¿Cómo prepararse exámenes? Mejores consejos

Se acerca la época de exámenes de la universidad, época de acampar en la biblioteca, pasar noches despierto bajo la luz del flexo y esperar que los resultados sean los deseados. En este artículo te damos algunos consejos sobre cómo prepararse exámenes.

Cómo prepararse exámenes
 
Consejos de cómo preparar exámenes

Podemos determinar algunos consejos sobre cómo prepararse exámenes. Sin embargo, el primer y más importante consejo es simple: ponte a estudiar.

Un punto clave es tener presente el programa de la asignatura siempre, y el temario que contiene para todo el año. No solamente son las clases, comprar los libros y conseguir buenos apuntes y material de apoyo. Cada examen que superas es un escalón que te acerca a graduarte. En España las carreras universitarias tienen de media unos 42 exámenes finales. Eso suponiendo que los apruebas todos a la primera y no debas repetir ninguno.

Si estás buscando consejos o trucos de cómo prepararse exámenes debes saber que no existen milagros si no se los ayuda a que ocurran, en este caso no es cuestión de solo leer y leer, más bien leer y entender. De esta manera, veremos una lista de consejos prácticos para estudiar, que al ponerlos en práctica, aunque siendo simples, verás que pueden llegar a ser efectivos y podrás mejorar y aumentar las posibilidades de tener éxito en el examen.
 

Preparación del examen en 7 pasos

A continuación presentamos algunos consejos que te ayudaran a afrontar el mes de exámenes de la mejor forma posible, para que los resultados sean los esperados.

Mantente motivado

Siempre ante un examen sobreviene una caída anímica por tener que estudiar, por tener que dejar eventos, fiestas, amigos, o la serie de Netflix a mitad, y más si el examen es de los difíciles, o si ya te ha ido mal antes, o si es de los exámenes trascendentales. Autoestima alta. Nada de "me va a ir mal, para qué estudio", "si antes me ha ido mal, ¿por qué me va a ir bien ahora?". Si piensas que te va a ir mal, seguramente te irá mal, si eres positivo, al menos irás de buen ánimo, y el buen ánimo y confianza despierta la memoria. 

Organízate

Cuando recopiles todo lo que debes estudiar, repártelo en temas o tareas más reducidas. Ir cumpliendo esas pequeñas metas te motivará a seguir y además te ayudará a cumplir plazos y no terminar mirándolo todo a última hora, aunque a todos nos ha pasado alguna vez, eso de la noche de antes hincharte a cafés e intentar llegar al examen. Te puede salir bien alguna vez, pero créeme, no es la mejor idea.

Método de estudio

Tener una estrategia y método de estudio para cada materia, si bien cada carrera es diferente y por ende sus contenidos, siempre hay un patrón de comportamiento para estudiar la materia o carrera que sea. Hay un  método de estudio que casi nunca falla, como el de explorar, leer, recitar y repasar.

Estudiar los apuntes de clase

El tener los apuntes de la clase sobre la materia, puede ayudarte más que el leer el libro o resumen, ya que en los apuntes de clases seguramente hay frases, recordatorios que ha explicado el profesor/a que puede servirte a la hora de recordar mejor que una explicación técnica del libro. Está genial que algún compañero te deje los apuntes, pero todos sabemos que realmente es mejor si los has hecho tú mismo.

Memorizar y comprender

Estudia debería significar saber lo que se está estudiando al punto de poder explicarlo con palabras propias. Cuando nos toca memorizar términos, frases, y palabras no queda otra que memorizar los aspectos "técnicos" y comprenderlos para poder explicarlos naturalmente en el examen.

Mejor momento y lugares para estudiar

Mucho dependerá de los horarios de cada uno, ya que no todos simplemente estudian, algunos tienen empleo, ocupaciones del hogar, etc.

Para algunos es en la paz de la noche, tranquilos sin el ruido de la familia y de la vida diaria. Otros consideran indiferente el momento, pero deben estudiar siempre en el mismo sitio, su habitación, su santuario. Estudiar en un ambiente como el de la biblioteca, suele motivar a estudiar. 

El mejor momento es cuándo tienes todos los sentidos despiertos, ese es el momento que hay que aprovechar, aunque sea breve. Lo ideal sería estar tranquilos, con el móvil apagado, en un lugar silencioso, relajados, con buena luz, y hacer breves descansos cada hora o 45 minutos. Dichos descansos, aunque sólo implique levantarse de la silla estirar las piernas y beber agua, te pueden servir de aliciente.

Practicar el examen

Una de las formas de ver si estás preparado para el examen es el practicar el examen. Seguramente en clase hayas visto modelos de examen, o algún compañero que ya haya cursado la asignatura podrá decirte mas o menos que estructura sigue. Ponte a prueba. Ahí verás si realmente has estudiado suficiente y bien como para afrontar el examen real. En caso de exámenes con problemas matemáticos intenta practicar todas las opciones posibles. Si dudas, aún estarás a tiempo de repasar y así cubrirte las espaldas. Por experiencia propia puedo decir que es buen método, tedioso sí, pero efectivo. 

 
Lo mejor es aplicar lo que te funciona a la hora de estudiar y mejorar ese método con el tiempo. Recuerda que si tienes confianza, has estudiado todo y de la mejor forma posible, las probabilidades de pasar ese examen difícil son altas.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar