Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones

La banca europea, a la que dedicábamos nuestra sección hace siete días, ha resistido bien esta última semana, apoyada por las expectativas que generó la comparecencia el jueves pasado del presidente del BCE, quien renovó una vez más su compromiso de continuar con las compras de bonos hasta que la inflación de la zona se acerque al 2%, algo que todavía parece lejano. Mantenemos nuestra idea de que es mejor realizar beneficios en las acciones de los Bancos europeos tras el rally que han vivido en agosto.

Lo que sí experimentó una subida fuerte la semana pasada fue la volatilidad, lo que hizo que los futuros del VIX, nuestro valor de hace dos semanas, se disparasen el viernes. Las declaraciones del presidente de la Fed de Boston, Eric Rosenberg, en favor de subir los tipos de interés, tuvieron mucho que ver con esa subida del VIX y, consecuentemente, con el recorte de las Bolsas americanas.

Efectivamente, el impacto de esas declaraciones en las Bolsas, en los bonos y en el dólar fue inmediato, cosa que no había sucedido con otras manifestaciones similares en el mismo sentido, como las de varios miembros de la Fed en Jackson Hole hace dos semanas, que habían pasado desapercibidas para los inversores.

Es un misterio, y siempre lo será, saber por qué ahora los mercados sí dan credibilidad a unos mensajes que desoían hace tan solo pocos días, pero lo cierto es que las palabras de Rosenberg hicieron que los futuros del S&P pasasen en muy poco tiempo de estar cerca de los 2.200 puntos a cerrar en 2.120 y amenazando un recorte superior cuando abran las Bolsas el próximo lunes.

¿Estamos a las puertas de una corrección mayor?

Si miramos un poco hacia atrás, vemos que los futuros del S&P cayeron hasta los 1.800 puntos en febrero tras la subida de tipos de la Fed en diciembre, y cuando el mercado descontaba varias subidas adicionales a lo largo de 2016. Asimismo, habían llegado a niveles cercanos a 1.800 en agosto de 2015 en plena tormenta de la devaluación del yuan, provocada asimismo por los temores a que la Fed subiese tipos en septiembre de 2015, cosa que luego no sucedió.

Podríamos, por tanto, pensar en una nueva caída hasta esos niveles de 1.800 si finalmente se confirmase que la Fed sube tipos en su reunión del próximo 21 de septiembre. Pero tendemos a pensar que la Fed no lo hará, y que esperará como poco a diciembre para subir tipos por segunda vez.

En este sentido, y siempre con el riesgo de equivocarnos, tenderíamos más bien a pensar que en esta ocasión el recorte como mucho parará, igual que lo hizo a fines de junio pasado tras el Brexit, en los niveles de 2.000 puntos. Es un nivel que hace entrar al índice técnicamente en una corrección (caída del 10%), pero sin caer en lo que se conoce a nivel técnico como mercado bajista, que se produce con una caída del 20% o superior para los índices.

Gráfico de los futuros del S&P en la última semana

sp500

 

Le recordamos que en nuestra web www.r4.com puede Ud. acceder en las mejores condiciones y en tiempo real a la gama más amplia de activos y mercados financieros, incluyendo derivados, CFDs y ETFs sobre una amplísima variedad de instrumentos cotizados.

 

¡Sé el primero en comentar!
2 recomendaciones
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar