Planes de ahorro alternativos para la jubilación

Planes de ahorro alternativos para la jubilación

Tarde o temprano debemos empezar a pensar en la jubilación y en cómo generar ahorros para no cambiar nuestro estilo de vida una vez comenzamos esta etapa. La mayoría de españoles opta por la contratación de planes de pensiones como forma de ahorrar para la jubilación, pero lo cierto es que hay muchas otras alternativas que podemos utilizar, dependiendo de nuestra aversión al riesgo, edad, etc. Veamos qué alternativas de ahorro para la jubilación existen. 




¿Qué es un plan de ahorro para la jubilación?

Un plan de ahorro es un conjunto de medidas financieras que tomamos para proteger una parte de nuestro dinero, generalmente en productos que generen algo de rentabilidad, con el fin de usarlo en un futuro; como por ejemplo la etapa de jubilación. 

Tener un plan de ahorro para la jubilación nos permite complementar nuestro plan de pensiones y tener un retiro más holgado. 

Planes de ahorro para la jubilación

Existen varios tipos de planes de ahorro para la jubilación que podéis implementar desde ahora mismo para tener una jubilación mejor planificada y con mayor respaldo financiero:


Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS)

Los PIAS son seguros individuales de ahorro a largo plazo, es decir, el tomador, el asegurado y el beneficiario son la misma persona. Se constituye una renta vitalicia con los aportes de las primas, de manera que el beneficiario reciba el ahorro acumulado una vez finalizado el plazo del contrato.

Las primas que se pagan en un PIAS son periódicas y tienen un límite anual de 8.000€ y hasta un total de 240.000€. Este producto es de bajo riesgo, por lo que su rentabilidad es mínima. Este producto, al igual que el anterior, permite el rescate total del capital, pero esto anularía los beneficios fiscales. 

Fondos de inversión

Los fondos de inversión es un instrumento que recoge los ahorros de un grupo de personas para invertirlo, de forma conjunta, en una cesta de acciones formada por participaciones de distintas empresas.  Los fondos de inversión son, además de un instrumento de inversión, una alternativa de ahorro. Los fondos conservadores son los más indicados para formar parte de un plan de ahorro para la jubilación. 

Depósitos bancarios

Los depósitos bancarios son productos muy versátiles a la hora de ahorrar ya que son de bajo riesgo que, además, pueden llegar a ofrecernos unas atractivas rentabilidades, dependiendo del depósito y entidad.  En este sentido, tienes a tu disposición una amplia variedad de plazos, y actualmente los que ofrecen mejores rentabilidades son los depósitos extranjeros. Una de las plataformas en las que podréis encontrar los depósitos más rentables es Raisin

Puedes contratar depósitos con duración de uno o dos años y al finalizar el plazo reinvertir el capital más las ganancias obtenidas. Esto hará que una pequeña suma se convierta en una considerable cantidad a largo plazo, y constituye un buen plan de ahorro para la jubilación. 

Inversión en bolsa

Para los menos conservadores, invertir en bolsa también es una opción que tener en cuenta para generar unos ahorros. En este caso entenderíamos la inversión a largo plazo en el mercado de valores como forma de generarnos unos ahorros que podemos preservar para la jubilación. Eso sí, este no deja de ser una opción arriesgada, pues nadie conoce cómo evolucionará el mercado. 


Por último, os mencionaremos algunas recomendaciones para escoger qué tipo de plan de ahorro para la jubilación vais a contratar:

  • Las opciones de ahorro son muy amplias y están diseñadas en función de la edad y tiempo de vida laboral que tenga cada persona. Si eres más joven, quizás te convengan los planes de ahorro más a largo plazo, mientras que si la edad de jubilación ya está cerca, deberás escoger un plan de ahorro de más corto plazo. 
  • Establece tus metas de ahorro y sé constante en ellas: define cuánto dinero te gustaría haber conseguido para cuando llegues a la jubilación y establece las formas en las que invertir tu dinero para conseguirlo. 
  • Intenta diversificar tus ahorros en distintas opciones de ahorro. 
  • Recuerda que el objetivo del plan de ahorros no es obtener una muy alta rentabilidad, sino invertir los ahorros en productos de bajo riesgo. 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar