26 recomendaciones
92
El mercado del oro está dominado por 3 fuerzas fundamentales: por los bancos centrales, por los bullion banks y por la extraordinaria demanda de oro físico. Los dos primeros actores forman un matrimonio de conveniencia. Tienen intereses particulares y a veces se pelean, porque tras tantos años de casados se han vuelto un poco cascarrabias... pero los mantiene unidos un objetivo común: evitar que el hijo pródigo, que está en plena forma, los agobie con sus demandas de independencia. Y éste, como no podía ser de otro modo, se refiere a la fuerte demanda de oro físico impulsada por varios agentes del mercado
 
La relación entre los bancos y el precio de oro, a estas alturas, es divergente. A los primeros les gusta lucrarse con él, siempre y cuando no suba demasiado. Sin embargo, antes de profundizar en la idiosincracia del mercado, me gustaría hablar del modus operandi de la bancos... 
 
Lo que hacen los bancos, desde los albores del capitalismo, es multiplicar el dinero proporcionado por la base monetaria. Cogen el dinero de los depósitos y lo prestan, casi sin restricciones, una y otra vez. Como saben que la gente sólo reclama una parte muy pequeña de sus ahorros, prestan el resto en forma de créditos para financiar las actividades empresariales, la compra de vivienda, etc. Vamos a poner un ejemplo: Bancaja deja 200.000€ a un cliente para que se compre un apartamento en la playa... luego, la inmobiliaria que recibe el pago, lo deposita en el Banco de Valencia. El BV deja un 2% de esos 200.000€ en reserva; o sea, se guarda 4000, y presta el resto al ayuntamiento de Valencia para que se compre cuatro coches oficiales. La concesionaria ingresa el dinero en la CAM y ésta se guarda el 2% de los 196.000€ que todavía están en circulación. Luego la CAM... Bueno, mejor lo dejamos porque no quiero ni imaginarme en que prestó el dinero... Pero espero que se haya entendido como las entidades bancarias crean dinero de la nada. De este modo, mediante el sistema de la reserva fraccionaria bancaria, el crédito se extiende por toda la economía.
 
El problema de todo esto, es que cuando hay superabundancia de crédito, al final ciertos activos entran en burbuja. No voy a hablar del tema de las burbujas porque ya lo hice en el artículo anterior, pero sí me gustaría señalar que los bancos tienen una predilección: hinchar el sector inmobiliario. Ellos están detrás del boom de la vivienda en Estados Unidos, en España, en Irlanda... En los años que precedieron a esta crisis colosal, los bancos se las ingeniaron para extender el crédito más allá de las “limitaciones” del sistema de la reserva fraccionaria bancaria. Con el visto bueno de los bancos centrales diseñaron complicados productos financieros, conocidos como derivados, cuya puesta en marcha amplificó todavía más la oferta monetaria. A alguna mente pensante se le ocurrió empaquetar varias hipotecas en un solo producto, llamado CDO, que podía colocarse en los mercados financieros. Luego, empaquetaron varios CDO en un CDO2 y lo volvían a vender... llegándose incluso a confeccionar CDO3
 
En fin, una locura. El experto en burbujas Charles Kindleberger avisó de los peligros inflacionarios de estas políticas al principio del proceso. Pero muy pocos le escucharon. Los bancos estaban embriagados por la euforia, la FED miraba para otro lado y a nadie parecía importarle que la tasa de ahorro de los ciudadanos hubiera caído a mínimos históricos. El desacoplamiento entre la economía real y la economía imaginaria de los mercados financieros no podía terminar bien... y el hijo pródigo se puso nervioso. El oro empezó a subir...
 
1
                                     
Como se observa en el gráfico, el oro sigue muy de cerca el aumento de la deuda. Cuando estalló la crisis subprime, el experimento montado por los bancos se desmoronó como un castillo de naipes. Las pérdidas por los impagos hipotecarios se amplificaron por el uso de los derivados, el crédito dejó de circular y la FED tuvo que acudir al rescate del sector privado como prestamista de última instancia. Imprimió dinero a raudales –quintuplicando la base monetaria-, y con él compró una gran variedad de productos financieros (fueran pagarés de empresa, cédulas hipotecarias, bonos del Tesoro...). Llenó las arcas de los bancos y se produjo una monumental transferencia de deuda privada, incolocable e incobrable, hacia el balance de la FED.
 
Esta política de imprimir papelitos para pagar las deudas, continúa a pleno ritmo 5 años después. Aumentar el circulante de dinero es una medida inflacionsita desde tiempos inmemoriales... pero no significa inflación inmediata, porque ésta también depende de la velocidad en que el dinero cambia de mano. En cualquier caso, el oro ha estado subiendo por las expectativas de inflación (que con toda probabilidad sufriremos en el futuro). Es el canario en la mina... Sin embargo, a pesar de la vigencia del QE3 y de otras estrategias inflacionistas que pretenden ampliar la oferta monetaria fuera del sistema de la reserva fraccionaria bancaria, como el shadowbanking, el oro se ha pegado un buen castañazo... Por qué? Kyle Bass no encuentra ninguna explicación y Paulson no ha vendido ni una mísera onza de oro a pesar de las cuantiosas pérdidas. La caída de la cotización va contra los fundamentales de la política monetaria y sugiere una gran manipulación, porque la impresión de dinero continúa a pleno ritmo. Por otro lado, el fuerte aumento de la demanda mundial tras el crash de abril (sobre todo en los países emergentes agobiados por la inflación de dólares), parece haber frenado la caída del oro-papel...
 
Francamente, no entiendo que pueda hablarse de burbuja del oro, cuando su demanda y las políticas monetarias de los grandes bancos centrales, no paran de echar leña al fuego para que suba. Luego, habría que preguntarse quién está detrás de las grandes ventas de hace dos meses... Para mi no hay ninguna duda que la orden vino de la FED, el BCE y el BoE. Esto es así, porque invertir en oro es una apuesta deflacionaria que va en contra de las políticas keynesianas que pretenden pagar las deudas aumentando el volumen de dinero circulante. Cuando se invierte en oro, el dinero sale del sistema y se vuelve improductivo. Las burbujas pierden gas y los bancos que están muy endeudados, se encomiendan al tío Ben para que los aleje del precipicio. Por eso no tiene nada de extraño que algunos bancos como JPMorgan o el HSBC, que son juez y parte del mercado del oro, se presten a las manipulaciones de la FED siempre y cuando ésta cubra sus pérdidas... porque en eso consiste su matrimonio de conveniencia. Ejecutan las órdenes, cambian las recomendaciones de sus analistas y presionan a la prensa económica para que extienda el pesimismo, lo cual retroalimenta la tendencia bajista del metal dorado.
 
 

Los límites de la manipulación del oro

 
La caída del precio del oro está limitada por la fortaleza de la demanda de oro físico y, también, por las características propias de su mercado. 
 

La Fortaleza de la demanda

 
Muy a menudo escuchamos en la prensa opiniones “cualificadas” que nos advierten del peligro de la “burbuja del oro”. En su inmensa mayoría se trata de personajes relacionados con la banca, con los hedge funds que invierten en renta variable o, simplemente, de inversores que desean una corrección del oro para tenerlo en cartera. Roubini es uno de ellos... pero una flor no hace primavera y lo que diga este hombre, a estas alturas, carece de importancia porque sus pronósticos yerran más que una escopeta de feria. Sin embargo, como los media controlados por los bancos amplifican el mensaje por todo el globo, al final parece que la cosa va en serio... cuando en realidad sólo están dando su opinión.
 
Pero las opiniones hay que justificarlas... No es de extrañar que la cotización del metal dorado haya subido ininterrumpidamente durante 12 años; no sólo por la puesta en práctica de las políticas cuantitativas basadas en la impresión de dinero, sino porque han aparecido nuevos compradores en el mercado, que han dinamizado la demanda hasta límites insospechables. Ésta procede de los bancos centrales de los países re-emergentes (China, Rusia, Turquía, Thailandia y demás); de los inversores privados asiáticos que compran metales preciosos para defenderse de la inflación; de los ETF respaldados por oro físico –aunque sólo sea en un pequeño porcentaje-; etc. 
                                                          
2
 
Eric Sprott, que sabe mucho de estas cosas –el gráfico es suyo-, nos informa que la demanda anual de oro físico asciende a 3700 toneladas de oro; de las cuáles, 2300 proceden de la producción minera. Pues bien, la nueva demanda de los bancos centrales re-emergentes y demás, equivale a toda la producción minera. En realidad es incluso superior, porque el cuadro no contempla ni las inversiones de los millonarios rusos ni parte del consumo minorista de los países del golfo pérsico. O dicho de otro modo: la producción va por detrás de la demanda.
 
Esta situación es alcista para el oro, pero lo será todavía más si las mineras no consiguen levantar cabeza... Como se observa en el siguiente gráfico, los costes extractivos del metal dorado no han parado de aumentar. El encarecimiento del petróleo y los conflictos salariales, motivados por la inflación, están comprometiendo la rentabilidad empresarial.
 
  3                
 
La delicada situación de estas compañías se refleja en su cotización bursátil:
 
4              
 
La mayoría, además, va cargada de deudas. Cuando una compañía ve disminuir su valor en bolsa, empeora su financiación y su relación con los bancos; porque éstos exigen mayores garantías para seguir prestando o, en su caso, para renegociar deudas pendientes. Normalmente estos conflictos se saldan con desinversiones por parte de las empresas afectadas. Con lo cual, se empequeñecen y pierden capacidad productiva... Por otro lado, si la caída del oro llega a los 1200 dólares la onza como pretenden algunos bancos metaleros, quedará comprometida la viabilidad del negocio y muchas mineras quebrarán. Lo cual haría subir los precios del oro físico... para mayor gloria o consternación de las entidades financieras. 
 

Las limitaciones del mercado del oro

 
Actualmente hay tres mercados del oro: el Comex de Nueva York, la LBMA de Londres y el mercado de Shanghái. Los dos primeros controlan los precios de los metales preciosos y el tercero, con su fuertísima demanda, está presionando a la baja su cotización. Uno creería que tendría que ser al revés, pero no es así como están funcionando las cosas... El oro en occidente es más barato que en oriente. Lo es porque está sujeto a la manipulación de las entidades financieras que controlan su cotización. Y cuando una cosa es más barata en un lado y más cara, en otro, lo normal es que emigre hacia nuevos horizontes que reporten mayor rentabilidad. 
 
Sin embargo, la situación es muchísimo más complicada de lo que parece. Para saber lo que está pasando, tenemos que analizar la idiosincracia del mercado. 
 
El precio del oro -la referencia spot-, deriva del Comex, que es la bolsa donde cotizan sus futuros. No estoy muy puesto con el tema de los futuros, lo reconozco, pero cuando alguién compra sus contratos; en realidad, está comprando la posibilidad de recibir oro físico a su vencimiento. Sin embargo, como el 99% de los contratos nunca se ejecuta, el Comex sólo dispone de una pequeña cantidad de metales preciosos en su cámara acorazada para respaldar sus operaciones. Considerando el volumen total, claro está. Dichos metales son custodiados por varios bancos; sobre todo por JPMorgan y el HSBC. El metal custodiado está dividido en 2 categorías: el registered gold, que está allí para respaldar las entregas cuando los clientes deciden ejecutar los contratos; y el elegible gold, cuya propiedad pertenece a inversores ajenos al Comex, que le pagan por su almacenamiento y custodia. 
 
Pues bien, de un tiempo a esta parte, los inversores han empezado a preocuparse por la tenencia de su oro físico; esté depositado en el Comex, en la LBMA o en la cámara acorazada de cualquier banco. Esta preocupación se ha extendido a algunos gobiernos y bancos centrales, que han iniciado los trámites para repatriar su oro (ahí tenemos a Venezuela, Alemania, Austria...). Probablemente porque saben que éste está emigrando a Asia.
 
                 
Evolución de la prima a pagar en Shanghái en comparación con el precio de las acciones de SPDR 2005 – 2013
 
La intranquilidad de los inversores, está aumentando las peticiones de reembolso de los futuros en oro físico. Y de repente, las autoridades del Comex se preguntan si cuentan con suficientes existencias para cumplir con sus clientes. En marzo de este año -poco antes del mini crash del oro-, el primer banco holandés, el ABN Amro, envió una carta a sus clientes invertidos en oro-papel, para informarles que a partir de abril sólo reembolsarían los contratos con dinero. Naturalmente, esto equivale a un default en toda regla... porque se vulneran las condiciones del contrato a costa de los clientes.
 
Tras la espantada del ABN Amro y el aumento de requerimientos, tanto en el Comex como en la LBMA, mucha gente pronosticó la recuperación de la senda alcista del oro; basándose en la creencia de que los bancos metaleros irían de compras para dar la cara por sus clientes y, de paso, evitar que el tinglado de los ETF se viniera abajo. Sin embargo no ha sido así... sino todo lo contrario. JPMorgan, que lleva la voz cantante en esto, está cambiando la denominación de todo el oro que tiene en custodia; pasándolo de registered gold a eligible gold, con lo cual el Comex se queda “teóricamente” sin metal con que respaldar a sus futuros. Es increíble que esta maniobra sea legal... En cualquier caso, esto ha provocado la huida masiva de los inversores minoristas; porque temen quedarse atrapados en un mercado de papel y de promesas incumplidas, que cada día vale menos. De este modo, se ha producido una monumental transferencia de las posiciones cortas de los pequeños y medianos inversores, hacia los bancos metaleros. 
 
Tras el cambio de denominación a eligible gold, el oro ya puede emigrar a Asia sin problemas. De este modo, los bancos obtienen cuantiosas plusvalías con el carry trade; es decir, jugando con la diferencia de precios entre un lugar y otro. 
 
Pero hay más... La salida del oro del Comex y de la LBMA debería mejorar su cotización, debido a su escasez. Pero eso tampoco está sucediendo... Para mi, sólo tiene una explicación: los bancos centrales occidentales están cediendo su oro a los bancos metaleros. Con lo cual, se evitan las “fastidiosas” interrupciones del flujo de oro que podría alterar su precio. 
 
No es una idea descabellada. En realidad era la política habitual en los años 60. Y muy recientemente hemos sabido que el banco de Bélgica ha prestado veintitantas toneladas de oro a las entidades financieras, a cambio de 1% de interés. Con estas medidas, los bancos centrales keynesianos no sólo recapitalizan indirectamente a sus bancos, sino que ahuyentan el fantasma de la deflación asociada a la inversión en oro. El problema de fondo, sin embargo, es que el oro que se va a Asia nunca volverá... porque los chinos, thailandeses, vietnamitas, indios y demás, sólo quieren entregas físicas. Y en occidente, éstas ventas procedentes de los bancos centrales están agravando la situación de backwardation del oro de la que hablaba Llinares en la última entrada de su blog.
 
Se está preparando una tormenta perfecta. El hijo pródigo podría dar un puñetazo en la mesa, e irse de casa...
 
Saludos a todos. Me tomaré el vino de Rankia a vuestra salud!
 
  1. #80
    Franck el Alegre

    Despues de leer el cuentito de "multiplicar el dinero " me desanima a leer el resto...

    sin embargo otros articulos y comentarios me parecen buenos.

  2. en respuesta a Uranio
    #79
    Claudio Vargas

    Respecto a la deuda, me expliqué mal. Básicamente, quiero decir que cuando suben los tipos de interés el dinero sale del sistema a toda velocidad; porque los ahorradores dejan el dinero en el banco (porque el banco mejora la rentabilidad de los depósitos) y porque los deudores sudan la gota gorda para pagar sus hipotecas. De este modo, vamos llegando a una situación deflacionaria clásica, en la que el consumo se desploma; empeora la recaudación fiscal de los gobiernos; se suben los impuestos, etc. La deflación lleva a más quiebras y, entonces, el dinero va camino del desagüe... que es justamente lo que estamos viendo ahora en España.
    Espero haberme explicado mejor.
    Un saludo!

  3. en respuesta a Claudio Vargas
    #78
    Uranio

    Gracias por tu tiempo.
    Podrias explicar un poco mas este comentario?

    Y por supuesto -me olvidaba de lo más esencial-, el dinero desaparece cuando el interés de la deuda se torna más gravoso y no puede reducirse el principal.
    Un saludo!

    Gracias.

  4. en respuesta a Claudio Vargas
    #77
    Okaoka

    HOLA CLAUDIO de nuevo.
    Agredecido una vez mas por tu tiempo y aportes.
    esperando tu siguiente round en esto de enseñarnos EL MACRO ;)

    1 recomendaciones
  5. en respuesta a Uranio
    #76
    Claudio Vargas

    En efecto, parte del dinero que se invierte en el inmobiliario sigue circulando. Las empresas constructoras reciben sus pagos, los obreros cobran sus salarios, etc. Eso mueve la economía, sin duda. Pero el dinero que se ha convertido en ladrillo, que es una fracción nada desdeñable, no producirá ningún retorno si éste no promueve el desarrollo económico. Contruir líneas de ferrocarril, centrales hidroeléctricas, autovías o lo que sea, sí te da un retorno... porque durante décadas pueden utilizarse por los productores para expandir el comercio y la producción (me refiero, sobre todo a la industria secundaria, también al turismo, etc.). Pero cuando esas inversiones no pueden ser utilizadas por la ciudadanía, estamos ante una inversión ruinosa. Toda la costa española está poblada de megaurbanizaciones, pegadas a la costa, que no producen nada ni lo harán porque están deshabitadas y no tienen comprador. Y encima, consumen recursos fiscales que tienen que pagar los ayuntamientos involucrados.
    Las pirámides de Egipto, por ejemplo (algún día haré un post sobre ellas...). Desarrollaron la economía durante décadas y, al final, su construcción provocó una monumental crisis porque, funcionalmente, no sirven para nada. Si los faraones hubieran desarrollado la agricultura, ampliando y modernizando los canales "otro gallo cantaría", porque la producción agrícola hubiera aumentado mucho. Lo cuál habría asegurado el desarrollo económico. Por supuesto, en la construcción de las pirámides se desarrollaron las matemáticas, la arquitectura y eso tiene un valor intangible positivo; pero también lo tiene desarrollar las infraestructuras agrícolas.
    Si lo que construyes no genera retorno a largo plazo, el dinero se esfuma. Por supuesto, en una quita, esa "evaporación" es automática y es más fácil de detectar. Pero al final, todo es lo mismo. Dime, que van a hacer con el aeropuerto de Castellón? Pues nada, porque no hay dinero para mantener esa inversión ruinosa; y, al final, el dinero invertido se perderá. Ya se está perdiendo. Y lo pagamos todos con nuestros impuestos...

    No hay nada que perdonar. Podemos hablar todo el tiempo que quieras...

    Un abrazo!

  6. en respuesta a Besugo
    #75
    Claudio Vargas

    La verdad es que los bancos son unos sinvergüenzas... JPMorgan recomendaba ayer ponerse largos en commodities porque la producción se está reduciendo en todas partes; lo cual garantiza precios más altos, independientemente de si tenemos recuperación mundial o no a la vista. Y lo dicen ellos, que han sido los principales vendedores de oro del Comex en los últimos meses! Pero yo creo que es de cajón, porque esa reducción de la producción es muy difícil de recuperar a corto y medio plazo (es como en la agricultura; para obtener nuevas cosechas, se necesita abonar de nuevo los campos, roturarlos y esperar pacientemente a que crezcan las plantas...). En la industria de la minería sucede algo parecido. Con el agravante de que las mineras, ahora mismo, no tienen capital ni financiación para desarrollar "sus campos".
    Las liquidaciones que hemos visto últimamente, por otro lado, obedecen a la necesidad de efectivo para prepararse por lo que va a venir -hablaré de eso en el próximo post- y, también, para equilibrar las pérdidas en el mercado de bonos. Así que no sólo han vendido oro los bancos, también muchísimos Hedge Funds que están invertidos en el mismo.
    Estoy leyendo muchos comentarios de que el oro va a volver a los 1500 dólares la onza. Eric Sprott dice que su cotización sigue fielmente el patrón que lo llevó a caer en 2008, antes del crash de Lehman Bros. y que, casi con total seguridad, puede llevarlo de nuevo a un nuevo rally alcista. Puede ser... no me extrañaría nada.
    De todos modos, los mercados de metales preciosos están totalmente desacoplados. El mercado papel va por un lado, y el físico por otro. Creer que son independientes es una "ilusión", hace caer los precios a corto plazo, pero a largo es otra historia...

    Un saludo!

  7. en respuesta a Claudio Vargas
    #74
    Besugo

    Claudio de momento la has clavado los 1200 $ han resistido la caída, tenemos un rebote, veremos hasta donde lo llevan.
    Mi impresión es que volverán a tirarlo de nuevo por debajo de ese nivel pero como no se sabe lo que deciden los que mueven los hilos igual nos llevamos una sorpresa y vemos el nivel de los 1530 de nuevo este año.

  8. en respuesta a Claudio Vargas
    #73
    Uranio

    perdona de nuevo.si me puedes aclarar este ultimo comentario.
    gracias y un saludo.

  9. en respuesta a Claudio Vargas
    #72
    Uranio

    perdona la insistencia.
    lo veo mas bien con que al realizar una obra ruinosa o comprar algo inutil el
    dinero se lo pago a alguien por lo que entiendo que no se evapora,solo que cambia de manos.
    es correcto?
    gracias y un saludo.

  10. en respuesta a Uranio
    #71
    Claudio Vargas

    Y por supuesto -me olvidaba de lo más esencial-, el dinero desaparece cuando el interés de la deuda se torna más gravoso y no puede reducirse el principal.
    Un saludo!

  11. en respuesta a Uranio
    #70
    Claudio Vargas

    Míralo de otra forma; si inviertes el dinero en cosas inútiles, éste se evapora... y se pierde para siempre. Lo cuál es deflacionario, porque al perderse dinero, este se torna más valioso. Ciertamente las quitas eliminan papel. Pero también lo hacen las inversiones inmobiliarias ruinosas, la explosión de los activos en burbuja -sobre todo si vas apalancado-, etc. El dinero "ni se crea ni se destruye" le oí decir a Esteban González Pons hace unos días... nada más lejos de la realidad. Puede evaporarse con la misma velocidad en que se crea.
    Un saludo!

  12. en respuesta a Okaoka
    #69
    Claudio Vargas

    Muchas gracias a ti por leerme! De estos temas el que más sabe, de largo es Llinares. En la compra, la plata está sujeta al 21% de IVA (aunque creo que no lo pagas si compras monedas numismaticas). El oro, en cambio lo compras sin más, pagando la correspondiente comisión sobre el precio spot. Luego, en la venta, tendrías que declarar las ganancias -en caso de tenerlas-, en la declaración de la renta (pagando el 21% de las mismas). Pero te lo digo de memoria, puede que me deje algo...
    OroDirect no está mal. Por ahí hay joyerías que te venden el metal más barato. Sea en Andorra o en tiendas especializadas que conocen los forofos de los metales preciosos. Llinares y Mari Krisis conocen unas cuantas...

    Un abrazo!

  13. en respuesta a Claudio Vargas
    #68
    Okaoka

    HOLA CLAUDIO
    Felicidades por tu BLOG recien descubierto para mi.al cual me inscribo inmediatamente.
    Supongamos que se elije la opcion "baldosa".
    de lo poco que he leido ¿que te parece esto?
    http://www.orodirect.es/productos.html
    y el de comprar oro fisico y numanistico

    ¿como se hace de cara a HACIENDA? (tanto en la compra como en la venta)
    ¿donde se puede buscar mas informacion sobre este tipo de "inversion"? (aunque dudo sea tan clara como la aqui expuesta)
    (libros webs etc)
    Gracias por tu tiempo que para mi = Lo mas valioso de una persona
    PD: Espero te haya sentado bien el "licor de uvas" te lo has ganado ;)

  14. #67
    Uranio

    Gracias claudio.
    Comprendo que al hacer obras del ave se pierda dinero por ser poca pro
    Ductiva pero no lo entiendo que sea tan claro como
    Destruir dinero debido a una morosidad.
    Es lo mismo?
    Otro ejemplo de destruccion de dinero seria las
    Bajadas de cotizaciones bursatiles?
    Es correcto?
    Gracias y un saludo.

  15. en respuesta a Uranio
    #66
    Claudio Vargas

    Desde luego, la forma más rápida en que se evapora el dinero es a través de las quitas. Como pasó con Grecia, ha pasado con los preferentistas y demás. Por otro lado, a menudo los gobiernos gastan carretillas de dinero en la construcción de infraestructuras que tienen poco o ningún retorno. Por ejemplo en la Expo de Sevilla de 1992... el gobierno se gastó una pasta en la construcción de los pabellones para la celebrar la exposición universal y, tras la finalización de la misma, se murieron de asco porque nadie les encontraba ninguna utilidad. Lo mismo pasa con el AVE que pasa por Albacete; pues con 7 u 8 pasajeros al día, es imposible rentabilizar semejante dispendio. En el caso de las infraestructuras deficitarias, el dinero "desaparece"; no porque se impaguen los créditos, sino porque el dinero de los contribuyentes se devalua en proyectos que contribuyen muy poco al crecimiento económico. Luego, también se gasta en exceso en gastos militares, en subvenciones que ni fomentan la producción, ni el consumo... todas estas cosas, devalúan el dinero, porque sale del sistema y se posiciona en cosas cuya rentabilidad es muy escasa. Y ese dinero no volverá...
    Respecto al oro o a los ahorristas que depositan su dinero en el banco a cambio de un interés -sean depósitos a plazo fijo o lo que sea-, el dinero no desaparece. Pero sale de circulación. No se mueve ni se intercambia. Y si el dinero no cambia de mano, en consecuencia, el crecimiento económico se resiente y amenaza otra vez el fantasma de la deflación. Lo mismo pasa, si dejas el dinero bajo el colchón. Por eso la FED y otros bancos centrales están manipulando el precio del oro, intentan bajar los tipos de interés y estimulan la burbuja de las bolsas (porque allí, al menos, las empresas cotizadas pueden utilizar el capital de los accionistas para acometer inversiones y expandir el negocio).
    Actualmente, la situación es totalmente deflacionaria por varias razones; porque el dinero se atesora a la espera de nuevas oportunidades de inversión y, también, porque la economía está siendo sometida a quitas de baja intensidad. Pero muy numerosas... cuando un hipotecado en Estados Unidos entrega en dación su vivienda, se produce una quita automática que el banco tiene que provisionar. Lo mismo sucede con todas las empresas que están en concurso de acreedores; que negocian quitas con el banco, mediante la mediación del administrador concursal, para poder continuar con el negocio sin tener que bajar la persiana.
    Como ves, la situación actual es muy delicada. En España y en todas partes. El oro ha caído porque su cotización refleja esas tensiones de fondo. Pero volverá a subir porque los países acongojados por la inflación siguen imprimiendo dinero para balancear las salidas del sistema. Lo estamos viendo en China, la Índia, en Estados Unidos, etc.

    Un saludo!

  16. #65
    Uranio

    Buenos dias claudio:
    Hay una cuestion q no logro entender muy bien y es el tema de
    La destruccion de dinero.
    Entiendo que al no pagar un credito se destruye dinero pero me gustaria saber
    Si existen mas formas de destruir dinero?
    Al comprar oro se destruiria dinero de alguna manera?
    Gracias y un saludo.

  17. #64
    Desconfiado

    Yo creo que la cosa esta clara a largo plazo, se debe tanto y en tantas partes a la vez, que es imposible pagarlo.
    Están dorando la píldora y alargando la agonía tratando de buscar unas soluciones (jajajaja como si supieran hacer algo a parte de arruinar a millones de familias) que no encontrarán -es ir contra ellos mismos ya que ellos son parte del problema- y llevándose todo lo que puedan.
    Para mi el oro es un refugio de causas mayores incontrolables por nosotros en momentos de ruina como los actuales. ¡No invierto para ganar! invierto para proteger.

    Amigo Claudio, yo te aconsejaría -que osadía por mi parte, pero es coloquial jajajaja- que pidas tu oro antes de que todo estalle no sea que tengas que ir personalmente a Singapur a reclamarlo en ventanilla con un abogado y te salga mas cara el collar que el perro.
    Existen cajas de seguridad en oficinas bancarias y con algo de imaginación 1000 sitios donde esconder unos doblones: casa abuela, tío, primo 8 si esta a 300 km de tu casa mejor), perro, gato, jardin, establo., tubería, en tubos PVC encolados que dura siglos y siglos enterrados a 1,5 metros; dentro de un libro trucado, amigo guardia civil -jajaja-, etc.
    No es difícil, solo no hay que decir a nadie que compras y tienes

    Por lo demás, tus palabras y artículo me parecen perfectas y las suscribo.
    un saludo

    1 recomendaciones
  18. en respuesta a Besugo
    #63
    Desconfiado

    la partida no se ha terminado, paciencia.

  19. en respuesta a Besugo
    #62
    Claudio Vargas

    Al final, todo esto es una relación inversa: cuánto más baje el precio, más oro saldrá para Asia. Y el Comex, según dicen hoy en Oroyfinanzas ya ha perdido el 32% de sus reservas físicas de oro. Desde luego, el oro puede caer más, porque es un recurso muy líquido. Dicen por ahí que muchos Hedge Funds y bancos están vendiendo el oro barato que compraron hace unos años para equilibrar las pérdidas recientes de las bolsas y de la RF, pues estamos al final del II trimestre. Es muy posible que sea así. Por otro lado, tenemos a las mineras echando a gente para mantenerse competitivas (o no quebrar). No sólo están echando a gente, sino que están empezando a cerrar minas -incluso Barrick gold- y a suspender proyectos de exploración; lo cual garantiza un cuello de botella en la producción para los próximos años que favorecerá el progresivo aumento de los precios.
    La verdad es que estuve a punto de vender cuando en diciembre llegó a 1795 dólares la onza. Pero mi mujer, se negó en redondo... que le vamos a hacer! Pero ya subirá. A largo plazo nada ha cambiado, sus fundamentales siguen plenamente vigentes y esta crisis va a peor. A partir de ahora, los accionistas y bonistas de los bancos pagarán las quitas. Como tiene que ser... Y es que los Estados, ya no tienen dinero para más; ahora que las cosas se ponen chungas otra vez.

    Un abrazo amigo!

  20. en respuesta a Isma1983
    #61
    Claudio Vargas

    No hay nada más seguro que tener el oro en tu casa... Lo compras y lo dejas debajo de una loseta, como se hacía antiguamente. Mucha gente lo hace, pero a mi me da un poco de aprehensión... Por eso y por otras razones, decidí comprarlo a través de Bullion Vault. Desde luego, no te van a acompañar a la cámara acorazada para que veas tu oro... pero si quieres te lo envian a casa, previo pago de la comisión correspondiente. Y mientras tanto, cada día auditan el oro que tienen en las cámaras (como usuario de BV, puedes comprobar a través de la plataforma, que tus metales siguen custodiados).
    Por otro lado, el "World Gold Council llevó a cabo la debida diligencia para asegurarse de que BullionVault ofrecía un servicio no contencioso, confirmando que los usuarios solo están expuestos al riesgo de cambio de precio del oro físico. Para el World Gold Council, BullionVault es una empresa transparente, segura y competitiva y por tanto recomienda desde entonces sus servicios". Y tampoco trapichean con futuros ni con opciones sobre el oro.
    En realidad, sus clientes son muy conservadores. Y muy pocos han vendido a pesar del momento de "pánico" actual.

    Saludos!

26 recomendaciones
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar