perdón de forma institucional por un error jamás), y creo que comete un error, porque a quien debería pedir perdón es al resto de los ciudadanos. Los errores existen y se han de disculpar, (hasta un punto), pero las diferencias de trato no.

Y la segunda clave también afecta al distinto trato. La lista de las propiedades en cualquier otro contribuyente sería un hilo del que tirar. Esto es tan obvio que difícilmente puede ser obviado. Como cualquier hilo sobre el que tirar para conocer la realidad fiscal de una persona, este puede acabar con un descubrimiento, puede acabar con una explicación o puede acabar en la constatación de un error. Esto es lo que ocurre en muchos casos; Y en esta situación tenemos dos opciones; o pensamos que Hacienda no tira de los hilos que encuentra en general, lo cual nos llevaría a una situación lamentable, en caso de que fuese creíble; o bien resulta que otra vez estamos ante una diferencia de criterio entre distintas personas.

La existencia del error no descubierto hasta ahora y el no descubrir que existía un error cuando se imprimió la lista son las claves de una situación que por cierto también es extensible a unas cuantas instituciones del estado, en particular de los fiscales. A fin y a cuentas, si una persona firma unas cuantas actas, reuniones y se ve beneficiada de fondos “distraídos” y eso se investiga esta persona será imputada casi con total seguridad.

Y aquí nos encontramos como siempre en una situación en la que ni se investiga, ni se imputa, ni se tira del hilo, ni se busca la verdad, ni se busca el castigo, ni la reparación del daño, ni absolutamente nada de nada.

Los errores existen, pero el resto de los mortales los tenemos que buscar a tiempo; puede que la infanta no tuviese que ver con los negocios, (harto improbable), pero cualquier persona tendría que demostrarlo….

En definitiva, lo que se acaba de demostrar en esta y en muchas otras circunstancias, es que no estamos en las mismas reglas del juego y por tanto no tenemos las mismas oportunidades y mucho menos la misma sensación. (¿o es que alguien se imagina bula tributaria o a un fiscal defendiendo la versión endeble de una persona a la que pillan con la cartera de otro?).

  1. en respuesta a Maerbale
    -
    #12
    28/06/13 16:00

    No creas que está pasando tan desapercibido, por el foro ya empezamos a comentarlo.... y parece ser que congratulados por la decisión de la susodicha directora que ha debido de recapacitar, y a tenido a bien no exponerse por tercera vez al escarnio de los contribuyentes, a quien por cierto se debe y su jefe delegando el trance en Dª Soraya Sáenz de Santamaría; otro que parece que por esta semana ha cubierto el cupo de sandeces y prefiere no correr más riesgos a ver si al final le tienen que destituir a el, porque dimitir va a ser que no.

  2. en respuesta a Sauron
    -
    #11
    28/06/13 15:44

    una dimisión : http://economia.elpais.com/economia/2013/06/28/actualidad/1372421755_490764.html

    pero claro el tema barcenas, y los penaltis han contribuido a diluir el tema.... pero no se olvida que sigue sin haber una explicación creible.

  3. en respuesta a Maerbale
    -
    #10
    26/06/13 17:07

    Hay otra posibilidad menos corrupta pero aún más interesante: dada su fragilidad, acabar con el ACTUAL sistema de fe pública.

    No, en serio, tras las explicaciones dadas, se mantienen las dos simples opciones:

    Como Hacienda tenía datos de que SAR había vendido y, por tanto, debía haber declarado unos ingresos:

    a) La Infanta NO declaró los ingresos: debe constar que la Agencia Tributaria abrió una investigación.

    b) La Infanta SÍ declaró los ingresos: es presumible pensar que SAR estaba blanqueando dinero

    Y la opción más "inquientante": la Infanta declaró PARTE de los ingresos

  4. en respuesta a Furioso
    -
    #9
    26/06/13 16:28

    seguimos esperando la explicaciones de montoro... nadie dimite.

  5. en respuesta a juan_palomo
    -
    #8
    26/06/13 16:27

    te recuerdo que estas hablando con sauron nada menos... la infanta está metida en lios raros y eso es verdad, a partir de ahí cualquier cosa es posible...

    no son fuerzas ocultas es EL LADO OSCURO DE LA FUERZA

  6. #7
    26/06/13 12:58

    Para mi esto solo ahonda en mi idea de que tenemos un país para el derribo, con una Constitución que no sirve, con unas instituciones que no funcionan, empezando por la justicia, el BCE, la CNMV, etc...
    Hasta ahora parecia que la Sanidad y Hacienda se salvaban, ahora la sanidad empieza a ser demolida en favor de intereses espúreos y Hacienda con este asunto, acabamos de ver que incluso con su mágnifico ordenador RITA no es capaz de detectar los movimientos irregulares de un miembro de la familia real; sin embargo son capaces de detectar incongruencias de un centimo en las declaraciones del resto de ciudadanos.
    Por si esto fuese poco tenemos un gobierno que más parece un circo; con un Mariano como jefe de pista y un puñado de payasos a cada cual más sonrojante, con este asunto el ministro Montoro ha dado una imagen de un tipo ridículo con unas explicaciones ridículas.

  7. en respuesta a Sauron
    -
    #6
    26/06/13 00:19

    Creo que no me he explicado bien, quiero decir que se ha acusado de hechos inciertos, a sabiendas de que lo eran, y de que se probaría sin ninguna duda que lo eran, el objetivo no es otro que crear una opinión generalizada de que si en este caso las acusaciones eran falsas también lo pueden ser o lo son en el resto de las mismas. Vamos que la infanta es inocente y hay unas fuerzas ocultas que desean su mal. Supongo que esta era una de las teorias conspirativas a que se referia Tomás.

  8. en respuesta a Sauron
    -
    #5
    25/06/13 19:53

    montoro sigue desaparecido....

  9. en respuesta a juan_palomo
    -
    #4
    25/06/13 18:25

    A ver si entiendo tu postura:

    Dices que aquí se ha intentado acusar a la realeza de hechos inciertos y que el el tratamiento de favor requiere un análisis crítico que, colectivamente, no se va a hacer. ¿Es así?

    Vamos, sostienes que por un lado se quiere manchar a la infanta pero por otro no hablemos del tratamiento de favor.

    Joer, macho. Espero haberte interpretado mal.

    Sobre todo cuando ni siquiera se le han enviado al juez las declaraciones en las que no constan (o tal vez sí) los ingresos por la venta de inmuebles.

    Eso sí, en lo que se le ha enviado al juez tampoco está la venta de un piso que sí vendió.

    http://estaticos.elmundo.es/documentos/2013/06/25/parte_dispositiva_noos.pdf

    Otro "indudable" caso de error destinado a perjudicarla

  10. #3
    25/06/13 15:37

    Que se deduce lo que se indica está claro pero ¿Quien lo deduce?. Aquí lo importante es crear la noticia de que la infanta ha sido acusada de hechos falsos, y esta calificación , la de falsos, es irreprochable puesto que (al menos hasta hoy) los registros de la propiedad no son manipulables. La conclusion (y el titular) es que se ha querido acusar a la realeza de hechos inciertos y , por extensión es muy posible que el resto de las acusaciones sean del mismo tipo, es decir, todo lo relacionado con el caso, en lo referente a la infanta, no tiene fundamento.

    Pienso que no son teorias conspirativas sino algo bien evidente, lo que implica respecto a los tratamientos de favor ya requiere un análisis critico que, colectivamente, no se va ha hacer.

  11. #2
    25/06/13 10:06

    Hola Tomás.

    Habitualmente, seguimos un camino de indicios para llegar a una conclusión. En este caso, creo que todo queda aclarado haciendo el camino a la inversa.

    Como Hacienda tenía datos de que SAR había vendido y, por tanto, debía haber declarado unos ingresos:

    a) La Infanta NO declaró los ingresos: debe constar que la Agencia Tributaria abrió una investigación.

    b) La Infanta SÍ declaró los ingresos: es presumible pensar que SAR estaba blanqueando dinero

    Y no te pierdas la opción más "inquientante": la Infanta declaró PARTE de los ingresos

  12. #1
    24/06/13 23:32

    queda muy entredicho el "todos los españoles son iguales ante la ley"

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar