6

 

Desde hace unos meses sobrevuela por todos lados la idea expresada por Morgan Stanley, de que gracias a las reformas que ha hecho España en el año pasado, se acabará convirtiendo en la próxima Alemania.

El esquema del razonamiento estriba en las medidas de flexibilización del mercado laboral y ajustes sociales tomadas en 2005 en dicho país, en línea con los ajustes que se están pidiendo y tomando regularmente en el resto de Europa. Según este razonamiento, Alemania hizo en 2005, lo que ahora estamos haciendo el resto de países, de tal forma que dentro de unos años, nos encontraremos con que los demás países estemos en una situación como la que está Alemania. En definitiva, la coartada perfecta para todas las medidas que se han tomado.

Evidentemente, después de tres años y pico con este blog, que surge para criticar las medidas tomadas, tendría que rebatir dicha conclusión, y la realidad es que en este caso precisamente lo tengo relativamente sencillo. Tan sencillo, como tratar de explicar que lo que consta en ese informe es directamente mentira, y para ello tengo que mencionar algunos post en el pasado.

En primer lugar, me gustaría recordar un post de los inicios de este post (muy cortito), que se titulaba: “La óptica empresarial”.  Ese post era casi un copia y pega de una conferencia del entonces presidente del colegio de empresarios en 2003, en el contexto de una cumbre entre Alemania y España. En aquellos momentos, lo que se decía era precisamente lo contrario a la situación actual. Es decir; España en particular, (y sobre todo Irlanda), habían realizado una serie de medidas en el ámbito fiscal, en el campo de los recortes y liberalización del empleo salvajes, lo que había llevado al milagro de estos dos países. De la misma forma, se presionaba a Alemania para que tomase estas medidas.

Si damos validez a lo dicho en esta conferencia, el análisis de Morgan Stanley cambia de forma determinante, ya que no estamos en una situación en la que España  (y otros países) toman ahora las medidas que tomó Alemania, sino que Alemania tomó en 2005 las medidas que tomaron otros países en el pasado y que ahora nosotros volvemos a reeditar.

Sólo desde un desconocimiento, (más que probablemente interesado), de la historia se puede defender que el mercado de trabajo en España se ha liberalizado con la reforma de 2012, que no es otra que la séptima reforma en un contexto en el que la precarización, (también llamada liberación) era máxima ya con mucha anterioridad al 2005 que nos mencionan. En 2005, las privatizaciones ya se habían realizado, el cambio de estructura fiscal ya se había manifestado. En definitiva, España había tomado un camino que dicen que tomamos ahora mucho antes.

¿En qué se manifestó esto?. Pues lo cierto es que se manifestó en una etapa donde absolutamente todo el mundo hablaba maravillas; las cuentas públicas estaban en orden, (mucho mejor incluso que Alemania hoy), se hablaba de la maravilla de la competitividad de las empresas españolas, de que España iba bien e incluso se agradecía la contención salarial que había permitido todo esto. De vez en cuando algún Pepito Grillo, hablaba del mercado dual del trabajo, de la existencia de mileuristas, (hace unos años era un problema ser mileurista y hoy es casi un honor), de que España iba muy bien, pero los españoles de pena, y de que el sector financiero se iba al desastre. Pero en general, la sensación de euforia, de milagro económico y de parabienes del stablishment financiero y económico era generalizada.

Y ahora pensemos en este timing; si Alemania hizo lo que España (aunque no con tanta profundidad) en los 90, ¿no será normal entender que en este caso, no ha sido el remolque?.

Después de iniciado el camino de privatizaciones, liberalizaciones, fiscalidad y demás aspectos relacionados con la ley de Say en los casos que se alababan en 2003, teníamos unas entidades financieras reconocidas, aunque luego quebradas, liderazgo en la creación de empleo, mil halagos de todos, sistemas laborales duales, sociedades no tan contentas como podían suponerse de las situaciones macro, cuentas públicas relativamente mejores y más actividad. En este sentido me gustaría preguntar ¿Qué es lo que tenemos ahora en Alemania?. ¿Creemos que es casualidad?.

Simplemente el hecho de considerar la evolución de una forma distinta, lo que nos llevaría muy fácilmente no es precisamente a concluir que España será la Alemania del futuro, sino que lo más probable es que Alemania sea la España o la Irlanda del futuro.

Y recordemos que hoy parece comprobarse que en aquella época no era oro todo lo que relucía, que había unos desequilibrios importantes que se estaban gestando, mientras que se fueron ignorando, a la vez que se iban construyendo toda una serie de dogmas que ni tan siquiera la realidad han destrozado.

  1. en respuesta a Comstar
    -
    #6
    11/04/13 09:15

    Me quede ciego aquí mismo si se venden preferentes de forma irregular!

    http://www.eldiario.es/economia/CNMV-Bankia-incumplio-ley-preferentes-Bancaja-Caja_Madrid_0_120388869.html

    Ya lo dijo Platón: aquellos polvos trajeron estos lodos.

  2. #5
    10/04/13 23:52

    El futuro de España: ¿Un socialismo populista sin el PSOE?
    https://www.rankia.com/blog/comstar/1754732-futuro-espana-socialismo-populista-psoe

  3. en respuesta a Sasha
    -
    #4
    10/04/13 21:45

    España está bien, genial, de película. ¿Cómo te atreves a decir que España va a tener una burbuja inmobiliaria reventando en el futuro?

  4. en respuesta a Antonio133
    -
    #3
    10/04/13 15:22

    Lo que yo no tengo nada claro es que Alemania esté tan boyante como para que todo cristo quiera irse para allá. Por tanto, Alemania no está nada bien... con el tiempo habrá otro artículo que vendrá a decir algo como 'Alemania tenía que haber tomado las medidas de austeridad de España' o 'Guardiola ha provocado la debacle en Alemania: tanto jugón sin austeridad no tenía que ser bueno'.

    Esto es todo una maniobra especulatoria de las academias de idiomas. Descarado.

  5. en respuesta a Sasha
    -
    #2
    10/04/13 14:10

    España se parece a Alemania como un melón a una castaña.- Ojo, que no digo quién es el melón ni la castaña.- Molestar a nadie, de ninguna de las maneras.-

  6. #1
    10/04/13 10:10

    Lo que hace falta es que seamos una mezcla entre Islandia y Ruanda: que hagamos una revolución echando a quien nos ha llevado hasta aquí de todos sus puestos donde estén, y con ellos aplicar la solución hutu-tutsi.

    Es que si no alguien puede volver a ponerlos ahí, oigan. ¿Saben que hay quien tiene a Pujalte por un buen diputado?

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar