datos indra
 
Los ingresos ordinarios alcanzaron los 2.123 Mn€ en los 9M13 del año, lo que supone un nivel similar (+0,1%) al obtenido en el mismo período del año anterior.
 
Aislando el efecto de la apreciación del Euro durante este ejercicio en las áreas geográficas donde la compañía opera (apreciación que se ha acelerado en el 3T13), las ventas hubieran crecido cerca de un 3%.
 
Por áreas geográficas ha destacado el crecimiento del 15% en el mercado de Latinoamérica, suponiendo esta región un 29% de los ingresos totales. De cerca le ha seguido la región Europa & Norteamérica (19% del total), con un incremento del 13% YoY, destacando la evolución de los mercados de AAPP & Sanidad y de Seguridad & Defensa. La nota negativa la dejaba España (40% del total), con un decrecimiento del -11% YoY, aunque mostrando una mejora en el 3T13 frente a la primera mitad del año. Por último, las ventas en la región AMEA (12% del total) se ha situado con un registro del -9%, suavizando el crecimiento experimentado durante la primera mitad del año por la elevada actividad registrada en la segunda parte del ejercicio anterior.
 
Los costes corporativos (7,5% de las ventas) se mantienen al mismo nivel de 2012.
 
El Resultado Operativo Recurrente (EBIT antes de costes extraordinarios) ha alcanzado 167 Mn€, un 6,9% por debajo respecto al mismo periodo del año anterior.
 
Se han contabilizado 27 Mn€ de gastos extraordinarios destinados a mejoras de la eficiencia productiva de la compañía, representando la totalidad de los gastos extraordinarios previstos para el ejercicio. Después de los gastos extraordinarios, el Resultado Operativo (EBIT) alcanzó 140 Mn€, un 8% inferior.
 
Los gastos financieros ascienden a 49 Mn€ frente a los 39 Mn€ del ejercicio anterior, debido principalmente al aumento de los costes de financiación y a diferencias de cambio negativas con escaso impacto en caja.
 
La tasa impositiva se mantiene en el 23,5%, nivel ligeramente superior al de 9M12 (21%).
 
El Resultado Neto retrocede considerablemente desde 93 Mn€ hasta 67 Mn€, lo que supone una caída interanual del 25,2%. Por su parte, el Resultado Neto Recurrente (sin incluir los gastos extraordinarios) alcanza 87 Mn€, un 23,9% inferior a 9M12.
 
El flujo de caja libre del periodo ha sido neutro (+0,3%) después del impacto positivo de 24 Mn€ de la desinversión de la rama de actividad. La compañía espera una evolución positiva del flujo de caja libre en el último trimestre del año.
 
La deuda neta, que asciende a 707 Mn€, ha aumentado en 58 Mn€ en el trimestre, tras haber pagado el dividendo correspondiente al ejercicio 2012 por un importe de 56 Mn€.

Comentario bursátil:

 
Indra es una de las compañías líderes de consultoría y tecnología en España. Cuenta además con presencia importante en Latinoamérica, Norteamérica y Europa. En los últimos años ha reducido costes con el objetivo de lograr la recuperación de sus márgenes. En este último periodo (9M13), estos han seguido debilitándose en los diferentes niveles de la cuenta de resultados, aunque se espera una mejora a partir de 2014.
 
Recientemente hemos visto cómo están reduciendo su participación en la española algunos de sus principales accionistas nacionales. Casa Grande de Cartagena (de la familia Del Pino) reducía hace escasos días su peso en la firma, después de que las antiguas cajas Bankia o Liberbank deshicieran sus posiciones. Esto deja las principales participaciones en la compañía de la siguiente manera: Corporación Financiera Alba (11%), Fidelity Management & Research (9,96%), Invesco (5,07%), Cantabrica de Invers de Cartera (5%), Casa Grande Cartagena (5,0%). La SEPI, por su parte, tiene una participación del 20,14% del capital.
 
Uno de sus principales riesgos es el fuerte peso en España (40% de sus ventas) y en particular de los proyectos públicos, lo que sigue suponiendo una influencia negativa en su cuenta de resultados, ya que realiza aproximadamente el 20% de sus ventas a las administraciones públicas españolas. Igualmente se trata de una compañía muy cíclica y recientemente ha tenido que incrementar su inversión en capital circulante, obligada por los problemas a la hora de cobrar, especialmente en la unidad de defensa.
Otro de los factores de incertidumbre que presenta el valor son las posiciones bajistas: la firma ha acaparado multitud de posiciones cortas. En concreto, el valor acumulaba más de un 5,5% de estas posiciones al cierre del mes de octubre.
 
El título cuenta con 59,3% de recomendaciones de venta, 14,8% de recomendaciones de mantener y 25,9% de recomendaciones de compra. En nuestro caso particular optamos por mantenernos neutrales, ya que entendemos que el valor sigue presentando debilidad en sus fundamentales y encuentra sobrevalorado: el potencial de revalorización de la compañía de acuerdo a los analistas consultados por Bloomberg es negativo (-5,5%), calculado como diferencia entre su cotización 11,27 y su precio objetivo de consenso de 10,64€.
 

Self Bank

  Por Victoria Torre Pérez
  Análisis y Gestión de Carteras en Self Bank

¡Sé el primero en comentar!
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar