Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Money for Nothing
Análisis Económico-Financiero de Empresas

Actualización (y Fe de Errores) de la Valoración de Aston Martin Holdings

En primer lugar, quiero aprovechar para dar las gracias por la acogida que tienen todos mis análisis, en especial este de Aston Martin que fue elegido el ganador de la segunda edición de la revista "Buscando Valor". Me gustaría poder llevar más activo el blog que por cuestiones de tiempo no puedo sentarme a escribir y editar los posts y las ideas que voy observando con la frecuencia que me gustaría.

Como decía, dada la gran acogida y éxito que ha tenido este análisis de Aston Martin Holdings aprovecho para comentar un pequeño error en el cálculo que observé revisando el análisis hace unas semanas que hace variar ligeramente la valoración final:

El error tiene lugar en el cálculo de la tabla de precios objetivos donde los datos de la capitalización objetivo resultantes de aplicar los ratios EV/Ebitda estimado y EV/Ingresos  estimados nos da un EV (Enterprise Value o Valor Empresa) que, para obtener la capitalización debemos ajustar por la deuda y los recursos líquidos y equivalentes (generalmente cash e inversiones a corto plazo) dado que la capitalización bursátil se basa en el precio de la acción y el número de acciones haciendo referencia al "equity" o capital de la compañía. Este ajuste desde la capitalización bursátil hacia el Enterprise Value pretende reflejar el valor de la compañía si se fuera a dquirir en su totalidad ya que se incluye el Capital o "Equity" de la compañía más la deuda que tiene la compañía menos los recursos más líquidos mediante los que la compañía puede amortizar desde el primer momento parte de esta deuda. 

Al introducir la fórmula, yo mismo cometí el error que resultó en un market cap equivocado.

La tabla quedaría de la siguiente manera:


 

Donde el precio objetivo (en aquel momento orientativo para la salida a bolsa de la compañía) oscilaría los 1.500 Peniques (15 libras), defino el precio en peniques dado que es la unidad en la que cotiza la compañía para no dar lugar a confusión.

El precio objetivo (alrededor de 1.500) es similar al anterior dado que se consideraban un número de acciones que ya en un principio comenté que no estaba seguro de ello dada la falta de información que tenía en aquel entonces, a día de hoy las acciones en circulación ascienden alrededor de 228 millones.

El cambio se produce en el valor de la capitalización donde dado el error tipográfico que he comentado, la valoración de la capitalización ascendía a 4.477 millones de libras, mientras que la capitalización objetivo real del análisis es de poco más de 3.400 como vemos arriba

Actualmente, las acciones de Aston Martin cotizan a alrededor de 1.130 peniques, equivalentes a una capitalización de 2.580 millones de libras, que supone un potencial de revalorización del 32% aunque hemos de tener en cuenta los riesgos comentados en este post y en el detallado anterior.

 

ACTUALIZACIÓN DE LA COMPAÑÍA 

Al mismo tiempo, aprovecho para comentar como fue la salida a bolsa en la que Aston Martin salió a cotizar en el rango medio-alto de valoración, a un precio de alrededor de 1.800 peniques, aunque dos semanas después estaba cotizando un 24% por debajo de ese nivel, debido al incremento de las incertidumbres que azotan a la compañía comentados en el post de la valoración completa, donde se incluye el Brexit que actualmente se encuentra en la recta final a falta de llevar a cabo un acuerdo entre la Unión Europea y Reino Unido, además la guerra comercial que mantiene USA con algunos de sus principales socios comerciales (principalmente con China) donde Trump ha amenazado por imponer aranceles a los automóviles europeos además de a decenas de productos chinos que están llevando a la segunda mayor economía del mundo a una rebaja en su crecimiento, acompañado de la disminución de la demanda de determinados productos de lujo. Esto es negativo para la compañía dado que su principal destino de las ventas junto con Reino Unido es USA, además, USA y China, son los países que más contribuyen a las ventas de la compañía dado que las ventas en USA se han incrementado un 185% en el último trimestre reportado (3º trimestre de 2018) y en Asia-Pacífico un 133% gracias al crecimiento de las ventas en China del 118%. Además, China y USA son los dos mayores consumidores de bienes de lujo del mundo.

Cabe comentar que, la compañía se ha pronunciado acerca de la problemática de llevar a cabo un Bréxit duro, que dejaría en una posición de desventaja a las compañías exportadoras de Reino Unido en una primera instancia, lo cual, Aston Martin como productor en Reino Unido puede ver un incremento en sus costes de fabricación, así como estar sujetos a nuevas tarifas arancelarias que incrementaran su precio de venta siendo menos atractivo para los consumidores. 

En segundo lugar, respecto al tema arancelario con USA, igual que el punto anterior pero en todo Europa es un tema que está castigando a todo este sector y se mantiene en un entorno muy volátil que desde luego no ayuda nada a compañías como Aston Martin con un potencial de crecimiento esperado bastante ambicioso y que adicionalmente, las ventas hacia esta economía suponen algo más del 30% del grupo.

Finalmente, en cuanto al grueso de la batalla comercial entre las dos mayores economías del mundo, la que parece estar saliendo más perjudicada es China, donde se están empezando a recortar previsiones de crecimiento para 2019 y 2020, con esta guerra comercial como principal impulsor, China y USA son las dos economías del mundo mayor consumidoras de vehículos de lujo, y grupos automovilísticos como Jaguar - Land Rover Volkswagen y Daimler entre otros ya han alertado de la posible contracción en las ventas derivadas de esta guerra comercial.

Bajo mi punto de vista, no cabe duda que a USA, tanto con la Unión Europea como con China, les interesa llegar a un acuerdo en materia comercial, dado que una guerra comercial históricamente se ha demostrado que no es buena para ninguna de las partes y lo único que hace es luchar contra el libre comercio y la globalización, aunque este ruido de fondo que se genera en el corto y medio plazo dotará de una elevada volatilidad a las acciones, concretamente del sector auto que además es un sector cíclico por definición. A principios de marzo, termina la tregua arancelaria pactada entre USA y China de 90 días para llevar a cabo las negociaciones comerciales, una buena noticia acerca de un acuerdo entre China y USA podría ayudar a la cotización de la compañía a revalorizarse dado que actualmente cotiza alrededor del rango bajo de valoración descontando todo escenario negativo que se pueda acontecer. 

En la presentación de resultados correspondientes al tercer trimestre de 2018, los resultados fueron por encima de lo estimado, la compañía dobló sus unidades vendidas hasta las 1.776, alcanzando algo más de 282 millones de libras en ingresos, que supone un incremento del 81% respecto al mismo periodo del año anterior, impulsadas por las ventas del modelo DB11 y sus derivados DB11 Vantage y DB11 Volante principalmente en USA (+185%) y en Asia Pacífico (+133%), el EBITDA por su parte, en el tercer trimestre se incrementó un 93% hasta los 54 millones de libras siendo un margen del 19,15% frente al 18% del periodo anterior. 

Lo que no gustó al mercado fueron las ambiciosas estimaciones que ha dado la compañía para el corto y medio plazo: 

 

Fuente: Aston Martin Lagonda Capital Holdings PLC y elaboración propia

 

Para el año 2018, la compañía estima unas ventas de alrededor de 6.300 unidades, esperando en el año 2020 alcanzar las 9.700 que supondría un incremento de algo más del 50% llegando en el medio plazo a alcanzar el objetivo de las 14.000 unidades, acompañado de un margen EBITDA del 30%, estas cifras de "medio plazo" donde la compañía se muestra ambiciosa pero sin fijar un año límite no han acabado de gustar a los inversores, sobretodo el margen del 30% que parece ser un objetivo algo lejano y han reaccionado castigando la cotización de la compañía.. 

Bajo mi punto de vista, la compañía a día de hoy es bastante complicado (aunque no descabellado) que siga incrementando las ventas hasta ese target a base de su gama DB donde el actual DB11 es el mayor impulsor de las ventas, para mí la clave va a ser las ventas que vendrán derivadas de su modelo SUV, que está previsto para el año 2020, además de su modelo 100% eléctrico que se lanzará en 2021. En el análisis completo vimos que los grandes fabricantes, especialmente los de lujo o alta gama, sus modelos SUV representan más de la mitad de las ventas de las compañías, un mercado de modelos SUV en el cual Aston Martin estará presente a partir del año 2020 y esta acogida será clave para la evolución de las ventas de la compañía, la principal cifra a seguir bajo mi opinión es todo tipo de noticia desde el fabricante acerca de la evolución del desarrollo de estos modelos así como la lista de pedidos que en breve previsiblemente la compañía empezará revelar al mercado.

También veremos cómo acoge el mercado el nuevo lanzamiento de este año, el Aston Martin Superleggera, un modelo muy esperado por el mercado por ser el modelo más potente lanzado por en la historia de la compañía con una línea agresiva sin perder la esencia de elegancia que caracteriza a Aston Martin, que bajo mi punto de vista sin ser especialmente amante de la línea deportiva de este fabricante, me parece la mejor apuesta de la compañía en términos estéticos sin obviar la calidad exclusiva de sus prestaciones al ser una marca puntera en la automoción de alta gama y puede ser un impulsor de las ventas en el corto plazo hasta que llegue el DBX (modelo SUV) el año que viene.

 

 

VALORACIÓN 2019

Atendiendo al objetivo de ventas para 2019 de ventas que la compañía estima para este año 2019 de un rango entre 7.100 y 7.300 unidades, que supone un incremento del 14% respecto las unidades estimadas para 2018 que todavía no tenemos dato oficial hasta el día 28 de febrero que la compañía presente resultados del año pasado.

Esta cifra parece ser asumible teniendo en cuenta el nuevo lanzamiento comentado para este año que es bastante esperado por el mercado y ayudará a las exitosas ventas de la gama DB11.

Cogiendo como referencia el rango medio de unidades (7.200) a un precio medio de 165.000 libras representan unas ventas de 1.188 millones de libras, y sabiendo que la venta de vehículos representa el 90% de las ventas de la compañía aproximadamente, las ventas totales alcanzarían alrededor de 1.320 millones de libras, que aplicando un margen EBITDA del 23,5% el EBITDA rondaría los 310 millones de libras.

Si a estas estimaciones, les aplicamos el múltiplo resultante de nuestra valoración anterior que extraíamos de aplicar probabilidades a los tres escenarios propuestos en el análisis completo donde un precio de 1.500 peniques supone valorar a Aston Martin a 15 veces EV/Ebitda, a 3,5 veces Market Cap/Ingresos y 4 veces EV/Ingresos

Aplicando estos múltiplos a los datos estimados para 2019 podríamos valorar la compañía a un Market Cap cercano a los 4.400 millones de libras equivalentes a un precio por acción entre 1.900 y 1.950 peniques que supone un potencial de revalorización alrededor del 70%. 

 

 

 

 

La valoración se ha llevado a cabo desde un punto de vista conservador dados todos los riesgos que rodean a la compañía, ya que no solo se trata del riesgo específico del sector auto sino que también lleva consigo el riesgo Brexit entre otros ya comentados en el análisis completo como la disrupción a la que se enfrenta el sector. Por lo cual, se ha considerado un precio medio por unidad que es apenas un 4% superior al del ejercicio de 2017, (sin saber todavía el de 2018) además, no se ha tenido en cuenta el impacto al alza de este precio medio que puede tener las ventas del nuevo modelo DBS Superleggera cuyo precio mínimo rondará las 300.000 libras, lo cual previsiblemente incrementará el precio medio de venta.

El margen EBITDA asumido parece fácilmente alcanzable, dado que actualmente se sitúa en el rango del 22%-25%, y está en línea con el objetivo del 23% de la compañía para el año pasado (2018) por lo que para este 2019 suponemos un alza del 0,5% en este margen

Cabe destacar también, que habría que esperar a conocer los resultados de 2018 y ver qué inputs y nueva información nos proporciona la compañía en el que será su primer informe anual público desde que es una compañía cotizada, además de poder ver si se ha conseguido el objetivo de ventas y que la producción del modelo DBX y RapidE siguen sobre lo estimado.

Finalmente, será crucial que la compañía reporte pedidos del DBS Superleggera para este 2019 y dar a conocer cuando se empiezan a entregar las primeras unidades.

Finalmente, destacar que no hay que dejarse llevar por el potencial desde el primer momento, dado que la cotización con este descuento tan atractivo a simple vista, es una tónica dominante en el sector automovilístico este año dadas las dificultades por las que atraviesa el sector que ya se han comentado, donde el futuro a corto y medio plazo pasa por ciertas incertidumbres, y la incertidumbre es el peor amigo de los inversores.

 

 

 

 

 

Este análisis no es una recomendación de Compra o Venta, supone un punto de vista personal bajo mis propios criterios de valoración, personalmente no poseo acciones de “Aston Martin Lagonda Global Holdings PLC”, el análisis debe ser propio de cada uno y siempre debe ir acompañado de una valoración personal sobre los riesgos derivados de cada inversión.

 

 


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar