Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Hace siete días, tras la publicación de los resultados del primer trimestre por los grandes Bancos americanos, nos preguntábamos si la cotización de esos Bancos estaba a punto de romper hacia arriba iniciando un nuevo tramo alcista o si más bien nos encontrábamos ante el inicio de una vuelta atrás después de varios intentos de ruptura alcista. Esta semana, tras la publicación de los primeros resultados de las grandes tecnológicas, en concreto de Alphabet (Google) y Microsoft, nos hacemos la misma pregunta, esta vez referida al índice tecnológico por excelencia, el Nasdaq Composite.

Los resultados en las tecnológicas

Las primeras cifras, que se publicaron el jueves pasado "after hours", no han sido buenas. Google dio unos beneficios por debajo de estimaciones, a pesar de subir un 20% respecto a los del mismo trimestre del pasado año, y Microsoft anunció una caída del beneficio trimestral de un 25%. En ambos casos se nota debilidad por el lado de los ingresos. La consecuencia es que las acciones de Google cayeron más de un 5% en la sesión del viernes, y las acciones de Microsoft cayeron más de un 7%. Como consecuencia el Nasdaq ha sido el único índice bursátil americano que ha registrado descensos en la semana. En concreto, ha recortado un 0,65% cerrando en 4.906 puntos.

Si observamos el Gráfico largo de diez años vemos que en 2015 el Nasdaq Composite fue capaz de romper su anterior máximo histórico de todos los tiempos, que databa nada más y nada menos que de los viejos tiempos de la burbuja punto.com del año 2000. 

Los cinco mil puntos del Nasdaq Composite, que en su día asombraron al mundo en plena fascinación colectiva por la entonces llamada "nueva economía", se volvieron a ver en diversos momentos del pasado año.

Pero de momento la Bolsa tecnológica no ha sido capaz de recuperar esos niveles en el 2016. Por el contrario, pese a la reciente subida, la sensación que da la parte final del gráfico es la de que los nuevos máximos son descendentes, lo que llevaría a una corrección mayor.

La semana pasada se ha vuelto a producir una situación muy similar a la que describíamos en nuestro gráfico semanal de 8 de febrero de 2016, es decir, un mal comportamiento de las tecnológicas y un cierto "revival" de las mineras y petroleras, al calor de la subida del crudo y restantes materias primas. Y nuestra pregunta es la misma que entonces ¿Se ha acabado el ciclo de las tecnológicas? ¿Es un sector agotado?

Pensamos que no. Al revés, es un sector al que le queda mucho valor futuro por realizar en las compañías tecnológicas. Pero, a corto plazo, es ciertamente muy probable que asistamos a un cierto ajuste a la baja del Nasdaq, sobre todo si los resultados o expectativas no acompañan. Ese ajuste, de producirse, sería general e iría parejo a un ajuste de otros índices no tecnológicos, como el S&P o el Dow Jones, como consecuencia de los desequilibrios generados por las políticas monetarias no convencionales.

La semana que viene Amazon, Apple, Facebook. Puede haber, como en Alphabet o Microsoft, cifras que no gusten, y ello provocará recortes. Pero, a nuestro juicio, hay que estar muy atentos a esos recortes para comprar a buen precio empresas que son globales, innovadoras y de futuro.

Gráfico del Nasdaq Composite en los últimos 10 años

Nasdaq

Le recordamos que en nuestra web www.r4.com puede Ud. acceder en las mejores condiciones y en tiempo real a la gama más amplia de activos y mercados financieros, incluyendo derivados, CFDs y ETFs sobre una amplísima variedad de instrumentos cotizados.

¡Sé el primero en comentar!
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar