Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Seguros de salud: ¿con o sin copago?

Cada vez es má gente la que se decide a contratar un seguro médico pero ¿con o sin copago?. Esta es una pregunta que se suele hacer todo el mundo llegado el momento. Elegir una opción u otra dependerá de aspectos importantes como las distintas necesidades que desees cubrir contratando ese seguro y el presupuesto al que puedas hacer frente.  

Seguro de salud, con o sin copago

 

¿Por qué contratar un seguro médico?

Actualmente, cada vez son más las personas que se decantan por la contratación de un seguro médico. Hay una serie de ventajas de los seguros médicos frente a la sanidad pública que a día de hoy están siendo muy valoradas por la población y entre ellas podemos destacar:

  • La asistencia a médicos especialistas es directa y no es necesario pasar previamente por el médico de cabecera
  • La libre elección del centro hospitalario al que deseamos acudir y el profesional médico que nos atenderá 
  • Existe la posibilidad de acceder a tratamientos exclusivos de la sanidad privada para determinadas enfermedades
  • El tiempo de espera en caso de consulta u otro tipo de servicio es menor

Las empresas aseguradoras cuentan con diversos tipos de pólizas de seguros de salud y por ello es importante considerar, dependiendo de la situación personal de cada uno, el seguro médico que mejor puede ajustarse teniendo en cuenta la cantidad de coberturas incluidas y el método de pago de las primas. Ante esta disyuntiva, puede surgir el planteamiento de elegir un seguro médico con o sin copago. Además, es importante conocer qué son exactamente los periodos de carencia y cómo afectan al seguro médico que contratamos.

¿Qué son los periodos de carencia en un seguro médico?

Cuando se decide adquirir un seguro médico (independientemente del tipo que sea), debemos tener en cuenta el periodo de carencia. El periodo de carencia es el tiempo que transcurre entre la fecha en la cual se decide contratar el seguro de salud y el comienzo de algunas de las coberturas incluidas en el seguro.

La mayoría de las compañías aseguradoras relacionadas con el sector sanitario incluyen periodos de carencia en sus pólizas de salud con tratamientos que en ocasiones llegan a durar hasta diez meses, no obstante, a veces se plantean ciertas limitaciones a estos periodos como, por ejemplo, cuando el servicio sanitario se trata de un parto o una intervención quirúrgica específica, ya que son situaciones que requieren inmediatez y no se puede aprovechar la cobertura desde que se firma el contrato. 

Un ejemplo de ello es que una persona que contrata un seguro de salud un día y al día siguiente da a luz, seguramente no va a poder gozar de la cobertura del seguro debido al poco tiempo que ha habido entre el momento de adquirir el seguro médico y el momento del parto.

Cabe destacar que el plazo en el que el seguro médico empieza a ofrecer cobertura viene determinado en las condiciones generales de la póliza que el asegurado contrata y el periodo también depende de la asistencia sanitaria que desea recibir la persona contratante. 

Las carencias han sido muy adoptadas en los últimos años porque las empresas aseguradoras consideran que es una manera de evitar que la persona que adquiere el seguro lo dé de alta, utilice la cobertura para una intervención sanitaria determinada y urgente, y en poco tiempo se dé de baja del contrato una vez satisfecha su necesidad. 

Seguro médico con copago

El seguro médico con copago se caracteriza por el hecho de que una persona que contrata el seguro de salud paga una prima anual a la empresa aseguradora y además una cantidad de dinero adicional (normalmente oscila de 1 a 100 euros) llamada copago, que se debe abonar cada vez que la persona asiste al centro sanitario. 

La compañía aseguradora, por el hecho de que el contratante paga una prima anual más baja, no se hace cargo de todos los gastos sanitarios y esta es la razón por la que existe el copago. De acuerdo a esto, este tipo de seguro sanitario suele ser apropiado para aquellas personas que no acuden al médico de manera frecuente ya que el coste de la prima es menor y tiene disponibilidad de acceder al cuadro médico de la compañía aseguradora pagando los servicios sanitarios cada vez que recibe asistencia médica en el centro sanitario. 

Es importante destacar el por qué actualmente el seguros médico con copago está teniendo más relevancia y los beneficios que puede aportar al contratante del seguro y a la compañía aseguradora: 

  • Este tipo de seguro conciencia a las personas de que el seguro médico se debe usar de una manera sensata y responsable, ya que el sector de la sanidad es muy importante y necesario para toda la sociedad
  • Los costes en este tipo de seguros son distribuidos y no suponen una inversión tan alta por parte del asegurado, por lo que la prima anual que se paga es menor que en otro tipo de seguros aunque cada vez que se acude al médico se debe pagar el copago anteriormente mencionado
  • Las familias que contratan de forma regular un seguro médico con copago agradecen que no hayan grandes subidas de precios en las primas anuales y que dentro de este sector se mantengan estables

Seguro médico sin copago: ventajas e inconvenientes

El seguro médico sin copago es aquel en el que el contratante del seguro de salud paga una cantidad de dinero única (normalmente anual) y a cambio puede asistir a la consulta médica las veces que la persona desee sin necesidad de hacer un pago adicional. Además, el tomador del seguro puede acceder al centro hospitalario que desee, siempre y cuando esté dentro del cuadro médico de la empresa aseguradora, de modo que tiene diferentes opciones para que el servicio que necesita sea satisfecho. También puede elegir entre los distintos profesionales médicos que trabajen en ese centro sanitario. 

Ventajas de contratar un seguro médico sin copago

Es importante destacar distintos beneficios que pueden ofrecer este tipo de seguros médicos:

  • Todas las atenciones que te presta el centro sanitario están cubiertas por el pago que ya es realizado por lo que no importa el número de veces que asistas al hospital
  • No hay una lista de espera tan larga para que te atiendan los profesionales médicos
  • Cuando tienes un problema de salud imprevisto va a ser cubierto en el momento, ya esté relacionado con medicina general o especializada

Inconvenientes de contratar un seguro médico sin copago

No obstante, frente al seguro médico con copago, puede que haya ciertas desventajas al contratar un seguro sin copago como por ejemplo:

  • En este tipo de pólizas de seguros puede que se incluyan algunas especialidades de la medicina de manera limitada, es decir, hay ciertos servicios médicos que no se van a poder abastecer al cliente. Es muy frecuente en el caso de que una persona necesite una asistencia especial en materia de odontología, fisioterapia o psicología. 
  • La prima anual que paga la persona contratante del seguro es más elevada en el seguro sin copago que en el seguro con copago. 

 

¿Tu que prefieres, un seguro con o sin copago?

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar