Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
El bund alemán, al que dedicábamos nuestro Gráfico de la semana pasada, por su simbolismo como referencia de los bonos soberanos, bajó ligeramente hasta los 142 puntos al inicio de la semana, pero remontó posiciones para cerrar a 143,73 al cierre del viernes, acreditando así de nuevo su característica como activo “refugio” en medio de turbulencias. Característica que era precisamente la que nos movía a apostar por el bund recomendando comprarlo aprovechando posibles caídas. Seguimos pensando que en los próximos meses es bastante probable que veamos de nuevo situaciones de incertidumbre, por lo que comprar el bund alemán aprovechando caídas que aproximen su precio a los 140 puntos nos parece una buena idea.
 
Hoy vamos a fijarnos en otro de los tradicionales activos refugio, el dólar estadounidense. El Gráfico que adjuntamos muestra claramente como hace un año, en plena turbulencia de los países periféricos de la zona euro, sobre todo de España e Italia, el dólar mostraba una gran fortaleza frente al euro, llegando casi en julio pasado a niveles de 1,20 dólares por euro. La promesa de Draghi a fin de julio de apoyar al euro y el anuncio por el BCE el 6 de septiembre de su famoso programa de compra de bonos periféricos en el mercado secundario (OMT) dieron un vuelco a la situación de desconfianza sobre el euro, que inició una subida prolongada desde agosto, llegando a aproximarse al nivel 1,40 a fin de enero.
 
En febrero y marzo, sin embargo, el dólar recuperó fuerzas, hasta llegar a los 1,27 dólares por euro, al calor del buen comportamiento de la economía norteamericana y de una posible finalización anticipada de la llamada QE3 de la Reserva Federal, a la vez que se complicaba la situación de la zona euro tras las elecciones italianas, el rescate de Chipre, y el mal dato del déficit público de 2012 en España.
 
Pero de nuevo a partir de abril el dólar empezó a perder posiciones frente al euro, debilidad que se ha agravado en los últimos días y, en ello, a nuestro juicio, puede tener mucho que ver la agresiva y discutible decisión del Banco de Japón del 4 de abril cuyo objetivo es inundar el mundo de yenes, para facilitar las exportaciones niponas por la vía de la devaluación del yen. Las ondas expansivas y las derivadas últimas de esa decisión del nuevo Gobernador del Banco Central japonés, Kuroda, tardarán en verse con claridad, pero hoy, solo dos meses después, es ya muy claro que el primer resultado de esa decisión es haber creado un gigantesco desorden en los mercados de activos. Primero fue el desplome del oro en abril, luego el sube y baja del Nikkei en mayo y ahora el turno le ha llegado al yen y por derivación a las restantes divisas. A la vez que se tambalean las Bolsas y las divisas emergentes.
 
A nuestro juicio hay que leer la reciente debilidad del dólar frente al euro en función de esas ondas expansivas de la discutible decisión de Japón de apartarse completamente de la ortodoxia monetaria. Es probable que quienes hace dos meses compraron activos en dólares para aprovechar el carry y de paso especular contra el yen estén ahora deshaciendo posiciones de forma nerviosa ante la súbita e inesperada subida del yen. O tal vez sea otro el mecanismo que, en conexión con lo que está sucediendo en las divisas emergentes, impulsa al dólar a caer. En cualquier caso todo indica que es un mecanismo alejado de los fundamentales y derivado de la nueva alquimia monetaria que pretenden algunos Bancos Centrales.
 
Seguimos pensando que la tendencia de fondo del dólar frente al euro es alcista, por lo que aprovecharíamos la fase actual de debilidad para tomar posiciones compradoras sobre el dólar, vendiendo futuros euro/dólar a partir de estos niveles cercanos a 1,35 dólares por euro.
 
Le recordamos que en nuestra página web puede Usted comprar y vender la más amplia gama de valores, índices y derivados nacionales e internacionales, en las mejores condiciones y en tiempo real, en los principales mercados del mundo.
 

Gráfico de los futuros del EURO/DÓLAR el último año

 
 
¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar