¿Por qué el banco me rechaza la solicitud de una tarjeta de crédito?

¿Por qué el banco me rechaza la solicitud de una tarjeta de crédito?

Igual que sucede con los préstamos o las hipotecas, el banco únicamente concede tarjetas de crédito a clientes que superen el análisis de riesgo del banco. Tener un historial crediticio libre de impagos, ingresos recurrentes y un trabajo estable será imprescindible para ello. Repasamos las razones más repetidas de rechazado de una solicitud de tarjeta de crédito.


¿Por qué contratar una tarjeta de crédito?

Además de darte la posibilidad de financiar tus compras, las tarjetas de crédito tienen otras muchas aplicaciones. Sin ir más lejos, las tarjetas de crédito son un instrumento muy útil para viajar, comprar por internet de forma segura o alquilar un vehículo. Entre los servicios incluidos en una tarjeta de crédito están:

  • Seguro de accidente y asistencia en viaje. En el caso de la Tarjeta WiZink Plus, al pagar tu viaje con esta tarjeta tendrás un seguro gratuito de accidente y asistencia en viaje 24h. Te cubre en los siguientes casos: si se cancela el vuelo o se retrasa, si necesitas asistencia médica en el extranjero, si te roban la tarjeta o si hay algún problema con el producto que has comprado.
  • Devolución en gasolineras. Destacan la devolución del 3% en gasolineras Galp y Shell con la Tarjeta de crédito VISA Oro de ING o el 8% en repostajes en EESS Carrefour y 4% en Cepsa de la Tarjeta PASS Carrefour.
  • Seguro de Protección de Compras. Para realizar compras seguras por internet. Viene incluido en la mayoría de tarjetas de crédito.
  • Descuentos en establecimientos. Cada entidad bancaria tiene acuerdos con una serie de establecimientos, por lo que deberemos consultar si los establecimientos incluidos por cada tarjeta se encuentran entre nuestras compras habituales.
  • Otros: sin comisiones por cambio de divisas, disponer de dinero en efectivo en cajeros, etc.

Puedes consultar cuáles son las mejores tarjetas de crédito de 2021 y sus ventajas en nuestro blog.

Para poder aprovechar las ventajas y descuentos comentados en el apartado anterior, el cliente deberá superar un estudio de solvencia llevado a cabo por el banco en el propio formulario de solicitud de la tarjeta de crédito. No debemos olvidar que la tarjeta de crédito se diferencia de la tarjeta de débito en que se pueden realizar compras con la tarjeta sin necesidad de disponer dinero en la cuenta bancaria a cambio del pago de unos intereses. Es decir, funciona de forma similar a un préstamo personal. Por lo tanto, el solicitante deberá cumplir una serie de requisitos que demuestren que puede devolver con garantías el crédito.


Razones por las cuales el banco rechaza la solicitud de la tarjeta de crédito

Respuesta a la solicitud de la tarjeta de crédito: Su solicitud ha sido denegada. Te preguntarás, ¿por qué me rechazan la solicitud a mi, si soy un buen cliente? Pues bien, la decisión del banco de conceder o rechazar la solicitud de una tarjeta de crédito depende de un sistema llamado scoring.

El scoring es un sistema de puntos en el que por cada requisito del banco que cumplas, se sumarán puntos a tu solicitud. Si la suma total de los puntos supera lo que considera el banco que es un buen cliente, se le concederá la tarjeta. A continuación comentaremos las razones o requisitos que tiene en cuenta el banco para conceder una tarjeta de crédito.

Historial crediticio negativo

La primera razón para denegarte una tarjeta de crédito o cualquier tipo de financiación es que el cliente haya incurrido en impagos en el pasado. Estar incluido en un fichero de morosos como RAI o ASNEF, automáticamente reduce tus posibilidades de encontrar una entidad que esté dispuesta a concederte una tarjeta de crédito. Lo primero que deberás hacer es liquidar tu deuda pendiente para desaparecer de esta lista. Sin embargo, esa mancha en tu historial quedará grabada.

Tus ingresos mensuales no son suficientes

Otra de las razones por las que pueden rechazarte la solicitud de una tarjeta de crédito es que tus ingresos sean demasiado bajos. Al fin y al cabo, el salario es el principal indicador para saber si un cliente sería capaz de devolver con garantías un préstamo. Si tus ingresos son intermitentes, como podría ser el caso de los autónomos, o tus ingresos no están debidamente declarados, será una razón de peso para no concederte la tarjeta ya que eres más propenso a incurrir en impagos.

Tipo de contrato y antigüedad laboral

Haber cambiado recientemente de trabajo o tener poca antigüedad denota inestabilidad laboral que puede traducirse en problemas (puntuales) para devolver un préstamo. Por regla general, una antigüedad laboral inferior a 6 meses te descartará de la solicitud de la tarjeta de crédito. En cuanto al tipo de contrato laboral, sumará más puntos si tienes un contrato indefinido o eres funcionario.

Tienes un ratio de endeudamiento muy elevado

No haber incurrido en impagos nunca, tener ingresos suficientes y un trabajo estable en ocasiones no es suficiente para solicitar una tarjeta de crédito. Además, se debe tener en cuenta la situación de endeudamiento actual del cliente. Los bancos disponen de medios para averiguar el historial crediticio de un solicitante. Por ejemplo, a través del informe de la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE). De esta forma, los bancos pueden conocer los préstamos, créditos, hipotecas y avales vigentes y averiguar así tu capacidad de endeudamiento. La capacidad de endeudamiento es el porcentaje de sus ingresos netos que puede destinar al pago de deudas, con sus correspondientes intereses, sin comprometer seriamente la seguridad económica de su familia. Por recomendación del Banco de España, la totalidad de cuotas mensuales destinadas a pagar deudas no debería superar el 35-40% de los ingresos netos mensuales de una familia.

Perfil del cliente: edad, nacionalidad...

Los bancos, como cualquier empresa, tienen información sobre el perfil de cliente que es más beneficioso para la entidad. Ser muy joven o muy mayor son razones para denegarte la solicitud de la tarjeta de crédito, los primeros por no tener un trabajo estable o la antigüedad necesaria y, el segundo grupo, por tener una edad próxima a la jubilación. La franja de edad ideal para solicitar una tarjeta de crédito se encuentra entre los 21/23 años y los 60 años de edad.

¿Como mejorar tu scoring?

Una parte fundamental para evitar que nos rechacen cualquier solicitud de tarjeta de crédito o préstamo personal es tener un buen scoring crediticio. A veces, debemos trabajar para mejorarlo, y de esa forma, mejorar nuestras posibilidades de conseguir un crédito, ya sea personal o de tarjeta.

Es importante saber que el cálculo que otorga un puntaje de crédito se basa en diferentes variables, todas relacionadas al comportamiento que tienen las personas en el ámbito financiero, que la forma de cálculo puede variar de acuerdo a la empresa que elabore el informe. Sin embargo, podemos asegurar que los factores que influyen en el cálculo del scoring son los siguientes:

  • Tener un nivel de Ingresos demostrables acorde con el crédito: si bien puede incidir relativamente el monto que ganes, lo que más importa es que sea un ingreso comprobado y la forma en que gastas ese dinero.
  • Cumplir siempre con el pago de deudas en tiempo y forma.
  • Si tienes una gran cantidad de productos financieros contratados, eso significa que muchas entidades te tienen confianza, y eso cuenta mucho a la hora de solicitar una tarjeta de crédito en alguna entidad competidora.
  • Diversidad de empresas de las que seas cliente. Los servicios públicos, luz, gas, internet, y la forma en que pagues esos servicios influye mucho a la hora de saber cuanto dinero y en que lo gastas. Asimismo, el cumplimiento en tiempo y forma del pago de cualquier factura adeudada suma para el puntaje crediticio.
  • La antigüedad financiera es el tiempo en que llevas en el "sistema financiero". Esto es, desde cuando se pueden comprobar tus ingresos o gastos, desde cuando eres cliente de alguna empresa o entidad financiera. A mayor antigüedad, mayor puntaje., 
  • Si quieres tener un buen puntaje financiero, evita a toda costa la refinanciación de saldos en las tarjetas. Un ejemplo habitual de esta situación es el pago mínimo de la tarjeta de crédito.

Ejemplo: Scoring Visa EVO Clásica

Una de las entidades que ofrece transparencia en cuanto a la concesión de sus tarjetas de crédito es Evo Finance. Estos son los requisitos que hay que cumplir para que te concedan la Scoring Visa Evo Clásica:

  • Historial crediticio negativo: No estar incluido en listas de morosos.
  • Ingresos mensuales: Ingresos mayores a 10.800 € netos al año para la unidad familiar (casados o en pareja).
  • Tipo de contrato y antigüedad laboral: no estar en situación de desempleo, contrato por cuenta ajena superior a 6 meses (personal cualificado), contrato por cuenta ajena superior a 1 año (personal no cualificado), trabajador por cuenta propia (mín. 1 año de antigüedad).
  • Perfil del cliente: Mayores de 22 años y menores de 77 años. Ser ciudadano español (no residentes) y residir en España.

 

Debemos tener en cuenta que cada banco pondera de forma diferente los requisitos necesarios para solicitar una tarjeta, por lo que si un banco te ha rechazado la tarjeta puedes probar en otro sin problema. En resumen, el cliente ideal que solicita una tarjeta de crédito debe tener un historial crediticio limpio de impagos, un trabajo estable, ingresos recurrentes y solvencia financiera. Esto le convertirá en un buen cliente para la entidad bancaria y verá su solicitud aprobada.

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar