10

 

Una de los argumentos que leemos frecuentemente entre líneas y sobre todo en los comentarios de las distintas noticias, (en su gran parte usado por profesionales de la creación de opinión), es aquel que defiende que nos intervengan desde Europa, y más concretamente por Angela Merkel, para tratar de frenar el imparable incremento de la corrupción en España, y en general en otros países.

Este argumento se apoya en la evidencia de que la corrupción en determinados países, (no sólo España), ha llegado a tener unos niveles absolutamente intolerables, lo que hace que sea realmente difícil desarrollar un sistema económico sano. Por tanto, se parte de la necesidad de acabar con este esquema para intentar cualquier tipo de desarrollo económico, y entendiendo que la corrupción está más extendida en determinadas zonas, nos encontramos con la solución lógica: pedir que la gente de fuera nos solucione el problema.

Ahora bien, ¿tiene sentido pedirle a Merkel, o a la Unión Europea que acabe con la corrupción en España, Grecia o cualquier otro sitio?. Esta pregunta es clave, incluso aunque aceptásemos que estas instituciones no tengan estos problemas. Esto no es un tema baladí sobre todo teniendo en cuenta que en la UE se suponen con cierta frecuencia escándalos de lobbies, de todo tipo que presionan en un entorno ideal; lejos de los ciudadanos, con una estructura nada democrática y con un sistema que es absolutamente demencial, hasta el punto de que es difícil ni tan siquiera saber para qué sirven las instituciones.

No existen pocos indicios para entender que puede haber un problema grave en este sentido, sobre el que sin embargo poco o nada se hace; existen casos de parlamentarios y funcionarios de la UE que han sido cazados en todo tipo de prácticas (aceptar sobornos, ceder a presiones para cambios normativos favorables a determinados grupos, personas en el BCE implicadas en fraudes en los concursos para imprimir euros,…), y las consecuencias y las investigaciones han sido prácticamente inexistentes. En este sentido tenemos que entender que la corrupción en los organismos es mucho más difícil de ver cuanto más lejos de los ciudadanos esté la administración de referencia, lo cual provoca que en muchas ocasiones nuestra vista nos engañe, y nuestras ideas sean equivocadas. Es decir, tendremos a magnificar el problema que vemos e ignorar el problema que no vemos.

Pero ya digo que aún asumiendo esto, tendríamos que tener en cuenta un pequeño detalle: ¿Les interesa a los países que invierten en otros países que no exista corrupción en estos países?. Normalmente se habla de que la corrupción supone un freno a las inversiones que provienen de otros países, pero sin embargo esta afirmación contradice de forma salvaje la realidad, hasta el punto que existen demasiados casos en los que se comprueba que la relación es exactamente la contraria.

En este punto, es importante analizar las históricas relaciones entre Estados Unidos y aquellos países en los que sus corporaciones entran a invertir. ¿Ha existido algún caso en el que las inversiones de los fondos han logrado evitar o reducir la corrupción en los países objeto de las inversiones?. De hecho existen demasiados casos, como para comprobar que precisamente estaríamos ante una relación exactamente contraria que se da en muchos países y entornos a lo largo del tiempo. Desde el gobierno de Estados Unidos, (y ahora desde muchos otros), se han instado políticas y acciones que no serían admisibles si fuesen tomadas contra sus propios ciudadanos, (aunque en este punto parece que la situación también tiende a relajarse), dicho de otra forma. Determinados gobiernos usan las estructuras que sean necesarias para conseguir que en el resto de los países, las empresas puedan hacer lo que dentro de sus fronteras sería inviable.

En realidad tendremos que tener en cuenta que la aparición masiva de inversiones en un determinado país, incluye también la aparición masiva de intereses, que a su vez es el caldo de cultivo perfecto para la multiplicación de las corruptelas, de tal forma que los intereses generales de los ciudadanos, (normalmente difusos), quedan supeditados a determinados intereses particulares. Por esta razón, normalmente es mucho más fácil hacer negocios, (que no siempre significa desarrollar una determinada zona o país), en zonas donde las normas y el interés general sea más laxo; por otra parte el dinero y el poder incrementan la efectividad de estas tácticas. Por esta razón, bien sea en Latinoamérica, África, China o bien en las regiones periféricas de Europa nos encontramos con una combinación que se repite siempre a lo largo de la historia. Negocios de fondos extranjeros, apoyados por los países originarios de estos fondos, gobiernos débiles con estos, pero fuertes contra los ciudadanos, corrupción creciente y miseria global que acaba destrozando las distribuciones de la renta, generando un empeoramiento masivo del conjunto de ciudadanos y provocando en definitiva situaciones económicas insostenibles.

Esto deberemos tenerlo en cuenta siempre, cuando pidamos que desde fuera acaben con la corrupción, sobre todo porque, cuando menos, debemos tener en cuenta la posibilidad de que la corrupción en España, no venga del todo mal a los países a los que le pedimos que acaben con ella.

  1. #10
    08/11/12 12:23

    En cuanto a la corrupción dentro del marco de las instituciones europeas estoy de acuerdo en que funciona a toda máquina y se mira a otro lado. La UE ha sido y está siendo una auténtica milonga, parecida a nuestro estado de las comunidades. Lo que es curioso es cómo a los ciudadanos de los distintos estados miembros les da igual que ocurra mientras que si ese mismo caso de corrupción se diese en sus respectivos países (evidentemente excluyo naciones bananeras como España, Grecia, Italia, etc)se escandalizarían, los involucrados dimitirían de inmediato, se investigaría mínimamente y se aplicarían ciertos castigos. Sin embargo, en el ámbito de las instituciones de la UE estas conductas se minimizan, apenas se investigan y quedan quasi impunes. Por tanto, estoy también de acuerdo en que hay que ser precavidos al pedir ayuda exterior para erradicar la corrupción de España -¿vienen a ayudar y aportar en modo "UE" o en modo "nacional"?. Ahora bien, somos nosotros los que tenemos que asumir el rol principal para salir del pozo. No hay formulas mágicas y es un proceso laborioso a muy largo plazo. Quizás el primer gran paso sería eliminar el cáncer PPSOE del mapa político, esos que prefieren que nada cambie. Y eso sería únicamente el principio. Aún quedaría muchísimo por hacer.

  2. #9
    07/11/12 13:47

    Santa Alemania, que es una Santa muy milagrera, ha conseguido convenecer a los gobernantes españoles para modificar la Constitución, para que ésta diga que lo primero es pagar las deudas.

    Además, Santa Alemania y San FMI, otro Santo que intercede por los menesterosos y desamparados, han convencido a los Gobernantes españoles para que por Ley se establezca que los gastos no pueden crecer por encima de los ingresos y que éstos han de evolucionar al ritmo del PIB.

    Alabados sean Santa Alemania y San FMI, amén.

  3. #8
    07/11/12 10:49

    Partiendo del hecho que hasta la familia de Juanito anda de safari por doquier , e iñakito es jugador profesional del talonmano.......hay poco que objetar.

    Pero cuando andamos tan ahogados con nuestras deudas , lo mínimo que podríamos hacer es tapar de una manera decorosa nuestras vergüenzas.Siempre se ha dicho que los trapos sucios hay que limpiarlos en casa.

    Pero no ; aquí sometemos a un estres salvaje a todo el sistema financiero y además lo hacemos con auditores extranjeros.

    ¿Qué hemos conseguido?

    ¿Acaso lo han hecho así los demás socios?
    Alguien me va decir ¿cómo están las cajas alemanas? o los bancos franceses? ¿alguien me puede decir cuantas ayudas ha recibido lo más granado de la banca británica?

    ¿Hay algún banco americano que no haya recibido ayudas?
    Ayer mismo decía Mario Fernandez que los activos ponderadados por riesgo de la banca alemana representan el 18% de los activos totales ,frente al 55% de la banca Española.

    Está claro que tenemos la misma moneda pero las reglas de juego no son las mismas, las nuestras son más exigentes.

    La teutona da cobijo a todo lo que es dudoso , Italia con tropecientosmil funcionarios en bruselas , está pasando desapercibido ,siendo su situación igual o peor a la nuestra , Francia como siempre muy educada nos la estará metiendo doblada con mantequilla , los británicos con un pie fuera ,pero con el otro mandando y su séquito periodístico de ya sabemos qué reputación, y los deás socios auque sean nórdicos y ricos no dejan de ser representar más que un grano en la economía mundial o incluso en la Europea............y nosotros no tenemos capacidad de sustituir en el banco central a Gonzalez Páramo , por otro Españolito.......

    Toca poner orden en casa y gritar fuera para defender lo nuestro .......porque no puede ser que en Europa seamos tres y un tambor....joder!

  4. en respuesta a Cambioyev
    #7
    07/11/12 08:36

    Tienes razón, no basta con que se cambien los dirigentes, pues eso ha quedado demostrado en las ultimas eleciones, lo que hay que cambiar es el sistema.
    Pero en este pais nuestros dirigentes se han encargado de crear leyes para impedir que los ciudadanos tenga la menor oportunidad de poder cambiarlas, no es una cosa que esté en nuestra mano, podrias recoger UN MILLON de firmas para cambiar una determinada ley y lo unico que consegirias es que se debatiera en el Congreso/Senado, pero como de sobra sabemos solo necesitan votar que NO y "santaspascuas".
    Para cambiar el sistema, tendría que haber una revolución y no existen lideres que sean capaces de llebarla a cabo, y como habrás ido observando cada vez más en los medios de comunicación se "tira por tierra" las manifestaciones, que es lo unico con lo que se podría presionar al gobierno de turno.
    Y los sindicatos ya has visto, solo se mueven cuando les recortan sus ingresos, no he visto una sola manifestación organizada por los sindicatos en contra de los EREs.

  5. #6
    06/11/12 21:26

    Tus reflexiones son acertadas, pero no veo cómo Merkel o cualquier otro poder político externo puede disminuir la corrupción en España, ya que es un problema fundamentalmente jurídico y sociológico. El poder judicial está prácticamente vendido a la Oligarquía que controla el país. A un inversor o "rescatador" extranjero le importa un pito el nivel de corrupción siempre que sus beneficios estén aceptablemente garantizados y ya incluyen en la prima de riesgo, la inseguridad que puede generar el tipo de corrupción "no controlable". Más importante que los grandes escándalos de concesiones fraudulentas y sobornos son las pequeñas pero masivas corrupciones cotidianas que impregnan sutilmente todo el tejido social llegando a parecer normal (aceptable) que "muchos"(pequeñines o grandes) se aprovechen de su posición, sus "enchufes", etc. para mini-robar, mini-abusar, mini-timar, mini-dominar, etc. confirmando el "Homo homini lupus".
    Si la sociedad española carece de un referente ético sólido controlado por los propios ciudadanos, poco se puede hacer...

  6. en respuesta a Kinsang
    #5
    06/11/12 21:21

    Por eso, podemos cambiar políticos, ministros o presidentes pero, mientras no cambiemos el sistema que provoca estos comportamientos, seguirá habiendo corrupción hasta el final de los tiempos.

  7. en respuesta a Cambioyev
    #4
    06/11/12 21:09

    Cuando la mayor parte de las noticias que oyes en los medios de comuniczción, son corruptelas, no puedes pensar que no es general.
    Cuando los entes publicos no actuan, o no lo hacen con la suficiente contundencia, piensas que la corrupción es general.
    Cuando los ciudadanos intentan manifestarse encontra de estas actitudes y se les reprime con fuerza y posteriormente se dictan leyes para evitar manifestaciones, muchos pensamos que las corruptelas son generales.
    Cuando te dicen que no hay dinero para aquello que TU estas pagando, y sigues viemdo que los dirigemtes continuan con su mismo ritmo de vida, piensas que eso es propio de nuestra clase politica

  8. #3
    06/11/12 20:53

    Otra cosa es el carácter "despistado" de muchos diputados que se van dejando y perdiendo las tablets que les da el Congreso con tanto viaje:

    El diputado Santiago Cervera "admite que en este año apenas que llevamos de legislatura se han perdido efectivamente unos 30, pero lo justifica por lo mucho que viajan los parlamentarios"... "los diputados necesitamos disponer de ese dispositivo, para cosas tan esenciales en nuestra función como recibir convocatorias, consultar archivos, comunicar con otros diputados o contar lo que hacemos"... "Lo que también es cierto es que los primeros interesados en que los representantes públicos no estemos bien informados, tengamos pocos medios para nuestra función o estemos escasamente pagados son los plutócratas; justo los que pretenden imponer su voluntad basados en los medios económicos y la preponderancia de un poder no democrático"

    Aunque puede que tenga razón cuando dice que "La Comisión de Presupuestos dedica todo el día de hoy a debatir las más de 3.000 enmiendas presentadas a los presupuestos del Estado para 2013, que suponen un gasto público de 235.904,43 millones de euros. Pero esto no es noticia. Lo noticioso es lo que pasa con los iPads de los diputados."

    http://santiagocervera.blogspot.com.es/

    http://politica.elpais.com/politica/2012/11/06/actualidad/1352220772_273658.html

    http://www.enriquedans.com/2012/11/el-misterio-de-los-ipads-perdidos.html

  9. #2
    06/11/12 20:52

    Yo soy uno de esos que deseaba que nos salbaran de estos "depredadores", pero tienes toda la razón, somos nosotros los que tenemos que encontrar la forma de librarnos de ellos, sino, seguiremos siendo un pais de ovejas a la espera de lo de que quieran hacer los lobos..

  10. #1
    06/11/12 20:50

    El primer problema de la corrupción es saber cómo combatirla.

    Las personas no nacen corruptas. No todas las personas que se dedican a la política tienen que ser corruptas. Y sin embargo tenemos la impresión de que una inmensa mayoría de políticos lo son. ¿La solución es que nos gobiernen otros? ¿Por qué? ¿Porque damos por supuesto que la corrupción está en los genes de cualquier persona nacida en España que llegue a ostentar un cargo político?

    Pues no. No está en los genes de políticos ni del resto de las personas que nacen en España. La corrupción se adopta como forma de trabajo, como forma de vida, en función del sistema político-económico-social existente en un determinado país.

    La solución no es dar por hecho que los españoles no tenemos remedio y es mejor que nos gobiernen otros (sinceramente, esa mentalidad masoquista y perdedora de algunos de tirarse piedras en su propio tejado, que tanto se ha reproducido a lo largo de la historia, nunca he llegado a entenderla).

    La solución es detectar cuáles son los mecanismos de incentivos que hacen que tantas personas que llegan a puestos de poder prefieran optar por la corrupción y por el tráfico de influencias como forma de maximizar sus ganancias.

    El primer paso para combatirla es conseguir que no les salga rentable y ahí es la sociedad la que, dejando a un lado la sensación de que no se puede hacer nada, debe tener permisividad "cero" ante tanta corrupción y exigir a los poderes políticos y a las instituciones que las sanciones y penas sean ejemplarmente duras y sirvan de carácter disuasorio.

    El segundo paso es cambiar los incentivos de un sistema político-económico-social que fomenta la corrupción.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar