Rankia España Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
Este contenido tiene más de 8 años
En efecto, lo que era un secreto a voces hace sólo unos meses… ahora es una verdad revelada: el Hijo Pródigo va camino del exilio. Ha sido expulsado de sus bases occidentales por los banqueros centrales de ideología keynesiana, que han renegado de él para entregarse a su nuevo dios particular: la impresora de la FED. Tienen la extraña convicción de que podrán parar todas las olas deflacionarias provocadas por la crisis, dándole a la maquinita de hacer dinero; sea ampliando la base monetaria a través de sus programas de Quantitative Easing (QE) o recurriendo a estrategias más sofisticadas como el shadowbanking
 
Por eso han creado billones de dólares de la nada para sostener el gasto del Estado y para elevar artificialmente el precio de los activos que las entidades financieras mantienen en sus balances. Ya hablé de ello en Burbujas por doquier… La única razón de que no hayamos tenido hiperinflación (aunque sí inflaciones superiores a las reconocidas oficialmente), se debe al modus operandi de los bancos centrales; pues son ellos los que sugieren a la banca dónde tienen que colocar el dinero. Por poner un ejemplo: los bancos occidentales tienen aparcados billones de dólares y euros en los depósitos de la FED y del BCE. Como ese montante no se mueve ni se presta, no puede generar inflación. En cambio, con el resto los bancos tienen patente de corso para disparar donde les dé la gana.
 

Efectos de la política monetaria estadounidense

De todos modos, la política monetaria estadounidense está erosionando la confianza internacional en su moneda. Gracias a la Reserva Federal, pululan por el mundo cantidades colosales de dinero ocioso que no puede colocarse con facilidad. El presidente de Uruguay, José Mújica, declaró hace unos meses que estaban agobiados porque los dólares les salían por las orejas... Hasta hace poco gran parte de ese flujo se ha consolidado en la deuda pública de un montón de países, propiciando la caída de sus tipos de interés. Sin embargo, para las naciones exportadoras, la llegada masiva de capital estadounidense supone un gran contrariedad porque sus divisas tienden a fortalecerse; impidiéndoles exportar como es debido. Algunas ponen trabas a la entrada de capitales, aunque es difícil detener el flujo… De unos años a esta parte, la cotización del dólar respecto a las divisas de muchos países re-emergentes no para de caer. O dicho de otro modo: para esas naciones los bucks norteamericanos cada día valen menos. Y si no que se lo pregunten a los chinos, a los koreanos, a los brasileños, a los rusos y demás. Por eso en el anterior artículo cargué contra el US Dollar Index; porque la fortaleza del dólar se mide comparándolo con una cesta de divisas en las que, sospechosamente, no están las de las naciones re-emergentes. Si las consideráramos, podría medirse con mayor precisión el impacto de los QE en la depreciación de la moneda estadounidense.
 
En fin, que para medio planeta el dólar no tiene remedio… siempre y cuando se siga adorando al dios de la impresora. En Asia parecen haber perdido la esperanza de que el tío Ben entre en razón, por eso están comprando oro como locos. Y por supuesto, eso es una estrategia bajista contra el dólar. Si Occidente no estuviera vendiendo su oro para equilibrar la fuerte demanda asiática, su cotización se iría por las nubes y todo el mundo se daría cuenta de que el rey está desnudo. Es muy importante que entendamos que estamos en un periodo de transición. El viejo modelo diseñado en Bretton Woods (1944) ya no funciona porque los re-emergentes están pidiendo a gritos mayores cuotas de protagonismo. Entre la tesis y la antítesis, surgirá la síntesis… pero hasta entonces Estados Unidos venderá cara su derrota. Por eso no me cabe ninguna duda de que el mercado del oro está manipulado. No hay discusión posible con eso.
 

China: El elefante en la cacharrería

Tras la creación del euro y la negativa de Irán a transaccionar con dólares, ahora a los norteamericanos les toca lidiar con China. Lenta pero progresivamente, observan con consternación como el área de influencia del dólar se reduce a escala planetaria. Por eso han ventilado durante años la “crisis del euro”; han acorralado a Irán llevando la guerra hasta sus fronteras; y, por supuesto, están incordiando a los chinos todo lo que pueden. Sin embargo, parafraseando a John Le Carré: “Estados Unidos no ha ganado ninguna de las guerras que ha disputado”; con lo cuál parece poco probable que puedan evitar el ascenso del yuan como moneda de intercambio internacional.
 
En realidad, eso ya está sucediendo. China va quemando las etapas para dejar flotar libremente a su moneda. A estas alturas la demanda futura de yuanes (o renminbis), está más que garantizada gracias a los acuerdos bilaterales que el gigante asiático ha establecido por todo el globo. Por poner algunos ejemplos: los intercambios comerciales con Japón se realizan en las respectivas divisas, a razón de 250.000 millones de dólares anuales; con los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), lo mismo y por un importe parecido; con Rusia, el valor de los intercambios asciende ya a 85.000 millones de dólares; con Brasil, van otros 55.000 millones; con Chile otros 30.000… y a Irán le paga con oro, las importaciones de petróleo. Todas esas transacciones se realizan en moneda local, prescindiendo del dólar. Estas iniciativas son muy importantes, porque la plena convertibilidad del yuan permitirá regular la situación econonómica del país por medio de tasas internas, como lo hace la FED, el BCE o el BoE. 
 
Luego, para consolidar este proceso los chinos están comprando oro. Mucho oro. No voy a entrar en el debate de si es necesario o no que una divisa esté respaldada con oro. Los keynesianos creen que no, pero los asiáticos creen que sí. Y eso es lo que importa. Chinos, indios, rusos, turcos, árabes del petrodólar, iraníes, tailandeses, vietnamitas y demás, están comprando oro como posesos. Pero tendríamos que preguntarnos: por qué? Al fin y al cabo, sus bancos centrales empezaron tímidamente con las compras en 2010… La respuesta no es fácil. Aunque en mi modesta opinión, parece evidente que todos esos países están tratando de rebotar la inflación exportada por Estados Unidos. Según informa Reuters, en el primer trimestre de 2013, entraron en China la friolera de 181.000 millones de dólares de tipo especulativo, procedentes de “las impresoras de Reserva Federal, del BCE y de Japón”. Pues bien, a estas alturas ya no tengo ninguna duda de que gran parte de ese montante ha sido enterrado en oro. De este modo, el dinero que entra en el circuito monetario sale por otro ladoY la forma de hacerlo es comprando oro. 
 
Como diría Bugs Bunny:
“No se vayan todavía, hay mucho más…”
 
Así que tenemos a un montón de naciones comprando metales preciosos para defenderse de los arrebatos del tío Ben y compañía. Sin embargo, el ritmo de las adquisiciones es tan vigoroso que algunas economías han empezado a ralentizarse. Esto es así, porque la inversión en oro es improductiva. Es una apuesta deflacionaria que afecta al crecimiento. Por eso en la Índia el gobierno ha decidido cortar por lo sano al gravar progresivamente las compras de oro con una tasa del 2, 4, 6 y ahora, 8%; aunque sin demasiado éxito… porque está aumentando el producto de contrabando a través de Dubai y porque muchos indios se están pasando a la plata. En cambio, los chinos se lo están tomando de otra forma. Si la economía decae, inyectan liquidez en el sistema para reanimarla (pero en yuanes, no en dólares). Y si se pasan con el crédito, aceleran las compras de metales preciosos para ahuyentar al fantasma de la inflación. De este modo, el oro se convierte en una herramienta más de la política monetaria.
 
Para la Reserva Federal, todo esto es un problema. Ahora mismo tiene 3 frentes abiertos. Por un lado están todos esos dólares rebotados desde Asia, que no controla y terminan hinchando burbujas que NO son de su interés; como el mercado del petróleo, cuyo precio está por las nubes y amenaza al mundo entero con la estanflación. Una lástima, porque eso favorece a la “bárbara reliquia”... Más presión bajista para el dólar. Por otro lado, tiene que lidiar con la subida de los tipos de interés del bono estadounidense a 10 años. Con un mundo sin crecimiento o crecimiento “modesto”, las deudas actuales son impagables. La prima de riesgo sólo puede empeorar y sube la rentabilidad de la deuda para hacerla atractiva al mercado. Y luego, para colmo de males, tiene a los chinos y a los japoneses vendiendo treasuries norteamericanos a un ritmo no visto desde 2008… Así que mientras Bernie deshoja la margarita sobre qué hacer con el QE3, el precio del bono estadounidense cae (porque aumenta su rentabilidad), causándole al balance de la FED un “pequeño” agujero de 300.000 millones de dólares. 
 
Para el tercer frente, tenemos que hablar del mercado del oro, cuyas turbulencias “puede dañar seriamente la salud” de los grandes bancos metaleros. Hablemos del COMEX y de la LBMA.
 

El COMEX

 
Las malas lenguas dicen que los grandes bancos centrales occidentales impulsaron la caída del precio del oro como estrategia para saciar, de una vez por todas, la exuberante demanda procedente de los países re-emergentes. Creían que si los asiáticos recibían 1000, 2000 o 3000 toneladas en unos pocos meses, su apetito por la “bárbara reliquia” decaería y podría restaurarse el status quo que beneficia al dólar. Sin embargo, contra pronóstico, la caída del precio ha estimulado la demanda internacional hasta límites increíbles… prácticamente imposibles de cubrir. 
 
Los bancos metaleros que son juez y parte del mercado de futuros, abrieron la espita de las ventas y arrastraron consigo a todas las manos débiles del parqué. Según las reglas de juego del Comex, los inversores con posiciones inferiores a los 13 millones de dólares, no pueden reclamar su oro al vencimiento de los contratos. Por eso cuando se agudizaron las caídas, muchos inversores vendieron sus participaciones porque temieron quedarse atrapados en una especie de “corralito” que sólo está respaldado por humo… la mayoría de las cuáles engordó la cartera de los bancos. De este modo, los bullion banks sólo tienen que esperar al vencimiento de los contratos para hacerse con la propiedad efectiva del metal; lo cuál les permite cambiar su calificación de registered gold a elegible gold. Cuando el oro pasa elegible –gracias a todos los pardillos que invirtieron en ETF sin saber lo que hacían-, los bancos ya pueden llevárselo a Asia para venderlo a cambio de una suculenta prima, que en países como Vietnam puede llegar a los 150 dólares por onza.
 
Reservas Oro Comex
Los reservas del Comex han perdido 600 toneladas de oro en los últimos meses
 
Sin embargo, esta truculenta historia no termina aquí… En las condiciones del contrato del Comex hay otra cláusula que especifica que “por causas de fuerza mayor”, pueden suspenderse las entregas de metal cuando así lo soliciten sus clientes. No tengo ni idea de que significa eso de “fuerza mayor”, aunque puedo imaginármelo… Y parece ser que muchos hedge funds también, porque han cambiado los ETF del mercado de futuros de Nueva York, por los que cotizan en Hong Kong y Shanghái. Es comprensible. Siempre y cuando no esté jugando al mismo juego que los bancos… lo cuál es peligroso porque el oro está en backwardation. 
 
En efecto, el hijo pródigo lleva dos meses en backwardation. Esto significa que su precio a futuros está por debajo del precio actual al contado. Los tenedores de oro físico no quieren venderlo porque no se fían… Saben que hay un tremendo cuello de botella entre la oferta y la demanda y no las tienen todas consigo de que puedan recibirlo al cabo de unos meses (aunque lo compren más barato). O sea, que no venden: el problema lo tienen las entidades financieras, no ellos! Y así es. La diferencia entre ambos precios supone pérdidas para los bancos. Supongo que en parte podrán compensarlas con las primas que obtienen en Asia, pero si el backwardation se agrava su situación financiera se resentirá… Quizá por eso últimamente estamos viendo cierre de cortos. Con la cotización del oro entorno a los 1360 dólares la onza, el backwardation está a punto de cerrarse. Aunque la situación de tensión en el Comex está muy lejos de normalizarse; porque los bullion banks tendrán que lidiar con esa disonancia de precios durante meses y porque gran parte del eligible gold que custodian en realidad ya no les pertenece (lo han rehipotecado, cedido en leasing, etc.).
Onza Oro
El HSBC ha transferido parte de su elegible gold a JPM, para que éste pueda responder por sus clientes…
 
No sé que va a pasar en el mercado de futuros de Nueva York, pero la FED no puede permitirse que quiebre… Probablemente cambien las reglas del juego. Ya veremos cómo.
 

La London Bullion Market Association (LBMA)

La LBMA es, con muchísima diferencia, el mayor mercado de oro físico del mundo. Allí acuden las refinerías a vender sus lingotes… Sin embargo, la parte suculenta del negocio no se realiza con oro físico, sino con oro-papel. Los bancos autorizados para operar en este mercado, que son bancos que todos conocemos (Société Generale, Barclays, Deustsche Bank, HSBC, etc.), replican con mínimas diferencias el precio del oro del Comex en sus cuentas unallocated o cuentas inseguradas. Básicamente, su negocio reproduce el sistema de la reserva fraccionaria bancaria; pero en lugar de hacerlo con dinero, especulan con el precio de la onza de oro. De este modo, pueden multiplicar el valor de una onza todo lo que quieran… Todo vale para obtener pingües beneficios. Andrew Maguire descubrió hace unos años que esas cuentas están apalancadas 100 a 1; o sea, que sólo hay una onza de oro físico para respaldar 99 onzas de oro virtual. Aunque hay gente que cree que la relación es de 200 a 1. En cualquier caso, el sistema funciona perfectamente hasta que alguién empieza a preocuparse por la propiedad del metal; de un modo parecido a lo que ocurrió en Argentina en 2001, cuando los ciudadanos acudieron en masa a las entidades financieras para retirar su ahorros. Si eso sucediera, la LBMA quebraría sin remedio, porque ni la acción coordinada de todos los bancos centrales del mundo podría suministrar semejante cantidad de metales preciosos.
 
De momento, no hay corrida bancaria… Sin embargo, las señales que nos llegan desde el mercado son muy preocupantes. La demanda asiática está drenando todo el oro de occidente y muchos inversores están empezando a preguntarse si su producto sigue almacenado en las cámaras acorazadas de los bancos. 
 
Dos son los motivos que inducen a la preocupación. El primero de ellos es que los tipos de interés para el préstamo de dólares, garantizados por oro, se han vuelto negativos desde hace un mes (según informa la LBMA en su página web). No quiero enrollarme sobre cómo los bancos calculan las tasas… pero para que la gente me entienda: los bullion banks del mercado de Londres están pagando una pequeña prima, de 1 o 2 dólares por onza, para obtener el oro que necesitan para entregarlo a sus clientes de las cuentas inseguradas. Lo cuál es una paradoja; porque están recomprando el oro a un precio superior del que ellos fijan diariamente en la LBMA. 
 
Todo esto sugiere que la gente se está presentando en las ventanillas de los bancos metaleros para retirar su producto. Con tipos de interés negativos, las entidades financieras están perdiendo dinero… De momento llevan así un mes –algo que nunca visto-; y uno se pregunta si no seguirán el camino del ABN Amro, que a principios de este año suspendió las entregas de oro a cambio de cash, vulnerando con ello las condiciones del contrato acordado con sus clientes. Y es que las cuentas inseguradas son precisamente eso, inseguras. El propio Maguire nos informa de graves retrasos en la entrega del metal…  y en el mercado corre el rumor de que dos grandes bancos seguirán próximamente el camino de su homólogo holandés.
 
El otro motivo que da pensar, es la reciente caída de los inventarios de oro del Bank of England (BoE). El Banco de Inglaterra es el padrino de la LBMA. Su garante. Entre reporte y reporte, Alasdair Macleod, se dio cuenta de que las reservas custodiadas por la entidad habían disminuido en: 1300 toneladas! Por supuesto, preguntó por las razones de esa discrepancia. Pero los burócratas del BoE le dieron una respuesta muy británica: “Los datos publicitados son inespecíficos, orientativos”. Ja, ja, Vaya gente… Tan inespecíficos, como que 1300 toneladas de oro se han vendido o cedidas en leasing entre febrero y junio de este año. Metal que ha emigrado a Asia y que nunca volverá.
 
Sin duda, con tamaña venta puede derribarse la cotización del oro. Aunque también puede servir de consuelo para los bullion banks tensionados por los requerimientos de sus histéricos clientes con cuentas unallocated o inseguradas. Lo extraordinario de este movimiento es que el BoE sólo tiene 300 toneladas en propiedad. Así que como mínimo ha vendido 1000 toneladas del oro que tiene en custodia, que probablemente “pertenecía” a otros bancos centrales.
 
Y para terminar, dejo una reflexión. Yo creo que China huele la sangre… Tengo la sensación de que van a seguir con sus compras compulsivas de oro, sean públicas o privadas, hasta obligar al club de Bretton Woods a sentarse a negociar la composición de los derechos especiales de giro consignados en el FMI, que permitirán la libre flotabilidad del yuan y la emergencia oficial de China, como nueva superpotencia mundial.
 
 
Un abrazo a todos/as
 
70
¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
  1. en respuesta a Larry hega
    -
    #20
    21/08/13 14:58

    Disfruta San Francisco! Increíble ciudad. Y con Wi-Fi en toda ella, no? Por dónde andas: estás en La Misión? Ja ja.
    Lo del corralito del oro es difícil, muy difícil. No estamos en los años 30... Quizá lo hagan en Estados Unidos, otra vez, aunque también es muy complicado. Pero en Europa no lo veo posible. Aunque da igual, si prohiben el oro la gente se pasará a la plata, como en la Índia; o al Bitcoin; o al arte; o a lo que sea. No lo pueden prohibir todo, siempre hay una alternativa.
    De todos modos Larry, lo que está pasando es genial. El mercado del oro se está fragmentando, descomponiendo. Es una completa farsa y la gente se está dando cuenta. Ya va siendo hora de que las cosas valgan lo que valen; no lo que los bancos dice que valen. Menuda mierda de capitalismo soviético tenemos...

    Un abrazo amigo!

  2. en respuesta a Hermesiano
    -
    #19
    21/08/13 14:47

    Gracias Hermesiano! Lo que yo espero es que el precio del oro suba... En la macro de fondo hay mucho ruido, ahora mismo. Los bancos centrales no pueden seguir acumulando deuda porque, al final, sus balances van a estallar. No puede ser que un banco central, termine comprando el 80 o 90% de la deuda pública para financiar el déficit, porque pierde toda la credibilidad. Y en esas está la FED, el BoE, el BoJ. No puede ser porque destruye la confianza en la moneda de referencia. Y además, conlleva peligros inflacionarios, porque a falta de un reset de la deuda, todo lo que acaba en el balance de los bancos centrales tiene que salir... Si ahora suben los tipos de interés del bono a 10 años, imagínate si la FED se pusiera a vender los que tiene en su balance; en que quedarían? Eso machacaría al dólar, porque Estados Unidos tiene déficit por cuenta corriente.
    Pero quizá me estoy enrollando demasiado... El modo en que Estados Unidos puede respaldar su deuda, es dejando que suban los tipos de interés. Así de simple. Por eso la FED, está quiere ir saliendo de los QE. Para Estados Unidos será una experiencia dolorosa y su economía se japonizará. Como en Europa. En teoría eso sería malo para el oro; pero sólo en teoría. Porque la subida de los tipos estadounidenses es sólo una pequeña parte de la ecuación que influye en el precio del oro. Hay mucho más... De momento sólo puede subir. Veremos cuando la FED retire los QE...

    Un abrazo!

  3. en respuesta a Sauron
    -
    #18
    21/08/13 14:36

    Je, je, Sauron. Todavía no me atrevo. Es un tema muy complejo y cuesta encontrar la información. Ahora mismo me supera... Pero para que el reset sea efectivo, tiene que realizarlo todo el mundo; no vale que uno lo haga y otro no, porque los países no se quedarán parados viendo como sus vecinos ganan competitividad por la via del reset. Pero es también una maniobra muy peligrosa, porque puede tener peligrosas connotaciones inflacionistas. Supongo que los bancos limpiarían sus balances de un plumazo y se quedarían con un montón de liquidez en las manos (como la que obtienen a través del shadowbanking).

    Un abrazo!

  4. #17
    21/08/13 14:16

    Hola Claudio felicidades y gracias por este blog.
    Te quería preguntar cual es tu opinión sobre la siguiente hipotesis: Si los EUA hicieran subir el precio del oro hasta poder respaldar su enorme bola de deuda o parte de esta, ¿ No conseguirian evitar la devaluación y la venta del oro a china a precios de ganga?

  5. en respuesta a Claudio Vargas
    -
    #16
    21/08/13 10:05

    Creo que en algún momento he comentado que en 2015 toca la revisión de la cesta que componen los DEG.

    Por cierto, Claudio, muy buen artículo y una petición: como una posible salida a todo esto, aunque mala como todas, es un "reset" (entendido como bancos centrales comprando deuda soberana y privada para, en un momento dado, darle al botón de borrado)...¿te atreverías a analizarlo?

  6. en respuesta a Claudio Vargas
    -
    #15
    21/08/13 09:24

    Hola Claudio, saludos.
    Buen post. Presentas una perspectiva mas redondeada a la luz de lo que ha estado ocurriendo desde que la planteaste en " El Hijo Prodigo".

    La cosa puede descomponerse muy feo en horas si se acumulan las nubes de tormenta yde manera muy facil por el acceso tan inmediato a tecnologia muy compleja.

    Un buen ejemplo es que escribo desde San Francisco en USA desde la banca de un parque publico despues de leer tu post. En un entorno de panico y con los bancos en la situacion que estan no sera nada dificil un "corralito" del oro o de lo que sea.

    Gracias por compartinos tus horas de investigacion y conocimientos y tu vision tan interesante de todo esto.

  7. #14
    21/08/13 09:20

    Parece que confirman otras fuentes el tema de la salida masiva de oro del BoE.

    http://www.oroyfinanzas.com/2013/08/exportaciones-oro-reino-unido-crecen-dirigiendose-suiza/

    Según los datos ofrecidos por la Oficina de Estadística de la Unión Europea (Eurostat) las exportaciones de oro de Reino Unido se han multiplicado aproximadamente por diez en el primer semestre del año respecto al mismo período del año anterior. Este crecimiento de las exportaciones se ha dirigido hacia Suiza en una cuantía de 798 toneladas de oro con un valor monetario de 29.000 millones de euros.

  8. en respuesta a Comstar
    -
    #13
    20/08/13 22:54

    Exactamente!! Yo no lo hubiera podido resumir mejor. Detrás del oro hay muchas cosas. Es una materia prima (pero poco), es un valor refugio para protegerse de la inflación -o de la deflación desbocada-, a algunos les sirve para regular la política monetaria; y por supuesto, tiene un componente geopolítico. Por eso digo que los chinos huelen la sangre... Creo sinceramente que están explotando esta debilidad de Occidente, la del oro, para obligar al club de Bretton Woods a reconocer el nuevo papel de China en la esfera internacional (lo cual está relacionado con la próxima libre flotación del yuan). Esto es un juego de poder. Los chinos tienen muy claro que tienen que presionar a los norteamericanos para obligarlos a negociar. Y es que nadie, en su sano juicio, cedería su cuota de poder por las buenas...

    Un abrazo!

  9. Top 100
    #12
    20/08/13 20:39

    Con el oro, la FED está atrapada. Si venden el oro para tumbar los precios, los chinos lo comprarán y se lo llevarán, y si los bancos lo retienen y no lo entregan, entonces se disparará el oro y se hundirá el dólar. El dólar hoy tiene mucho en común con los activos tóxicos.

    El via crucis dorado de Bernanke
    https://www.rankia.com/blog/comstar/1924676-via-crucis-dorado-bernanke

  10. en respuesta a Claudio Vargas
    -
    #11
    20/08/13 01:42

    No sé si vale la pena entrar en más detalle con lo del BoE, pero es un ejemplo más de que cuando escarbas un poco en muchas informaciones tomadas como ciertas no son más que rumores o malinterpretaciones. En este caso, la "publicidad" del vault del BoE decía que había "más de 400.000" barras en custodia, un texto que perfectamente pudo haberse escrito hace meses y el balance exacto del 2012 decía que habían 5.518 toneladas (=441.440 barras). El desfase viene de comparar esa cifra orientativa que da la web con los datos oficiales y exactos del último informe de 2013, pero claramente no son datos comparables, de ahí la respuesta del BoE.

    En cualquier caso, aprovecho para darte la enhorabuena por el blog porque creo que es de lo más interesante que hay ahora en rankia!

  11. en respuesta a alvarog
    -
    #10
    20/08/13 00:50

    Puede ser, no digo que no. Pero el error es inadmisible para una institución de su calibre, como también lo es su respuesta. De todos modos, hay tanto debate con eso, que no me extrañaría que fuera verdad.
    Pero te agradezco la aportación, de todo corazón.

    Un saludo!

  12. en respuesta a Balta16
    -
    #9
    20/08/13 00:30

    Si las cosas siguen deteriorándose a esta velocidad, el Comex cambiará las normas muy pronto. Por supuesto, cuando eso pase el oro y la plata pegarán un buen subidón. Sin embargo, es una mala señal. Porque significa que este mercado se está fragmentando... Que muchos hedge funds estén trasladando su actividad a Asia, donde ofrecen mayores garantías, es muy revelador. Y luego está lo que pueda pasar en la LBMA, que mueve al día en sus transacciones casi tanto dinero como el mercado del petróleo (considerando que el barril cotice a 100 dólares el barril). Los intereses negativos para el préstamo de dólares, respaldado en oro, lleva así un mes; lo cual es algo histórico, porque no había pasado nunca. O una de dos, o los bancos hacen subir el precio de los metales preciosos para que los clientes no tengan la manía de ir a retirar su oro... o esto pinta mal de cojones.
    Y otra cosa, mientras tanto los bancos centrales están jugando con la idea de subir los tipos de interés. Roubini dice que esto seria perjudicial para el oro. Y así, porque al hacerlo crean un "efecto llamada" para inmobilizar el dinero en los bancos. Lo cuál es francamente deflacionario; como también es deflacionario que la gente compre oro. Sin embargo, yo creo que Roubini está equivocado... porque al subir los tipos de interés, en los bancos aumentaría el interés por empezar a prestar (porque ganaría más). Si todo el dinero que tienen guardado en los depósitos del BCE y de la FED se empieza a volcar en la economía mediante préstamos, no me cabe ninguna duda de que la inflación empezará a descontrolarse. Quizá por eso, suben los metales preciosos y los tipos de interés. Porque están descontando inflación futuras... Pero en fin, eso daría para otro post. Probablemente hable de ello más adelante, en octubre.

    Un abrazo

  13. #8
    20/08/13 00:27

    Claudio, en realidad lo del BoE no es cierto, esa supuesta diferencia de 1300 toneladas no viene en ningún reporte sino en la "información" de un tour virtual de la web del BoE en el que de forma imprecisa se decía que había "más de 400.000 lingotes", y a partir de ahí el tal Alasdir se ha montado su película. Por aquí puedes leer más sobre el tema:

    http://www.screwtapefiles.blogspot.com.au/2013/07/bank-of-england-vault-floor-layout.html

    Por otro lado, en el vault del BoE no solo hay oro soberano, tb custodia oro privado y las variaciones de inventario implican ventas o compras de cualquier cliente, no tiene porque ser oro del BoE.

  14. en respuesta a Claudio Vargas
    -
    #7
    20/08/13 00:20

    Es que no se como expresarlo jaja yo llevo poco en esto de economía y bolsa, unos 2 años por lo que no tengo esa visión que te otorga los años. Me da que mañana me lo leeré otras dos veces para que no se me pierda ni una de tus palabras xD No quiero expresarme vulgarmente por Rankia así que te dejo un "soso": me ha encantado jaja

  15. en respuesta a johngbra
    -
    #6
    20/08/13 00:09

    Gracias johngbra! Aunque no lo parezca, es el fruto de varios meses recopilando información; analizada en mi tiempo libre para entender lo que está pasando... Nadie sabe exactamente que está pasando en realidad en el mercado del oro y la plata -excepto los banqueros centrales, tal vez-, pero éste es mi humilde punto de vista...

    Un saludo!

  16. #5
    19/08/13 22:24

    Quizás aquí esté la posible solución: "No sé que va a pasar en el mercado de futuros de Nueva York, pero la FED no puede permitirse que quiebre… Probablemente cambien las reglas del juego. Ya veremos cómo".

    Como bien expones podrían cambiar las reglas del juego y a otra cosa. xD

    Pd: gran trabajo

  17. #4
    19/08/13 22:19

    No tiene desperdicio tu post ;)

  18. #3
    19/08/13 16:43

    Ufff..., cada vez que te leo se me hace un nudo el estomago.
    Un saludo y felicidades por el post.

  19. en respuesta a Uranio
    -
    #2
    19/08/13 13:03

    Bueno, las cosas están así: Occidente exporta inflación y Oriente exporta deflación. En Occidente hay superabundancia de liquidez. Estamos en una situación muy diferente de 2008, cuando la amenaza deflacionaria se asemejaba a lo que pasó en la Gran Depresión de 1929. Hay muchísimo crédito y muchísimo dinero disponible -menos en España, que no se nota porque estamos al borde de la deflación-. Pero no hay inflación porque el dinero se mueve poco... Ese es el quid de la cuestión. El dinero se posiciona en la deuda pública o en los depósitos de los grandes bancos centrales y ya está. Sin embargo, hay síntomas de que ahora se está poniendo nervioso... Están subiendo los tipos de interés, la deuda se encarece, el crecimiento no termina de despegar, el petróleo se encarece irracionalmente, etc. Y mientras tanto, en China como en toda Asia, están tratando de explotar sus mercados internos. No quieren depender tanto del exterior... quieren desarrollar sus propias economías, con su moneda. Pero para conseguirlo, es imperativo que controlen los flujos de capital que llegan desde el exterior. Y si tienen que vender menos, pues venden menos. Peor es la inflación o la eterna dependencia de monedas que no controlan...

    Un saludo!

  20. #1
    19/08/13 12:50

    una duda:
    si el resto del mundo entra en deflacion (se supone que se le compra a china sus productos) como va a convertirse en una nueva potencia si el resto de las potencias reducen las compras de sus productos por falta de liquidez?
    gracias y un saludo.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar